Zapatero, un pato cojo

En el momento en que un presidente anuncia que no se presentará a la reelección empieza a ser un pato cojo. Les ocurre a los presidentes norteamericanos en la parte final del segundo mandato cuando se les cuelga el calificativo de lame duck. Rodríguez Zapatero es un pato cojo tanto si se presenta como si decide abrir el melón de la sucesión en el seno de los socialistas.

Empresarios con Zapatero

Las encuestas le son adversas, los críticos le crecen a su alrededor, Rubalcaba es la solución para algunos pero Carme Chacón parece ser la favorita para otros. El desgaste de Zapatero es inevitable desde que el diez de mayo pasado tuvo que cambiar su discurso social por imperativo de las instituciones financieras internacionales, sus colegas de la Unión Europea y los vientos del mercado que soplan desde todas partes.

La izquierda europea vive momentos muy bajos. No ha cultivado profundizar en las ideas, ha perdido el discurso y es echada del poder en los puntos donde gobierna o ha gobernado. El último ejemplo es Portugal que se mueve entre el rescate y las elecciones generales en los próximos dos meses.

Pero la situación castiga también a la derecha. Este domingo hemos visto cómo Ángela Merkel perdía el histórico feudo demócrata cristiano de Baden-Württemberg y Sarkozy recibía un correctivo severo en las cantonales francesas. El riesgo para cualquier gobernante que saque las urnas a la calle es que es implacablemente apartado del poder. Lo hemos visto prácticamente en todas partes desde que estalló la crisis en Estados Unidos en octubre de 2008.

Por lo tanto, tanto si anuncia que se presenta como si abre la carrera de la sucesión, Zapatero y los socialistas no tienen grandes posibilidades para las próximas elecciones. Ganó las elecciones de 2004 en contra de la guerra de Iraq, que tanto entusiasmaba a Aznar, y también por el impacto de los atentados del 11 de marzo en Madrid. En los últimos ocho meses ha cambiado de discurso, se encuentra en la coalición que bombardea Libia siguiendo la resolución de las Naciones Unidas, la economía no remonta y los parados van aumentando de mes en mes.

Sus colaboradores más próximos le aconsejan que sea el candidato pensando en que la situación mejorará en los próximos meses. Pero un sector nada desdeñable del PSOE lo considera amortizado y se bate en las penumbras del poder para buscar el sustituto más adecuado. Difícil papeleta para la reunión de la plana mayor socialista el próximo 2 de abril.

En estas, se celebra la reunión de Zapatero con más de 40 grandes empresarios del país. Ha sido una iniciativa positiva para sumar esfuerzos y salir de la crisis. Sorprende que el banquero Emilio Botín se levantara en la reunión para pedir al presidente que agote el mandato y evite así la inestabilidad que se produciría en medio de una crisis económica sin precedentes.

Si Zapatero no mueve pieza hasta las elecciones podría significar que es el mundo de las finanzas el que decide el futuro político del país. Ya sabemos la importancia que tienen los mercados en la política del momento. Pero no deja de ser paradójico que la decisión de continuar hasta el final dependa de las opiniones de un banquero. No quiero ser malévolo, pero me asalta la duda de que la posición de Botín puede obedecer también a la suerte de Alfredo Sáez que ha sido inhabilitado por el Supremo para seguir siendo consejero delegado del Banco de Santander y no ha abandonado su cargo.

Está bien que la gran banca influya en las decisiones para superar la crisis económica. Pero de ahí a que la opinión de Botín sobre la suerte de Zapatero sea decisiva, va un largo trecho. Parece como si el poder se hubiera liberado de la política y que la política carece de poder. Son especulaciones.

12 comentarios

  12 comments for “Zapatero, un pato cojo

  1. Albert
    28/03/2011 at 22:38

    Sr. Foix : Cierto.

    Zapatero ha perdido y nos han hecho perder el tiempo de 3 ó 4 años miserablemente. Empeorando así la situación económica de España.
    3 ó 4 años negando la verdad de la situación económica. Que ya la venían anunciando y avisando los Economistas.

    Ahora ya no importa que sea la Merkel, los demás e incluso Botín los que den consejos, recomendaciones y exigencias. Pues Zapatero ha agotado su mandato y debe de irse.

    • Albert
      29/03/2011 at 07:52

      P.D. En cuanto a Rajoy. Que ponga la barba a remojar. Pues el tema no es facil llevarlo a cuestas. Tendrá, exactamente, los mismos problemas. Que no se hagan ilusiones tampoco.

  2. Enric Puig
    28/03/2011 at 22:29

    Zapatero es el problema, pero sabedores de ello, los grandes magnates de la banca le van a exprimir hasta la última gota, su futuro depende de los favores que haga desde hoy hasta su marcha.

  3. Jaume
    28/03/2011 at 21:33

    Os dejo este artículo sobre los patos cojos, es muy bueno.

    En política se habla del ???pato cojo??? para referirse a un mandatario al final de su período de gobierno. ¿Cuál es el origen de este curioso término? En otras palabras: ???¿En qué se parece un presidente saliente a un pato cojo???? Por Luis Edo. Bastías Corresponsal Atina Chile – Valparaiso http://www.bastias.cl Si bien, en la actualidad, se suele hablar del síndrome del ???pato cojo??? para referirse a un presidente que se acerca al fin de su mandato, en rigor debiera aplicarse sólo una vez que las elecciones del nuevo gobernante ya han finalizado. En esas condiciones, en las que el antiguo presidente mantiene sólo la dignidad propia de su investidura pero carece de todo poder político real, resulta aplicable esta antigua y curiosa metáfora. Aunque no sabemos con certeza cómo se originó el término; sin embargo, hay algunas pistas que pueden sugerir, al menos, una hipótesis razonable. En primer lugar, sabemos que efectivamente existe una enfermedad de las extremidades que afecta a aves salvajes y cuyo nombre científico es astraxafisis. Esta patología, además de ser fatal por sí misma, suele dañar tan severamente la capacidad de locomoción del ave que le deja muy pocas probabilidades de subsistir en un entorno salvaje. También sabemos que estos patos cojos eran considerados un verdadero tesoro por los cazadores del período del renacimiento, ya que, la astraxafisis no sólo facilitaba su captura sino que, incluso, ¡se dice que la enfermedad mejoraba su sabor! Esta creencia, según la cual el pato cojo tenía una carne deliciosa y especialmente jugosa, se mantuvo por siglos. ¡En efecto, se cuenta que durante sus dos últimos años de vida, Thomas A. Edison se alimentó exclusivamente de carne de pato cojo! Hasta aquí llega lo que sabemos con certeza. El resto es sólo suposición. Según algunas fuentes, a mediados del siglo dieciocho, se empezó a emplear el término para referirse a los corredores de bolsa que habían quedado en bancarrota. Esta posibilidad resulta bastante convincente dada la cercanía de la comparación: el corredor de bolsa, por muy exitoso que hubiera sido durante su apogeo, una vez en bancarrota, era muy difícil que se recuperara, por lo que su carrera en el mercado de valores tenía los días contados. Aparentemente esta metáfora terminó por extrapolarse al mundo de la política a mediados del siglo diecinueve (algunos afirman que en la década de 1860, pero desconozco los fundamentos para dar una fecha tan precisa). Desde esa época, se cree, se aplicó a los gobernantes que se habían presentado a re-elección pero la habían perdido. Nuevamente, esto suena bastante razonable, dada la cercanía de la metáfora. Con el uso, el término se extendió a cualquier mandatario después de celebradas las elecciones de su sucesor, tanto si el referido había sido candidato como si no se había presentado. Por otra parte, en EE.UU. se habla de la ???Enmienda del Pato Cojo??? para referirse a la XX Enmienda de su Constitución Política, la cual acortó el período de transición y estableció otros detalles para la sucesión presidencial. Finalmente, una ???Sesión Pato Cojo??? es cuando el Congreso (o alguna de sus Cámaras) se reúne – en EE.UU. – un año par tras las elecciones generales de noviembre, ya que algunos de los legisladores convocados no figuran en la nueva distribución de escaños. Algunos analistas son críticos de este tipo de sesiones, ya que argumentan que los congresistas pueden ser proclives a votar de manera diferente a como lo harían si fueran a continuar en sus cargos. Sin embargo, esta creencia no ha sido jamás demostrada con rigurosidad académica. Ah, sí??? Se me olvidaba. También se le llama ???pato cojo??? a un paso de tango. Supongo que este elemento coreográfico imita el padecimiento veterinario, aunque tal vez imite esa inexorable condición humana que tantos han experimentado en la Casa Rosada. Ese es un misterio.

  4. 28/03/2011 at 20:03

    Sr.Foix: Que un banquero como Emilio Botín defienda la continuidad del presidente Zapatero me parece que tiene su lógica, me explico con esta historia…
    Una vez llegó a un pueblo un señor muy bien vestido, se instaló en el único hotel que había, y puso un anuncio en el periódico local, decía el anuncio que estaba dispuesto a comprar cada sapo que le trajeran por 10 euros.
    Los campesinos, que sabian que el rio estaba lleno de sapos, salieron corriendo a cazar sapos.
    El hombre compró, como habia prometido en el aviso, los cientos de sapos que le trajeron a 10 euros cada uno y sin chistar.
    Pero, como ya quedaban muy pocos sapos en el rio y era difícil cazarlos, los campesinos perdieron interes, entonces el hombre ofreció 50 euros por cada sapo y los campesinos corrieron otra vez al rio sin entender muy bien la razón de semejante inversión.
    Nuevamente fueron mermando los sapos y el hombre elevó la oferta a 100 euros, y los campesinos volvieron al rio, cazando los pocos sapos que quedaban, hasta que ya era casi imposible encontrar uno.
    Llegados a este punto, el hombre ofrecio 1.000 euros por cada sapo, pero, como tenia negocios que atender en la ciudad, dejó a cargo de su ayudante el negocio de la compra de sapos.
    Una vez que viajó el hombre a la ciudad, su ayudante se dirigió a los campesinos diciendoles: Fijense en esta jaula llena de miles de sapos que mi jefe compró para su coleccion. Yo les ofrezco venderles a ustedes los sapos por 500 euros, y cuando el jefe regrese de la ciudad, se los venden por 1.000 euros cada uno, pero por favor, no le digan que yo les he ayudado en la estafa.
    Los campesinos juntaron todos sus ahorros y compraron los miles de sapos que habia en la gran jaula, y esperaron el regreso del ‘jefe’.Desde ese dia, no volvieron a ver ni al ayudante ni al jefe. Lo único que vieron fue la jaula llena de sapos que compraron con sus ahorros de toda la vida.

    Sr.Foix, creo que queda claro la razón por la cual Botin quiere dejar al presidente Zapatero encargado de vendernos, durante dos años más, todos los sapos que nos han hecho comprar y tragar a precio de oro…

    • Africa
      28/03/2011 at 20:34

      Bartolomé,si no lo has leido ya, te recomiendo»Mil millones de mejillones»de Fernando Trías de Bes e ilustrado por Toni Batllori.Cambia los sapos por mejillones y viene a ser lo mismo.Es un libro genial para que los no expertos entendamos cómo funciona todo el «tinglado»político-económico.Un saludo.

      • 28/03/2011 at 21:12

        África, buscaré el libro para leerlo, los mejillones siempre pasan mejor que los sapos.
        Un saludo.

    • Jaume
      28/03/2011 at 21:35

      Bartolomé le dejo este video de Fernando Trías de Bes y Toni Batllori.

      http://www.youtube.com/watch?v=PxnqJzMMqKc

      • 29/03/2011 at 11:09

        Muchas gracias Jaume.

    • Enric Puig
      28/03/2011 at 22:32

      Y además nos vendieron el cuento que dando un beso a los sapos se convertirian en principes y seriamos felices y comeriamos perdices.

  5. Santiago Casán Cava
    28/03/2011 at 19:04

    Impecable anàlisi, Lluis. La única diferència entre un «lame duck» i Zapatero és que tothom sap que els presidents dels Estats Units en segon mandat no poden tornar a presentar-se, però aquest descerebrat encara no ha dit que pensi deixar-ho al 2012, per molt que es doni per fet.

  6. dogbert
    28/03/2011 at 18:58

    El socialismo que merezca llamarse como tal ya no existe hace tiempo en Europa. Hay unos partidos que se van turnando en el poder y todos estan bajo el dictado del poder de verdad. Este poder que no se vota es que el manda. Es la gran banca y los grandes trust.
    Por tanto da igual este juego de equilibrios en el partido llamado socialista obrero español, que da juego al periodismo, a las tertulias y que envuelve los problemas de verdad a los que creemos podremos remediar al acudir a las urnas.
    Estamos en manos de trileros que juegan una liga aparte del mundo real, una casta que nos chulea, y que ademas exige que paguemos el gasto.
    Patos cojos absolutamente huecos como una mona de pascua.

Comments are closed.