Inmigración y miedos colectivos

Más de 1.300 inmigrantes han muerto en el Mediterráneo este año antes de alcanzar las costas europeas

La reunión del G-7 en la ciudad siciliana de Taormina, frente a un Etna en permanente y controlada ebullición, puede ser la más complicada de cuantas se han realizado hasta ahora. La personalidad de Donald Trump no deja indiferente a nadie. Sus modos, sus codazos para desplazar a segundones, su simplicidad en el discurso político chocan con los hábitos de las mayores democracias industriales.

La política de Trump afecta a los Estados Unidos pero tiene ramificaciones globales. Tres puntos del orden del día de la reunión plantean serias divergencias entre Washington y el resto de potencias democráticas reunidas. El cambio climático, el comercio mundial y la inmigración son tres divergencias profundas que hasta ahora no habían existido.

Italia ha planteado en la cumbre la cuestión de los refugiados. Es el país europeo que más ha acogido y el que intenta buscar una solución humana a tanto sufrimiento. Se espera que a lo largo de 2017 lleguen a tierra italianas 200.000 refugiados o inmigrantes económicos. Son gente que huye de la miseria, de la guerra y de la persecución. Unos 1.300 hay muerto ahogados este año en aguas mediterráneas.

Los países europeos han acogido una parte insignificante de los 160.000 que se comprometieron a aceptar. La inmigración masiva es difícil de gestionar. Desde el punto de vista político, económico y social. Angela Merkel tuvo que rectificar su política de acogida a medida que bajaba su popularidad en las urnas. En 2015 acogió a un millón de refugiados. Hungría y Polonia han cerrado las puertas a los extranjeros desafiando las directivas de la Unión Europea.

El extranjero estorba desde todos los puntos de vista sin tener en cuenta que una llegada importante de inmigrantes o refugiados tiene consecuencias positivas para la economía y, por encima de todo, son una corrección de la curva demográfica que es alarmante para el futuro de muchas sociedades europeas.

Hay que poner algún tipo de cuotas. Pero no se puede cerrar la puerta a cal y canto como si esas personas que consiguen alcanzar tierra europea fuesen apestados. El Brexit se impuso con un discurso racista y xenófobo cuyas consecuencias empiezan a notarse en la economía británica.  parecía que iba a ganar las elecciones como si fuera una marcha triunfal pero las encuestas indican que el laborista Corbyn se acerca más a los conservadores.

El discurso de Trump en las elecciones tenía un carácter claramente xenófobo. Prometió que acabaría de levantar el muro a lo largo de toda la frontera con México y, además, decía que lo pagarían los mexicano. El derecho soberano de los estados a controlar sus fronteras son elementos inseparables de la seguridad nacional. Los políticos populistas que ganan las elecciones levantan muros y no tienden puentes. Ante el fenómeno jurídicamente descontrolado de la globalización surgen el nacionalismo y el populismo que enlaza con los miedos de la población.

5 comentarios

  5 comments for “Inmigración y miedos colectivos

  1. ramon
    29/05/2017 at 14:01

    Europeos, toca defender el sitio donde vivimos y trabajamos, a no ser que queramos bailar la conga con la musica que quieran EEUU,China o Rusia.
    Merkel: “Los europeos tenemos que tomar el destino en nuestras manos”
    La canciller alemana sostiene que la UE ya no puede contar con sus aliados como hasta ahora
    Europa ya no puede contar con Estados Unidos y con Reino Unido tampoco, al menos no como antes. O lo que es lo mismo: la Unión Europea no es la que era antes del Brexit y la alianza transatlántica no es ni la sombra de la que fue en la era pre-Trump. Esa es la imagen que ha devuelto el espejo de las cumbres de la OTAN en Bruselas y del G7 en Taormina (Italia), donde ha cristalizado una realidad en gestación desde hace ya varios meses. “Los europeos tenemos que tomar el destino en nuestras manos”, advirtió la canciller alemana, Angela Merkel, el domingo en Múnich con Trump recién regresado a EE UU.

    Los puentes se han roto y ahora toca mirar hacia dentro, buscar la fuerza en la unidad europea, con el eje franco-alemán como motor, explicó la canciller en Baviera, durante un mitin celebrado bajo una carpa con mesas corridas, típicas de la fiesta de la cerveza.

    “Los tiempos en los que podíamos depender completamente de otros, hasta cierto punto han terminado”

    • ramon
      30/05/2017 at 18:07

      Macron afirma delante de Putin que ‘Russia Today’ y ‘Sputnik’ difunden intoxicaciones
      El presidente francés admite que están vetados por su partido porque son “órganos de propaganda” Francia al final ha tenido bastante suerte, y hace bien en aliarse con Alemania, porque tal como las gastan en UK,Rusia, China y EEUU…mas vale tener claro donde esta cada uno.

  2. Salvador de Lleida
    28/05/2017 at 09:21

    Innumerables son la cantidad de políticos incultos, corruptos, prepotentes, soberbios, maleducados…..pero eso si, en público son un dechado de perfección.

    Con este comentario no defiendo a Trump. Ostenta algunos de los adjetivos nombrados.

    Y otra cosa. Barack Obama debía callarse y no decir que hay poner puentes en lugar de levantar muros. Durante sus ocho años de legislatura se construyeron 1.000 Kms. de estos últimos.
    Tambien dobló el deficit del anterior presidente U.S.A.

  3. 27/05/2017 at 18:05

    Sr.Foix: si los modales de Trump en público son esos, en privado deben ser alucinantes…

    • Rosamaria
      27/05/2017 at 19:49

      …me quedé de piedra al ver las imágenes por la tele…
      !Cuanta prepotencia!! !! Cuanta soberbia !!.. que escasez de categoria humana…

      solo espero que EEUU y la UE tengan mecanismos suficientes para protegerse de semejante individuo. Da mucho miedo.

Comments are closed.