Campaña bajo una gran tormenta

Ha terminado la campaña para las elecciones catalanas coincidiendo con una tormenta financiera y política de dimensiones globales. Quien gane tendrá que vérselas con el paisaje de abatimiento y de temor que recorre todos los parlamentos y gobiernos europeos. Los sindicatos concentran a miles de funcionarios que temen incluso por sus puestos de trabajo que parecían vitalicios hasta hace bien poco.

La transformación de las economías post industriales ha diluido la militancia clásica de izquierdas y de derechas. Incluso en el escenario clásico de la socialdemocracia sueca, la derecha ha conseguido dos victorias consecutivas en más de ochenta años de historia. Por si fuera poco, veinte diputados de la extrema derecha tienen sus escaños en el parlamento de Estocolmo.

Los cambios profundos que se están produciendo con poca visibilidad en las sociedades gobernadas por la tecnología y el mercado no han sido entendidos por los partidos clásicos de la izquierda. Pero tampoco la derecha, que gobierna en prácticamente todo el continente europeo, sabe cómo y qué hay que hacer para devolver la esperanza a las gentes.

Sarkozy ha lavado la cara a su gobierno para detener los altos índices de impopularidad cuando quedan dos años para las presidenciales. Italia es un país gobernado como una empresa en la que Berlusconi hace y deshace leyes a su antojo, en algunos casos para blindar su impunidad. Angela Merkel decide acudir al rescate de países quebrados a costa de la impopularidad que suscita entre sus socios de gobierno y en la sociedad en general.

Al margen de quién sea el próximo presidente de la Generalitat, el problema con el que tropezará es cómo aguantar el vendaval financiero que exige más recortes y más reducción de los gastos sociales que no crearán riqueza ni puestos de trabajo. La incógnita sobre las medidas de los bancos centrales y el Fondo Monetario Internacional es que la dura cirugía no garantiza salir de la enfermedad.

Reconocer las virtudes del mercado no equivale a arrodillarse y ponerse a su disposición. Joaquín Almunia lo decía hoy desde Bruselas afirmando que no hay razones objetivas para que España pueda temer un rescate, pero los mercados actúan por su cuenta y pueden crear una situación que lo haga inevitable. En los últimos treinta años han aumentado las desigualdades de ingresos y de rentas en la gran mayoría de economías europeas. Ha crecido la exclusión social y los índices de pobreza son mayores.

Las soluciones no han venido de la izquierda que ha perdido incluso parte de su identidad en estos últimos años. Pero la derecha tampoco las tiene.

Zapatero insiste en que España no está en una situación semejante a la irlandesa. Parece que así es a la luz de los datos macroeconómicos. Pero el paro no desciende y la creación de riqueza está estancada. La crisis financiera está encubriendo la crisis social que es mucho más profunda y más seria porque afecta a millones de personas que no entienden nada.

10 comentarios

  10 comments for “Campaña bajo una gran tormenta

  1. Francis Black
    27/11/2010 at 15:15

    ¿ya estasi todos reflexionando?

    • Ramón
      27/11/2010 at 16:24

      Dejo mi reflexion y como es normal que cada cual actue como le dicte la conciencia

      ¿quienes son los responsables de haber perdido mas de tres años por no empezar antes a solucionar nuestra crisis?……….

      ——————————–
      como dependemos de la financiación exterior esta relacionado con:

      El ataque mediatico anglosajon contra España, no voy a mentir y decir que estamos bien, pero no estamos tan mal «nos atacan» porque han estado tres años los irresponsables de nuestro pais negando la realidad sin hacer nada para mejorar el rumbo, no han tenido ni brujula, es mas creo que nos hacen un favor porque nos obligan a ponernos las pilas.

      Pero el zoo de la city de London es excesivo, hasta hay catedraticos que trabajan alli, que antes defendian el establisment, ahora estan empezando a decir lo que piensan, las interelaciones bancarias con inglesas con Irlanda,las actuaciones de los bancos de inversion norteamericanos con Irlanda,el exceso en la socialización de perdidas a cargo del contribuyente y el exceso de amarillismo de la prensa anglosajona

    • 27/11/2010 at 18:10

      Francis, me pillas de rodillas, rezando aquello de «Virgencita que me quede como estoy…»

    • Julia
      27/11/2010 at 21:12

      A mi que no me esperen a votar, no pienso perder ni un segundo más con esta gente.

    • Pere
      27/11/2010 at 23:19

      Al final y depende de cómo me levante me pensaré lo de votar, la reflexión será si hace mucho o poco frio o si llueve y desde luego, que nos quedemos por lo menos igual, cosa que dudo.

  2. Albert
    27/11/2010 at 08:58

    Sr. Foix: En 30 años nuestra sociedad ha ido cambiando de forma significativa. Sobretodo más rapidamente desde el Euro y el boom de la construcción.

    Han cambiado las costumbres y la manera de proceder y relacionarse entre si los seres humanos. Sobretodo desde que existe la televisión e internet y los telefonos moviles. Ha cambiado la mentalidad de las relaciones sexuales y sobretodo la mentalidad de la mujer. Ahora se relaciona sexualmente con quién quiere. Y por ello se siente libre e igual al hombre. Pero me pregunto: ¿ Es libre de verdad ? En realidad el que ha salido ganando es el hombre. Tenemos los mismos derechos y deberes. Pero la mujer siempre carga con los problemas que trae la relación sexual. Luego no hay una verdadera igualdad: Hombre-Mujer.

    Existe otro cambio provocado por los ciudadanos y las condiciones de la economía.
    Ejemplo: En la Ramblas de Barcelona la mayoría de las tiendas de toda clase están regentadas a derecha e izquierda de la Rambla, por ciudadanos Paquistanies. Y en todo Barcelona dentro de los barrios de la ciudad, cada pequeño colmado que su dueño/a se jubila es ocupado y regentado por Paquistanies.

    Lo mismo ocurre en las tiendas y bazares nuevos regentados por Chinos. El fenomeno se extiende a los pequeños bares y restaurantes que poco a poco van siendo traspasados y regentados por chinos. Despues de la juvilación de sus propietarios/as.

    El mismo fenomeno ocurre en los trabajos agricolas de el campo ó en las obras de la construcción públicas ó privadas. Que están ocupadas por extranjeros casi en su totalidad.

    No tengo nada contra los emigrantes extranjeros. Pero hemos de reconocer que en España han llegado de forma masiva y en poco espacio de tiempo, más de 4.500.000 de personas.

    Atraidos por la esperanza de mejorar su nivel de vidal y atraidos por las llamadas por parte de los anuncios que se emitian por TV3 y por TV1, y patrocinados por la Generalitat de Cataluña y el Gobierno central de España, hace unos 5 ó 6 años.

    Que anunciaban que tenían que venir emigrantes extranjeros. Porque de lo contrario no cobrariamos las pensiones dentro de 50 años. ¡ Vaya falacia !

    Por otra parte veo que circulan muchos coches y camiones por las calles, carreteras y autopistas. Y pienso ¡ Esto no es el fin del mundo !

    También se me ocurre pensar: Que si no hubiera habido la llegada masiva de emigrantes atraidos por el boom de la construcción, ahora estariamos económicamente igual que hace 15 años e iriamos haciendo igual. Pero no tendríamos este paro actual de más del 20’5 % de personas y familias. Que en conjunto podrían contarse 10.000.000 de personas sin ingresos. Sumando la familia.¡ Que es el problema más grave que podamos tener !

    • Albert
      27/11/2010 at 09:11

      P.D. La economía no se levanta y marcha porque la gente tiene miedo y desconfianza al futuro inmediato.

      Y tampoco marcha por la ineptitud y perdida de tiempo de la gobernancia en tomar las decisiones. Hemos perdido más de 3 años, asi. Y esto hace que aumente más la desconfianza de los inversores extranjeros hacia España.

      En realidad en Cataluña y en España entera, falta unidad politica de la derecha y la izquierda.

      Hay demasiadas opiniones e intereses en conservar los privilegios y apalancamientos de los partidos.

      Solo con unidad y como dice Ramón, » Remar unidos y en una sola dirección «, los inversores ya regresarían.

      En realidad nos podemos salvar. Pero falta unidad.

      • Albert
        27/11/2010 at 09:14

        P.D. Me olvidaba de decir. Que por todo lo dicho, la gente deja de consumir y por lo tanto al frenar el consumo se frena y estanca la economía y la creación de empleo.

  3. 27/11/2010 at 00:15

    Sr.Foix: La campaña o cómo se llame lo que hemos sufrido ya pasó a mejor vida, pero al ganador de estas elecciones no le arriendo las ganancias…

Comments are closed.