Pasiones y espectáculo

El fútbol en su dimensión planetaria desfila ante cientos de millones de humanos que viven inmersos entre la globalización, la identidad nacional y las históricas rivalidades entre estados y culturas.  Hay hambre de fútbol a pesar de que el más universal de los deportes se ha transformado en un complejo económico y financiero de una cierta opacidad.

Maradona

El Mundial de Sudáfrica es en el fútbol lo que Hollywood es en el cine, un instrumento de entretenimiento de masas, detrás del cual se esconden pasiones, intereses, viejas pendencias, vanidades y glorias efímeras. Es la grandeza y la miseria del fútbol que permite llenar todos los espacios informativos sobre los graves errores de los árbitros, penaltis no señalados, goles fallados misteriosamente y masas que se tiñen ridículamente la faz.

El fútbol es un regalo hecho por Inglaterra al mundo que lo ha asimilado con todo el barullo mediático que cruza el planeta estos días. Todos los deportes, desde el cricket al esquí, fueron innovaciones británicas para matar las horas  y pasar el tiempo de forma civilizada y competitiva.

El fútbol sería una forma de hacer política por otros medios. Merkel y Cameron vieron juntos el Inglaterra-Alemania; Obama se puso de los nervios en los últimos minutos del Eslovenia-Estados Unidos; Sarkozy convirtió la derrota de Francia en un tema de estado y en España se prepara para una nueva Aljubarrota esta noche en Ciudad del Cabo. Siempre ha sido así, pero hoy tiene una dimensión global, instantánea, exhaustiva y apasionada. Un Mundial es el máximo signo de orgullo para el fútbol y todo lo que arrastra, lo bueno y lo malo.

Publicado en Mundo Deportivo el 29 de junio de 2010

17 comentarios

  17 comments for “Pasiones y espectáculo

  1. francis black
    29/06/2010 at 15:18

    Leo los diarios y la noticia del día es la vaga del Metro de Madrid, creo que el tema ya no da para mucho más , hay que ser realistas, un par de dias de desahogo y tomar posiciones partidistas claras de cara a las elecciones y tema finiquitado.

  2. Enric
    29/06/2010 at 14:59

    Conmigo que no cuenten para ir a manifestarme, esto se veia venir, hasta el más tonto lo veia venir, que no se les ocurra a los partidos pedirme que haga nada por ellos, ellos piensan sólo en su negocio, el Estatut nacio muerto y todos lo sabian, todos, absolutamente todos.

  3. francis black
    29/06/2010 at 11:54

    La noticia del día en los diarios es la huelga del metro de Madrid , lo digo por medir los impactos en su justa medida , creo que el tema Estatut ya esta cerrado en la capital.

  4. francis black
    29/06/2010 at 11:53

    La noticia del día en los diarios es la huelga del Metro de Madrid, lo digo por medir los impactos en su justa medida.

  5. Jaume
    29/06/2010 at 09:34

    El fútbol es el mayor engaño de la historia moderna, pan y circo, pero ahora todo es circo.

  6. francis black
    29/06/2010 at 07:53

    El mundial es bastante flojo en fútbol , hace unos años dos clubs de primera tenian que descender por temas no deportivos , algo de economia no recuerdo y las dos ciudades salieron a la calle , a partir de ese momento los clubs son intocables y la opacidad absoluta.

  7. Albert
    29/06/2010 at 05:29

    El futbol ha dejado de ser un deporte amateur, para convertirse en un espectáculo de masas y un gran negocio de inversión y manipulación para algunos financieros y también para algunos políticos.

    Como diría Miss Margaret Pitbit ¡ Se ha convertido en un apendice del capital y de la inversión financiera, por parte de algunos !

    ¡ Al menos es lo que parece !

  8. 28/06/2010 at 23:59

    El espectaculo esta ahora en la payasada del fallo del estornut de Catalunya. Mal acaba lo que empieza mal. Ahora a llenar galeradas y espacios en los medios para descubrir la sopa de ajo, la tecnica del trilero y el tocomocho. Mientras la realidad pura, cruda y dura va en el mundo real por otras partes.
    Ya esta bien de tomaduras de pelo. Todos pacasa ya!

    • Cándido Giner, alias Faruk
      29/06/2010 at 00:34

      Pascual Maragall estará ahora en su bonita casa de Rupià, a la fresca, tumbado en una hamaca, contemplando la planicie ampurdanesa en medio de una noche clara, plagada de estrellas y a buen seguro celebrando el éxito de su última y portentosa frivolidad.

      • Albert
        29/06/2010 at 05:36

        Cándido Giner, alias Faruk, Seguramente es verdad.

        Pero además cuantos millones en Euros se han empleado para que todo ello transcurriera. Para llegar igualmente a la misma estación Terminus.

        Mientras han transcurrido estos 4 años, en los que hemos perdido miserablemente el tiempo y millones de personas están en el paro.

        El tiempo perdido y el paro, es lo que cuenta. Lo demás es baladi.

        Saludos.

  9. Albert
    28/06/2010 at 22:09

    BartoloméC, Una gran verdad. Errar involuntariamente. Porque en cambio errar voluntariamente /interesadamente ya es otro cantar.

  10. 28/06/2010 at 21:52

    Sr.Foix: Este mundial está siendo un recital de errores arbitrales, se ve que los jueces, sean de linea o del Constitucional tienen una misma máxima, errar es humano…

    • Miss Margaret Pitbit
      28/06/2010 at 22:14

      Estoy de acuerdo. Errar es humano, demasiado humano. En el mundo en que vivimos el error se acaba convirtiendo casi siempre en verdad incuestionable.

    • Julia
      28/06/2010 at 22:21

      Bartolomé, hay errores que acaban siendo horrores.

    • Pere
      28/06/2010 at 23:30

      Bartolomé, ahora el que tiene que hablar es ZP y decirnos cómo queda aquella frase de «aprobaré el Estatut, etc, etc. etc».

    • Jaume
      29/06/2010 at 09:36

      Lo del Estatut es una tomadura de pelo de tamaño inmenso, han estado cuatro años mareando a la ciudadanía.

      • Cándido Giner, alias Faruk
        29/06/2010 at 13:15

        Como dice el refrán, me parece: Para ese viaje no eran necesarias estas alforjas. Es decir, Cataluña se encuentra en la misma situación que estaba antes del Estatut. Ni más ni menos. O sea: desde el punto de vista fiscal, igual; desde el punto de vista legislativo, lo mismo, desde el punta de vista linguístico, idem. En cuanto al término Nación, se acepta, pero tan sólo desde el punto de vista linguístico. Veremos en que queda todo esto. Ahora bien, me pregunto: ¿Resulta gobernable un País, Nación, Estado o lo que sea, que se encuentra en permanente estado de agitación? ¿De una vez por todas podrá resolverse el problema de Cataluña y conseguir que definitivamente encaje dentro del Estado?

Comments are closed.