La anomalía de no rendir cuentas

Carles Puigdemont viendo un partido del Girona desde Bélgica.

Las elecciones de mañana son anómalas en más de un sentido. Son las primeras en las que las redes sociales han actuado con altos niveles de toxicidad en todos los sentidos. No es nuevo, como se comprobó en el Brexit y en las elecciones que ganó ­Donald Trump, dos acontecimientos electorales de primer orden en el año 2016. La verdad ha pasado a ocupar un segundo o tercer lugar. Cada vez es más compro­bable que una parte del discurso político se construye sobre noticias falsas o simuladas. El reino de la posverdad está aquí para quedarse y me temo que discernir entre lo verdadero o falso será cada vez más di­fícil.

La consultora Gartner sostiene en su último informe sobre predicciones para el 2018 que en el año 2022 el público occidental consumirá más noticias falsas que verdaderas y que no habrá suficiente capacidad ni material ni tecnológica para eliminarlas. El coste de producir noticias falsas es muy inferior al de elaborar noticias que se aproximen a la verdad.

La consejera del núcleo más cercano al presidente Trump, Kel­ly­anne Conway, tuvo que defender una declaración falsa del entonces secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, cuando se refirió a la asistencia de público a la sesión inaugural del presidente comparándola con la de Barack Obama en el 2008. Las fotografías no podían mentir. La señora, con sólo dos días en el cargo, se salió como pudo diciendo que se trataba de “hechos alternativos”. No hay hechos alternativos, sino falsedades, como muy bien afirmó Orwell en los tiempos del auge de las dictaduras de los años treinta del siglo pasado.

Las elecciones de mañana son también anómalas si se tiene en cuenta que hay candidatos en la cárcel y otros huidos a Bélgica. Los que optaron por la supuesta protección oficial de Bruselas han hablado en campaña todo lo que han querido. Carles Puigdemont ha hecho turismo, ha ido a la ópera y vio en un bar el partido del Girona contra el Getafe a las doce de la mañana del domingo. Son raros los días en los que no ofrece una declaración de campaña, mientras que, desde la prisión de Estremera, Oriol Junqueras decía en entrevista a RAC1: “Estoy aquí porque no me escondo nunca de lo que hago y porque soy consecuente con mis actos, decisiones, pensamientos, sentimientos y voluntad”. Sólo le faltaba decir, tú en Bruselas haciendo campaña y yo aquí, limitado por las restricciones penitenciarias.
Otra anomalía es el expediente abierto a Junqueras y a Jordi Sànchez por el Ministerio del Interior por utilizar las comunicaciones familiares telefónicas preceptivas para difundir mensajes políticos. He cubierto muchas elecciones en el ancho mundo de países democráticos, pero nunca había visto nada semejante. Soraya Sáenz de Santamaría considera que el ­procés es un fake basado en la posverdad. Si ello es así, le responde Marta Rovira, ¿qué hace Oriol Junqueras en la cárcel?

Pero quizás la anomalía más gruesa es que en la campaña que terminó ayer por la noche no se ha pedido cuentas a los gobernantes que nos han llevado a la insólita situación en la que nos encontramos. Cada vez es más evidente que la prioridad del Govern Puigdemont fue el referéndum que debería conducir a la república catalana. Lo demás tenía una importancia relativa, tal como se desprende de los papeles incautados por la policía judicial que están llegando al conocimiento de todos.

El rendimiento de cuentas es uno de los aspectos fundamentales de toda democracia. Karl Popper decía que el sistema libre no consistía en formar gobiernos, sino en echarlos si se comprobaba que no habían cumplido satisfactoriamente con sus promesas. El sistema de democracia representativa, con todas sus imperfecciones, es el más fiable de todos porque tiene más elementos para corregir errores y denunciar acciones de mal gobierno. Mucho más, a mi juicio, que la democracia participativa. Bien lo sabe la primera ministra británica, Theresa May, que ha visto cómo el Parlamento le exige tener la última palabra en las complejas negociaciones con Bruselas sobre el Brexit. La democracia británica ha perdurado tanto por el control del Parlamento sobre los gobiernos a lo largo de generaciones.

He visto los dos últimos debates con todos los candidatos. Me parece que no se insistió suficiente en la labor del gobierno que hoy está en la cárcel o fuera del país. Parecen unos debates normales sin tocar las piezas fundamentales del rendimiento de cuentas. Se me antoja difícil vislumbrar un gobierno sólido a partir del viernes.

Si no hay un punto de encuentro, bajo mínimos si se quiere, entre el bloque independentista y el constitucionalista, podemos irnos preparando para unas nuevas elecciones. Otras. Pero esta vez con el artículo 155 sobrevolando mucho tiempo como un dron sobre nuestras cabezas.

Publicado en La Vanguardia el 20 de noviembre de 2017

25 comentarios

  25 comments for “La anomalía de no rendir cuentas

  1. R
    21/12/2017 at 15:41

    Veremos q pasa, la sensación es que todo quedara igual de liado. Podremos pues considerar la metáfora del elefante y los seis ciegos, al caso de Cat.

    • Y no reaccionan...
      21/12/2017 at 20:58

      “Seis ciegos acudieron a la llegada de un elefante a su ciudad, uno se agarró al rabo, otro la pata, otro la barriga, otro trompa, otros colmillos y otro orejas, el primero dijo que el elefante era una culebra peluda, otro le dijo que no tenía ni idea, que era una gran columna, el tercero espetó que no sabían nada, que el elefante era blando y flotaba en el aire contrayéndose y expandiéndose, otro se rio y dijo que era como un abanico, el siguiente dijo que era largo y se contraría, y el último les dijo que estaban ciegos, que era como una rama”, la realidad es que todos estaban en su verdad y no podían ver otra ….los independentistas no tienen el apoyo de Europa, generan indertidumbre económica y son hoy por hoy inviables, las otras partes solo ven su parte, y creen que sin negociar, sin reformar la constitución, con la justicia lo reparan todo.”Hernado …la realidad (La inversión extranjera en Catalunya se hunde el 75% en el tercer trimestre, ayer 30 empresas marcharon, El holding de los Gallardo, Cata, una filial de Pirelli ,Punt Roma,Bunge Investment Ibérica,JCB, Tyre & Fleet, Vida Caixa SA de Seguros y Reaseguros…)

  2. Albert 2.
    21/12/2017 at 10:30

    Sr. Foix, vosté sempre diu que desconfia d’aquells que en política parlen d’un “nou” país, un “nou” temps, etc. Que li emulen el nefast “nou home” soviètic.

    Bé, avui el Sr. Pedro Sanchez ha piulat el següent: “Hoy vamos a inaugurar un nuevo tiempo donde, juntos, construiremos el futuro”.

    Que parli el poble.

    • Jaume T.M.
      21/12/2017 at 13:32

      Això: que parli el poble. I si els que volen independència no arriben ni al 50%, que s’oblidin. I si el nombre de Diputats que volen la independència no són més de 2/3 de tot el Parlament, que s’oblidin. El poble ha de parlar, es clar, però les normes s’han de respectar. Salut !!!

  3. Francesc
    21/12/2017 at 00:51
  4. francis black
    20/12/2017 at 23:10
  5. david g
    20/12/2017 at 19:17

    el peor legado del procés (y no me refiero al económico, que en los próximos meses iremos viendo el destrozo: paro, desinversión, decrecimiento, etc) es la ruptura social irreconciliable entre catalanes. catalunya es hoy una comunidad fracturada en dos mitades, lo de “un sol poble” se acabó. y ninguna comunidad puede prosperar así. no veo reconciliación posible en el corto plazo. en mi opinión catalunya ha entrado en una espiral de decadencia social y económica que no tiene vuelta atrás, al menos tal y como están los ánimos y mientras haya sectores que amenazan con movilizarse por años y años.

  6. dogbert
    20/12/2017 at 18:33

    Reflexionad, pero sed felices!

  7. Eduard
    20/12/2017 at 15:15

    De acuerdo con el rendimiento de cuentas. Si puede ser ordenadas de más a menos graves, de más a menos democráticas. 1.000 heridos por las fuerzas de estado español ( principalmente peligrosos jubilidados con peligrosas armas blancas , de papel, en la mano) . Poder político y judicial español fundido en un solo poder al servicio del Gobierno y de los falangistas ya condenados que como tienen hijos (motivo declarado por el TC) son puestos en libertad mientras que personas sin sentencia (con hijos) todavía duermen en la carcel y son castigados impunemente, tratados como “presos de guerra“(Francesc Marc Alvaro hoy en RAC1) en la detención ilegal y ahora en la carcel. Es tan enorme y escandalosa la diferencia en cuanto a los valores democraticos entre el nacionalismo español y el catalán, tan grandes las mentiras que emiten los medios españolistas que definitivamente la verdad, estoy de acuerdo, está en juego. Y creo que la peor mentira, o mejor dicho la peor no-verdad, porque entiendo que en su caso no es intencionada, es comparar las dos posiciones y poner equidistancia. Tarde o temprano tribunales internacionales por el peso de los hechos y los millones de personas que nos seguiremos movilizando, nos darán la razón. Sr. Foix la duda ofende, y en estas circunstancias, las comparaciones, también.

    • Jaume T.M.
      20/12/2017 at 22:29

      Hay que respetar a la Justicia y a la Democracia. Sin eso, por mucho que se movilicen 2 millones de catalanes, me parece que no se llegará a nada positivo. Los Tribunales internacionales solo veo que sea apropiado intervenir si una de las partes en conflicto es la que comete irregularidades. Pero no, aqui quien las comete son las dos partes, incluso la parte independentista más graves (desde el punto de vista político) y son quién las ha empezado. Sin respetar las reglas del juego es dificil ganar. A veces hay que romperlas, desobedecer, cierto, pero es una jugada que puede salir mal si el resto de poderes (Europa, EEUU) no te dan la razón. Particularmente yo no veo razón que justifique la independencia de Cataluña. Solo veo ambición de poder, y poco respeto a la democracia española, que por muchos defectos que pueda tener, es la que nos ha permitido progresar de una dictadura a una situación mucho mejor (si descontamos la corrupción y la crisis economica, ambas en todas partes). Saludos

      • 20/12/2017 at 23:54

        La crisis en España se gestó durante los gobiernos del rey de las Azores, triplicando la deuda privada (de las familias) que llegó a más del 70% del PIB. Sin este dato la crisis hubiese sido otra cosa. Luego hemos tenido tiempo de observar cómo funciona la Justicia. No respetar el resultado de una consulta vinculante da la medida de la Democracia. La interpretación de las leyes para doblegar la voluntad del pueblo no es propio de una democracia.

        • 21/12/2017 at 00:06

          Puede añadir un incremento en los presupuestos del estado de más del 8% (respecto el PIB) en el ejercicio de 2016 respecto del 2015, y aún no tienen bastante dinero para no tener déficit. Ya vé que la gestión del estado muy bien no funciona. Para colmo ahora pedimos créditos para pagar las pensiones.
          Usted puede quedar tranquilo pensando que todo lo hacen por su bien.

          • Jaume T.M.
            21/12/2017 at 13:26

            Desconozco con tanta precisión esos datos, pero me temo que el Govern de la Generalitat tampoco ha gestionado bien la crisis. Asi que, mejor no mentar los pecados de los de alla, a menos que se menten los de aqui.

          • R
            21/12/2017 at 15:13

            Simplificar y direccionar, también es una mentira.

  8. Jose A Garcia
    20/12/2017 at 11:50

    Si no somos capaces de tener una actitud crítica ante la información y las ideas es uan prueba de que el sistema educativo fracasa, así como la educación en las familias.

    Sería lógico suponer que cuando la educación abraca a la práctica totalidad de la población la formación habría de haber fomentado el espíritu crítico y el análisis de las informaciones, la propaganda, las ideas, la historia de la humanidad, la conducta humana, la psicología… Si con un twit podemos cambiar decisiones es que las personas reaccionan casi exclusivamente a las emociones. En ese caso, nuestra especie no está preparada para la tecnología que tiene en las manos, y o cambia o no le veo mucho futuro sobre todo a lo que llamamos civilización occidental.

    • Jaume T.M.
      20/12/2017 at 22:41

      Muy de acuerdo contigo, yo no puedo concebir que la mitad de la sociedad catalana no haya sido critica con ciertas cosas que han ocurrido, y se comporte ciegamente movida solo por el rencor hacia el Estado Español. Es como un cáncer que ha atacado a media sociedad, desde personas humildes a reputados intelectuales. No puedo entenderlo, y por eso no puedo compartirlo. Puedo entender que haya aversión al partido que gobierna en España, pero asi es la democracia. Tenia la convicción de que la sociedad catalana era más culta, más honesta, más inteligente. Y no, la mitad parece que se ha dejado llevar por las emociones, aplicando estrategias astutas, ciertamente, pero la astucia no sirve si el camino escogido para alcanzar el objetivo fijado es ilegitimo. Las mentiras tarde o temprano salen a la luz, y si salen antes de votar, pues por supuesto el fracaso esta asegurado.

      • 20/12/2017 at 23:41

        Mire usted. Yo no quiero pertenecer a un Estado que no respeta la voluntad de un pueblo honestamente expresada en referéndum y de acuerdo con la Sagrada Constitución, que se interpreta mediante un tribunal nombrado a dedo al servicio de cenagosos intereses inconfesables, pero que se entornan con patriotismo y solidaridad mal entendida, mientras llevan a la miseria a la gran mayoría de sus ciudadanos en beneficio de unos pocos que son el resto. Espero que le ayude a concebir.

        • Jaume T.M.
          21/12/2017 at 13:29

          Si te refieres al 1O, fue un referendum no pactado, con una participación de tan solo el 40%. La democracia no es sólo respetar la voluntad del pueblo en un referendum, sinó respetar todas las otras veces que se han hecho referendum, respetar las leyes que nuestros representantes politicos han dictado, etc. Y puede que todo sea mejorable, pero no me parece desastroso como para denostar el Estado Español. Y me parece que en una nueva República, también habrá errores, y corrupción, y crisis económicas, asi que, para que tanto esfuerzo: para tener los mismo ?

  9. Francesc
    20/12/2017 at 11:46

    Una de cine: http://bit.ly/2oT9rah

    Felices fiestas,

    • francis black
      20/12/2017 at 15:03

      Buena reseña, también he leído el artículo sobre Santa Maria, al Born le dedico una canción muy buena Gato Pérez,

      https://www.youtube.com/watch?v=ZbEgE3czRAE

      Voy a seguirte.

      Buenas fiestas a todos y especialmente a Rosamaria.

      • 20/12/2017 at 18:06

        Buenas fiestas a todos !!!…

        • R
          21/12/2017 at 15:16

          Buenas fiestas a todos, bidireccionales.

  10. 20/12/2017 at 10:57

    Sr.Foix: ya lo habiamos dicho anteriormente, el exceso de información acaba en desinformación…existe la anomalia de no rendir cuentas y existe la anomalia de rendir las cuentas del Gran Capitan, en ambos casos siempre acabamos pagando los mismos…

Comments are closed.