Crece la intolerancia

Las protestas en Francia y en otros países europeos reflejan el malestar hacia la política

Hay mucha gente enfadada con los políticos. Tanto es así que los políticos clásicos y sus partidos están siendo desplazados por una generación nueva que se aparta de los partidos tradicionales, los de la centralidad, que han protagonizado progreso, libertad y paz social en el mundo occidental durante los últimos setenta años.

Ahora hace un año, un promotor inmobiliario que había ganado en otros cuatro estados las primarias del partido republicano lo expresaba así: la gente está muy enfadada. Con este mensaje simple y contundente, enviado por twitter, el multimillonario Donald Trump ganaría las elecciones y hoy es el presidente del país más poderoso del mundo.

Es paradójico que un hombre de las elites económicas de Manhattan conquistara a los conservadoras sociales, a los rurales y a los más necesitadas del país como campeón de la lucha contra las clases dirigentes. Trump no era político y nunca había sido elegido para nada. Hillary Clinton no tenía la fortuna de Trump pero fue percibida como representante de la política de Washington y de las corrupciones que tradicionalmente se han paseado por los pasillos del poder en el Capitolio, la Casa Blanca y los lobbies que circulan por la capital.

Trump jugó a la contra en todo y contra todos. Los del Brexit hicieron lo mismo. Y ganaron. En Europa y en Estados Unidos la desilusión a corto plazo frente a los políticos tradicionales ha acelerado la hostilidad hacia los sistemas políticos. Algo ha fallado. Se apuntan causas como la desigualdad en las rentas, la crisis financiera y los efectos de la globalización que ha creado mucha riqueza en todo el mundo pero ha sido mal distribuida.

El resultado es que las sociedades se han dividido, se han empatado consigo mismas, y la brecha entre izquierdas y derechas se ha engrandecido entre los partidos, los ciudadanos y las familias. Ha crecido la intolerancia y el desprecio al adversario. Los partidos políticos son imprescindibles para el buen funcionamiento de la democracia representativa.

Lo que ocurre es que son los partidos los que han cambiado. Con programas nuevos, con personajes distintos, con un mensaje simple y repetitivo de ir en contra de todo y de todos. El momento es de un cambio de dimensiones desconocidas. Nos encontramos en un periodo de transición en espera de que los que ahora dicen no a todo vayan cambiando de criterio cuando sean ellos los que gobiernen o sean imprescindibles para formar gobiernos.

Donald Trump no esperaba que ser presidente fuera tan complicado. Los británicos dicen ahora en las encuestas que no acertaron en votar mayoritariamente a favor del Brexit. Todo revolucionario es un conservador en potencia. Cuando llega a gobernar procura retener el poder y se convierte en un político clásico que pretende conservar lo único que le importa que es mandar.

17 comentarios

  17 comments for “Crece la intolerancia

  1. Albert
    02/05/2017 at 07:57

    Sr. Foix: ” Crece la intolerancia ” …de la gente sensata y con sentido común, …debido a la inhumanidad, que demuestran la mayoría de personas, que por su estatus, disfrutan de un poder decisorio sobre un pais, acumulando sin limites riqueza, opulencia y unos ingresos millonarios en euros ó en dolares que acaba volviendoles insensibles, pero TOLERANTES, frescales e incluso COMPLICES de los abusos ó ROBOS económicos a la caja del Estado, que hacen presuntamente, algunos de los componentes compañeros de su propio equipo de cada gobernancia, de cada nación de nuestro mundo.

    La gente esta INDIGNADA e IRRITADA contra los que TOLERAN, PERMITEN y practicamente SON COMPLICES de los abusos y robos económicos a la caja del Estado, que hacen durante años y años, todos los que medran, introducidos como topos, en el poder institucional del Estado.

    La INTOLERANCIA dirigida contra los que pudiendo evitarlo TOLERAN y PERMITEN que los contaminados por la CORRUPTOSIS INSTITUCIONAL campen libremente luciendo y demostrando su opulencia y poder frente a los millones de personas que no tienen ingresos, ni comida, ni vivienda ó que trabajan cobrando salarios miserrimos ó de esclavitud moderna.

  2. àgata
    30/04/2017 at 19:02

    És el nacionalisme el que triomfa.

  3. José A. García
    29/04/2017 at 20:01

    Estamos ante una revolución, no la percibimos porque el enfado no nos permite ver lo que se está gestando. La dinámica social no es igual en Europa que en China o en India, solo vemos a través de nuestros ojos europeos.

    Hacia donde vamos, no lo sé, pero si que hay que llamar a las cosas por lo que son aunque no lo parezcan. Francia puede convertirse en un régimen autoritario, pero no lo creemos, ni tampoco la izquierda insumisa. Las opciones que crecen no están a favor de la democracia liberal, pretenden construir naciones al modo del siglo XIX y XX.

    Europa, con todo el e dado que queramos, puede convertirse en la antigua Europa con el aplauso de la extrema derecha y la extrema izquierda. De nada sirve repetir una y otra vez que razón tenemos al estar enfadados, si solo damos vueltas en círculo. Y si cuando llegue lo que puede llegar nos volvemos a lamentar: Cómo fue posible que no lo viéramos? Cómo? Pensemos en las opciones que parecen triunfar y pongamos el verdadero nombre y el adjetivo.

    • ramon
      29/04/2017 at 23:28
      • José A García
        01/05/2017 at 16:57

        Gracias por el enlace. Si no lo ha visto aún le recomiendo el de Yuval Noah Harari, escritor de Sapiens que ha intervenido en el mismo programa. Saludos.

  4. 29/04/2017 at 17:07

    Sr.Foix: de todos es sabido que el enfado sobreviene cuando la paciencia ya se ha perdido…estamos más que cansados de engaños y manipulaciones y personalmente no me creo a los recien llegados Druidas políticos que dicen poseer la pócima secreta de la solución a todos nuestros problemas… por ahora sólo he visto solucionarse sus problemas…perder la paciencia es dar el primer paso para tomar decisiones extremas, creo que están jugando con fuego…

  5. Joan Martorell i barberà
    29/04/2017 at 13:21

    La veritat es la deixa de l’avi Florènci a Andorra.
    El “Diuen,diuen. diuen” podria ser el “calumnia que alguna cosa sempre queda”.
    Ningú ha desmostrat que a la deixa original s’hi hagin afegit, diners substrets al patrimòni públic. o a suborns, o a comissións, o a malversació.
    A tots els que ara calleu, per prudéncia, per lluiment personal,amb acudits fàcilots,o estallant un arbre que el veieu(i no ho está)  caigut… jo us diria penseu amb Dreyfus.
    Jordi Pujol ens ha guanyat la llengua, i amb ella la nostra,ja definitiva, independència cultural.
    JOAN MARTORELL I BARBERÀ
    CARRETERA DE TERRASSA 30
    08230MATADEPERA
    TELF937870535
    DNI39054045E

  6. Rosamaria
    29/04/2017 at 11:18

    Avui si Sr, Foix. Estic totalment d’acord amb l’ article.

    I també estic d’acord amb l’ Africa…i amb en dogbert

    Els comentaris d’ en Ramon em fan pensar molt…són molt interessants….

  7. Albert
    29/04/2017 at 08:28

    Sr. Foix : No em cansaré de dirli, que voste amb els seus savis, meditats i talentuts articles ens fa meditar molt, a tots els companys/anyes del seu foixblog.

    ” Crece la intolerancia ” …porque sigue …la indolencia, la insensibilidad, la frescura, la desverguenza, la corruptosis criminal…del adquirir poder y riqueza sin limites, ni sentimientos humanos, ect.

    Ejemplos los tenemos en la sociedad humana : La economia basada en la esclavitud, basada en el comercio de esclavos, su trabajo productivo, la crianza de humanos para la venta, ect.

    Y todo con la tolerancia de nuestra sociedad y d ela bendición urbi et orbi de la iglesia. Antes, ahora y siempre. Existen notarios que en siglos pasados han intervenido en la compra venta de esclavos y también lo mismo en la trata de blancas.

    El ser humano tiene en sus genes, todo lo bueno hacia sus hermanos, como también todo lo mas malo hacia también sus hermanos.

    Vease y meditese sobre los del ” Peix al cove ” ó también los… de ” la Vaca lechera ”

    No hay nada nuevo en el comportamiento del ser humano.

    ” El poder corrompe ” …aunque unos buenos ingresos y un buen estatus de posición, cargo e ingresos …vuelven indolente, fresco, tolerante e inhumano también.

    Aunque hemos de reconocer que no todos los humanos se corrompen con el poder, con su estatus de ingresos, también poder y privilegios.

    Existe una inmensa humanidad ética, honrada y muy humana y sacrificada hacia sus hermanos humanos e incluso hacia los animales también.

    • Albert
      29/04/2017 at 15:21

      P.D. Aclaración necesaria. Cuando digo : ” Existen notarios que en siglos pasados han intervenido en la compra venta de esclavos y también lo mismo en la trata de blancas. ” quiero decir que su papel solo ha sido el propio de un notario, es decir …Dar constancia notarial escrita, de aquel hecho de la compra ó de la venta del esclavo, ect.

      Que quede claro que el notario no se dedicaba al comercio y tráfico de esclavos, ect. sino que solo hacia su trabajo de notario.

    • Albert
      30/04/2017 at 08:24

      Pienso : Cataluña es una tierra de paso y un crisol de razas. El catalan era la lengua franca durante la edad media, debido a que es la primera lengua latina.
      El inglés tiene el 60 % de su vocabulario en latin vulgar. Pero lo pronuncian a veces muy diferente a como se escribe. De lo contrario los entenderiamos bastante.

      Aunque este hecho del catalán no nos sirve de nada frente al mundo del castellano. Alias ” Español “.

      Dicho esto continuo pensando : ¿ La independencia para que ?
      Pues el problema sera el ser humano y todo su equipo de humanos que mandarán otra vez, tarde ó temprano al estilo de ” El poder corrompe “.
      Y de esto no nos libraría el ser catalanes ó castellanos ( alias españoles )

      Lo principal que necesitamos los ciudadanos de un pais es el control, sobre el controlador que controla al controlador principal de la Caja del Estado, que recauda, distribuye y reparte el dinero del contribuyente que cotiza según su criterio. Unas veces bueno, ético y honrado y otras veces todo lo contrario y al estilo corruptosis, con el beneplacito y la tolerancia de muchos beneficiarios, que pasan por honrados y en realidad son los verdaderos culpables, porque lo permiten y lo toleran a sabiendas.

      • Albert
        30/04/2017 at 08:54

        P.D. Por cierto el idioma castellano ( alias… el Español ) contiene según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, mas de 4.000 palabras de la lengua arabe.

  8. Ramon
    29/04/2017 at 00:49

    Si aquí esta la clave: estamos en un periodo de transición “….Lo que ocurre es que son los partidos los que han cambiado. Con programas nuevos, con personajes distintos, con un —-mensaje simple y repetitivo de ir en contra de todo —y de todos. El momento es de un cambio de dimensiones desconocidas. Nos encontramos en un periodo de transición en espera de que los que ahora dicen no a todo vayan cambiando de criterio cuando sean ellos los que gobiernen o sean imprescindibles para formar gobiernos.”

    • Ramon
      29/04/2017 at 01:13

      Repito el comentario q realice en una anterior entrada, porque creo q aquí se ajusta aun mas al tema…“¿Y cuál es el estado de ánimo de los españoles? En la medida que no existen liderazgos sólidos que sean capaces de diagnosticar qué nos está pasando y qué retos tenemos como sociedad, la ciudadanía se encuentra totalmente desorientada. Y es en esta confusión donde las intenciones de voto a Podemos y a Ciudadanos se están alimentando. Pero hay un segundo rasgo que también define al estado de ánimo de los españoles: la volatilidad. La velocidad a la que se están produciendo los acontecimientos en los últimos tiempos está provocando que la opinión pública cambie con mucha celeridad. Por ello, no debería extrañarnos que un ascenso a los cielos a gran velocidad pueda verse seguido por un descenso a la tierra con la misma rapidez.” Ignacio Urquizu es profesor de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid y coordina el seminario de análisis político de Metroscopia.
      ///// Fenómenos que suceden en las épocas de transición, donde lo viejo no acaba de morir y donde lo nuevo aun no se consolida, fenómenos que pasan cuando nos estamos adaptando a la nueva revolución industrial y científica actual, donde no existen estadistas preparados, ni leyes y regulación adecuada ni a nivel estatal ni a nivel global.

  9. Ramon
    29/04/2017 at 00:47

    Sociedades o colectivos ? Las comunidades humanas, tambien se sostienen gracias a elementos no humanos.

    Además, aunque parezca paradójico, lo que define la interacción humana no es tanto su complejidad o sofisticación como el esfuerzo permanente por reducirla o simplificarla
    Efectivamente, nuestra interacción suele está enmarcada, guiada o hecha de ritos, en definitiva, contextualizada por elementos extrasomáticos que tienen la propiedad de tornarla repetitiva.
    Es decir, lo que nos mantiene unidos, lo que permite que vivamos en comunidades, la esencia de nuestro-vivir-en-común, reside precisamente en lo que está más allá de nuestra carne. Nuestros marcos de interacción están preñados de datos, lugares, artefactos, símbolos, personas ausentes pero presentes simbólicamente, etcétera. Los elementos que componen lo social son de una gran variedad, y el lazo social se caracteriza por detentar propiedades extrasociales y completamente heterogéneas. Nuestras comunidades no son, en exactitud, colectivos de seres humanos cuya acción asegura la pervivencia de ésta. Todo lo contrario, junto a ellos encontramos ordenadores, teléfonos móviles, coches, códigos, signos, normas o rituales que, justamente, intervienen de manera directa en esa acción y, al facilitar la repetición de la relación social, permiten su pervivencia.
    En otras palabras, lo social no es lo que nos sostiene juntos o mantiene unidos, sino todo lo contrario: lo que es sostenido, lo que debe ser mantenido.
    El análisis de los mecanismos, las estrategias y los operadores que permiten que se produzca y mantenga la socialidad, en el tiempo y en el espacio, constituye uno de los principales objetivos de trabajo de la teoría del actor-red.
    Si “lo social” o “la sociedad” no hacen referencia a un dominio homogéneo de la realidad, ¿de qué hablamos cuando pronunciamos esas palabras?                                                       Para la teoría del actor-red, “lo social” designa la relación que se establece entre un conjunto de elementos heterogéneos. Es decir, las asociaciones que elementos muy diferentes establecen entre sí en un momento determinado. Entre tales elementos figuran, por supuesto, los seres humanos, los significados que producimos, símbolos, discursos, pero también elementos materiales, objetos, artefactos técnicos, artilugios, etcétera. Cuando hablamos de un grupo social hacemos referencia a personas, pero no debemos olvidar que el grupo existe en y gracias a elementos materiales: su manera de vestir, la tecnología que utilizan para comunicarse, rituales de aceptación, etcétera. Lo mismo sucede con la expresión “organización”, otro tanto con la idea de “nación”, “comunidad”…

    Semejante redefinición de “lo social” significa que:                           
    -Como ya hemos mencionado, los no-humanos juegan un papel activo en la definición y mantenimiento de nuestras sociedades y relaciones sociales. Ellos son actores, y no simples portadores de significado, en el establecimiento de asociaciones.                            
    -La sociología deja de ser la ciencia de lo social para convertirse en la ciencia que rastrea y analiza los modos en que se producen las asociaciones en las que nos vemos implicados en nuestra vida cotidiana.
    -El resultado de los mencionados conjuntos heterogéneos de asociaciones recibe la denominación de “colectivo” frente a la clásica etiqueta de “sociedad”
    ———-

    -Barnes, B. (1995): Sobre ciencia, RBA Editores, Barcelona.
    -Echeverría, J. (1995): Filosofía de la Ciencia, AKAL, Madrid.
    -Merton, R.K. (1984): Ciencia, Tecnología y Sociedad en la Inglaterra del Siglo XVII, Alianza, Madrid.
    -Morín, E. (1984): Ciencia con Consciencia, Anthropos, Barcelona.
    -Bruno Latour .La esperanza de pandora

  10. Àfrica
    28/04/2017 at 21:17

    Sr Foix: estoy muy enfadada con los políticos,pero quizás no tanto como para querer un Trump como presidente..

  11. dogbert
    28/04/2017 at 20:48

    El junior nen maco dice ser el nuevo “Saza” en su papel en La escopeta nacional.
    El junior de los ferraris es un caradura de aqui te espero, su papa y su mama mas todavia.
    Aqui en el oasis el cante es tremendo y en los madriles tambien.
    La sociedad llamada civil un desastre y la judicatura un pastiche.
    Como no va a crecer la intolerancia?

Comments are closed.