Europa, la historia de un gran éxito

Firma del Tratado de Roma en 1957

En las democracias representativas los conflictos se dirimen con debates y discusiones en el ámbito de las instituciones. Pero las democracias son imperfectas y los intereses de los ciudadanos pueden canalizarse a través de los medios de comunicación, con manifestaciones en las calles y con presiones sociales o cívicas.

He visto manifestaciones en muchas capitales europeas y americanas. El rearme anunciado por los gobiernos de la OTAN en 1983 lanzó a millones de ciudadanos a las calles exhibiendo monigotes de Reagan, Kohl y Thatcher. Los ríos humanos de protesta en las calles de las capitales europeas son muy antiguos y han respon­dido a causas bien diversas. Funerales, protestas, reivindicaciones pacíficas y festivas, celebraciones… Recuerdo haber participado en la del asesinato de Ernest Lluch y en la de la guerra contra Irak en los años 2000 y 2003, respectivamente.

La calle es el respiradero de la vida de cualquier ciudad o nación. Es propiedad de todos y nadie puede ser excluido siempre que lo haga pacíficamente. Unas veces la ocupan unos y luego son otros los que la transitan. Las calles de Barcelona han sido invadidas materialmente en las últimas Diades pero también se llenaron con cientos de miles de personas en la muerte de Francesc Macià, Àngel Guimerà, Mossèn Cinto Verdaguer, Buenaventura Durruti, los atentados de Hipercor, en la Diada de 1977 y en muchas otras ocasiones.

La política democrática, en cualquier caso, no se hace con concentraciones en las calles sino con debates, discusiones y discrepancias en el seno de las instituciones. Los populismos de todos los tiempos han bajado a la calle para reforzar gobiernos que no tenían mayorías en las urnas.

Los recientes movimientos xenófobos en Europa se iniciaron con discursos de políticos en los medios públicos y privados y con marchas periódicas en ciudades como Dresden y Leipzig a favor de Pegida, que responde a los “patrióticos europeos en contra de la islamización de Occidente”. El partido Alternativa para Alemania se benefició de este movimiento y en las elecciones de este año puede entrar por primera vez en el Bundestag. Angela Merkel criticó claramente estas manifestaciones como xenófobas y racistas.

La calle y las redes sociales intentan sustituir los debates en el seno de las instituciones democráticas. Con manifestaciones y a golpe de tuits se puede silenciar a las minorías o a las disidencias y, en el caso de Donald Trump, se pueden ganar elecciones y seguir gobernando a través de mensajes breves sin prueba alguna. El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, respondía a Trump el lunes con un tuit que decía que “una política sensible de seguridad no es únicamente la de comprar tanques”. Javier Solana lo retuiteaba diciendo que es “más importante el ciber­espacio que los tanques”.

El próximo sábado se celebrará el 60.º aniversario del tratado de Roma. La cumbre de los países de la Unión Europea se reunirá en la capital italiana para conmemorar la historia de un éxito sin precedentes. No sé si Theresa May asistirá porque cuatro días después, el 29 de marzo, disparará el gatillo del artículo 50 que será la rampa de salida de la Unión Europea en la que Gran Bretaña entró en 1973.

El Brexit es una de las heridas más profundas en la trayectoria tan positiva de la Unión Europea. El crecimiento de los populismos y nacionalismos en prácticamente todos los países de la Unión es inquietante. Y la posición de los gobiernos de países como Hungría y Polonia también preocupa a los europeístas cosmopolitas que miramos el futuro con la esperanza de vivir en paz en un continente en el que la guerra ha sido lo más normal en toda nuestra historia colectiva.

En muchas calles de ciudades europeas se van a celebrar manifestaciones el día 25 para reclamar una Europa más fuerte, más democrática y más unida. También coincidirá una marcha en Londres en contra del Brexit. El último sábado se registraron varias concentraciones proeuropeas en distintas capitales.

Por mucha fuerza que hayan adquirido los populismos antieuropeos somos muchos los que estamos en contra de las divisiones y de los nuevos muros, que no queremos vivir bajo el miedo sino bajo la esperanza, que somos partidarios de la unión política europea, de la libertad, la seguridad y la prosperidad, de unos ­valores que llevan a millones de ciuda­danos del mundo a tener a Europa como referencia.

Europa ha pasado de ser incubadora de guerras a ser exportadora de ideas basadas en el derecho, la justicia y el respeto. Al cumplir 60 años, la Unión Europea necesita reparaciones profundas y cambios estructurales. El Brexit y el poco o nulo entusiasmo de Donald Trump hacia la Unión Europea pueden ser un pretexto para corregir el distanciamiento entre gobernantes y gobernados, para volver a ­crear las condiciones del Estado de bienestar y para garantizar el progreso y las libertades de todos. Parece como si hubiéramos perdido la memoria y nos empeñáramos en repetir nuestra perturbadora historia.

Publicado en La Vanguardia el 22 de marzo de 2017

20 comentarios

  20 comments for “Europa, la historia de un gran éxito

  1. Joan Martorell i barberà
    24/03/2017 at 12:28

    “Si UE s’hagués entés amb Russia, podria liderar un món més just” opina un politòleg.
    Europa no s’ha mogut, Europa no ha creat dictadors, que ho són “de facto”: PutIN;   Trump, tampoc a creat  mentiders brexistes.
    “Força” Europa, guarda’t dels dictadors “de facto” que tens a casa: populisme cap a la dreta(meonazisme) o cap a l’esquerra (meomarxisme gramsià).
    JOAN MARTORELL I BARBERÀ
    CARRETERA DE TERRASSA 30
    08230 MATADEPERA 
    TEL 937870535
    DNI39054045E

  2. 23/03/2017 at 10:49

    Sr.Foix: Europa pasó, en el siglo pasado, de ser la Europa de los generales, las guerras y los dictadores a la Europa de los mercaderes…la Europa que espero es la Europa de las personas, de los derechos sociales y el respeto a la convivencia…

    • Rosamaria
      23/03/2017 at 12:04

      BRAVO !!!

    • Rosamaria
      23/03/2017 at 12:05

      Muy pero que muy de acuerdo….contigo !!! BartoloméC

  3. Simbad
    23/03/2017 at 10:40

    Cundo Rajoy coincide en q la UE es la historia de un gran éxito, se puede dudar sobre el signo de la política europea, cuyo modelo social ha muerto.

  4. Salvador de Lleida
    23/03/2017 at 09:05

    Que gracies a la Unió Europea, desde la 2ª Guerra Mundial no hem tingut mes guerres a Europa, es algo que no es podrá demostrar.
    El cert es que econòmica i polìticament te molt que desitjar.
    Si no s´avance en aquets dos aspectes, temo pel nostre futur.

  5. Albert
    22/03/2017 at 20:07

    Sr. Foix y compañeros/as del blog : Estoy con todos vosotros. Pienso igual.
    183.000.000 de muertos nos enseñan que la Unión Europea, es muy necesaria e inprescindible.

    Pienso que además de una unión económica, hecho de menos una unión política y federal de estados. Al estilo de Estados Unidos.

    Las varias naciones de Europa, como España y Cia,S.A, necesitamos el Estados Unidos de Europa Federal.

    • Albert
      23/03/2017 at 08:20

      P.D.
      Teniendo en cuenta la opinión de Rosamaria, he de añadir :

      Pero si que es inprescindible que, la Unión Europea cree un organismo con poder especial autorizado por cada estado, para controlar al controlador principal y a todo su equipo de controladores y todas las inversiones, coste y recorrido del dinero de los contribuyentes cotizantes, depositado en la caja recaudatoria del Estado.

      • Albert
        23/03/2017 at 08:29

        P.D. Visto lo visto de toda la historia de la humanidad, pienso que la clave de la democracia parlamentaria, debería ser el conseguir controlar eficazmente al controlador principal y a todo su equipo de controladores de la caja del estado, ect.ect.

        • Albert
          23/03/2017 at 09:01

          P.D. Ejemplo : Vease todo el recorrido de las inversiones de la Unión Europea, destinadas al corredor mediterraneo, para el tren de alta velocidad, para las mercancias, tan necesario y vital para la economía y el comercio internacionales entre continentes y vease también a donde han ido a parar destinadas.

          Resultado: El citado corredor mediterraneo está aún aguardando…desde hace años…

          Deducción : ¡ Falta controlar al controlador principal de cada Estado de la Unión Europea !

  6. francis black
    22/03/2017 at 14:48

    De democracia representativa falla la fórmula de hacerla representativa. No es fácil, hay que ir evolucionando el sistema.

    No me creo al que dice que
    ha encontrado la solución y (casualmente) es él. Es como el que dice que ha de mandar una élite intelectual y el tío se incluye. Mucho trilero.

    • 22/03/2017 at 18:40

      Es cierto, el trilerismo ya está instaurado en la política Francis y con raices profundas…

      • francis black
        22/03/2017 at 20:06

        Si es un poco hablar paja hablar de política, ha de cambiar mucho para que sea un mundo interesante.

  7. Rosamaria
    22/03/2017 at 14:27

    Des del meu modest punt de vista, no reconec , ni puc compartir que , al menys per a España – la UE hagi significat un Gran Èxit, ans al contrari,

    Crec haber-ho dit ja, en l’últim article….endeutats fins a les dents…quins avantatges ens ha aportat ??

    • david g
      22/03/2017 at 18:02

      la UE es más que una unión económica. su propósito inicial era conseguir que los europeos dejaran de matarse entre ellos. y no hace tantos años de eso. las guerras mundiales han significado más de 187 millones de muertos!!! desde ese punto de vista, la UE ha cumplido con creces. luego están los retos de la globalización, la burocracia, el alejamiento de la ciudadanía, la corrupción, y todo lo que se pueda reprochar, que lo hay, por supuesto, y soy el primero en sumarme a la denuncia. pero fuera de la UE lo más que han demostrado los europeos históricamente es que solo saben matarse entre ellos. por eso la UE con todos sus defectos es tan necesaria, porque fuera de ella lo que teníamos antes era guerra, proteccionismos y destrucción. el sr. foix siempre se ha manifestado como un defensor de la UE en este sentido.

      • Rosamaria
        23/03/2017 at 09:42

        …yo lo veo de distinta manera, david g, hay muchos tipos de guerras, no solo las que se libran con armas……la precariedad económica en la que nos encontramos debida a las exigencias de Europa, para mi es una guerra ( siempre la ley del mas fuerte es otro tipo de guerra ) y con muchas mas víctimas puesto que no “vivimos”, sino que “sobrevivimos” a una tiranía económica fruto de la ley del mas fuerte.

        Y no creo que vaya a resolverse todo lo contrario….como se ha visto recientemente desde Europa nos ven como un país de “vividores”, rendidos al “viva la vida” de vino , cerveza, paella y mujeres….Crees que esa percepción nos aportará algo bueno en el futuro ?? …yo no.

        • francis black
          23/03/2017 at 10:56

          Es curioso que una expresión como “viva la vida” se considere peyorativa. La idea de sacrificio,trabajo , obediencia, rectitud… ha ganado la partida. El esclavo ya se latiga el mismo o entre ellos. Mientras alguien se ríe por arriba.

          • Rosamaria
            23/03/2017 at 12:10

            La expresión está mal vista socialmen, si, por eso es peyorativa.

            Aunque para ti o para mi, no deberia serlo, pero porque le damos un significado distinto.

        • david g
          23/03/2017 at 17:17

          hola rosamaría, completamente de acuerdo en que la precariedad que estamos viviendo es un arma de destrucción masiva del bienestar de las personas. pero las guerras del siglo pasado son todavía peores. ahora las populismos cierran las fronteras a los inmigrantes. el siglo pasado se los llevaba a los campos de exterminio, literal. podremos decir que la pobreza es otra forma de exterminio, y estaremos de acuerdo, pero incluso dentro de las atrocidades hay distintos niveles, y afortunadamente no hemos caído en los desastres del siglo pasado. en ese sentido creo que los logros de europa, con todos sus defectos y mejoras pendientes, hay que valorarlos y de hecho son un ejemplo para muchas partes del mundo.

          en cuanto a los recortes, europa podrá tener su parte de culpa, pero las sociedades no están exentas de sus responsabilidades. esto de aceptar por sistema que un país gaste año tras año más de lo que produce no llegaré a entenderlo nunca. es un fraude a las generaciones venideras. este tipo de economía (gastar más de lo que se gana) no sería sostenible en ningún hogar doméstico, por sentido común, en cambio, cuando hablamos de países, nos parece lo más normal del mundo. yo no lo entiendo. y claro, cuando la situación de deuda es ya insostenible, entonces los malos son únicamente europa, la banca, el gran capital, los mercados, los acreedores, etc. si ellos tienen el poder de apretarnos las tuercas es porque antes nosotros les hemos dado ese poder endeudándonos hasta las cejas… y más allá!

          • Rosamaria
            24/03/2017 at 10:01

            pues claro, david g…estoy de acuerdo contigo. Hemos querido pertencecer a un club que nos supera económicamente. Hemos tenido la valentía de tener la red de AVE mas extensa de Europa, que ha sido la ruina de nuestro país. El Gobierno de España ” a lligat els gossos amb llonganisses”….y asi estamos, pagando nuestras ínfulas y nuestras irresponsabilidades …..

            Por ahora sigo sin ver ventajas a pertenecer a la UE, al menos mientras el gobierno español siga sin sentido común….

Comments are closed.