Las campañas y las mentiras

La verdad no merece ningún respeto especial en estos tiempos rápidos. Ni siquiera para personajes bastante cultivados. Parece extraño, pero así es. Dentro de unos veinte años la mitad de las noticias que circulen por la masa crítica de la información serán falsas. Así lo ha afirmado un estudio publicado en los diarios estos días.

Si esta corriente se confirma es posiblemente la peor noticia que puede complicar aún más la convivencia en un futuro inmediato. Los conflictos vienen por las mentiras o por las verdades a medias. La corrupción no es otra cosa que una gran mentira de la que resultan afectados muchos individuos que nada tienen que ver con los chanchullos de los corruptos.

George Steiner ha tratado de poner en evidencia el terrible fracaso de la cultura humanista frente al horror de nuestro siglo, que no sólo no impidió la barbarie, sino que muchas veces acudió en su ayuda. El gran escritor Balzac, bajo el ministro Polignac en 1839, denunciaba la “sociedad funeraria”, las “costumbres de catafalco”, la ausencia de toda franqueza, de toda verdad, de toda pasión, que hacía reinar jun régimen a contracorriente del carácter francés.

Que los británicos se hayan obsesionado en abandonar la Unión Europea no es una gran sorpresa porque nunca han militado de verdad en el europeísmo. Pero que Estados Unidos tenga un presidente que se pase ocho horas al día viendo la televisión y gobierne de madrugada a golpe de tuit es más preocupante y, seguramente, un peligroso indicio de que si no corrige sus actitudes, el país puede entrar en un cierto declive lento pero inacabable. Ningún imperio ha sido eterno.

Trump y el Brexit acudieron a la campaña electoral haciendo un uso abusivo de la mentira. No lo negaron. Simplemente, afirmaron que lo que importaba es que habían ganado. Y esto es suficiente, lo justifica todo. La mentira adopta formas de propaganda de prescriptores mediáticos, de políticos sin escrúpulos, de sociedades rendidas ante el alud de falsedades que se dan como ciertas.

Se olvida que los países que más han prosperado, desde la Grecia de Pericles hasta las democracias imperfectas pero dispuestas a superar sus propios defectos a través de la transparencia, de la acción de la justicia y la colaboración informativa y de opinióno de los medios de comunicación.

Estamos en plena campaña y me atrevería a vaticinar que aquel candidato o candidata que sepa ajustarse a los hechos, a un nivel alto de veracidad, será premiada por las urnas. En las campañas, los electores no sólo se divierten por las salidas de tono de los candidatos sino que observan, estudian y reflexionan sobre el sentido de su voto. La mentira tendría que ser severamente castigada en las urnas.

16 comentarios

  16 comments for “Las campañas y las mentiras

  1. rms
    11/12/2017 at 23:49

    Spain is diferente ? Por suerte un poco menos España y Catalunya, quien tiene políticos parecidos, Puede y debe mejorar, si es diferente porque las reformas, la modernización siempre ha costado muchísimo, pero al menos a diferencia de la época de Ortega y Gasset, ahora estamos dentro de un escenario con normas europeas,? como mejorar? Adaptando modelos europeos q funcionan…”Una centralización del poder institucional que contrasta con lo que sucede en otros estados descentralizados. Como señala Esteve Pardo en un trabajo reciente, en Alemania:
    “El Tribunal Federal Alemán con sede, como es bien sabido, [se encuentra] en Karlsruhe. Menos conocido es que el Tribunal Supremo Federal en materia laboral está en Erfurt; el de lo administrativo, en Leipzig; el de lo social, en Kassel; el de la materia fiscal y tributaria, en Múnich; la agencia reguladora de redes, en Bonn; el organismo regulador de los mercados financieros, en Berlín; el Bundesbank, en Fráncfort; la agencia reguladora de energía, telecomunicación, correos, ferrocarril, en Bonn; la agencia para la protección de consumidores y derecho alimentario, en Braunschweig. En España es notorio dónde se ubican todos estos organismos, salvo la fugaz presencia en Barcelona de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones. Con la generalizada informatización documental y las infraestructuras de transporte de las que dispone, España no puede desaprovechar estos y otros elementos de articulación territorial y social para evitar las periferias” (El Cronista del Estado Social y de Derecho, nº 71-72, octubre 2017, p.131) .

    • rms
      12/12/2017 at 01:35

      Algo estamos haciendo mal
      Parapetarse tras la Constitución sin revisarla, sin renovarla y crear nuevos pactos generacionales que legitimen las decisiones es un lento suicidio. Las instituciones tienen problemas de legitimidad democrática
      José Esteve Pardo
      Javier García Roca
      20 FEB 2014 –
      Si en Europa tenemos un derecho constitucional económico sin una Constitución, en España tenemos una vieja Constitución con cada vez menos derecho constitucional. La crisis económica ha descosido las costuras del traje y como una poderosa lupa nos ha permitido ver numerosos defectos. La mayor parte de las instituciones tienen hoy serios problemas de legitimidad democrática o de funcionamiento o de ambas cosas a la vez. No hay casa alguna —y tampoco la Constitución— que pueda habitarse dignamente sin reformas estructurales y algo de mantenimiento después de tanto tiempo. España no es diferente. Pero nos hemos obstinado en actuar de otra manera, diversa a la habitual en el resto de los países europeos con tradiciones democráticas, enrocándonos en la intangibilidad de la ley fundamental. Parapetarse tras la Constitución sin revisarla, sin renovarla y crear nuevos pactos generacionales que legitimen las decisiones es un lento suicidio. Es urgente generar diálogos y acuerdos lo más amplios posibles.
      Qué duda cabe de que debemos tratar de salir de la crisis financiera y de empleo lo antes posible, pero convendría hacerlo sin haber destrozado en el camino todo el buen tejido de normas e instituciones del Estado logradas con un esfuerzo de décadas. Preservando el Estado social que permite nuestra convivencia pacífica y nos hace iguales, aunque sea con prestaciones más austeras. Manteniendo el Estado de derecho que nos hace respetar los derechos fundamentales de todos y vivir libres. El Estado de las autonomías, que obedece al pluralismo y las diferencias territoriales, pero busca la integración y la solidaridad entre todos los españoles sin agravios comparativos. Habrá que esperar a que el polvo que cubre nuestros ojos —la depresión que genera la crisis— se asiente para poder observar mejor la realidad y hacer un diagnóstico más preciso, pero la impresión general no es halagüeña. Algo estamos haciendo mal.
      El respeto al Estado de derecho y a sus principios, la voluntad de compromiso constante entre todos los partidos que respetan las leyes y el marco constitucional, un ánimo decidido de participar activamente en la Unión Europea, el sitio donde nos gobiernan realmente, parecen fármacos de amplio espectro muy beneficiosos para nuestras enfermedades. Pero habría que impulsar y acometer lo antes que se pueda reformas constitucionales y legales convenientemente pactadas en todos los niveles de gobierno. No hay otra forma de salir de esta desorientación ciudadana, de la actual inseguridad jurídica y pérdida de la legitimidad democrática.
      Javier García Roca y José Esteve Pardo son catedráticos de Derecho Constitucional y de Derecho Administrativo de las universidades Complutense de Madrid y de Barcelona respectivamente. Firman este artículo en nombre de 60 catedráticos, profesores universitarios y altos funcionarios de la Administración.

  2. Albert
    11/12/2017 at 18:56

    Sr. Foix: Pienso que seguramente es un error, el que varios partidos políticos, traten de aliarse ó entenderse entre ellos, para tratar de conseguir una mayoría votada, para asi, hacerse con el gobierno de España ó del gobierno de una Autonomía, como la Generalitat de Cataluña.

    En cambio sería más aconsejable por beneficioso, para el entendimiento de España con Cataluña ó de Cataluña con España, el que en el dialogo y la negociación intervinieran y lo hicieran directamente los más importantes
    representantes empresarios del gran capital de España, de Cataluña y de todas las demás Autonomías de España. Pues solo hablarán de intereses económicos y sus correspondientes beneficios, pero serían mucho más efectivos y realistas que los ” parlamentadores “.

    Seguramente el acuerdo sería mas efectivo, aceptado y duradero que el que parece que no conseguirán nunca, los politícos, parlamentarios y demás gentes del mundo ” parlamentario “.

    • Albert
      12/12/2017 at 12:20

      P.D. Es evidente que lo que en realidad mas deseo, es que se llegue a un consenso y a un acuerdo, entre todos los representantes de la sociedad.

      Y para mi los representantes de la sociedad, somos todos sus componentes. Y no solo los dirigentes de los partidos políticos, que ganan las elecciones por mayoría absoluta.

      Pues los dirigentes de los partidos políticos de la oposicón, junto con los hombres y mujeres de su propio partido, también cuentan, para bién gobernar.

      Pero no debemops de olvidar a los representantes del gran capital. Tampoco a los grandes, medianos y pequeños empresarios. Todos ellos emprendedores, creadores de productosy artículos, puestos de trabajo, consumidores y cotizantes de IRPF e impuestos al Estado y a la Seguridad Social, ect.

      Tamoco debemos olvidar a los juristas, jueces, abogados, ect. Tampoco al clero, cardenales, arzobispos, ect.

      Tampoco olvidemos al ejercito, Tenientes generales, coroneles,, ect, ect.
      Tampoco olvedemos al Jefe del Estado, ect.

      Tampoco olvidemos a los Sindicatos de trabajadores, tampoco a los que cobran miserrimos sueldos de esclavitud, trabajando más horas de la cuenta, ect.
      Tampoco olvidemos a los que estan en la misería y la deseperanza, ect.

      Digo todo este rollo, porque veo que nuestros políticos actuales, viven ausentes y en otra galaxia, pues existen demasiados partidos políticos que ni por asomo se ponen de acuerdo en lo minimoy lo más básico.

      En realidad se confirma lo que dijo Sir Winston Churchill, ” Los políticos solo piensan en el beneficio de su partido “.

      O intervienen todos los representates, sin excepción, como cuando la transición
      del 1978, ó vamos sin rumbo y a ninguna parte.

      Nos conviene a todos sin excepción.

      • para comentar
        16/12/2017 at 13:33

        Presentació de Xavier Domènech al Fòrum Europa Tribuna Catalunya

        Us penjo la part final de la presentación que he fet avui de Xavier Domènech al Fòrum Europa. Aquesta part final ha anat precedida de les mateixes preguntes que us vaig fer l’altre dia.

        (…)

        Catalunya en Comú Podem proposa, entre moltes altres coses, tornar a l’Estatut i a la Constitució per poder sortir d’aquesta situación amb dignitat.

        Proposa tornar a fer política en majúscules, a lluitar per recuperar l’autogovern, per alliberar el vicepresident Oriol Junqueras, el conseller Joaquim Forn i els líders civils, Jordi Sánchez i Jordi Cuixart (ja veuen que no sóc a TV3, perquè, si hi fos, no ho podría dir d’aquesta manera).

        Catalunya en Comú Podem vol que tornin tots els electes que son a Brussel·les, amb el president Carles Puigdemont al capdavant. (No son uns delinqüents ni son uns corruptes).

        Catalunya en Comú Podem vol establir aliances amb altres forces polítiques espanyoles per reformar la constitució; vol lluitar contra la desigualtat i vol lluitar i lluitarà, des del consens, per poder decidir.

        Catalunya en Comú Podem vol fer fora del poder tots aquells mandataris que neguen la política i que l’únic que t’ofereixen és el codi penal, és a dir, la negació de la política.

        Catalunya en Comú Podem vol fer fora del poder tots aquells mandataris que consideren que un país és com una empresa on les persones només son apunts comptables de dèficit zero.

        Catalunya en Comú Podem lluitarà, com ha fet sempre, per defensar l’escola catalana i no es cansarà de treballar perquè Catalunya torni a ser un sol poble on la cohesió social i la convivència siguin objectius prioritaris.

        És això equidistància? Doncs, si ho és, benvinguda l’equidistància!!

  3. RMS
    11/12/2017 at 13:47

    Si los politicos engañan, es menester de los periodistas difundir sus engaños, es menester de los medios de comunicación preguntar por sus pgm economicos, pero no preguntar por sus discursos y proclamas. se trata de preguntar por el plan de acción por como van a lograr sus obejetivos. No hay preguntas economicas precisas a los politicos, no hay argurmentos, solo hay titulares de la frase “chocante” del dia

    • francis black
      11/12/2017 at 14:48

      Los periodistas suelen trabajar para empresas que tienen intereses diversificados, las agencias de noticias internacionales, los buscadores de internet, los propietarios de las redes sociales…. toda esta gente marca los temas a tratar y lo hace en relación a unos interés privados, nosotros hablamos sobre lo que se pone encima de la mesa a nivel internacional o de temas domésticos.

      • otra mentira
        11/12/2017 at 18:58

        Claro y ahora toca hablar del traslado de obras,,,la culpa del PP y del art 55, no de los jueces y abogados que llevan batallando desde 2015… (1)El juicio por las ventas de piezas de Sijena se celebrará a principios de 2015
        (2) En 2017:
        La Generalitat catalana, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y el Museo de Lérida han perdido los recursos de apelación que presentaron contra la sentencia de abril de 2015 que le obligó a devolver las 97 obras de arte del Monasterio de Villanueva de Sijena (Huesca), los «bienes de Sijena» de los que la Administración catalana se apropió entre los años 1983 y 1994.

        Aquella sentencia de primera instancia fue recurrida por la parte catalana. En cualquier caso, el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena logró que la Justicia ordenara a Cataluña la devolución provisional de esas 97 piezas. Tras reiterados desacatos -el «Govern» de Puigdemont solo devolvió 51, y fuera de plazo-, hace un par de semanas el juzgado dictó una nueva orden para que se devuelvan a Aragón las 46 piezas que faltan -44 están en el Museo de Lérida y otras dos no se sabe dónde están, según dijeron las autoridades catalanas hace un año-.

        La Audiencia de Huesca tumba todos y cada uno de los argumentos esgrimidos por la Generalitat, el MNAC y el Museo de Lérida. Así, entre otras conclusiones, la Audiencia reitera que las compras que trabó la Generalitat no fueron legales, que compró a quien no era el propietario legítimo de esa valiosa colección artística, que además fueron operaciones ilegales porque supusieron desmembrar un Monumento Nacional que, como tal, era indivisible -tanto en su arte mueble como inmueble-. Y, además, la sentencia de la Audiencia de Huesca advierte que la Generalitat ni siquiera ha sido capaz de probar que pagara realmente por hacerse con el «tesoro de Sijena» -así que tumba también su pretensión de verse económicamente resarcida por perder ahora esa colección y devolverla forzosamente a Aragón-. La culpa es pues de 155, no que han perdido los recursos…

  4. 11/12/2017 at 10:33

    Sr.Foix: veo todo lo que está pasando con mi escepticismo de siempre, no me creo de la misa la media…

    • francis black
      11/12/2017 at 12:11

      ¿Hay alguna novedad? , ¿alguien pide el voto para otro partido?

  5. Francesc
    11/12/2017 at 09:47

    Se solia decir que los hechos son sagrados y las interpretaciones libres. Aunque se ha de intentar ser imparcial y llegar a cierta objetividad, muchas veces pienso que hay tantas verdades como personas, por eso hay que ser honestos.

  6. francis black
    11/12/2017 at 09:01
  7. Francesc
    11/12/2017 at 02:44

    En el Periodismo el objetivo debería ser el intentar aproximarnos a una verdad determinada sobre unos hechos determinados, que así de entrada son solo una constatación de un acontecimiento, que hemos elegido porque consideramos que tiene alguna relevancia social porque afecta a un determinado número de personas. En la Historia sucede lo mismo. Pero difiero de los que aportan verdades absolutas sobre cualquier cosa, pues esas verdades invalidan el resto de puntos de vista, y cuando se encuentran con otras verdades absolutas, en el conflicto que se provoca, es muy difícil llegar a ningún acuerdo. Ese planteamiento se acerca al fanatismo y no creo que el Periodismo sea sinónimo de religión o teología, campo abonado al conflicto y dicho sea de paso más apto para las creencias que a la demostración científica.

    En cuanto a la mentira no debe tener cabida en el Periodismo. Pero comprendo que se pueda caer en ella de buena fe por estar mal informado creyéndose el periodista que está expresando una verdad sobre unos hechos determinados. Tampoco debemos perder de vista, como decía más arriba, que siempre hay una elección de unos hechos sobre otros, a veces de buena fe y otra más torticeramente. Esto también es una manipulación.

    En cualquier caso, el factor clave en todo momento es la intencionalidad. Puede expresarse una verdad con buena intención o mala, no dejará de ser verdad denunciar que un político u otro haya incurrido en una falta o delito, pero la intencionalidad puede ser hundirlo para beneficiar a su adversario, que a lo mejor está haciendo lo mismo. En cuanto a la mentira, por su propia definición su expresión es perniciosa, pero hay quién ha mentido por ejemplo sobre su reclusión en un campo de concentración y exterminio, como Enric Marso, según él para transmitir mejor como era y que sucedía en esos lugares. Pero esto es una mentira, y por lo tanto no es ético.

    El problema es más profundo cuando en el Periodismo o la Historia se inventan unos hechos o se niegan sistemáticamente otros que ya se han probado. Recuerdo una de las escenas finales de la película de “El planeta de los simios” de Franklin Schaffner donde se descubre que en el pasado la humanidad había tenido una civilización y que esta se había extinguido. Hecho y se intenta ocultar a toda costa por las implicaciones de todo tipo. Insisto en lo que ya dije en una nota anterior, la efectividad y la tendencia, del comunicador será premiada o rechazada por aquellos que buscan la mejor información.

  8. dogbert
    11/12/2017 at 01:29

    No creo que los electores nos estemos divirtiendo en esta campaña. Mas bien creo que la estamos soportando con escepticismo, fatalismo y un hartazgo sensacional.
    La verdad ni esta ni se la espera.
    Porque y para que pues todo este paripe de mentira y humo?
    Al tanto!

  9. Albert
    11/12/2017 at 00:43

    Sr. Foix : ” Las campañas y las mentiras ” …pero no olvidemos que el pueblo si se da cuenta, lo intuye, pero siempre gana el poder corrupto. Cuanto más corrupto más gana. Tenemos ejemplos muy próximos y por doquier.

    Pienso que de todas maneras existe la corrúpción, porque existe la inacción contra la corrupción, por la tolerancia y el panzacontentismo de la sociedad entera.

    La sociedad humana, civil, judicial, religiosa y de todos los ordenes toleró, permitió, protegió con leyes especiales y bendijo urbi et orbi, el millonario negocio de la trata, trafico y comercio de esclavos negros y otros también, ect.

    Y eso no ha cambiado demasiado. Ahora aun hay esclavos y cohexisten con la moderna esclavitud, es decir cobran sueldos bajisimos de esclavitud.

  10. Miguel
    10/12/2017 at 23:11

    Ojalá! Para eso el pueblo ha de decidir con la cabeza dejando al corazón en un segundo término.

Comments are closed.