Almunia y la suerte de Europa

Expectativa en el desayuno con el comisario Joaquin Almunia. Es vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de la Competencia. La sala del Cidob ha tenido que habilitar espacios y mesas adicionales. Muchos socialistas de alto rango y los europeistas adictos

Joaquín Almunia, Comisario de la Competencia

. El momento no es optimista pero Almunia expone con calma y profesionalidad su visión sobre la Europa de hoy. Se le entiende todo.

Con sus riesgos y con sus ventajas. Siempre se han dado dos pasos adelante y otro atrás. Ahora parece que es al revés. Nos cuenta que ayer leía Newsweek en el viaje a Barcelona y que se encontró con un artículo de Gordon Brown en el que el ex primer ministro británico hacía una relación de los caídos en combate como consecuencia de la crisis, incluido él mismo. Quince en total.

Señala Almunia que no se sabe exactamente cómo hacer frente al círculo vicioso en el que el problema de la deuda pública que se detectó a partir de mayo de 2010 en Grecia, Irlanda y Portugal se ha extendido a Italia y España y que en los últimos días está apareciendo también en Bélgica, Francia y también en Alemania.

No hay crecimiento. Ya lo sabemos. Pero lo más inquietante es que en los próximos trimestres el conjunto de la zona euro puede entrar en recesión. El hecho de que Estados Unidos no encuentre salida a la crisis de su deuda pública porque republicanos y demócratas no se ponen de acuerdo, es un factor inquietante para el mundo occidental.

Es crítico con la hegemonía practicada por Alemania y Francia en los últimos meses. No es aceptable que dos países intenten dictar las políticas europeas. Va en contra de la misma esencia de Europa y también perjudica a quienes pretenden imponer sus criterios por encima de las opiniones de los demás.

Me doy cuenta que también el comisario Almunia está asustado por la velocidad de los cambios y sus consecuencias al no poder ser visualizados ni controlados. Se han pisado todas las líneas rojas que parecía imposible que se cruzaran. Empezando por Alemania y siguiendo por Francia. Compruebo que las mismas incertidumbres que tengo sobre el comportamiento a corto plazo las comparte el comisario de la Competencia.

No es de recibo que se cambien presidentes de gobierno sin que los griegos o italianos hayan dicho la suya. Está de acuerdo. Pero admite que en los dos casos se han sometido al acuerdo de los respectivos parlamentos y que, espera, que se celebren elecciones cuanto antes. La irresponsabilidad política de los líderes democráticos elegidos en los dos países es también manifiesta.

Gran Bretaña se beneficia de la inestabilidad del euro. A primera vista. Si la zona euro se estabiliza y se consigue que el Banco Central Europeo actúe como lo hacen los bancos centrales normales, cosa muy difícil, es muy probable que las dos Europas surjan y, finalmente, será más ventajoso estar dentro del euro que fuera. Pero para que Inglaterra entre en la zona euro, tienen que transcurrir unos 20 años. ¿Habrá euro? ¿Existirá la UE? Quién lo sabe.

¿Por qué tanta improvisación en Europa? Simplemente, admite, porque nadie había previsto esta situación que estaba del todo inexplorada, es decir, no había planes ni políticas alternativas. Nuestro tiempo histórico es tiempo de grandes cambios.

Almunia se pone un poco trascendente y dice algo que es incuestionable al afirmar que no se puede confiar en el futuro sobre el dinero que va a venir de los vecinos. Elemental, querido comisario, estoy de acuerdo y muchos tendrían que tomar nota. Le sale la influencia que recibió del espíritu de la Institución Libre de Enseñanza y dice que la austeridad y el rigor no son malos. Es más, sin estos dos requisitos Europa no saldrá del enredo en que se encuentra.

Lo que está en juego es algo más que el euro, la deuda o el despilfarro. Hay una desconfianza general hacia la política que se traduce en descrédito y rechazo a quienes se dedican a este servicio público. En el centro y en el este de Europa, prácticamente en todas partes, aparecen movimientos populistas xenófobos que aumenta su influencia en el espacio electoral europeo, como se ha visto en Flandes, Holanda, países nórdicos, Austria y en Italia.

El descrédito de la política y la xenofobia traducida en fuerza política puede desbaratar la misma idea fundacional de Europa que no es otra que la aceptación de la diversidad, el respeto al otro y la convivencia para crear progreso.

Pienso que estamos fomentando a bárbaros que salen de la noche de los tiempos de la historia de Europa. No puede ser. No podemos volver a las andadas, a los conflictos, a las guerras que han sido lo más natural en Europa a lo largo de los siglos.

21 comentarios

  21 comments for “Almunia y la suerte de Europa

  1. dogbert
    27/11/2011 at 23:51

    Y vamos a decir las cosas por su nombre, en Grecia y en Italia han habido unos golpes de estado como la copa de un pino: unos señores tecnocratas se han hecho con el poder a la brava y sin respaldo democratico ninguno y nos dicen que cuando escampe, pues ya se vera.
    A esto Sr. Foix como le llamamos?, no se asuste Dn. Luis, populismo desde luego no es. Mas tranquilo?

    • jaume
      28/11/2011 at 09:37

      El mayor análisis de las causas de esta guerra económica mundial, yace en el poderoso consorcio de Bancos Europeos regidos por la Reina Isabel de Gran Bretaña y de la Casa de Orange de los Países Bajos,
      gobernada por la Reina Beatriz, que controla el banco más grande del mundo, el UBS Suizo y sus aliados, el HSBC del Reino Unido y el ING Group de Holanda, estos dos se encuentran entre los diez bancos más importantes de nuestro planeta.

  2. Ramon
    27/11/2011 at 03:53

    Todo lo que esta pasando es porque estamos en procesos de desapalancamiento-recesión de balance como Japón.
    Y solo hay una salida, la salida de Finlandia, en sus crisis, innovación.

    -El ajuste de las necesidades de financiación: credit- crunch vs. desapalancamiento ordenado
    La crisis económica ha detenido por completo la dinámica de acumulación de desequilibrios en la financiación de la economía española, dando lugar a un importante ajuste en el crecimiento de los activos y pasivos financieros, en el ahorro y en la inversión. El problema es que este ajuste se está haciendo a corto plazo de una manera traumática por sus consecuencias sobre la inversión y el empleo, en lugar de producirse de manera ordenada y virtuosa.
    «El saldo de la balanza por cuenta corriente (cc) equivale a la diferencia entre el ahorro (s) y la inversión nacional (i). Utilizando esta equivalencia, el ajuste en la balanza por cuenta corriente española ha venido, principalmente, de la mano de la fuerte contracción de la tasa de inversión que ha pasado del 31,0% del PIB en 2007 hasta el 23,0% con que cerró 2010. Esta caída de la tasa de inversión ha estado liderada por el sector privado…»http://serviciodeestudios.bbva.com/KETD/fbin/mult/111122_Observatorio_NecesidadesdeFinanciacion_tcm346-280591.pdf?ts=24112011

  3. sip
    26/11/2011 at 00:50

    Perdón, quise decir los mundos de Yupi.

  4. 26/11/2011 at 00:03

    Vengo del cine, de ver «Habemus Papam». Film intrascendente, entre la fábula y la comedia, pero que tiene la virtud de plantear un tema que suele ignorarse: la naturaleza falible y humana de los supuestos prohombres. Tendemos a creer que los hombres investidos de gran autoridad están por encima de las limitaciones del común de los mortales. Cuando descubrimos que, como en el Mago De Oz, detrás sólo hay hombres normales y corrientes nos entra el pánico y el desconcierto.
    Efectivamente, el comisario Almunia debe de estar «asustado por la velocidad de los cambios y sus consecuencias», pero tiene que disimularlo. Hay que mantener en pié la liturgia, necesitamos creer que que hay un gurú que sabe por donde llevarnos y que en el puente de mando hay alguien. (Aunque solo sea el grumete agitando las cortinas).

  5. Jaume
    25/11/2011 at 23:56

    Hace meses que lei en este blog por primera vez un acertado comentario en el que se hacia mención a que estabamos viviendo una tercera guerra mundial encubierta, sin tiros, sin, ejercitos, pero con paises que eran sometidos por la ley de los mercados. Ese comentario está siendo aceptado ya por muchos blogueros y opinadores de todos los estilos y colores,lo cual me parece muy correcto ya que yo mismo pienso lo eso, estamos en guerra y nuestros dirigentes no se han enterado todavía.

    • anibal
      26/11/2011 at 00:17

      En una guerra muere gente, en esta se trata de sacarles sus ahorros, sus convicciones, sus alegrías …su futuro. es algo mas que una guerra, dado que el ciudadano comun esta desarmado, impotente, resignado. No son los dirigentes políticos los que tienen que tomar decisiones importantes, son los pueblos los que deben asumir la responsabilidad. Con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes.

      • Jaume
        26/11/2011 at 08:39

        En esta guerra está muriendo también mucha gente, de hambre, de depresión, de necesidad, sitiar ciudades fue una táctica militar, no se disparaba un tiro ni una flecha, se esperaba a que el enemigo muriera de hambre y punto.

  6. I Mir
    25/11/2011 at 22:39

    Benvolgut sr. Foix: uno tiene la impresión, al leer este artículo, que es un déjà vu, y que el sr. Almunia no ha explicado nada nuevo. Al final resultará que nuestra querida Europa es solo un continente, un pedazo de tierra en la que resulta casi imposible tomar grandes y poderosas decisiones. ¿Será por qué la Historia, sobretodo la del siglo XX, es todavía un gran lastre del cual nadie quiere soltarse? Y es que cada vez más parece que estamos siendo testigos de una especie de III Guerra mundial, donde el campo de batalla son «los mercados» y las armas «las primas de riesgo». Lo que no tengo claro son los bandos opositores: ¿dólar vs euro vs libra vs…? ¿O políticos contra brókers? Son las cosas del siglo XXI, que hasta las guerras son en versión 2.0.

  7. Josep
    25/11/2011 at 20:15

    AMIC LLUÍS: PAU i BÉ. Encomanem-nos a tots els sants PATRONS D’EUROPA i a Sant Lleonard de Porto Mauricio,(demà és la seva festa) , evangelitzador d’Europa i divulgador del pietós exercici del VIA CRUCIS. Que Europa superi aquest viacrucis que estem passant. Paciència i a la feina. Bon cap de setmana. Josep

  8. anibal
    25/11/2011 at 19:05

    «…¿Por qué tanta improvisación en Europa? Simplemente, admite, porque nadie había previsto esta situación que estaba del todo inexplorada, es decir, no había planes ni políticas alternativas. Nuestro tiempo histórico es tiempo de grandes cambios…» Esto es una mentira inmensa, en todas las mesas financieras se preguntaban hace muchisimos años cuando se presentaría el tiempo en que los inversores reclamen por sus ya desaparecidos ahorros. El tiempo es ahora y bajo la fachada de la irresponsabilidad política y del endeudamiento estatal, los buitres muestran los huesos de los cadaveres y levantan los dedos acusadores hacia las sociedades y sus dirigentes. Lo penoso es que gente de reconocido prestigio no hace otra cosa que avalar la tesis del buitre, y como polea de transmision lleva la misma a los distintos estratos sociales, construyendo de esta manera un relato falso, que es aceptado por todos. El primer diagnostico es que han comprado TODOS un relato falso de la solución. Por eso la resignación, por eso los pensamientos fatalistas, para que no osen pensar en una salida democratica y socialmente aceptable. Es decir una solucion populista (aquella que piensa en el beneficio del pueblo) que se antepone a la solución elitista (aquella que es dictada por una minoría inalcanzable).

  9. 25/11/2011 at 17:11

    Sr.Foix: Decir a estas alturas que la austeridad y el rigor no son malos es descubrir la sopa de ajo, lástima que esa sopa no la hubieran descubierto hace unos años, cuando se ataban los perros con longanizas de 400€…
    Me atrevo a sugerir la lectura del libro del profesor Alexandre Muns «CONVERSACIONES CON MARX. DIALOGOS EN TORNO A UN LIBERALISMO ETICO».Una de las pocas personas que veo con una visión clara de lo que está pasando y por dónde podemos salirnos.

    • Ramon
      27/11/2011 at 03:56

      Parece interesante.
      Sobre la austeridad esta claro repasar R.Koo

  10. francis black
    25/11/2011 at 15:23

    Europa no hace ilusión es un mal menor, una comida de negocios cuando querrias estar con amigos.

  11. dogbert
    25/11/2011 at 13:32

    Pues fantastico!
    Ya sabemos que estos cracks de la politica, tambien saben lo que ya sabemos tots plegats hace tiempo: Que no se aclaran, que pintan bastos, que se ha acabado la juerga y que el tema va para largo.
    En realidad estamos hablando de gente que ha fracasado en su trabajo. Aun asi habilitamos salones extra para escucharles decir nada nuevo, les hacemos el juego, se van todos de rositas con cara de velocidad y salga el sol por Antequera.
    Y el Sr. Foix habla de barbaros que asoman, y me pregunto no es una barbaridad todo el disloque que han provocado estos «no barbaros»?

    • anibal
      25/11/2011 at 18:50

      excelente!!!

    • sip
      26/11/2011 at 00:47

      Exacto dogbert. No se si el comisario Almunia y acompañantes hubieran creado la misma expectación en la sala de cualquier oficina de empleo, comedor de fábrica o universidad, si los croissants habrían devenido en palmeras de chocolate de la peor calidad, si el té/café hubiera sido de máquina, si en definitiva el entorno hubiera sido más de diario. Seguro que no. Seguro que la audiencia de más «bajo rango» no hubiera hecho el paripé de escuchar por enésima vez las palabras erráticas y vacías de estos prohombres de la política, con la misma corrección política que los asistentes exclusivos que nos cuenta el Sr. Foix. Y es que seguimos con el paripé, el escaparate, las moquetas y las palmaditas en la espalda. No importa que fuera la lluvia sea ácida y la gente vaya calada hasta los huesos de intemperie pura. Seguimos de moqueta mullida hasta los ojos de espaldas a lo perentorio y real. Seguimos en los mundos de Yuppy.

Comments are closed.