Nos hemos perdido el respeto

En su biografía sobre Montaigne, Stefan Zweig dice que el único error es querer encerrar la diversidad del mundo en doctrinas y sistemas

El único consuelo a la falta de respeto al otro que se ha instalado entre nosotros es que el fenómeno no es local sino global en el mundo democrático. La intolerancia interna se manifiesta en la Gran Bretaña del Brexit y en los Estados Unidos de Trump. Europa misma se está refugiando en nacionalismos exclusivos que niegan el derecho a que los demás puedan pensar y actuar de otra manera.

A más libertad que transita por las redes sociales, más espacio también para la intransigencia mutua. Nos hemos perdido el respeto y el que más grita o más veces repite medias verdades o mentiras a secas es el que acaba imponiendo su criterio. El pensamiento único domina mediáticamente aunque no represente al conjunto, ni siquiera a una mayoría de la sociedad.

En su biografía sobre Montaigne, Stefan Zweig comenta que el único error, el único crimen es querer encerrar la diversidad del mundo en doctrinas y sistemas, apartar a otros hombres de su libre albedrío, de lo que realmente quieren, y obligarles a querer algo que no está en ellos. Así actúan los que no respetan la libertad, y Montaigne nada aborreció tanto como el frenesí de los dictadores del espíritu que, con arrogancia y vanidad, querían imponer al mundo sus novedades.

Son los ingenieros del alma que quería formar Maxim Gorki cuando se puso al servicio del estalinismo y paseó a centenares de intelectuales soviéticos y occidentales por las ciudades y las estepas rusas para convencerles de las bondades del régimen.

La causa del independentismo es tan respetable como otras ambiciones políticas. Pero no puede ser la única en una sociedad democrática donde el respeto a las minorías y a las diversas maneras de pensar es uno de los principales pilares de la democracia.

El futuro no está escrito, cierto, pero no puede ser patrimonio de nadie en una sociedad liberal que sabe adaptarse a los cambios sin renunciar a los principios de fondo que se basan en la libertad, en el respeto y en la aceptación del otro.

En Catalunya se ha pretendido dar un salto histórico al margen de la ley sabiendo que en Europa y en Occidente nada puede hacerse ignorando la legalidad. Y se ha querido llevar a cabo sin contar con la mayoría social indispensable. Se ha rechazado también, como ha ocurrido en Gran Bretaña, la eficacia de la democracia representativa que tiene en cuenta los matices, los grises y los intereses contrapuestos de sociedades tan viejas y tan complejas como la nuestra, que no están cómodas con soluciones en blanco y negro.

Por mucho empeño y por muchos recursos que se pusieran esta aventura no podía llegar a buen puerto por ser exclusiva y no inclusiva. Tendríamos que bajar al río dispuestos a construir un puente en el que podamos transitar todos sin descalificaciones y respetando las reglas de juego de la convivencia política y democrática.

Publicado en La Vanguardia el 8 de marzo de 2018

32 comentarios

  32 comments for “Nos hemos perdido el respeto

  1. R.
    13/03/2018 at 10:47

    DECIR la verdad en una sociedad hostil y frentista es tristemente contraproducente, decir la verdad es crearte enemigos, porque hay una parte de la sociedad que vive de las mentiras, de los engaños, de manipular explicando solo la parte que les conviene, muchos situándose en una posición extrema, frentista, rival o partidista. (los mencionados _ismos) / Es Mejor estar callado ? Es mejor esperar el momento que bajen del burro ?…. Convencer a quienes están siendo engañados o manipulados es casi imposible, intentar que no tropiecen otra vez con la misma piedra es imposible, la tozudez les impide ver que están en el abismo….al final es un problema cultural, por no invertir tiempo en estudiar en profundidad las causas raíz de los problemas, por no escuchar todas las partes. Peor en el caso de los países donde se ponen en duda los razonamientos demostrados científicamente, es casi imposible avanzar, mas bien se retrocede a soluciones populistas de derecha o de izquierda, (unos con medidas proteccionistas, otros controlando precios y generando pobreza e inflación) decenas de acciones que los pasajes de la historia ha demostrado que han sido nefastos. ( Paradójicamente en la sociedad denominada de la información y el conocimiento)—-Pd la diferencia es que hoy quienes engañan no dimiten ,ni les hacen dimitir, siguen en sus puestos fijos, que en realidad deberían ser temporales o rotatorios.

    • Armando S (autor del comentario)
      13/03/2018 at 10:48

      “Podrias referirte a Cataluña, o a Venezuela, o a Mexico, o a Italia, o a Gracia, en fin es una foto múltiple.

      En todas las latitudes existen los vendedores de humo, y existen los boludos que necesitan ser engañados y quieren escuchar promesas. Es su boludez lo que les concede importancia. Lo grave es que siempre son mayoría y por eso escogen a los mismos. Siempre ganan siempre marchan. Y siempre se sienten vencedores.” A.S.

  2. Albert
    09/03/2018 at 13:48

    Sr. Foix : ” Nos hemos perdido el respeto ” La verdad es que desde siempre la sociedad humana, ha perdido el respeto a sus semejantes y desde todas las instituciones de cada estado ó nación.

    Vease el comercio y trafico de esclavos africanos negros y también de blancos de otras partes del mundo.

    Con la tolerancia, permisividad de toda la sociedad, pero particularmente y principalmente, toda la sociedad de la opulencia y del poder.
    Que más se beneficiaba y enriquecia millonariamente.

    Y con la bendición urbi orbi por parte de la iglesia. Incluso se hacían compras y ventas a traves de notario. ect.

    Durante siglo esto era muy normal y todo el mundo lo sabía, permitía y toleraba.
    De lo contrario , al que se oponia, también lo hacian esclavo.

    BartoloméC, me facilitó ó nos facilitó hace años, a traves de este mismo blog y en su respuesta, una información detallada, de los buques y capitanes catalanes, que se dedicaban al transporte y comercio ó tráfico de esclavos negros africanos, durante aquellos siglos de la trata citada.

    Grácias BartoloméC.

  3. Francesc
    09/03/2018 at 01:34

    Sobre el tema, en artículo anterior dejé mis reflexiones, pero sobre esto de ayer, me gustarí aportar para el que tenga paciencia este texto que escribí hace unos años: http://bit.ly/2G8TGku , que se complementa con Libertarias de Vicence Aranda.

    Saludos cordiales

    • Albert
      09/03/2018 at 06:54

      Francesc, he leido con atención el texto que adjuntas y digo que es la realidad pura y dura, de la vida y la enseñanza en aquellos años de la dictadura franquista.

    • dogbert
      09/03/2018 at 18:21

      Lo de la murallita de oro de Antonio Molina, tela

  4. Albert
    08/03/2018 at 22:36

    Sr. Foix : Estic totalment d’acord amb tot el que ens diu a el seu article d’avui.

    En especial amb el que ens diu a els 3 últims paragrafs.

    Per aixo no tinc res mes a dir.

  5. dogbert
    08/03/2018 at 20:45

    Una manifestacion guapa hoy en BCN. Quien piense que la cosa solo iba de los derechos de la mujer se equivoca.

    ERC y PDcat y compañia ya tienen varios acuerdos para distribuirse los diferentes momios.

    Vds creen que a los del segundo parrafo les importa de verdad algo lo que manifiesta la ciudadania?

    Nada

    La clase politica nos ha perdido el respeto Sr. Foix. Estos politicos de tres al cuarto que tenemos son el gran problema.
    Han petado el sistema, que sigue malfuncionando por inercia y porque se han cargado (tambien) cualquier alternativa.

    Aixo pinta malament

    • Albert
      08/03/2018 at 22:23

      dogbert, estic totalment d’acord amb tot el que ens dius. Es la realitat.

    • 09/03/2018 at 11:35

      Este sistema que nos han dejado es insostenible Dogbert…

  6. Ramon M
    08/03/2018 at 20:07

    Pues hoy dejo una dosis de optimismo, toda la inversión en nuevas tecnologías, en nuevas terapias,en nuevas logísticas, en nuevas formas de producir, todos los desarrollos disruptivos, todas las “semillas plantadas” esta ultima década,en breve darán sus frutos.
    Eso si son vitaminas solo para los que estén al día y preparados.
    Donde no soy pesimista es en ver una regeneración política, donde desaparezcan los que han cometido errores, y entre nueva sabia.

    • Ramon M
      08/03/2018 at 20:09

      uff, queria decir… Donde no soy optimista, es en el tema politico, porque si la politica debe ser el arte de la colaboracion, el pacto, el entendimento, ahora es el arte del frentismo, de la astucia y de la mentira

      • RM
        08/03/2018 at 20:46

        Siento ser pesado, pero hasta que los politicos no entren en la cocina para trabajar, y se dejen de tonterias….no tenemos mucho futuro “La capacidad innovadora determina el bienestar de las naciones. Según Bloomberg, los tres países más innovadores del mundo son Corea del Sur, Suecia y Singapur. Entre los diez primeros puestos ya no está Estados Unidos, cuya potencia científica y tecnológica decae. Seis de las economías más innovadoras continúan siendo europeas: Suecia, Alemania, Suiza, Finlandia, Dinamarca y Francia. Irlanda y Austria les pisan los talones. El modelo europeo renace, y sigue siendo el más envidiable y equilibrado. ¿Y nosotros? ¿Somos conscientes del cambio de paradigma? ¿Estamos cogiendo el tren de la revolución tecnológica? Estoy seguro de que nuestros líderes, como en China, tienen planes estratégicos y objetivos claros de desarrollo de la inteligencia artificial, de extensión de las energías renovables, de impulso a la digitalización y de creación de competitivos ecosistemas innovadores. Eso espero. De ello dependen nuestras pensiones.”

        http://xavierferras.blogspot.com.es/2018/02/triple-cambio-de-paradigma.html

        • Jose A. Garcia
          08/03/2018 at 21:21

          No debemos confundir innovación con conocimiento. Europa es menos flexible que los EEUU. China tiene una capacidad igual o superior a la europea para la innovación y la investigación. Los europeos nos hemos estancado más de lo que parece. En Irlanda las empresas más importantes no son irlandesas, están por sus bajos impuestos. Las empresas no tienen país, tienen intereses económicos.

    • Jose A. Garcia
      08/03/2018 at 21:23

      Cada vez que damos un salto tecnológico no sabemos lo que ocurrirá, a corto plazo problemas porque los beneficios no se reparten a toda la población. La precariedad aumentará ya que las tecnologías actuales no requieren una mano de obra intensiva. No estamos preparados, pero no solo aquí, en todo el mundo.

  7. Jose A. Garcia
    08/03/2018 at 19:57

    Una inquietud: No hace mucho tiempo, las personas eran muy prudentes para hacer patente su posición política y opiniones; se recomendaba medir las palabras según con quién hablabas y según el lugar. Cierto es que en gran medida ello se debía a la persecución política en una dictadura.

    Hoy en día, existe una especie de confianza en una ausencia de consecuencias de lo que se escribe o se habla la cual, en ocasiones, me parece temeraria. Es como si no entendiéramos que si en un conflicto el vencedor podrá usar esas opiniones según sus intereses; de hecho ocurre y es bidireccional. ¿Somos ingenuos?

  8. carles
    08/03/2018 at 19:49

    Soy pesimista

    • Jose A. Garcia
      08/03/2018 at 20:02

      Yo soy más bien pesimista también, pero pienso que nos hemos de ayudar unos a otros para minimizar los efectos negativos. La mayoría de la población quiere paz y que le dejen vivir; la solidaridad, bien entendida, el respeto y la colaboración nos pueden ayudar a superar muchas situaciones. Es importante que cada persona esté en paz consigo misma.

  9. 08/03/2018 at 18:35

    “”Europa misma se está refugiando en nacionalismos exclusivos que niegan el derecho a que los demás puedan pensar y actuar de otra manera””…

    Sr.Foix: esto me suena y conllevó fatales consecuencias a Europa…

    • Jose A. Garcia
      08/03/2018 at 19:48

      Aunque nunca se repite del mismo modo la historia, ni se puede predecir el futuro, la situación actual en Europa recuerda en cierto grado a la del periodo comprendido entre los años 1920-1945. Crisis económica brutal, fracaso de la política y de los políticos (Francia, Reíno Unido, Alemania, Austria…) y xenofobia: una mezcla explosiva.

      • Albert
        08/03/2018 at 22:30

        José A.Garcia. Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión.

  10. Pere
    08/03/2018 at 15:44

    Senyor Foix: Fa molt de temps que ens varen perdre el respecte, els drets, les il·lusions i utopies, tenien i tenen por de la llibertat, i allò que no els hi agrada li diuen llibertinatge, il·legalitat… no els importa el que pensen els altres, ni la veritat sinó el vèncer. Potser ara nosaltres també els hi anem perden la por i de vegades el respecte. Llibertat, diversitat i veritat: paraules meravelloses

  11. José A.Garcia
    08/03/2018 at 15:37

    Vivimos en un círculo en el que los nacionalismos se retroalimentan. El propio siempre parece correcto y el ajeno nefasto. Las personas acabamos leyendo aquello que confirma nuestras ideas y las valida de modo que la capacidad de autocrítica es limitada.

    • carles
      08/03/2018 at 19:50

      Genial.

      • es hora de....
        08/03/2018 at 20:32

        si es posible tirarte a la piscina sin agua sin que te pase nada…Carod: “es hora de decir la verdad”
        “Nos tiramos a la piscina sin que hubiera agua suficiente”

        El ex vicepresidente del Gobierno y ex presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira,

  12. Jordi P.
    08/03/2018 at 15:04

    “nacionalismos exclusivos que niegan el derecho a que los demás puedan pensar y actuar de otra manera”.
    Estic totalment d’acord amb vostè, Sr. Foix.
    El nacionalisme espanyol és absolutament excloent i a causa d’aquesta persecució tenim unes persones a la presó per pensar i actuar d’una manera diferent a com pensen ells.

  13. Nacho
    08/03/2018 at 13:27

    De acuerdo Sr. Foix, pero sobre su comienzo, recuerdo a mi madre, de pequeño decir: “mal de muchos, consuelo de tontos”. No lo seamos!!!

Comments are closed.