Estados de opinión frágiles

El discusrso populista de Matteo Salvini, ministro italiano de la Liga Norte, crea una atmósfera excluyente que invade el debate político europeo

El pesimismo europeo penetra en los discursos que los partidos populistas construyen ante masas cada vez más numerosas y más nacionalmente euroescépticas. Aquella idea tan racional de que la identidad europea implica la coexistencia de todas las identidades a la vez se esfuma en la atmósfera excluyente que invade el debate po­lítico europeo.

No estamos en un espacio de convivencia y de protección de minorías. El discurso de Matteo Salvini en Italia podía haberse pronunciado hace noventa años. Las dificultades de Angela Merkel para superar la crisis de los refugiados son una amenaza para su Gobierno, pero también para la cohesión de la Europa que no puede sobrevivir sin una Alemania políticamente estable.

La crisis de los refugiados está hoy más en la mente que en la realidad a tenor del drástico descenso de migrantes que llegan a Europa central. No es sólo el miedo a los que puedan llegar sino a la misma idea de la Unión Europea. Salvini nombró a los enemigos, entre los que se encuentran Bruselas, George Soros, la izquierda radical chic, Matteo Renzi… El ministro de Agricultura, Gian Marco Centinaio, resumió el nacionalproteccionismo ambiental con esta frase lapidaria y un tanto primaria: “Los productos italianos son los mejores. No esa basura que provoca cáncer que nos mandan de fuera”.

Lo más inquietante es que este mensaje gana votos cada vez que se abren las urnas. Esta idea no tiene nada que ver con la ­Europa de George Steiner, la de los cafés, las conversaciones, los paseos bordeando los ríos o el encuentro de artistas, escritores y filósofos. Surge la Europa proteccionista, xenófoba y ultraliberal en lo económico que enlaza con el discurso de Trump y con el Brexit.

Occidente en general y Europa en particular afrontan amenazas graves, pero, como siempre, Europa renacerá de sus propias cenizas porque los valores de la libertad y la dignidad humanas que impulsan la civilización occidental siguen siendo el sueño de la inmensa mayoría de la humanidad y no van a ser destruidos por quienes se dedican a levantar fronteras mentales, materiales y políticas como cordones sanitarios para impedir la llegada de los otros. La historia ha demostrado que los muros caen y las ideas y las personas vuelven a circular libremente en situaciones políticas nuevas.

Víctor Klemperer, un judío que consiguió sobrevivir en la Alemania nazi por haberse casado con una aria y que siguió viviendo en Dresde al terminar la guerra, escribió sus apuntes filológicos sobre la lengua del Tercer Reich. Veía cómo Europa se acercaba a su tragedia y en agosto de 1935 se acordó del discurso pronunciado en Zurich en 1922 por Paul Valéry en el que el poeta francés expresó con absoluta nitidez que el espacio europeo es una abstracción. Al entender de Valéry, Europa se halla allí donde ha penetrado el trinomio formado por Jerusalén, Atenas y Roma o, dicho de otra manera, por la Hélade, la Roma antigua y la Roma cristiana inspirada en la religión de Israel. En este sentido, Estados Unidos sería una formidable creación europea. Valéry no se refiere a la potencia europea que muestra síntomas de declive sino al espíritu europeo que ha creado la civilización más creativa de la historia.

Una de las consecuencias de aquellos días tenebrosos de la Europa de los años treinta es la convicción de que la irreflexión y la capacidad de embrutecimiento de las masas formaba parte de la estrategia para ­alcanzar el poder y mantenerlo cerrando las puertas a las libertades individuales y colectivas.

Europa se repliega en viejos plan­teamientos que fueron el origen de gran- des tragedias en los últimos cien años. Se buscan respuestas sencillas a problemas muy complejos. Los liderazgos se ejer- ­citan en las cuestiones actuales, siguiendo las encuestas y respondiendo a los miedos de multitudes mal informadas o im­pulsadas por la propaganda que circula a sus an­chas por medios con pocos escrúpulos o ­convenientemente subvencionados.

La pugna por la dirección de Radiotelevisión Española no es una cuestión banal. Como tampoco lo es el control político e ideológico del espacio público catalán de comunicación. Estos altavoces tan potentes aquí o en Polonia, Hungría, Italia, Rusia… alimentan los sentimientos más retrógrados y populistas creando estados de opinión que nada tienen que ver con el espíritu europeo.

Los moralistas de todos los tiempos han lamentado siempre la profunda decadencia moral de los días en que vivían. Esta afirmación del filósofo holandés Johan Huizinga, formulada en los años treinta, es hoy tan real como entonces. La desintegración europea, con sus vallas, muros y fronteras, sería el preludio de tragedias inesperadas a corto y a medio plazo.

Publicado en La Vanguardia el 4 de julio de 2018

13 comentarios

  13 comments for “Estados de opinión frágiles

  1. Josep Ramón
    05/07/2018 at 08:46

    Europa renacerá de sus cenizas. Es decir, prevee que antes se desintegrará.
    Excelente artículo que termina con la pugna del control de medios de comunicación.
    El camino o la hoja de ruta ya está trazada.
    El miedo es su impulso primario.
    Para combatir el miedo hace falta saber las razones y me permito apuntar algunas:
    Ver como se pierde la capacidad productiva por el traslado de las industrias manufactureras a países con mano de obra mas barata.
    Nuestros librepensadores del buenismo lo aceptan sin detectar que las causas son que cualquier empresario sin excepción tratará de hacerlo para poder colocar sus productos a un precio mas competitivo que la competencia. Y el periodismo mirando hacia otro lado sin observar ni denunciar las razones de la pérdida de competitividad aquí. Sin detectar que finalmente es mas rentable depositar el dinero de la venta final de la industria en un banco que le rentabiliza un interés fijo en lugar de sufrir la presión sindical para el incremento de salarios y la voracidad fiscal del Estado que está originada por un exceso de administración pública.
    Ver como nuestros políticos son incapaces de frenar la inmigración ilegal que, a costa de remover nuestras conciencia, genera millares de muertes en el Mediterráneo, sin imponer un embargo a los países que la consientan, llámense como se llamen, desde Turkia hasta Marruecos. No sea que perdamos el suministro de gas o los intereses allí depositados para rentabilizara el suministro barato de mano de obra.
    Ver como los medios de comunicación quedan al servicio de quien los subvenciona. Es mas barato comprar periodistas que comprar un periódico. Y a estos, mas rentable el tener un proveedor de noticias sesgadas, que buscar los intereses ocultos de quienes se las suministran.
    ¿Y nos extraña que alguien como Donald Trump haya alcanzado la presidencia de los EEUU?
    ¿Nos extraña que Italia esté harta?
    ¿Nos extraña de Gran Bretaña haya dicho basta?

    • RM
      05/07/2018 at 11:33

      Pero es un problema de Europa? o es un problema mundial?
      Que hacen Austria,Suiza, Rusia,China, paises del golfo, para solucionar este tema?
      Nos preguntamos si hay alguna institución supranacional , que establezca unos tratados a nivel mundial?
      Estas instituciones están caducas?

  2. Albert
    05/07/2018 at 06:27

    Sr. Foix : Estoy totalmente de acuerdo. Pues nos expresa con clarividencia lo que ocurre y ocurrirá a Europa con el rumbo que están tomando los …inhumanos, egoista y codiciosos corruptos y corruptores, avidos de poder y riqueza sin límites.

    Me comfirma mi tesis de que la 3ª generación, que solo ha vivido en la abundancia y la opulencia de la sociedad del bienestar es precisamente la que teme a los migrantes de la sociedad del malestar, de la miseria, del hambre y de la muerte.

    Pero esta 3ª generación no teme y en cambio acepta a todos los humanos millonarios en eurosódolares, procedentes de todo el mundo, de todas las naciones y de todas las ideologías políticas y religiosas.

    VERGONYA !!!…VERGONYA !!!…VERGONYA !!!…

    porque esta 3ª generación, desde la 2ª guerra mundial, que no la ha vivido, ni sufrido es la que altera la convivencia y la realidad humana.

    Pues no tienen ni idea de lo que puede estar viniendo de seguir así y además con el apoyo y el lavado de cerebro que nos hacen siempre, algunos de los medios audiovisuales televisivos , radiofónicos y periodisticos.

    Este control, también falla. Falta ética y honradez de algunos.

  3. dogbert
    04/07/2018 at 18:07

    Los parlamentos y los partidos son refugios y excusas al tiempo que mamandurrias de los instalados, pero el verdadero poder esta en los medios de propaganda publicos y privados.
    TVE es una verguenza y TV3 es una vergonya

  4. RM
    04/07/2018 at 13:11

    How I was convinced we need a federal EU Observador de la ue [dictamen], 03/07/2018: (…) me he mostrado reacio a pensar en cualquier tipo de federalismo para Europa debido a una simple convicción: como un británico no servirá bajo ninguna bandera que no sea la británica. Un francés o un alemán nunca dar su soberanía para crear una verdadera política exterior y de seguridad común. Sin embargo, la crisis actual es tan amenazadora que nos debe alentar a volver a pensar creativamente en muchos paradigmas antiguos. Incluso países como Alemania y Francia no pueden hacer frente a las presiones actuales de forma aislada, o incluso en una coordinación flexible con los socios europeos. En Italia, incluso un gobierno populista euroescéptico llegó a la conclusión de que el desafío migratorio sólo puede resolverse dentro de un marco europeo sólido. Además, la presión de los estados unidos sobre la ue para que se encargue de su propia seguridad y defensa sólo aumentará. Si Francia y Alemania pudieran estar de acuerdo en unir verdaderamente la soberanía en materia de seguridad y defensa, dotando también a la unión de los recursos necesarios, el proyecto de una Federación Europea podría de repente estar sobre la mesa y tener una oportunidad real de éxito. Estoy cada vez más convencido de que esta es la única manera de dar a la ue y a sus miembros una verdadera esperanza para el futuro. Sólo una Europa fuerte, unida, respetada y segura nos puede proteger, convirtiéndose así en una verdadera comunidad política a la que se unen sus ciudadanos.
    Mikulas Dzurinda, ex primer ministro de eslovaquia y presidente del centro wilfried martens para estudios europeos en Bruselas

    • RM
      04/07/2018 at 13:11

      How I was convinced we need a federal EU
      https://euobserver.com/opinion/142266
      By Mikulas Dzurinda
      BRUSSELS, 3. Jul, 16:48
      It appears that a massive wave of heat has hit the European political scene in these first weeks of summer.
      The EU faces unprecedented turbulence shaking its core and undermining its relations with traditional partners.

  5. 04/07/2018 at 12:00

    1. Equiparar RadioTelevisiónEspañola amb l’espai públic català de comunicació és injust.
    2. La qualitat informativa i comunicativa de TV3 i Catalunya Ràdio es millor i molt més plural que RTVE.
    3. La qualitat informativa i comunicativa de TV3 i Catalunya Ràdio es millor i molt més plural que les ràdios i televisionns privades espanyoles.
    4. La qualitat informativa i comunicativa de TV3 i Catalunya Ràdio es millor i molt més plural que els diaris espanyols, inclosa La Vanguardia

    • carles
      04/07/2018 at 12:22

      Deixa de mirar-te el melic.
      Tot sabem de la puresa de TV3, la més imparcial de Catalunya.

    • Jaume T.M.
      04/07/2018 at 12:34

      Fa temps que no veig TV3, ni escolto Catalunya Ràdio. Però com això de la qualitat informativa és quelcom subjectiu (potser desconec que hi hagi algúna entitat independent que ho analitza) jo dubto de que tinguis raó.
      Vaig estar veient (gairebé en exclussiva) TV3 i els seus informatius durant molts anys, i tenia una opinió molt favorable als seus professionals: uns periodistes molt competents, amb programes interessants, profunds i que enriquien. Però vaig deixar de veure-la quan vaig començar a notar la seva deriva cap a posicions políticament molt clares. Per mi deixava de ser un referent de l’actualitat, doncs no volia pasa saber en quin mon vivim filtrat per un mitjà poc neutral. Desconec però si ha retornat als seus origens. Haig de suposar que no per opinios de tercers. Salut !!!

      • david g
        04/07/2018 at 12:56

        me pasó lo mismo. durante muchos años estuve viendo tv3. me gustaban los informativos y las tertulias (p. ej. cuando estaba el cuní). pero hace años que dejé de verla al detectar una deriva exclusivamente independentista que resultaba infumable para todo aquel que no participara del credo hegemónico. para mí ha pasado de ser una televisión pública a la televisión privada del independentismo, pero financiada por todos. ¡vaya tela!

        • RM
          04/07/2018 at 13:09

          Yo también creo que TV3 ha cambiado estos ultimos 3 años,,,,quizas por las consignas de Mas
          No he visto ningun pgm en tv3 que se analicen con números con expertos en finanzas, economia y derechos los pros y contra de la independencia

          • RM
            04/07/2018 at 13:12

            Remarco: con expertos independientes, no con tertulianos y opinadores afines

  6. 04/07/2018 at 10:51

    Sr.Foix: el cortoplacismo es lo que impera…

Comments are closed.