Periodismo metafórico y desconcertado

Los expertos sobre las vicisitudes del procés tendríamos que tener la decencia profesional de hablar de las cosas que han ocurrido y dejarnos de hacer predicciones sobre el futuro inmediato o a largo plazo. La política en Catalunya es impredecible. Esta es la realidad. Cualquier ocurrencia puede surgir en un momento imprevisto y cambiar todos los análisis.

Tengo mucho respeto y admiración por los periodistas deportivos. He visto profesionales que tenían lista la crónica cuando un equipo estaba perdiendo y en diez minutos la cambiaron si el resultado no era el previsto hasta el último minuto. Los cronistas deportivos son auténticos linces porque trabajan sobre hechos reales, ciertos, los resultados. Las valoraciones, naturalmente son libres y siempre respetables. Pero los hechos no se pueden alterar.

Es frecuente en nuestra profesión poner más énfasis en lo que a algunos periodistas les gustaría que ocurriese que lo que de verdad está ocurriendo. Hay análisis que salen viciados de origen porque están pensados en un objetivo premeditado.

Una de las fuerzas más determinantes del periodismo político es la demostración muy frecuente de que el error y la equivocación son muy frecuentes. Al día siguiente se corrigen con una fe de errores o simplemente no se dice nada. El diario es aquello que dura hasta después del desayuno. Otra cosa es la pisonadora de la historia que pasa un tiempo después y trata de poner los hechos en su contexto.

El periodista no es un adivino sino un simple narrador de los primeros borradores de la historia. Todas las democracias, según Marc Fumaroli, han dispuesto, aparte de sus legisladores, de voces y pensamientos independientes que velan por el estado moral de la sociedad y son los clínicos de la libertad. Estos espectadores comprometidos, por retomar la hermosa definición de Raymond Aron, ejercen un magisterio a la vez ante el Estado, siempre tentado por el maquivelismo, y ante la sociedad siempre tentada por la servidumbre voluntaria.

El día que se estudie lo que se ha publicado sobre el procés, en un campo y en otro, se descubrirá cómo el periodismo tomó parte activa en cualquier de los bandos que han dividido la sociedad catalana. No se ha hecho periodismo sobre los hechos verificados sino sobre noticias que no fueron comprobadas o sobre posicionamientos pre periodísticos, es decir, sin tener en cuenta los hechos.

Cuando ocurre algo los medios no suelen indagar acerca de lo que ha ocurrido, sino que ponen declaraciones opiniones y comentarios sobre lo qué ha sucedido, que acaba por quedar en un discreto segundo plano e incluso por desaparecer.

Lo más innovador y lo más arriesgado es predecir escenarios de futuro con cuatro pinceladas de la historia. No hay grandes investigaciones sobre el factor humano sino desarrollos aventurados de la propia personalidad del periodista. Cuántos vaticinios quedan en las portadas de diarios o en comentarios de radio y televisión que eran simplemente opiniones, respetables, pero que no estaban sustanciadas en la realidad.

La posverdad, es decir, la verdad de los hechos pasa a segundo término y empieza el reino de la especulación, del devaneo, de la metáfora, de la desorientación. De la propaganda sutil envuelta en capas culturales utilizadas en contextos heterogéneos se pretende trasladar la especialidad de los futuribles.

Podemos comprobar cómo libros, artículos y boletines se ocupen de una misma obsesión: la propagada, la falsa palabra, la verdad a medias. A este ritmo vamos a que los hechos desaparezcan de los noticiarios mientras que la mentira se convierte en el hecho diferencial de nuestra época.

El problema no es que los periodistas no sepamos cómo se desarrollarán los hechos en las próximas semanas en Catalunya. El verdadero problema es que ninguno de los protagonistas tampoco lo saben. No se puede explicar y menos opinar sobre la incertidumbre. Es lo que nos ocurre ahora. No sabemos las intenciones de los políticos que pueden formar gobierno en Catalunya.

Las fuentes mienten según sus intereses. El periodista no advierte a veces aquella frase atribuida a tantas gentes pero que es bien cierta: “mantén a tus amigos cerca, pero a tus enemigos, todavía más cerca”. El periodismo siempre camina sobre campos de minas. Es aconsejable no pisar ninguna de ellas.

10 comentarios

  10 comments for “Periodismo metafórico y desconcertado

  1. Francesc
    09/01/2018 at 01:08

    Como está relacionado con el artículo y nadie dice nada, lo diré yo: hoy desaparecen las revistas Interviú y Tiempo (Tiempo de Hoy) por perdidas continuadas. Lo mismo que sucedió ya hace años con el periódico Diario 16 y la revista Cambio 16 (aunque existe una revista con el mismo nombre en Internet que no sé si es la heredera). El formato o algunos de sus trabajos de Interviú podían gustar más o menos: te ofrecían un reportaje o una entrevista de impacto al lado de la chica del momento cuasi desnuda. Pero por lo que sé, no tanto como consumidor de la revista, si no por haber estudiado la época en la que nació, y más concretamente el papel de la prensa durante ese tiempo, tanto Interviú, como Cambio 16, o a la Revistar Repórter, jugaron un importante papel durante la Transición y los primeros años de la Democracia tanto en la denuncia de la corrupción como por el ensanchamiento de libertades que tanta falta hacía para este país. Y ahí si queremos verlo las portadas con chicas desnudas fueron en su momento un reclamo, pero también una compuerta abierta por la que pasaba un aire de libertad para una sociedad aún muy reprimida.

    Recuerdo haber leído un reportaje en la Revista Repórter, que fue antecesora de Interviú, un largo reportaje de Eliseo Bayo (con informaciones previas de F. I.) sobre como algunos desalmados que se dedicaban a pasar personas a través de las montañas de Andorra, muchos de ellos judíos que huían de los nazis, para luego robarlos, asesinarlos y enterrarlos por aquellos lares. Es el tipo de trabajo que evidentemente no es agradable leerlo. Pero a esto lo llamaban Periodismo de Investigación. Había un tiempo en que el periodista investigaba durante semanas o meses un tema que podía ser interesante para luego, jugándosela en muchos casos, ofrecerlo a unos lectores que apreciaban ese trabajo. Este tipo de revistas y los periodistas que en ellas trabajaban (me viene a la memoria aparte de las mencionadas, Triunfo, Cuadernos por el Dialogo o Destino, muy diferentes formalmente a las que mencionaba antes) fueron precursoras de los periódicos más generalistas (Con Interviú se inició el Grupo Z que aún edita El Periódico de Catalunya) que terminaron por dejarlas fuera del mercado.

    Los periódicos y revistas hijos e hijas de ese periodo histórico, aunque cuentan con suculentas subvenciones públicas, no han sabido adaptarse bien a los nuevos tiempos y ven enemigos por todas partes sin hacerse responsables de su propia cuota de responsabilidad (no faltara ahora que digo la palabra cuota quién piense que el problema en Internet es la gratuidad de la información para el lector final). Pero debo decir que la sociedad tampoco ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y esto, si mantenemos que el periodismo debería dar vitalidad a la democracia (por no decir que la hace posible), conlleva sus repercusiones. Probablemente nunca antes había habido una democratización tan grande de la información y probablemente nunca antes la ciudadanía haya estado tan mal informada. ¿Esto tiene que ver con cuotas o con la precariedad generalizada de los periodistas? ¿Esto tiene que ver con el cambio del mercado o con la apuesta por productos con una rentabilidad, aunque infumable, más inmediata?

    Yo creo que lo que dice el Sr. Foix en su artículo, y lo que comentaba yo más abajo, está muy relacionado también con todo esto que os cuento. Pero cada cual que saque sus conclusiones.

  2. Francesc
    08/01/2018 at 19:18

    (Omitir mi comentario anterior)

    El periodismo debería explicar u opinar sobre asuntos que tengan trascendencia social, es decir aquellos temas que afecten a un gran número de personas. Lo que sucede es que en este tema se ha llevado a cabo una cobertura informativa diaria, en la que se ha informado, pero también opinado sobre cualquier cosa, casi siempre desde un punto de vista determinado. La elección de este tema cuando había cualquier novedad, aunque fuera pequeña o menor ya es una amplificación. La elección de este tema cuando realmente no había de nuevo es la generación del propio tema y por lo tanto la fabricación interesada de la información.

    El asunto que hablamos sin los medios de comunicación sería muy diferente. Difícil es de saber si sería tratado como una cuestión administrativa y no habría tenido el alcance que ha tenido, o por el contrario cobraría una peor gravedad por no haber forma de expresarse públicamente en los medios de comunicación. Pero tengo el convencimiento que es inseparable de la información conducida y la opinión publicada. Difícil es escuchar la voz de la gente corriente o voces disonantes por parte de periodistas o personas relevantes que tengan algo a decir.

    Hay palabras gruesas que escuecen como la propaganda y la manipulación, pero no llegan a la categoría que queda definida por generación de una información determinada, confundiéndose el papel de los periodistas con aquello que se quiere explicar u opinar. Cuando se dejan de lado el resto de temas o muchos temas que tienen trascendencia social se está faltando al deber periodista que no es otro que denunciarlos públicamente. Frente a este panorama el periodismo independiente, que no quiere decir que deba ser neutral o aséptico, es toda una proeza y probablemente esté en peligro de extinción.

  3. Francesc
    08/01/2018 at 18:40

    El periodismo debería explicar u opinar sobre asuntos que tengan trascendencia social, pero en ocasiones es inevitable que su trabajo llegué a formar parte de aquello que intenta explicar u opinar. Lo que sucede es que en este tema sin la cobertura diaria (que no corresponde a una decisión del periodista que hace su trabajo) y el trabajo de muchos periodistas (que sí corresponde a su trabajo) no solo forma parte de este este tema si no que lo ha terminando amplificando y hasta generando. Ese ha sido pues el tema y ha sido siempre enfocado de una determinada manera, no han existido otros temas aunque fueran igual o más importantes, ni ha habido en este tema puntos de vista independientes, que cuestionen o impugnen la posición dominante.

  4. Ramon
    08/01/2018 at 13:48

    Predecir escenarios de futuro, con relatos de la historia pasada, puede ser acertado como guia, al menos de los errores que no se deben de repetir….cuantos territorios han conseguido la independencia con la unilateralidad, cuantos enfrendo a una mitad contra la otra? que territorios han planteado una secesion con un 75 % en un referendum? que territorios han tenido una secesion y han huido las empresas? que paises se han gestionado mal y han acabado en inflacion galopante? ¿que paises con buenas instituciones se desarrollan y captan investigadores? ¿en que paieses huyen los investigadores? pues si la historia se repite en muchos casos

  5. Jordi P
    08/01/2018 at 13:32

    “Las valoraciones, naturalmente son libres y siempre respetables. Pero los hechos no se pueden alterar”.
    – Els fets: els vots de l’independentisme van pujant: 1,89 milions (9 nov. 2014), 1,96 (27.09.2015), 2,04 (1.10.2017), 2,07 (21 de desembre de 2017, en contra del que diu la premsa de l’unionisme.
    – Els fets: L’AIReF diu que l’economia catalana ha crescut el 0,7 % en l’últim trimestre de l’any 2017 i que ho farà el 0,8% en el primer de 2018, en contra del que diu la premsa unionista.
    – Els fets: el 2017 ha finalitzat amb les millors xifres des que va començar la crisi en el món laboral, amb 3,3 milions d’afiliats a la Seguretat Social a Catalunya, el nombre més elevat en un mes de desembre des del 2007. Pel que fa a l’atur, en comparació amb el desembre del 2016, la xifra final és un 7,9% inferior (35.627 menys). Per cinquè any consecutiu, el balanç és positiu pel que fa a la reducció interanual de la desocupació.
    – Podríem parlar de l’increment de les exportacions, del tràfic marítim i aeri, etc. No segueixo.
    – Però el govern de Rajoy directament i a través dels seus mitjans de comunicació aliats, no paren de recordar-nos que el procés ha destruït Catalunya. Certament hi ha una voluntad continuada de propagar informació falsa per desacreditar el procés i l’actuació del govern de Catalunya elegit democràticament.

  6. 08/01/2018 at 10:24

    Sr.Foix: vivimos momentos de gran improvisación…

  7. carles
    08/01/2018 at 09:23

    De victoria en victoria hasta la derrota final.
    Sí, sobren opinadores y faltan los informadores.

  8. Albert
    08/01/2018 at 09:22

    Sr. Foix: ” Periodismo metafórico y desconcertado “…pero mientras la realidad en que vive la sociedad humana, sigue su curso inparable.

    De hecho, vivimos en varias sociedades humanas paralelas, las cuales influyen en nuestra manera de juzgar las cosas, los acontecimientos y basicamente en nuestro criterio, ect.

    * Los que viven dentro de las guerras y son asesinados por terroristas fanáticos ó son bombardeados tipo terremoto, acaban huyendo de la muerte hacia lejanos paises, que no los aceptan ni tampoco les ayudan.

    * Los desamparados sin trabajo, sin ingresos, sin provabilidades, con hijos ó sin hijos y sin techo.

    * Los que tienen un puesto de trabajo, familia e hijos, cobran sueldos miserrimos, alquileres altos, ect.

    * Los que tienen un puestode trabajo bién remunerado, familia e hijos y alquiler medio bajo ó alto. Que también hay diferencias.

    * Los directivos privilegiados con sueldo alto, ect.

    * Los privilegiados por su estatus de directivos de Banco ó de empresa multinacional, ect.
    * O por ocupar puestos privilegiados de poder y decisión, ect.

    * Los privilegiados por ser deportistas de élite de grandes équipos de futbol, ect.

    Y lo dejo aquí, porque las diferencias sociales son abismales y no terminaría nunca la lista.

    Mientras hay que crear puestos de trabajo, están substituyendo al ser humano por máquinas, que no cotizan al estado, a la Seguridad Social y tampoco consumen.

    Vivimos en una Economía de consumo y sino se consume no se crean puestos de trabajo.

    Aparte tenemos también la gran competencia de los productos fabricados en China y en el Sudeste Asiático, grandes Bazares Chinos donde se vende de todo, Bares restaurantes chinos, ect. Supers, Hipers y Fruterías de Paquistanies, ect.

    En cambio las tiendas de aquí tienen que cerrar debido a las cargas absuivas de impuestos. También la competencia con los artículos que venden los manteros de la calle, ect.

    En resumen, la generación de políticos actuales no sabe y no puede resolverlo, porque gana demasiado, por la edad no ha vivido las penurias de laguerra y las de lapostguerra, ect. y basicamente gana demasiado por su nulo rendimiento en favor de la sociedad.

    Los políticos del cambio del 1978, si habían vivido las penurias d ela guerra ó de la postguerra y por ello fue posible, el entendimiento y la concordia entre todos.

    Pero ahora, por la edad y el panzacontentismo estan desorientados y sin ganas de cambios, porque ya viven bién, según ellos.

    Para el buen entendedor…

    • Albert
      10/01/2018 at 11:01

      Sr. Foix: Pienso que Carles Puigdemont, no presidirá la Generalitat, porque tiene 155 dudas. Asi de claro.

  9. dogbert
    08/01/2018 at 01:03

    El Sr. Foix se declara experto sobre las vicisitudes del proces. Se admite.
    Como buen experto en el tema esta absolutamente despistado y no sabe por donde discurrira tot plegat, aunque se adivina que sera por el pedregal.
    No puede ser de otra manera cuando ni los propios protagonistas no tienen ni idea de res de res.
    La mentira lo inunda todo y hasta el ejercito de las españas la combatira, segun anuncio la ministra del ramo en la pascua del gremio.
    A las barricadas!

Comments are closed.