Crisis política y humanitaria

Llegada masiva de refugiados a las costas de Grecia

Llegada de refugiados a las costas griegas con el propósito de alcanzar el norte de Europa

No se habla ni de Europa ni del principal problema que se arrastra por las fronteras de los países que levantan muros para impedir el paso de refugiados que huyen de la persecución, el hambre y la guerra. España parece ajena a este problema. Está con sus discursos y sus pactos de perdedores para investir a un presidente que dirigirá un gobierno que será inestable.

El Gobierno Rajoy está en funciones y en la última cumbre de Bruselas ocupó sus largos tiempos muertos pensando en la pérdida de la iniciativa política en España. No participó en las comisiones sobre la salida de Gran Bretaña de la Unión ( Brexit) ni tampoco se interesó por la crisis de los refugiados que está alterando la política interior y exterior europea.

España ha acogido unos centenares de refugiados y no tiene planes para asumir la cuota de 8.023 que le correspondían según la cumbre de septiembre del año pasado. Unas vallas en Ceuta y Melilla con una política restrictiva a cualquiera que intente cruzar la frontera. El concepto de refugiado es prácticamente desconocido. Se trataba de acoger a 120.000 entre todos los países europeos. Hungría, la República Checa, Eslovaquia y Rumanía votaron en contra. Los emigrantes van llegando masivamente tropezando con nuevas vallas y alambradas para impedir su paso desde Grecia hacia países de acogida. En lo que va de año han alcanzado territorio europeo más de 110.000 emigrantes, tantos como en el primer semestre del 2015.

El informe de Amnistía Internacional habla de la vergonzosa reacción internacional ante el sufrimiento de tantos millones de personas tras­humantes. Ayer se reunieron en Viena veinte ministros europeos para tratar la crisis de los emigrantes y refugiados. Estaban presentes los ministros de los estados de la antigua Yugoslavia pero no estaban los representantes del principal país de llegada, Grecia, ni tampoco el de mayor acogida, Alemania.

Angela Merkel asiste impávida a una serie de controles fronterizos que se extienden por países de la zona Schengen. Bélgica ha sido el último en introducir los controles fronterizos con Francia. El Gobierno de Berlín atraviesa grandes dificultades para colocar al millón de refugiados que llegaron el año pasado. Los partidos xenófobos aumentan su presencia en las instituciones de Francia, Austria, Holanda, Finlandia, Suecia y Gran Bretaña.

No es una cuestión humanitaria solamente. Es una crisis política en el conjunto de Europa que tira por la borda aspectos básicos del Estado de bienestar y cierra sus puertas a quienes huyen de la miseria y las persecuciones. Europa tiene un serio problema demográfico y no acaba de salir de la crisis económica. Aunque parezca paradójico, la llegada de tantos sobrevenidos ayudaría a resolver total o parcialmente los dos problemas.

Publicado en La Vanguardia el 25 de febrero de 2016

4 comentarios

  4 comments for “Crisis política y humanitaria

  1. Olivia Sola
    27/02/2016 at 12:33

    Una pena. Si total no son muchos. El mismo múmero de personas de una manifestación un 11 de Septiembre en Barcelona ?
    Pues se podrían construir nucleos de población .Europa es grande, ni que fueran barracones. Como hacían los alemanes con los emigrantes españoles…o como tantas escuelas del país u otros servicios públicos ( consultorios de hospitales…).
    Pero éste no es el núcleo de la questión. El tema es que las guerras han de terminar y la gente ha de vivir y organizarse en sus países.
    Veremos como terminamos de organizarnos en España. Pero tendría q ser fàcil x q las instituciones estan formadas y funcionando. Se trataría unicamente de que todas las personas fuesen “buenas”. ¿Que es ser bueno?
    Pues eso reflexionemos…este concepto no se baraja hoy en dia , mi pregunta es si todos lo entenderíamos
    .

  2. Josep Ramón
    26/02/2016 at 08:59

    Estimado lluis:
    Permítame dar una opinión políticamente incorrecta .
    Europa tiene un problema de identidad por falta de liderazgo.
    La única persona capaz de escribir este liderazgo en Europa es Ángela Merkel. Y no puede dar ninguna solución dado los antecedentes bélicos de Alemania .
    ¿Quien va a creer en Europa después de esto?
    Sometidos a los intereses de EEUU y ahora a los británicos.
    Impasibles ante la expulsión de un nuevo dirigente árabe, tras las experiencias de Irán, Irak, Túnez, Egipto, Libia, etc. Cuándo aprendamos será tarde.
    La ONU impasible y nosotros avergonzados.

  3. dogbert
    25/02/2016 at 17:19

    Pactos de perdedores. Dice bien el Sr. Foix. Esto en españa.
    En Europa se mira hacia otro lado con un tema, el de los refugiados que huyen su sus paises no por gusto, que podria ser una inflexion regenerativa de edad y energia para esta nuestra vieja Europa. Coincido otra vez plenamente con nuestro anfitrion.
    Los gobernantes en funciones o sin funcionar de las españas, ni se enteran de estos temas, o no quieren enterarse o no saben, o estan en sus batallitas, o todo junto.
    Verguenza. Todo esto tambien tendra factura.

  4. 25/02/2016 at 16:59

    Sr.Foix: la crisis humanitaria me toca las fibras más sensibles…por respeto prefiero no decirle lo que me toca la crisis política…

Comments are closed.