Dimisiones y pactos

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez a la entrada de la Moncloa después de las elecciones del domingo

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez a la entrada de la Moncloa

La cultura del pacto tendrá que imponerse en los próximos meses porque los electores así lo han decidido. Fue posible en 1996 y se va a intentar ahora de nuevo. Pero, previamente, habría que haber practicado también la cultura de la dimisión. Arrojar la toalla a tiempo puede ser una decepción personal pero también un ejercicio de salud democrática.

La idea de que hay alguien imprescindible o insustituible es banal. Siempre surge un personaje que lo puede hacer igual o mejor. En las elecciones generales británicas del mes de mayo dimitieron los líderes del laborismo, de los liberaldemócratas y el del UKIP cuando todavía no se había terminado el escrutinio. Se habían quedado muy cortos para desbancar a David Cameron del poder. Y se fueron aunque el dirigente del UKIP, David Cameron,Nigel FarageNigel Farage, se desdijo y volvió al cabo de unas semanas. El historial de los partidos por esos mundos está salpicado de muchas dimisiones.

Que el Partido Popular presidido por Mariano Rajoy perdiera más de tres millones y medio de votos respecto a las últimas elecciones generales y no presentara la dimisión la misma noche del domingo es algo que no suele ocurrir en Europa. O que el socialista Pedro Sánchez se dejara por el camino más de un millón y medio de votos sin que tuviera el gesto de irse tampoco se estila por ahí. Sobre todo si, en los dos casos, son incapaces por sí solos de formar un gobierno estable. Lo mismo podía haber hecho Artur Mas en las elecciones del 2012, cuando pidió una mayoría excepcional y pasó de sesenta y dos a cincuenta diputados. Ha arrastrado su debilidad política hasta el día de hoy perdiendo votos cada vez que se han abierto las urnas. Cuando Duran Lleida apareció la noche del domingo sin escaño y con la mitad de votos que en las elecciones del 27 de septiembre pensé que anunciaría su marcha. No lo hizo.

No hay cultura de dimisiones, pero también hay excepciones. Joaquín Almunia dimitió como líder de los socialistas españoles la misma noche de las elecciones de marzo del año 2000 porque no obtuvo el apoyo para derrotar a Aznar. Pero consiguió 125 escaños. Seguiría en el Congreso como diputado hasta las próximas elecciones y luego sería una personalidad como vicepresidente de la UE y comisario de la Competencia de Unión Europea. Dimitir puede considerarse un fracaso a corto plazo, pero también una decisión valiente si se observa desde la dis­tancia.

Los pactos vienen dados por las circunstancias del equilibrio de poderes en los parlamentos y gobiernos. En las tertulias y en los comentarios desde la noche del domingo aparecen los conceptos de complejidad, complicación, jeroglíficos, nuevas elecciones a la vista y otras expresiones que denotan la pereza de todos para sentarse con los adversarios, hablar, negociar, ceder y llegar a acuerdos de mínimos para formar gobierno.

En Catalunya llevamos casi tres meses desde las elecciones y no se ha investido presidente todavía. Estamos pendientes de las propuestas de la formación híbrida de Junts pel Sí que ayer explicitó Raül Romeva para que la CUP tenga a bien considerarlas en la asamblea del próximo domingo en Girona. Si se desbloquea la investidura de Mas, asistido por tres vicepresidencias muy ejecutivas y de sensibilidades distintas, tendremos un presidente controlado por su propio gobierno. Hay que esperar a lo que diga la CUP, la formación lo más alejada posible de lo que representa el partido de Mas, que actúa con la fórmula de las asambleas impulsivas y cambiantes.

El independentismo perdió fuerza en las elecciones generales del domingo, en las que se exhibieron los distintos significados que tiene la palabra referéndum para Oriol Junqueras y para Pablo Iglesias, que es quien lo va a defender con más determinación en el nuevo Congreso. En la ambigüedad del significado político de las palabras se puede encontrar el origen de la confusión actual.

Hemos pasado tantas pantallas que no vendrá de una. Ya no se habla de independencia, sino de república catalana. Se prometen medidas de choque sin saber de dónde procederán los fondos para implementarlas. O tenemos una presidencia el 9 de enero o vamos a nuevas elecciones.

Rajoy se ha parapetado cuatro años en su mayoría absoluta y ahora no sabe cómo empezar a hablar con posibles aliados. Ha gobernado, pero no ha hecho política, amparándose en conceptos como la Constitución y la unidad nacional. Tendrá que bajar unos peldaños y debatir todo lo que está en el actual tablero político. Con la Constitución se puede hacer casi todo y la unidad de España no se impondrá por decreto. Los momentos son delicados pero no catastróficos. Se trata de construir un nuevo imaginario en el que sea posible la convivencia a través del debate político y desde la pluralidad. Si las caras viejas no lo pueden hacer, ya lo harán las nuevas que saldrán también de los partidos clásicos.

Publicado en La Vanguardia el 23 de diciemnbre de 2015

18 comentarios

  18 comments for “Dimisiones y pactos

  1. dogbert
    25/12/2015 at 21:20

    Errejón: “Quien no quiera escuchar a los catalanes no garantiza la unidad de España”
    Ha tenido que ser un “populista” el que diga algo tan sensato.

    El domingo veremos como la CUP se trocea y ayuda a que un perdedor revuelva a presidir la Generalitat.

    En los madriles mucho teatro pero ya preparan la colalicion “salvadora” formada por perdedores.

    El dia de los inocentes todo esto se hara publico y oficial, o quiza solo una parte, dejando el resto para el dia de reyes. Muy monarquico, muy adecuado y muy ddecadente. Como todo.

    • Albert
      25/12/2015 at 22:12

      Parece mentira, dogbert, pero todo lo que escribes es verdad ó lo será, muy pronto. Solo piensan en la vaca que da leche …que quiere irse, debido a tanto que la ordeñan, pero no se dan cuenta de que, es precisamente debido al exceso de ordeño y mando, que quiere largarse del establo y salir libremente al campo ó al verde prado. Y que incluso la fecunde libremente un macho vacuno y no que la insemine artificialmente, un doctor en vacas lecheras.

  2. Albert
    24/12/2015 at 07:00

    Punto y aparte, la realidad se impone, acabamos el año y el Estado está hipotecado hasta las cejas. Cosa que beneficia a los poderosos tantonacionales como internacionales, que adquieren fincas, terrenos, solares, fábricas, tiendas, grandes almacenes, negocios, ect. ect. a precios de chatarra barata.

    Y no culpo a ningún partido político, porque toda la sociedad está involucrada por culpa de la codicia corruptora y la tolerancia y frescura de los grandes panzacontentos que van comosiempre de BAR y de CENAS…de… bracete con los del PEIX AL COVE.

    Mientras el gran y mortifero desamparo del paro, las guerras y los bombardeos tipo terremtoto siguen y siguen por ahí…y…millones y millones de personas de todas las edades huyen de la muerte hacia un destino incierto que es ahora Europa.

    Pero aun diré lo que dicen los navarros…” Siempre en pie aunque la tierra se hunda. “

  3. Ramon
    23/12/2015 at 22:46

    Interpretar los resultados de España solo en clave estatal, es un error, recordar Grecia, España tambien depende de Europa, sabemos bien lo que debemos y sabemos bien que si nos mantienen estables dandonos tiempo para hacer reformas y ajustes es a cambio de algo.

    • Ramon
      23/12/2015 at 22:49

      Para mi esta claro, europa presionara a los pactos, si en 6 meses no hay, veremos nuevas eleciones

  4. dogbert
    23/12/2015 at 21:30

    Un a pais gobernado por perdedores, con supuestas alternativas comandadas por perdedores.
    No se van ni con agua caliente.
    No tienen verguenta tofrera? No tienen amor propio?
    Estamos en malas manos y tot plegats tambien somos perdedores.
    Mala peça al teler!

  5. david g
    23/12/2015 at 20:15

    creo que una de las lecturas de los resultados de estas elecciones es que los ciudadanos quieren más políticas de consenso y menos maximalismos y trincheras, por eso no han regalado ninguna mayoría absoluta a ningún partido.

  6. Desiderio de Sota
    23/12/2015 at 20:06

    Puede ser que yo sea un perverso, pero estoy encantado de saber que los turrones van a estar un poco rancios para los políticos estas fiestas. Los que se acostumbraron a irse a sus casas en unas vacaciones alargadas al día siguiente de ese espectáculo castizo y cutre de la Lotería Nacional y no aparecer hasta la cuestionable “Pascua Militar” van a dormir poco estos días.
    Pero aún me alegro más de la incomodidad de los voceros y tertulianos que no saben, como se dice, a que carta quedarse.

    Por otro lado no creo que el pueblo llano sufra por esas incertezas (licencia literaria: lo de incertidumbre, como todos los substantivos terminados en “umbre” me resultan agobiantes); las decisiones que afectan a la gente siguen otros ritmos.

    Que tengáis todos unas fiestas felices en la seguridad de que el año que viene, forzosamente, va a ser mejor…

  7. Jose A Garcia
    23/12/2015 at 19:43

    De buenas intenciones está el infierno lleno.

  8. Jose A Garcia
    23/12/2015 at 19:38

    Bon Nadal i Any Nou

    Larga Vida y Prosperidad

  9. Albert
    23/12/2015 at 17:15

    Sr. Foix i companys y companyes del blog: Bones festes a tots.

    Tenim uns polítics que s’ho passant molt be parlant d’ells mateixos, pero…” De lo mío, ¿ Que ? “. Perque seguim igual, com sempre….amb gobern ó sense gobern…

    • 23/12/2015 at 17:34

      Igualment Albert…

    • Jose A Garcia
      23/12/2015 at 19:43

      Molta felicitat i pau

      • Ramon
        23/12/2015 at 22:51

        Bones festas i molta paciencia amb els poltics i molta alegria amb la familia

  10. Àfrica
    23/12/2015 at 14:53

    Hem bastit el pessebre en un angle del menjador, sobre una taula vella,
    el pessebre mateix de cada any amb la mula i el bou
    i l ‘ Infant i els tres Reis i l’estrella

    Hem obert innombrables camins,tots l’adreça a la cova,
    amb correus de vells pelegrins-tots nosaltres- atents a l’auster caminar de la prova.
    I en la nit del misteri hem cantat les antigues cançons de la mula i el bou
    i l’Infant i els tres Reis i l’estrella

    I oferíem la nit amb els ulla i les mans
    i cantàvem molt baix,amb vergonya,potser,de saber-nos germans de l’Infant i de tots
    en la Nit de la gran Meravella.

    Miquel Martí i Pol

    Busqueu,en la nit clara, la vostra estrella.

    Bones Festes !

  11. 23/12/2015 at 11:17

    Sr.Foix: el verbo dimitir no es declinable en política…

    • Àfrica
      23/12/2015 at 14:04

      Y mira que es más fácil que “abolir”…..

Comments are closed.