El discrepante no es enemigo

Pep Guardeiola leyendo el comunicado a favor de la celebración del referéndum ante decenas de miles de personas en Montjuïc

Hemos pasado muchas pantallas desde aquellas elecciones anticipadas que Artur Mas convocó en noviembre del 2012 después de no haber conseguido un pacto fiscal en una visita relámpago a Mariano Rajoy y pensar que la multitudinaria manifestación de la Diada de aquel año era un caladero de votos seguros para CiU. Las manifestaciones no tienen dueño político como certifican siempre las urnas.

Las elecciones anticipadas las carga el diablo. Artur Mas perdió 12 de los 62 escaños que tenía y pasó a depender de ERC en una primera fase y también de la CUP en las posteriores elecciones anticipadas del 27 de septiembre del 2015, que fueron calificadas de “plebiscitarias” tras el referéndum declarado ilegal del 9 de noviembre del 2014. Las últimas elecciones autonómicas fueron anunciadas once meses antes de que se celebraran. Artur Mas no dio un paso al lado voluntariamente, sino que fue obligado a dimitir por los diez diputados de la CUP. Puigdemont era investido president en un fin de semana, un domingo a última hora del día, sin que él lo supiera sólo 48 horas ­antes.

Theresa May convocó unas elecciones anticipadas el 8 de junio y perdió también doce escaños. Ha seguido como si nada hubiera ocurrido, pero su puesto como primera ministra está cuestionado y serán los suyos, los conservadores, los que le busquen el relevo en Downing Street antes de que acabe la legislatura. Margaret Thatcher, John Major y Tony Blair fueron desahuciados por su propio partido a pesar de haber ganado las elecciones. Enemigos, enemigos mortales y compañeros de partido, se lamentaba el viejo Adenauer.

Son cinco años de astucias y de pantallas pasadas y recuperadas que hemos vivido en Catalunya. Tan paradójica es la situación que en el programa electoral de Junts pel Sí no se encuentra la palabra referéndum como objetivo de la legislatura.

El hecho es que el viernes pasado el president Puigdemont y las fuerzas que defienden el referéndum, aunque sea ilegal, anunciaron la fecha del primero de octubre y la pregunta que se va a proponer a los catalanes. “¿Quiere que Catalunya sea un Estado independiente con forma de república?”. No se acaba de entender lo de república porque lo prioritario sería en todo caso la independencia.

El acto apoteósico del domingo ante las columnas de Puig i Cadafalch, con varios miles de independentistas a los que vi acudir a la cita con una convicción sin titubeos, estuvo jalonado por la intervención de Pep Guardiola leyendo el manifiesto en nombre de las entidades que convocaban el acto en representación del pueblo catalán. La voluntad de un pueblo, decía el lema electoral de Mas en el 2012 sin tener en cuenta que la sociedad catalana es plural y diversa en ­todo, como queda certificado en el Par­lament. Guardiola se sentó en primera fila, flanqueado por Puigdemont y Junqueras, pero con la ausencia institucional de los par­tidos que representan la mitad del país, tanto en las últimas elecciones como en los sondeos que vienen publicándose recientemente.

Se invocó la figura de Tarradellas, que ha sido ignorada durante una generación ­porque quien podía haber ocupado el referente histórico no aparece en público por la autoconfesión de irregularidades pa­trimoniales con respecto de Hacienda. Pep Guardiola pidió la ayuda internacional ­para hacer frente a los abusos de un Estado autoritario. Me pareció el pasaje más ­desafortunado del discurso del que ha sido uno de los más grandes entrenadores del Barcelona. Su parlamento a plena luz del día no habría sido posible en China, ­Turquía, Rusia, Arabia Saudí, Qatar o ­Venezuela, donde hay cientos de periodistas y opositores en la cárcel o privados de trabajo.

Al margen de fechas y preguntas hemos llegado a una cierta perversión del lenguaje político, como asegura Mark Thompson en su excelente ensayo Sin palabras, en el que el consejero delegado de The New York Times afirma que “un indicador crucial de que nuestro lenguaje público está en crisis es el hecho de que tantas personas hayan renunciado a escuchar a quienes discrepan de ellas, y en lugar de eso prefieran impedirles que hablen o, si no es posible, taparse los oídos con los dedos o insultarles o ­intimidarles”.

Rajoy ha cometido el error político de plantear el diálogo, primero con Mas y ahora con Puigdemont, como un ejercicio inútil al considerar que sólo la ley puede resolver un conflicto político. Puigdemont sigue adelante sin caminos jurídicos trazados y la vicepresidenta Sáenz de Santamaría responde con que “hay que prepararse para una estrategia de tensión”. ¿No se puede frenar este despropósito? Al final del proceso habrá que sentarse en una mesa y hablar del futuro. Quizás los que lo hagan no sean ya ni Rajoy ni Puigdemont porque la cuestión no puede quedar empantanada indefinidamente sin que se rompa toda o parte de la vajilla. Las cosas no seguirán igual como hasta ahora, pero hay que evitar el accidente entre dos sociedades democráticas que también quieren el progreso, la convivencia y la paz social. Los lamentos posteriores no servirán de nada.

14 comentarios

  14 comments for “El discrepante no es enemigo

  1. Josep Ramón
    16/06/2017 at 06:08

    Amic Lluis: La seva i magnífica editorial d’avui em recorda la del

    The Staunton Spectator, del 22 de enero de 1861, y en él podía leer:
    _____________Conspiración en el Sur___________

    El Norte y el Sur son dos diversas poblaciones, presentando actualmente un antagonismo mutuo. El gran problema para los estadistas no es dar la unidad, sino obtener concordia. La unión no puede ser abolida. Debe ser reconstruida en lo posible. Una reconstrucción que debe, en adelante, ser el objetivo del patriota. Una sola gota de la sangre la imposibilitará para siempre. ¿Cómo puede la matanza ser evitada? La primera condición es la unanimidad meridional. La discordia entre nosotros es locura; locura, maldad. La política general del Sur dependerá de la de Virginia, y la influencia de Virginia dependerá de la consolidación de sus sentimientos. La división en Virginia es tan vital que una pregunta-referéndum sería fatal en sí, al Sur, al país entero. Debemos poner a un lado todos los prejuicios del partido, todas las opiniones preconcebidas. Nos olvidamos de lo que hemos dicho de una a otra parte, en el calor de la discusión del partido, y con una resolución de la mente y del corazón preservar la integridad de la Commonwealt y la paz de la nación. En el editorial del mismo diario leía: Desde el primer día de la sesión, Richmond ha sido el escenario de entusiasmo. Los separatistas de todas las partes del estado han estado aquí al completo, y han utilizado toda su influencia para llevar a precipitar a Virginia en secesión y guerra civil. Esperarán para que la gente se determine, confiando en que sus esfuerzos serán coronados con éxito. Si la secesión ocurre, en mi juicio, la guerra civil es inevitable, y la gente debe esperar que se cuadrupliquen sus impuestos o sean doblados, al menos. Los periódicos nos informan que en Carolina del Sur, el gobierno ha recurrido al laudo forzado, gravando con dieciséis dólares por cabeza de esclavo.

    Tan sols pocs avants de la seva guerra civil. a reconvertir un estat federal am una república amb mes de 600 mil victimes mortals.

  2. Albert
    15/06/2017 at 07:41

    Sr. Foix y compañeros/as del foixblog : Más sobre … ” La responsabilidad de los políticos ” by Lluis Foix * 10/06/2017

    …Claro que tienen la principal responsabilidad. Principalmente los políticos que gobiernan. Sea en el gobierno central ó en cada autonómia.

    No se trata de los catalanes, sino de unos ciudadanos tratados injustamente.
    La escusa de la Ley y de la Constitución Española, NO VALE.

    Pues los políticos diputados, olvidan que además son legisladores.

    Ó sea que tienen la potestad y el poder de crear leyes necesarias y convenientes.

    Y si no lo hacen es porque tienen interéses económicos, ect. Por ello se ganan justificadamente, las 3 culpas.

    Al buen entendedor…

  3. dogbert
    15/06/2017 at 01:45

    No hay evolucion sin revolucion. Vaale, hay que saltarse las reglas para avanzar, siempre ha sido asi. Pero no me convencen ni unos ni otros, creo que no son sinceros, que no son honestos, no son de fiar.
    Me duele este escepticismo mio ante un cruce de caminos que deberia ponerme, pero no logran que supere mi pertinaz flaccidez politica
    Que hi farem!.

  4. 14/06/2017 at 23:18

    Sr. Foix: es el análisis más acertado que he leído en estos últimos tiempos sobre el tema. Le FELICITO, de nuevo, por su “seny”.
    Agradecido, le saluda cordialmente

    J. M. Caparrós Lera
    Catedrático emérito de Historia Contemporánea
    Universitat de Barcelona

  5. Albert 2.
    14/06/2017 at 13:42

    “Se invocó la figura de Tarradellas, que ha sido ignorada durante una generación ­porque quien podía haber ocupado el referente histórico no aparece en público por la autoconfesión de irregularidades pa­trimoniales con respecto de Hacienda”

    L’historiador Josep Benet, a les seves memòries, tampoc deixa gaire ben parat a Tarradellas i les seves qüestions patrimonials. Tenim amnèsia selectiva, segons com i quan convé….. aquests referents històrics són elevats als altars, i llençats a “la paperera de la història”. Quanta trencadissa ens espera?

  6. 14/06/2017 at 13:42

    Sr. Foix:

    “Rajoy, sobre el referèndum: “Ni quiero, ni me lo creo, ni se va a producir”
    NO al Estatut (recollint signatures), NO al Pacte Fiscal, NO als 23 punts presentats per Artur Mas (2014), NO als 46 punts presentats per Carles Puigdemont (2016), NO del Congrès dels Diputats als representants (Turull, Rovira i Herrera) del Parlament de Catalunya (2014).

    Alguna proposta des del Govern del PP? Cap ni una que no sigui la judicial, la por, amenaces,… en tots aquests anys.

    Cada any que passa veig més persones de ideologies, formació, status econòmic,… molt diferents que s´han fet independentistes.
    L´Estat espanyol (millor dit els governs del PP i del PSOE) no hi tenen res a veure amb aquest augment i desitjos
    d´independència?
    Avui vull recordar al President Montilla (gens sospitós d´independentista): a Madrid en una conferència “advierte de la “desafección” de Catalunya hacia España. El presidente de la Generalitat critica el “maltrato inversor”.

    En aquests moments que tenim data i pregunta cal repassar de nou l´Editorial conjunta de la premsa a Catalunya “la dignitat de Catalunya” http://www.lavanguardia.com/politica/20091126/53831123016/la-dignidad-de-catalunya.html

    El primer error de Rajoy i del Govern estatal és no reconèixer el problema amb Catalunya.
    Segon poden inhabilitar a Puigdemont, a Junqueras, … però tindran substituts.
    Tercer i el problema català seguirà i estarà sobre la taula
    La independència va venir per quedar-se i això no té marxa enrere amb o sense Rajoy i “la brigada Aranzadi” capitanejada per Soraya S.S.

    No seria tot molt més senzill i democràtic que “comptar-nos” a les urnes els del SI i els del NO.

    • Rosamaria
      14/06/2017 at 18:55

      Són massa evidències com perque una ment com la del Sr. Foix, tan ben estructurada, no les vegi i carregui sempre contra Catalunya. No m’ho crec. És un home intel.ligent i culte. El perquè no el sé, ni el sabré mai, però si que fa poc La Vanguardia va fer una editorial aplaudida per Ciudadanos….potser va per aqui la cosa…..

      • 14/06/2017 at 19:29

        Rosamaria: La Vanguardia amb el Director José Antich no es la mateixa que amb Marius Carol.
        I no parlem del gir de El Periódico amb els escrits del seu director, articles i cartes dels lectors totes a la contra.
        Tampoc ningú explica perquè Can Godó treu a Josep Cuní i el programa en les properes setmanes.
        Hi han girs que criden molt l´atenció.
        Com les preguntes adreçades a Puigdemont al Cercle d´Economia que se “perdieron” i no van arribar a la taula.

        • Rosamaria
          15/06/2017 at 09:11

          Deu n’hi dó.. !!… creadors d’opinió a sou….”La voz de su amo”….que tenen el valor de criticar a tort i a dret les mesquineses i hipocresies politiques, quan ells actúen de igual manera obeint interessos propis.

          Politics prioritzant interessos de partit per davant de l’ interés del país.

          Periodistes prioritzant interessos econòmics per davant de la imparcialitat dels fets.

          Decididament l’ espectacle és lamentable….

  7. Jose A Garcia
    14/06/2017 at 13:14

    Palabras de unos y otros pero lo que contará serán los hechos que ocurran. Nada es, ya, igual ni lo será: tampoco nadie sabe que sucederá, ni es capaz de darnos probabilidades de éxito o fracaso. Qué tipo de caos se puede generar y quienes pesacaran en rio revuelto?

  8. Alfred
    14/06/2017 at 12:59

    No ha habido, hay, ni habrá, ningún tipo de gesto de entendimiento por parte del gobierno de su Majestad borbónica. (De ahí la inclusión del concepto república en la pregunta).

  9. Rosamaria
    14/06/2017 at 12:45

    Ha fet un retrat excel.lent del govern español, Sr. Foix. Li agraeïxo el gest.

    ….“un indicador crucial de que nuestro lenguaje público está en crisis es el hecho de que tantas personas hayan renunciado a escuchar a quienes discrepan de ellas, y en lugar de eso prefieran impedirles que hablen o, si no es posible, taparse los oídos con los dedos o insultarles o ­intimidarles”…..

    • Albert 2.
      14/06/2017 at 13:39

      Molt ben vist.

  10. 14/06/2017 at 11:59

    Sr.Foix: hasta los sordomudos cuando dialogan mediante gestos se entienden…

Comments are closed.