Intransigencias y libertades

Todos los tiempos se desarrollan con grandes dosis de cambios. Incluso en los días más tenebrosos de las dictaduras del siglo pasado se preparaban salidas hacia la libertad. El hombre fue creado libre, es libre, aunque hubiera nacido en cadenas, afirmaba el poeta Schiller en sus debates con Goethe en la ciudad de Weimar. Eran días de despotismo ilustrado, de admiración a Napoleón y de complicidad entre los poetas y escritores con los príncipes que favorecían la cultura.

Los gestos inesperados de alcaldes o alcaldesas, de presidentes de comunidades autónomas, sobre la simbología que ha adornado edificios institucionales durante generaciones tienen un cierto punto de inmadurez política. Los cambios apresurados del callejero, la colocación de bustos reales en cajas de cartón o la supresión de actos que se han celebrado a lo largo de los siglos es, cuando menos, precipitado.

La ideología es un ingrediente de la política diversa de las sociedades democráticas. Tiene que ser compatible con la libertad de los otros y con el respeto a las minorías que deben ser protegidas en sus rasgos culturales, sus creencias y sus costumbres.

En su biografía sobre Montaigne, Stefan Zweig asegura que el único error, el único crimen, es querer encerrar la diversidad del mundo en doctrinas y sistemas, apartar a otros hombres de su libre albedrío, de lo que ­realmente quieren, y obligarles a querer algo que no está en ellos.

Así actúan los que no respetan la libertad, y Montaigne nada aborreció tanto como el frenesí de los dictadores del espíritu que, con arrogancia y vanidad, querían imponer al mundo sus novedades y para quienes la sangre de cientos de miles de hombres nada importaba, con tal de salir victoriosos. Las épocas y las circunstancias no son las mismas pero el talante autoritario ha perdurado y es preciso denunciarlo siempre y ahuyentar a aquellos ingenieros de almas que Gorki reclutaba en los peores momentos de Stalin.

Criticar que Guardiola no puede apuntarse a una lista política es tan intransigente como querer cambiar las tradiciones y viejas costumbres sin un debate previo, abierto, en el que puedan participar todos los actores a través de los medios públicos y privados. La historia demuestra, apunta Hannah Arendt, que en el permanente conflicto europeo entre el Estado y el individuo, a menudo se ha resuelto a costa de la libertad personal.

Es evidente que vivimos en una sociedad libre. Pero tenemos un problema con la libertad cuando pisamos los jardines ajenos pensando que tenemos derecho a ello porque somos más fuertes o más inteligentes.

Muchos de los nuevos ediles de las grandes ciudades fueron elegidos para promover una sociedad más justa, con menos pobres y con menos jóvenes con educación deficiente. Totalmente de acuerdo. No pierdan el tiempo con ocurrencias populistas.

Publicado en La Vanguardia el 30 de julio de 2015

16 comentarios

  16 comments for “Intransigencias y libertades

  1. àgata
    02/08/2015 at 18:15

    Sr. Foix: no cal patir per les llibertats de Guardiola que com tots els rics i poderosos les té més que garantides. Els pobres som més i pocs són els que pateixen pels nostres drets.

  2. Albert
    02/08/2015 at 09:51

    Sr. Foix : Com sempre, voste fa uns excel-lents, ben documentats articles. Sempre de temas d’actualitat…que ens fan meditar molt. Degut al seu ben raonat contingut.

    ” Intransigencias y libertades ” …de las gobernancias. Pero si hablamos de libertad…olvidamos que en el día de hoy existen millones y millones de personas…que trabajan de sol a sol…hasta el agotamiento…Percibiendo sueldos de verdadera esclavitud…Comiendo lo minimo y siempre casi lo mismo…Durmiendo hacinados y en un minimo espácio de habitáculo, insalubre y falto de agua, retrete y condiciones…

    Para estos seres humanos… ¿ Que esperanza ó posibilidad de libertad, mejores condiciones de vida, trabajo e ingresos dinerarios les aguarda… Con tanto egoista, codicioso, intransigente, ect. que está ó se cree estar, por encima de los desamparados y esclavizados…, debido a su estatus, que le permite ser intransigente y tomarse todas las libertades que le vengan en gana ?

  3. Magí de Cal Corona
    01/08/2015 at 20:49

    Crec que el fet que la información tingui tantes fonts i tanta rapidesa, fa que els ciutadans -no la gent o “la gente” com es diu de vegades- anem una mica perduts. El que és ben segur és que hi ha molts polítics que no tenen qualitats per ser-ho, o per fer-ne, perquè “l’enxufisme”, sembla etern. Cas del nomenament del Wert, que està més verd que ningú per prendre decissions que afectin els administrats, que som nosaltres. Felicitats per l’article, que és més aviat un treball científic d’història de la política europea.

  4. francis black
    01/08/2015 at 10:28

    Hoy Granell habla de consecuencia de la independencia, es una lista de cosas negativas. El día que Madrid le diga a Europa, haz rueda de prensa solemne y marca la pauta el independentismo no cup bajará y Madrid se comerá el pastel. Lo único es que en Madrid no esten los de ahora y se pacte. La rueda de prensa no la quemaran antes de ver resultados del 27 septiembre. Pero pensar que un proyecto de estado tiene soberanía cuando los estados constituidos no la tienen es muy inocente. Lo de medir las fuerzas es importante y Cataluña es muy muy débil.

  5. Rosamaria
    31/07/2015 at 15:23

    Ja era hora que algú escrivis un article que en el sentit més profun del seu significat sembla dirigit ,exprés,als dirigents dels partit mes conservadors.

    • Àfrica
      01/08/2015 at 10:06

      Rosamaria,jo diria que es pot aplicar a tots els dirigents.Sembla que quan arriben a manar s’els gira el cervell i creuen que poden fer i desfer com si fóssin amos…

      • Magí de Cal Corona
        01/08/2015 at 20:55

        Gairebé és un insult, o al menys una prova de malaeducació que hi hagi polítics que quan parlen dels ciutadans empren la parauleta “gente”, o “las buenas gentes”, o “la gent”. Els hi convindria aprendre la primera lliçó d’urbanitat, malgrat no sàpiguen el que és i confonguin el concepte amb l’urbanisme, que tampoc saben el que significa, esclar.

  6. 31/07/2015 at 10:32

    Sr.Foix: hay tantas y tantas definiciones de la palabra libertad, que la mejor definición es que seamos tan libres que no tengamos la necesidad de tener que definirla…

    • francis black
      31/07/2015 at 11:16

      Si, la prueba es cuando otro hace algo que tu no quieres que haga. Allí es más complicado defenderla.

  7. SantiS
    31/07/2015 at 10:27

    De totes maneres senyor Foix, es bastant raonable acceptar que el bust reial en el que tots estem pensant, es mereixia ser retirat per molts motius que seria molt llarg enumerar i que tots sabem.

  8. francis black
    31/07/2015 at 09:21

    Vivir en sociedad es el mal menor pero no deja de ser un mal. Lo más difícil es manejar las distancia correcta con los otros. En ocasiones demasiado cerca en otras demasiado lejos. Hay populismo y hay también elitismo. Poco a poco igual dentro de mil años les sale mejor.

    • 31/07/2015 at 10:28

      Dentro de mil años lo hablamos Francis…

      • Àfrica
        01/08/2015 at 10:09

        Donde quedamos?….en este mismo blog? Vale !

  9. Lluis
    31/07/2015 at 09:18

    Sr. Foix Crec que populisme ni ha per tots els llocs. Cuan parlem de democràcia que volem dir. Si per fe una llei electoral lo important es com em beneficie. Com est pot creure algú lo de eleccions plebiscitàries si no te…després ni ahuran par declara la independència?

  10. 30/07/2015 at 23:22

    Impressionant defensa de la Llibertat, Sr Foix!
    Us saluda ben cordialment

    J. M. Caparrós Lera

Comments are closed.