Deriva autoritaria de Trump

Las relaciones accidentadas de Donald Trump con los medios de comunicación pueden costarle un disgusto serio.

Los primeros síntomas inquietantes de la deriva autoritaria de Donald Trump han empezado a materializarse. El cese con un “you are terminated”, del director del FBI James Comey, puede que haya traspasado los límites de las facultades presidenciales. James Comey, al frente del FBI, estaba investigando las relaciones entre la campaña electoral de Trump y la Rusia de Putin. Fue cesado fulminantemente a pesar de que su mandato no expiraba hasta 2023.

Una cacicada. Pero hay más. Trump amenaza con suspender las ruedas de prensa en la Casa Blanca para garantizar la precisión de las palabras que concretan la posición de la Administración sobre cualquier tema. La desconfianza y el desconcierto en la Casa Blanca son puestas de relieve por los medios clásicos, periódicos hy televisiones, que no están dispuestos a que los equilibrios de los poderes no se inclinen a favor de una presidencia con ímpetus autoritarios.

Los tropiezos de Trump con sus relaciones con Rusia han llevado a dos dimisiones y un cese en los altos servicios de seguridad del Estado. Estos movimientos tan prematuros tienen que ver con las relaciones del Trump candidato y presidente con el Kremlin y con Vladimir Putin. ¿Hasta dónde han prevalecido los intereses empresariales de Trump con su campaña y con su presidencia? Es una pregunta que se hacen muchos medios americanos.

Afortunadamente, Trump se ha encontrado en que sus tuits mañaneros son neutralizados a menudo con el contrapeso del sistema que no permite el poder absoluto para ninguna de las altas instituciones del Estado. El presidente ha amenazado al destituido director del FBI que se ande con mucho cuidado porque sus conversaciones pueden estar grabadas. Es insólito que desde la presidencia se insinue que se pueden utilizar conversaciones grabadas. La pensadora Hannah Arendt decía que el totalitarismo no es un estado todopoderoso sino la eliminación de la diferencia entre la vida pública y la vida privada.

Es muy interesante seguir de cerca el pulso entre Trump y los medios que adaptan una actitud crítica hacia lo que consideran sus arbitrarias decisiones. El presidente se despacha con un “Fake news” cada vez que es criticado. Aunque no presente ninguna evidencia. La campaña fue salpicada con mentiras gordotas sobre Clinton y sobre cualquier adversario. Cuando se le preguntó qué pensaba de las mentiras de la campaña respondió que había ganado. Viene a decir que cualquier cosa es admisible si te lleva a conseguir el objetivo deseado. Maquiavelismo puro y duro. El fin justifica los medios.

La tiranía moderna es la gestión del miedo. No hace falta utilizar la fuerza sino la información, los datos y los movimientos que todos dejamos estampados en Internet. La piratería informática hizo grandes estragos en el día de hoy. En el sector sanitario en Gran Bretaña y en las grandes empresas de comunicación en España. La fuerza de un país se medirá por los datos de que disponga, por los piratas informáticos que pueda utilizar para desestabilizar a un país extranjero o a un adversario político. Los desfiles militares en las calles de Pyonyang o Moscú son de otra época.

Trump no conseguirá poner fin al sistema de controles y contrapesos ni disolverá partidos ni suspenderá la libertad de expresión. Estos trucos tan antiguos de los manuales autoritarios tropezarán con la resistencia que ofrece un sistema democrático consolidado como el de Estados Unidos. Con todas sus imperfecciones pero también con todas sus habilidades para neutralizar los abusos de poder. Empiezo a sospechar que la impetuosidad de Donald Trump en su forma de actuar puede perjudicarle seriamente y a medio plazo.

20 comentarios

  20 comments for “Deriva autoritaria de Trump

  1. Albert
    16/05/2017 at 07:16

    Sr. Foix: Pienso que unos hacen terrorismo en nombre de Alá y los otros bombardean con bombas revienta manzanas al estilo terremoto y también en nombre de Dios. ¿ Quien da más ?

    ¡ Vaya mundo de matones, no dialogantes !

    ¡ Vivimos en un mundo donde aparentemente, solo dominan aquellos que matan más cantidad de personas inocentes !

  2. dogbert
    14/05/2017 at 18:58

    Espero que sea verdad que los prolegomenos del impeachment a Trump ya estan en marcha.
    No es fiable y no estamos seguros porque puede darnos algun susto importante.
    No quiere decir que Obama por ejemplo fuera un angelito. Julian Assange nos revelaba hace unos dias que en el ultimo año de la presidencia del Nobel de la Paz, USA lanzo 26.000 bombacas.
    Pero era mas del “sistema” no es cierto?
    Totalitarios todos, unos mas resultones y otros mas cemento.
    Feliz semana

    • 15/05/2017 at 11:04

      El “sistema” siempre encuentra el angelito de turno para convencernos de sus bondades Dogbert…

    • Albert
      16/05/2017 at 07:01

      dogbert, ojalá impeachmenten a ese elemento comflictivo.

  3. Rosamaria
    14/05/2017 at 09:40

    …però si amb la cara ja paga aquest home.. !!!
    Mireu bé la fotografia…està convençut que és l’amo del món !!!!
    Quin perill !!!!

  4. ramon
    13/05/2017 at 13:30

    Pues creo que este presidente esta haciendo lo que sabe hacer: Jugar
    No se si los juegos de empresa los aprendio en sus casinos, en sus inmobiliarias, o en las teorias de juegos y negociación
    Ahora vuelve con el juego del G2-Chinamerica, el acople que se empezo en la epoca Nixon

  5. Albert
    12/05/2017 at 22:42

    Sr. Foix: Continuo pensando que Trump, tiene mente hitleriana bipolar y cree que solo él está en posesión de la verdad y de como tratarla. De hecho no admite ninguna opinión diferente ó contraria a la suya. Me recuerda a Adolf Hitler pero él es multimillonario en dolares y esto le hace muy explosivo en comportamiento.

    • ramon
      13/05/2017 at 19:01

      Estúpidos en el poder
      Trump, Le Pen y los líderes del UKIP británico han ido en busca de esa masa social crítica con la globalización, olvidados por los ganadores de la integración global, y basan su estrategia política en la ira. De todo ello han extraído buenos resultados. Incluso Marine Le Pen sueña ahora con la victoria gracias a que más del 55% de los obreros ha dicho que votará por ella en las elecciones francesas. Sin duda, los obreros excluidos no votarán por Macron, exbanquero de Rothschilds, que defiende una globalización que arrebató a los trabajadores el empleo y la esperanza.

      No importa quién gane hoy la carrera hacia el Elíseo. El problema de Occidente es la polarización de la política y el surgimiento de una derecha llena de ira y resentimiento. El triunfo de la ignorancia y la estupidez. Es tiempo de preguntarse si era bueno excluir de la arena política y social a una importante fuerza en la izquierda, una voz progresista fuera de las aulas académicas, un elemento fundamental del equilibrio político en una democracia: la clase obrera. Cabría preguntarse si el modelo democrático que hemos construido desde la Revolución Industrial no marcha porque sus piernas fueron amputadas. (Una nueva subclase social ignorante amenaza a las democracias. Loretta Napoleoni)

      • Albert
        16/05/2017 at 07:07

        ramon gracias por la cita, tan interesante y realista de la opinión de Loretta Napoleoni.

    • 15/05/2017 at 11:05

      Llevas razón Albert…Tiene poses hitlerianas…

      • Albert
        15/05/2017 at 13:52

        BartoloméC, y no te pierdas el observar… la expresión de los labios ó mejor dicho, del morro.

        Es que este hombre es un creido y sus mllones le dan mucha mas fuerza a su idiosincracia ó manera de proceder con las personas con quien trata ó convive.

        En fin. Es… No comment.

  6. 12/05/2017 at 19:34

    Sr.Foix: viendo lo que estamos viendo… empiezo a tener serias dudas sobre la salud mental de Trump…

    • ramon
      13/05/2017 at 19:01

      http://www.bez.es/335497518/Una-nueva-subclase-social-ignorante-amenaza-a-las-democracias.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=20&tipo=3&identificador=335497518&id_boletin=297363803&cod_suscriptor=417513578
      Una nueva subclase social ignorante amenaza a las democracias. Loretta Napoleoni

      Uno de los fenómenos más interesantes de los últimos tiempos es el giro a la derecha del Occidente libre y la desaparición de la clase obrera. En el sentido físico y no solo en el figurativo. Los trabajadores y sus familias como categoría social prácticamente no existen. Los que fueron, y los pocos que todavía van a la fábrica cada mañana, han caído en la pobreza. Alienados en los suburbios, comparten su empleo con nuevos compañeros de trabajo: robots. Es el escenario distópico que se consolida.

      • 15/05/2017 at 10:57

        Por la razón que sea Ramón, los cambios de siglo han traido siempre grandes cambios de escenarios…la ignorancia de hoy en día está inducida, tenemos más medios para tener conocimiento, pero existe más manipulación para mantenernos ignorantes…

      • Albert
        16/05/2017 at 07:09

        Estoy de acuerdo.

    • Àfrica
      14/05/2017 at 20:03

      Bartolomé, dicen que la cara es el espejo del alma….entre la de éste y la del “otro”….buffff que miedo!!

      • 15/05/2017 at 10:54

        La verdad Àfrica es que no sé quién me da más grima…

Comments are closed.