Tzvetan Todorov, la racionalidad humanista

Tzvetan Todorov, uno de los grandes pensadores y ensayistas de nuestro tiempo

Tzvetan Todorov, francés de origen búlgaro, nació en Sofía en 1939 y ha muerto hoy en Francia. Era un teórico y un crítico de la literatura especializándose en la alteridad y en las experiencias totalitarias. He devorado muchos de sus libros. Lingüista, hostoriador, filósofo y un gran comunicador de ideas de fondo, ganó el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Era un lingüista, historiador y filósofo, un gran comunicador de ideas de fondo. Un referente en la cultura francesa de hoy.

Ha influido en el pensamiento moderno como lo han podido hacer Isaiah Berlin, Hannah Arendt, Eric Hobsbawm, George Steiner, Claudio Magris, Zygmunt Bauman o Raymond Aron. Me han interesado y he leído profusamente a todos estos autores que saben historia, han leído mucho y tienen convicciones que se pueden o no se pueden compartir. Pero son figuras que tienen cosas que decir, las dicen, y al cabo de un tiempo sus ideas van penetrando en el pensamiento actual.

Me impresionó el primer libro que leí de Todorov, Memoria del mal, Tentación del bien, un tratado sobre el mal causado por los totalitarismos pero también las desgracias provocadas por quienes, en nombre del bien, han hecho mucho daño. Todorov asegura que la democracia no produce los mismos efectos que el totalitarismo, pero los niños muertos no hacen diferencia alguna entre bombas totalitarias y bombas humanitarias, atómicas o convencionales, que al parecer debían salvar numerosas vidas e instalar el reinado de la justicia y de la moral.

Ensu parlamento aceptando el premio Príncipe de Asturias habló del trato que Europa ha dado a los inmigrantes. Hoy podría decir lo mismo de Donald Trump. Dice Todorov que el miedo a los que creemos bárbaros nos está convirtiendo en bárbaros a los europeos. Que un detenido sin papeles se convierta en un delincuente que puede ser internado durante 18 meses, es una medida que va en contra de la misma esencia de la Europa democrática. Todorov defiende la racionalidad humanista, tanto si es vulnerada por la derecha como por la izquierda.

7 comentarios

  7 comments for “Tzvetan Todorov, la racionalidad humanista

  1. 08/02/2017 at 17:45

    Sr.Foix: mucha gente habla del bien, pero no del bien común, si no del bien propio…no tener papeles convierte a cualquiera de nosotros en un delincuente, pero no tener verguenza, ni escrúpulos convierte a muchos en millonarios…

  2. Ramon
    08/02/2017 at 15:39

    Y el del mundo, dado que su objetivo al comunicar esa información es mejorar la calidad de vida de la ciudadanía mundial?
    HR – Diría que no soy ni optimista ni pesimista. Suelo definirme como “posibilista”. Intento también no ser demasiado emotivo en mis análisis. A veces es difícil por culpa de la forma estúpida en que el mundo está siendo gobernado. Cuando uno tiene el management equivocado, resulta difícil avanzar. Sin embargo, basándome en datos, tengo la confianza de que es posible terminar con la pobreza, evitar la crisis climática y mantener la paz. ¡Es probable que la Humanidad sobreviva, después de todo! En recuerdo de otro humanista, Hans Rosling recientemente fallecido

        • Ramon
          08/02/2017 at 15:42

          “En lugar de dejarnos llevar por los prejuicios, la estadística tiene el potencial de abrirnos los ojos, de dotarnos de una imagen del mundo basada en hechos. De esta forma, más que nunca antes en nuestra historia, podemos llegar a ser autores de nuestro propio destino futuro.'” H.R. ………….
          Esta mañana ha fallecido en Uppsala (Suecia) Hans Rosling a causa de un cáncer de páncreas. Profesor del Instituto Karolinska, co-fundó GapMinder en 2006. Se dedicaba a promover sus herramientas de visualización y una visión del mundo basada en datos, especialmente en temas de desarrollo

        • 08/02/2017 at 17:45

          Gracias por los enlaces Ramón…

  3. José A. García
    07/02/2017 at 16:29

    Una pérdida muy sensible. Necesitamos pensadores como Todorov.

Comments are closed.