Se puede positivar la crisis europea

Propongo positivar la crisis que ha llevado a que Italia y Grecia sean gobernados, espero que transitoriamente, por personas que han sido impuestas por Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y el Banco Central Europeo sin que ni griegos ni italianos hayan sido consultados a la hora de elegir a su gobierno. Son decisiones arriesgadas que plantean problemas de fondo como el de si se puede restablecer la estabilidad monetaria y política de un país aplicando un cierto despotismo financiero que no haya sido refrendado por las urnas.

Ángela Merkel

Lo positivo de esta crisis institucional es que puede hacer inevitable la reforma del funcionamiento de Europa. En estos graves momentos parece que sólo existen dos salidas: nombrar gobiernos de técnicos o tecnócratas desde arriba o bien abonar el campo del populismo que viene inexorablemente después de exageradas y brutales políticas de austeridad.

El filósofo Jürgen Habermas ha publicado un extracto de su próximo libro, Un ensayo sobre la Constitución de Europa, en el que dice que “a corto plazo, es necesario concentrarse en la crisis. Pero más allá de ella, los actores políticos no deberían olvidar los defectos de construcción que se encuentran en las bases de la unión monetaria y que tan sólo podrán eliminarse mediante una unión política adecuada”. En otras palabras, habrá que desmontar el tejado y construir la unión monetaria sobre las bases de una unión política que comporte, por supuesto, una política fiscal común.

Las soluciones italiana y griega son parches para evitar la catástrofe. Lo que puede sacar a Europa de este miedo que nos embarga a todos, un miedo exagerado y alimentado por mercados y por los norteamericanos que quieren mantener al dólar como divisa de referencia, es practicar la política en su aspecto más noble y definitivo que es el de tomar las decisiones que convienen a la mayoría de ciudadanos. Si no quiebra el invento por el camino, es una oportunidad de oro para fomentar, con generosidad y valentía, los Estados Unidos de Europa.

Es seguro que Gran Bretaña no participará en este proyecto y que algún otro país puede apartarse voluntariamente. Quizás ha llegado la hora de reformar lo que no funciona en esta Europa actualmente desconcertada. Más unidad política, plena homogeneidad fiscal, más responsabilidad de los estados miembros.

Artículo publicado en La Vanguardia el 15-11-2011

  17 comentarios por “Se puede positivar la crisis europea

  1. Las últimas palabras de Goethe: ¡Más luz!
    Desde que salimos del primitivo barro ese ha sido nuestro grito: ¡Más luz!
    Luz del sol, de antorcha, de vela, de neón, incandescentes, luces que erradican la oscuridad de nuestras cavernas, que iluminan nuestras carreteras, los interiores de nuestras neveras.
    Grandes luces para los juegos nocturnos del campo de batalla, pequeñas bombillas para esos libros que leemos debajo de las sábanas cuando deberíamos de estar dormidos.
    La luz es algo más que watios y velas, la luz es una metáfora: Tu palabra, es una lámpara bajo mis pies.
    ¡Ira! ¡ira contra la muerte de la luz! Guía, brillante luz a través de la oscuridad circundante, guíame tú para seguir. La noche es oscura y estoy lejos de casa, guíame tú para seguir.
    ¡Despierta y brilla porque tu luz está aquí!
    < La luz es conocimiento. La luz es vida. La luz es luz.

  2. Papeletas de voto a partido minoritario, con un dibujito o similares o sea voto nulo y a las urnas (congreso y senado). Esto es lo que hare el domingo.
    Positivo si, tonto un poquito pero lo menos posible.
    Que lo voten bien!

      • Digamos que es mi rechazo a la totalidad de las listas que puedan ganar y que de responsables tienen mucho (a responder) y comprometidos lo estan y tambien mucho pero para nada con lo que interesa a la gran mayoria.

        • vamos, que es una comodidad muy grande, disfrutar de las mieles, criticar los yerros, aplaudir las coincidencias y distanciarse de las desgracias. el acierto del neoliberalismo es haber logrado el triunfo del individualismo y la “independencia” política como método para lograr sus fines. Si nos revelamos impotentes depositamos en otros nuestro futuro, lo peor es que nuestra descendencia sufre estas irresponsabilidades.

  3. La Comisión Europea ha pospuesto la prohibición a las agencias de rating para que puedan calificar deuda de países rescatados. La falta de un acuerdo entre los comisarios ha frenado, de momento, la propuesta del titular de Servicios Financieros, Michel Barnier, que es partidario de que las calificadoras no puedan emitir informes sobre los países que están recibiendo ayuda externa.

  4. Hay que positivarlo todo efectivamente. Solo con lo positivo mañana podremos rular un poco mas y mejor. Pero con memoria.
    Entiendo que el Sr. Foix apunta que hay que reformular la Union Europea. Bien.
    Tambien tenemos que “retransicionar” las españas. Se vera. Rl domingo daremos un paso de cangrejo de tres pares.
    Todo pierde lustre y vigencia ante nuevas situaciones. Si para ello los que estan en la cosa siguen con la misma actitud y son los mismos caretos, lo tenemos fatal.
    En el interin y hasta que esto escampe, que va para largo, propongo que Goldman Sachs, J.P Morgan y demas se presenten con listas a las elecciones y acabaremos antes.

  5. Me parece excelente esa propuesta de los Estados Unidos de Europa, si no queremos caer en un nuevo totalitarismo, hoy financiero…
    Agradecido de nuevo, le saluda cordialmente

    J. M. Caparrós Lera

  6. Sr.Foix: Cómo bien dice Brian, la mayoría de los gobiernos que creemos elegir en cada votación nos vienen nombrados desde arriba, la diferencia con la situación actual es que ya no se disimula y todo es ya tan evidente que resulta a menudo insultante.
    Corregir los errores que se han cometido en la UE es algo imprescindible, básico, pero siendo positivo como Vd nos pide, sería conveniente que estas correcciones no fueran en beneficio de unos cuantos y en detrimento del resto de paises que integran la comunidad europea y que ahora son meros convidados de piedra en este festín de los mercados…

    • @BartoloméC, será difícil y complicado enderezar la situación, los mercados e intermediarios financieros se han acostumbrado al dinero fácil y eso es algo muy complicado de cambiar.

  7. Estoy muy de acuerdo en positivar la crisis, y celebro que Habermas, tan crítico desde siempre con el déficit democrático de la construcción europea, tenga un rasgo de pragmatismo y priorice la resolución de la crisis. Particularmente no me parece tan grave lo de los gobiernos nombrados desde arriba; recordemos (porque a veces parece olvidarse) que vivimos en democracias de representación en las que nunca elegimos a los presidentes de gobierno o primeros ministros.

    Y no olvidemos a Weber: es la hora de la responsabilidad y de pensar en las consecuencias de los actos. Meter a Grecia o Italia en procesos de referéndum o disolución de parlamentos quizá hubiera satisfecho las convicciones, pero hubiera sido muy irresponsable.

    • la irresponsabilidad es darle la espalda al pueblo. La irresponsabilidad es darle la espalda a la democracia promoviendo el elitismo extranjero para la solución de los problemas nacionales. la democracia trata de participación y obligaciones ciudadanas, no de meras excusas para que haga otro reservandome el aplauso, la crítica o la resignación. La resolución de la crisis pasa por mas democracia, mas inclusion social, mas igualdad. El unico beneficiario de las políticas gubernamentales debe ser el pueblo, el mas expuesto a las crisis, el que más necesita. Los que tienen mucho, para que les sirve la democracia, la necesitan? abogamos por la inoperancia de lo unico que puede defender a las mayorías? es la hora de la responsabilidad y de pensar en las consecuencias de los actos.

Comentarios cerrados.