Emociones y racionalidad

David Cameron y Alex Salmond, en Edimburgo, tras firmar el acuerdo de referéndum para Escocia de 2014

La complejidad del conflicto entre Catalunya y España hace muy difícil que pueda resolverse con leyes, con elecciones o con protestas masivas que envían a las calles miles de catalanes que tienen asumido que la política no se hace principalmente en las instituciones sino en las manifestaciones.

El president Montilla fue el primero que advirtió de un peligroso aumento de desafección allá por el año 2010 cuando la sentencia del Tribunal Constitucional recortó el texto que había pasado por todos los trámites constitucionales después incluso de que Alfonso Guerra hablara de la garlopa que había afeitado convenientemente el texto que llegó por primera vez al Congreso.

La desafección ha aumentado de nivel en ambas direcciones, a juzgar por lo que uno lee en las columnas, redes sociales o escucha en radios y sigue en las interminables y obsesivas tertulias televisivas. La política se ha convertido en la pasión dominante para millones de ciudadanos de las democracias occidentales. Y, posiblemente, la política resuelve menos problemas que cuando trabajaba con menos alboroto. La racionalidad ha perdido enteros a la hora de tratar de los problemas que afectan a la mayoría.

El que niegue que hay un problema endémico de encaje de Catalunya en España, en un espacio en el que todos nos podamos sentir cómodos, es que desconoce la rea­lidad.

La cuestión que cabría plantearse es si España tiene que vivir con el problema catalán sin hacer un esfuerzo para resolverlo en beneficio de todos. Cuando David Cameron se dio cuenta de que había posibilidades de perder el referéndum del 2014 en Escocia, dio un giro radical a la campaña.

Visitó varias veces Edimburgo, Glasgow y las altas tierras oscuras del norte con un mensaje de simpatía hacia los escoceses, reconociendo lo mucho que habían aportado a Gran Bretaña desde el tratado o ley de la Unión de 1707, elogió a sus economistas, escritores y artistas. Os necesitamos, decía, sois parte de nuestra historia común, hemos dominado el mundo conjuntamente durante más de dos siglos, la monarquía común tiene propiedades y residencias en Escocia… La campaña fue reñida, pero sacó diez puntos sobre los independentistas. A Cameron le entró el gusto por los referéndums y el que convocó dos años después lo ganó el Brexit y se llevó por delante su carrera política. El epitafio prematuro lo resumió el propio Cameron en la siguiente sentencia: “Todas las carreras políticas acaban en fracaso”. Una exageración de perdedor.

Los referéndums suelen desconcertar a los votantes de las democracias parlamentarias. Decía Ortega y Gasset que dejando de lado Suiza, que ha valido casi sólo para desorientar a los pensadores políticos poco cautelosos, cuando un gran Estado consigue el plebiscito mediatiza las otras formas de elección, pronto se oyen resonar en el suelo de mármol las rápidas sandalias de César que llega; el plebiscito creó en Roma el cesarismo y lo ha creado en muchas partes del mundo desde entonces.

Rajoy no ha seguido la estrategia de Cameron en Escocia y se ha limitado a aplicar la ley sin construir un relato seductor, ilusionante, buscando las complicidades que existen entre los catalanes y españoles. Sólo la recuperación de la confianza mutua puede resolver esta confrontación de ellos y nosotros que se ha instalado en los debates de aquí y de allí. Qué falta de inteligencia política de unos y otros.

El conflicto entró en su punto de no retorno los días 6 y 7 de septiembre, cuando en el Parlament se aprobaron las leyes del Referéndum y la de la Transitoriedad, que constituían una ruptura unilateral con el Estado. Rajoy dio un poco de tiempo advirtiendo de la dureza de la reacción que vendría. La mediación de Urkullu estuvo a punto de tener éxito hasta el tiempo añadido, hasta minutos antes de que el artículo 155 de la Constitución se activara.

A Puigdemont le temblaron las piernas y prefirió consumar la ruptura en vez de convocar elecciones que habrían dejado sin efecto muchas de las acciones judiciales que han llevado a medio Govern a la cárcel y la otra mitad a un exilio voluntario con gran resonancia mediática internacional. Esta situación no puede satis­facer a nadie tanto si se es independentista como si no. Es un desastre del que tardaremos mucho tiempo en recuperarnos.

Se acercan semanas anormales hasta la celebración de las elecciones el 21 de diciembre de las que no hay que descartar que las urnas vuelvan a sorprender. Las emociones pueden ser tan decisivas como la racionalidad.

El desenlace de esta grave crisis de Estado tendrá que traducirse en una puesta al día de la Constitución que permita a Catalunya sentirse cómoda y querida sabiendo que el conflicto seguirá latente a la manera de los volcanes durmientes. La unidad debe construirse sobre la pluralidad.

Publicado en La Vanguardia el 8 de noviembre de 2017

27 comentarios

  27 comments for “Emociones y racionalidad

  1. RamonM
    10/11/2017 at 12:23

    Los hechos acontecidos, será importante que se estudien en su vertiente social, sirve para ello repasar los comentarios de los articulos de hace 5 años como el reeditado ahora ——————–(http://articulosclaves.blogspot.com.es/2017/11/portugal-espana-cataluna-amics-per.html),——————- para evaluar que pesanbamos antes, que ha pasado y que pensabamos despues, algunos ya veiamos las derivas, al estar en las puertas del laberinto, aplicando :” lo que empieza mal, mal acaba”
    Y ahora tocaria, seguir con los comentarios en esta entrada del siguiente enlace actual, para comparar lo que se decia en 2012, y que ha ocurrido en estos 5 años, estando donde estamos, cuando en 2012, por la opiniones analizadas, sabiendo donde nos metiamos, sabiendo que los que estaban a favor de la independencia solo proclamaban sus posibles beneficios, y no sus riesgos, unos lo hacian son sus analisis unos mas errados ootros menos, pero otros lo hacían directamente con mentiras y falsas ilusiones.

    http://articulosclaves.blogspot.com.es/2017/11/opiniones-economicas-sobre-el-proces.html

  2. Albert
    10/11/2017 at 06:54

    Sr. Foix : Se me ocurre pensar que …Don PP y su partido político de la gobernanza actual, haría bién en retirar ó sacar de la prisión a los, aún no juzgados Sres Jordis, porque seguramente son los únicos capaces de desconvocar, las grandes manifestaciones masivas de la calle, antes de que empiecen a salir lobos solitarios ó intereses de lobbies ó mafias extranjeras organizados, que solo mirarán crear …” A rio revuelto,…ganancia de pescadores “… y entonces ya será tarde.

    Está posibilidad es real, existe y debería de ser considerada, por los aplicadores de la Ley del artículo 155, adaptada para combatir las independencias económicas inoportunas.

    Y para los Sres. ex-componentes del gobierno de la Generalitat de Cataluña, que permanec en prisión, pero aún no han sido juzgados, pienso idem de idem.

    Don PP, recuerde la amnistia del 1978, pues España y Cataluña, solo deseamos la paz. Otra nueva amnistía también le conviene a Don PP. Pues también idem. de idem.

    La culpa es al 50 % Cataluña-España. Pues … ¿ El porque se queja Cataluña y de que ? ” aún sigue sin resolverse… Recuerden que también es el problema que tienen todos los españoles…

    • Albert
      10/11/2017 at 09:27

      P.D. A proposito : Que propuestas hace Don PP, como respuesta a …¿ El porque de Cataluña ? …que hagan innecesaria la idea de divorcio de España, debido a la voracidad abusiva de la fiscalidad impositiva aplicada, por el conjunto sumado, del Gobierno central del estado y del gobierno de la autonomía de Cataluña ó Generalitat de Cataluña, que también es el estado español ?

      El resultado es extremadamente abusivo, provocante e indignante.

      ! That is, the principal question of the Catalonia ” To be or not to be ” ¡

    • Albert
      10/11/2017 at 09:39

      P.D. Todo tiene solución, pero falta talento, imaginación creativa, predisposición de buenas intenciones y mente de estadista, que solo miré el bienestar de las generaciones futuras.

      Y de momento esto brilla por su ausencia. ¡ LASTIMA y VERGONYA ! para España y para Cataluña.

  3. 09/11/2017 at 12:29

    Sr.Foix:visto lo visto, uno empieza ya a tener una sensación de cansancio bastante importante…

    • Albert
      09/11/2017 at 18:03

      También tienes razón, BartoloméC.

    • Ramon
      10/11/2017 at 12:13

      Para lo unico que quizas sea interesante estudiar el proces, es un su vertiente social, como nos hemos comportado como sociedad, si hemos aplicado o no la inteligencia colectiva.
      En mi caso me es interesante, conocer que se opinaba hace 5 años cuando estabamos entrando en la puerta del laberinto, y que se opina ahora, por desgracia en la puerta de los juzgados

  4. Salvador de Lleida
    09/11/2017 at 09:50

    Rosamaria, on reposes?

    Torna ja. Et necesitem.

    • Albert
      09/11/2017 at 18:00

      Tens rao, Salvador de Lleida. Torna ja, Rosamaría, Et necessitem.

  5. 08/11/2017 at 20:23

    La visió fatalista del pagès sembla que s’imposa en el pensament de Foix. La situació actual es dolenta i ” igual que la marinada que sempre arriba: “Es un desastre del que tardaremos mucho tiempo en recuperarnos”.
    NO i NO, és un desastre i serà un desastre si no fem res per revertir-ho. Que proposa Vtè i que sigui factible ? Demà sortirà el sol i què, quines propostes tenim? N’agradaria sentir-les d’una persona que es tant viatjada i que com Pla toca de peus a terra.

  6. dogbert
    08/11/2017 at 20:09

    Veo gente atrapada en sus vehiculos en carreteras y autopistas. Veo gente en las vias del ferrocarril. Veo grandes muchedumbres en manifestaciones varias. Oigo helicopteros. Noto tension, desazon, incertidumbre, tristeza.
    No me gusta.
    Mientras, los de siempre, de una y otra parte, estan haciendo calculos demoscopicos, estramboticos.
    Anochece antes, hace frio. Intemperie

  7. Ramon
    08/11/2017 at 18:52

    En la ecuación = Emociones + Fanatismo – Racionalidad, nunca encontraremos una buena solución si la racionalidad es el factor más elevado

    • Ramon
      08/11/2017 at 18:58

      En la ecuación = Racionalidad- Fanatismo – Emociones , encontraremos la solución solo cuando la racionalidad sea el factor más elevado

      • Ramon
        08/11/2017 at 19:00

        Y mejor aún si eliminamos las emociones de la ecuación, la ecuación quedaría Racionalidad- Fanatismo ,entonces encontraremos la solución cuando la racionalidad sea el factor más elevado

        • Albert
          09/11/2017 at 00:01

          Ramón, lástima que como se ha producido un cambio generacional, muy grande…y ahora los jovenes son las masas, pues como es natural la magia de las emociones y del fanatismo les mueve y motiva su cerebro juvenil. O sea que su racionalidad brilla por su ausencia.
          Y por lo tanto de seguir así ó sea bajo su impulsiva irracionalidad, nuestra socieda, de momento, marcha en sentido contrario a la racionalidad.

    • Ramon
      08/11/2017 at 19:02

      Faltaba un no…

  8. felip
    08/11/2017 at 16:05

    Todo lo que querais però a mi se me hace difícil ver a Rufian conseller de Educació i Cultura.

  9. Albert
    08/11/2017 at 13:43

    Sr. Foix : El primer error se produjo cuando Don PP y la decisión del TC, en el año 2010, sobre el aclarado y diluido del Estatut de Cataluña, que había sido previamente refrendado por los ciudadanos, votado por el Parlamento de Cataluña, votado por el Parlamento Español y votado por el Senado de España.

    Lo que ocurre ahora, seguramente es un incendio, provocado involuntariamente por aquella chispa, que seguramente, Don PP no tenía la voluntad ni la intención, de provocar tamaño incendio. Fuego que aún perduran los rescoldos y arrecian las ráfagas del viento de oriente.

    ¡ Hay Don PP, …Vaya mania que tiene Vd. con la vaca lechera productora y cotizante ” Cataluña ” ! ¡ Vd. no corrige, ni tampoco enmienda !

    ¡Mullir la leche de la vaca Cataluña y al tiempo dejarla sin alfalfa ( Inversiones en obras de infraestructura y aumentar los impuestos fiscales y otros, ect.) !

    ¿ Que quiere que hagamos, entonces… Don PP ?… ¡ La solución está en su mano !

    • Jaume T.M.
      08/11/2017 at 15:13

      Albert: Nunca he entendido lo del Estatut: 14 articulos suspendidos de más de 200. El gesto es quizás feo, pero..¿ es para tanto ?

      En cuanto al PP y Cataluña, polarizarlo es un error político, pero creo que solo interesa a los independentistas tensar la cuerda..para llegar a romperla. Supongo que el PP no deberia estar en el poder demasiados años, ni tampoco Cataluña estar reclamando mejoras a su economia en pago a su aportación, sin llegar a conseguirlas. Pero veo que ya la reclamación no es económica…sino identitaria, o nacionalista. Y ahi si hago mi aportación personal y particular: no necesito declararar la independencia para sentirme independiente (todo lo que cabe en un estado democrático) ni tampoco para sentirme catalan. Saludos !!!

      • Albert
        08/11/2017 at 23:47

        Jaume T.M., estoy de acuerdo contigo en todo lo que afirmas, porque es muy sensato y realista.

    • Ramon
      08/11/2017 at 19:03

      Racionalidad + emociones = Fanatismo – Emociones , encontraremos la solución solo cuando la racionalidad sea el factor más elevado

      • Ramon
        08/11/2017 at 19:05

        = que debería ser >

    • Albert
      09/11/2017 at 06:12

      P.D.

      También me pregunto : ¿ Que clase de personas erán los padres de la Constitución española, que hicieron posible… el entendimiento, la conciliciación y la concordia entre partidos políticos muy diferentes, en ideas, enfoques, interpretación e intereses económicos de los trabajadores, de los sindicatos, ect. el gran capital con su poder real invisible y el poder de la gobernanza de la dictadura franquista, …repito… que hicieron posible el acuerdo de la…Constitución Española y el invento de las Autonomías.

      Pero también recuerdo que, el mundo nos iva a favor, con Europa a la cabeza, había el Rey y su padre Don Juan, incluso la Reina de Inglaterra y otros muchos de aquella época, de cuyo nombre ahora no me acuerdo.

      Ahora en cambio, el mundo no permite ni tolerará la desunión de intereses económicos y de naciones ó estados.

      Es la realidad actual, donde hemos de convivir privilegiados y opulentos multimillonarios, millonarios, con trabajadores que cobran sueldos de varios niveles que van desde altos, medianos y minimos de esclavitud moderna has ta los que están en elparoy en la miseria más absoluta, ect.

      Y todo debido a la gran corrupción endémica institucional que ha corroido y alterado todo y a toda la sociedad humana, provocando terrorismo, guerras con bombardeos tipo terremoto, ect. emigraciones masivas de desamparados, hambrientos y sin hogar a millones de seres humanos y familias enteras que huyen de la muerte desesperadamente, ante la ignorancia de la realidad y de la indiferencia del drama humano, por parte de las naciones privilegiadas del mundo priviklegiado e incluso o pulento.

Comments are closed.