Sarkozy quiere prohibir el burqa

El proyecto para prohibir el velo integral de las mujeres ha sido aprobado por el consejo de ministros y será debatido en la Asamblea Nacional en julio, para ser aprobado en septiembre.El presidente Sarkozy pretende prohibir el burka en Francia a pesar del dictamen desfavorable del Consejo de Estado que duda de su constitucionalidad y de las precauciones de la policía para poder aplicar la ley.

Mujer con burqa

Hay unos seis millones de musulmanes en Francia, la mitad mujeres, de las cuales unas dos mil han decidido transitar por las calles cubiertas con el velo integral. Sarkozy ha manifestado que “somos una vieja nación que tiene una cierta idea de la dignidad de la persona, en particular de la dignidad de la mujer, alrededor de una idea de la vida en común”.

Sarkozy no se achanta ante las dudas constitucionales ni ante las reservas de la izquierda y los verdes. La dignidad, dice el presidente, no se divide y la ciudadanía debe vivirse con la cara visible. En definitiva, concluye Sarkozy, no puede haber otra solución que la prohibición del velo integral en el espacio público”.

El proyecto estipula que nadie puede disimular su cara en el espacio público. Las que infrinjan la ley serán sancionadas con 150 euros de multa. Los maridos o compañeros que obliguen a la mujer a taparse la cara podrían ser sancionados con un año de cárcel y 15.000 euros de multa. Las normas no entrarían en vigor hasta la primavera de 2011, después de seis meses de “pedagogía”.

La decisión de Sarkozy plantea muchas dificultades. La más importante es saber si es constitucional. La segunda es cómo se podrá aplicar. La ministra de Justicia dice contar con las fuerzas del orden y con la aprobación de asociaciones musulmanas que han aceptado las medidas.

Pero el delegado nacional del sindicato de policía “casi ha sonreído” argumentando que no sabe cómo se puede hacer cumplir esta ley. Cómo se va a pedir a las señoras que se descubran, qué pasará si se resisten o cómo se va a proceder con las señoras de los emiratos, muchas de ellas cubiertas, cuando salgan del hotel Ritz.

Es muy razonable pedir que cualquier persona se presente con cara descubierta en los lugares públicos. Lo que es más complicado es impedirles que puedan circular libremente por las calles con el velo integral.

Si el objetivo es la aplicación de los valores republicanos en todos los ámbitos de la vida francesa, es una medida que tiene sentido. Pero si, como argumentan los críticos, se trata de combatir el integrismo religioso, la ley puede que tenga un efecto contrario al previsto.

He consultado el libro de Sarkozy, La République, les religions, l’espérance, publicado cuando era ministro del Interior, donde dice que “la República organiza la vida de sus ciudadanos en su dimensión temporal mientras que las religiones intentan dar un sentido a la vida. Por lo tanto no hay una oposición estructural”

La laicidad, dice en el mismo libro, está al servicio de la libertad para cada uno de los ciudadanos de la República de vivir o no una religión y transmitirla a sus hijos tal como la entiende. Este derecho de vivir su religión, comenta Sarkozy, es tan importante como el derecho de asociación, la libertad de expresión o la presunción de inocencia.

Los franceses debatirán hasta la saciedad. En nuestro país lo tendremos que hacer más pronto que tarde porque en muchos municipios ya se ha planteado la controversia.Es arriesgado convertir en un gran problema social y cívico lo que afecta a un porcentaje mínimo de personas.

Artículo publicado en La Vanguardia.es el 19 de mayo de 2010

6 comentarios

  6 comments for “Sarkozy quiere prohibir el burqa

  1. Fernando
    20/05/2010 at 16:12

    Hola señor Foix, sobre este tema recuerdo una noticia de cómo, en una conferencia sobre la libertad de expresión, ciertas personas se levantaron contra el caricaturista sueco Lars Vilks, ponente de la misma, por unos dibujos sobre el Islam. Parece que en Europa se pueden hacer críticas burlescas de Cristo, el Papa, el rey y la misma divinidad en tanto y en cuanto ésta no sea islámica. Se pueden solicitar la retirada de crucifijos de las escuelas (cosa en la que estoy de acuerdo), pero no el velo musulmán.
    Recuerdo que en una entrevista a una persona de creencia musulmana se le preguntó su parecer sobre la obligación de quitarse el velo en la escuela; ella respondió que si no se puede llevar en clase que lo guarde y se lo vuelva aponer a la salida; la creencia musulmana no siempre es radical. Tengo la impresión de que el burka es la forma más intransigente de las creencias islámicas que podemos observar en occidente; claro, aquí no van a lapidar a nadie…, eso espero.
    Hay mucha gente que no ve con buenos ojos el respeto que se solicita hacia la intolerancia de las creencias ajenas mientras existe un menos precio absoluto con las propias. En mi opinión, las libertades que se han conseguido en Europa frente a las religiones cristianas no deben de perderse frente al Islam.

  2. francis black
    20/05/2010 at 11:16

    Uf es un tema dificil. La derecha prohibe y la izquierda obliga. Son dos grandes tipos de politicas.

  3. Alex
    20/05/2010 at 10:00

    Esto del burka acabará mal, en francia hay una población árabe muy grande y no creo que les guste lo que acaba de aprobar Sarkozy, pero si no ponemos normas esto acabará siendo un cachondeo.

  4. Albert
    20/05/2010 at 06:03

    Hola Sr. Foix. Bon article. Desde luego es un tema delicado, negatico e imposible impedir el uso del burqa en público, por la fuerza y el castigo sea por medio de multas ó de carcel. Y esto de por si es ir contra de cualquier Constitución. Por lógica.

    No olvidemos que lo llevan puesto, debido a las creencias religiosas ancestrales y de grupo. Además del machismo aplicado por la sumisión de la mujer al hombre. En realidad, mentalmente, viven aún en la Edad Media.

    Sería mucho más positivo tratar de cambiarles la mente por medio de la enseñanza de la cultura y de la religión. ¡ Hay que tener paciencia y respeto a esta clase de gente !

    En cambio el problema principal de llevar el burqa, supongo que en realidad, es que detras no haya algún/a fanático/a religioso/a, camuflado/a. Esto si que va contra la constitución.

    Supongo que sería preferible y más efectivo, convencer primero a los predicadores de su religión, del inconveniente de llevar, las mujeres puesto el burqa en público. Y explicar, a los predicadores, las razones de seguridad ciudadana, y el porque de la necesidad de llevar la cara descubierta, en público.

    En fin. Al buen entendedor….

  5. dogbert
    19/05/2010 at 23:56

    Ya solte mi comentario en LV a esta columna del Sr. Foix. Añado que me parece una frivolidad llenar una columna sobre un tema que de momento «distrae» al pais vecino, que es un tema muy menor y que da poco hilo si es que somos serios, porque lo que toca es no «distraerse» con asuntos de menor cuantia y no hay que «distraer» esfuerzo ni capacidades para los problemas bien gorditos que tenemos encima que ya campan a cara destapada del todo.

  6. 19/05/2010 at 22:54

    Sr.Foix: En esto de destapar caras y quitar tela tenemos experiencia negativa en nuestro país, en 1766 una Real orden prohibió el uso de la capa larga y el sombrero chambergo de la época; D.Leopoldo de Gregorio, marqués de Esquilache, italiano por más señas, dio aquella orden, se trataba de que los ladrones y gente de mal vivir llevarán la cara descubierta y no escudarse en el embozo, otros, aunque aún no existia Prada, pensaron en que era imponer la moda italiana; el Domingo de Ramos se lió una buena por aquellos madriles de la calle de la Paloma y la corredera Baja y lo que empezó en la plaza Antón Martín con un simple desacato a la autoridad y al bando de Esquilache, acabó con tumultos en la Plaza Mayor, con la quema de la vivienda del ministro en la calle de las Infantas y varios guardias muertos en las reyertas. Carlos III viendo las orejas al lobo destituyó al marqués italiano, busco un chivo expiatorio en el marqués de la Ensenada y aquí paz y después gloria. Sarkozy ha dado un paso, espero que no haya sido aconsejado por una experta en moda como Carla Bruni, veremos quién es capaz aquí de hacer lo mismo, visto el precedente de Esquilache…

Comments are closed.