Verdades, mentiras y opacidad

Verdad y mentira

Verdad y mentira

La mentira ha recorrido la historia confundiendo a las gentes hasta el punto de convertirse en muchos casos en un principio universal. La corrupción nace de la mentira, de la opacidad, de las sombras imprecisas de las cuevas de la política. El desconcierto que vive buena parte del mundo occidental tiene su origen en la ausencia de veracidad en hechos que la sociedad percibe como muy importantes.

Entiendo que la resistencia de Mariano Rajoy a hablar de lo que habla todo el mundo menos él es el miedo a decir la verdad. Ya sé que en estos tiempos de tantas verdades concurrentes y paralelas es inútil hablar de la verdad. Pero la gente quiere saber lo que pasa o lo que ha pasado. Simplemente esto. No puede existir miedo a contar en público lo que ha ocurrido en la esfera pública. La verdad la determinan los hechos. Lo peor es esa indiferencia a la verdad que se observa en tantos ámbitos de la vida con proyección pública. No se pretende acabar con la corrupción ni convertir a los políticos en seres perfectos. Se trata de saber lo que pasa sin esconderlo como si fueran secretos de Estado cuando en realidad son fechorías, engaños y robos producidos desde el poder.

La política, escribió Orwell, «es una masa de mentiras, evasivas, estupidez, odios y esquizofrenia». No sé si todos estos calificativos se producen a la vez, pero lo cierto es que la fragilidad de los comportamientos de muchos políticos no ha cambiado mucho en los últimos ochenta años desde que el escritor británico analizaba las crisis de Europa en aquel momento.

Los políticos de hoy ya no tienen el monopolio de las decisiones ni la opacidad de las acciones supuestamente impresentables. Aunque no hayan perdido el instinto de controlar los medios de comunicación, siempre tropiezan con la verdad parcial o total, que ahora se suministra en abundancia a través de las imparables redes sociales.

Las nuevas tecnologías son también conductos por los que transitan falsedades, insultos, anónimos y demás inexactitudes. Pero son plazas públicas globales en las que también la verdad se abre paso y puede competir con las tinieblas de quienes esconden pedazos de verdad.

Esta nueva realidad se aplica ahora a Rajoy, que no puede gobernar con el silencio. Sirve para todos los gobiernos en todas partes. También en Catalunya, donde la opacidad está igualmente presente.

Publicado en La Vanguardia el 23 de julio de 2013

31 comentarios

  31 comments for “Verdades, mentiras y opacidad

  1. Rosamaria
    24/07/2013 at 11:32

    David g, com pots veure vaig reflexionant….

    Si «no se trata de acabar con la corrupción» por inevitable, tampoco se tratará de acabar con la economía sumergida, ni con la evasión de capiales…..tambien por «inevitables»…la naturaleza humana es asi… Entonces, ante una situación asi de «inevitable», que se propone hacer para arreglar el desaguisado ?? puestos a pensar casi todo es «inevitable».

    • david g
      24/07/2013 at 18:39

      jajaja, me parece genial que vayas reflexionando y de paso que nos animes a los demás a hacerlo también. todo un ejemplo de iniciativa!!!

      creo que has interpretado la frase del sr. foix en un sentido demasiado literal, y, desde ese punto de vista, tu indignación es comprensible, pero yo creo que lo que quería decir el sr. foix tenía otro significado, y quizás más abajo áfrica también te invitaba a hacer esa segunda revisión.

      mi lectura: decir «no se trata de acabar con la corrupción» es aceptar que esa realidad existe y que hay que aprender a convivir con ella, porque es inherente a la condición humana, al menos en este universo (ahí está la historia). ¿significa aceptarla o justificarla? ¡no! al contrario, aceptar esa realidad nos descubre que tenemos que combatirla con todos los medios: transparencia, rendir cuentas al ciudadano, exigir honestidad, castigar a los corruptos, etc, vamos, lo que te gusta a ti y nos gusta a todos. pero, aún aplicando todo ello, ¿acabaremos algún día con la corrupción? no, siempre habrá quienes traten de pasarse de listos. algunos los pillaremos y otros, tristemente, se irán de rositas. esa es y será la realidad.

      para ti, a lo mejor soñar con la utopía es una manera de dirigir por «atracción» tus energías hacia donde tú quieres llegar. me parece muy válido.

      para otros, como el sr. foix, quizás yo también, y otros, aceptar que las miserias del mundo existen es una manera de movernos por «repulsión» lejos de aquello que no nos gusta, la corrupción en este caso. también es válido.

      las fuerzas vitales de atracción (hacia lo que anhelamos) y de repulsión (de lo que rechazamos) son dos maneras distintas de perseguir un mismo fin, complementarias. por eso pienso que tanto el sr. foix como tú estáis en el mismo barco, no tengo ninguna duda. para mí, todo lo que dice entre líneas la frase vendría a ser algo como:

      «no se trata de acabar con la corrupción… (y continúo) porque nunca dejarán de haber quienes traten de aprovecharse de manera ilícita de los demás, pero, aceptada esa realidad, debemos poner entre todos los medios necesarios para que los corruptos lo tengan cada vez más difícil.»

      es una interpretación personal mía, tampoco estoy en la cabeza del sr. foix, pero si lo interpretas así quizás no lo veas tan distinto a como tú piensas.

      • Àfrica
        24/07/2013 at 20:56

        Exacto.

      • Rosamaria
        25/07/2013 at 14:53

        Continuaré reflexionant….potser si que m’agafo les coses massa a la tremenda…
        Moltes gracies per la teva explicació.

  2. Rosamaria
    23/07/2013 at 19:07

    Ep !! companys i companyes, ja us heu inscrit a la «cadena humana» per l’ 11 de setembre ??…no si val a badar, eh ??…

  3. Felipe
    23/07/2013 at 19:07

    Sr. Foix:

    Soy aficionado a la historia, sobre todo la historia contemporanea y estando de acuerdo con todo lo que ud dice en su articulo, mirando lo que ha sido la historia de europa desde principio del siglo XX, me surge la pregunta si este panorama que ud describe es lo que hay, no se puede pedir mas. Hitler a principios del XX estaba en contra de la democracia de entonces en Alemania por la corrupcion que existia entre los politicos y vemos lo que le ocurrio.

    ¿Qué ocurrira si la suma de votos en blanco y abstenciones en las proximas elecciones generles supera el 80%?

    • Rosamaria
      23/07/2013 at 19:12

      Quiza seria la demostración mas palpable del grado de desapego de la sociedad para con los politicos y la politica ??

      Quizá seria decir -alto y claro- «Basta ya !!» ??

      Quizá seria el punto de partida para una renovación en condiciones ??

      Quizá seria la manera de que los politicos entendieran algo de una vez? Solo quitandoles el poder, empezarán a escucharnos. Con nuestro voto, lo único que hacemos és darles cuerda.

      No seria mala cosa que sucediera eso.

  4. Albert
    23/07/2013 at 17:13

    Sr. Foix: Vuelvo a afirmar lo mismo que dije ya hace varios días.: » La Sociedad humana actual es semejante en el comportamiento de la Sociedad como la sociedad humana que toleró y tolerava el negocio y tráfico de seres humanos negros durante varios siglos. Y todo para enriquecerse millonariamente.Lo cual lo facilitó la tolerància, la connivència y la complicidad de los 3 poderes junto con el de la mismisima Sociedad entera.

    En resumen: Existen los corruptores porque existen corruptos y panzacontentos tolerantes y permisivos.

    • Albert
      24/07/2013 at 07:21

      P.D. Dicho esto hemos de reconocer que estos corruptores, corruptos, tolerantes y permisivos son una minoria, que ha adquirido riqueza y poder a mansalva a costa y abusando al extremo maximo de la inmensa mayoría de ciudadanos de todos los ordenes y clases sociales (Médicos, enfemeras, policias, guardias Civiles, militares, políticos, diputados, funcionarios, dirigentes, empresarios, empleados, trabajadores de todas clases, paletas, peones, barrenderos ect.ect.) que si son honrados y tienen ética y moral elevada.

  5. Jordi P.
    23/07/2013 at 15:21

    El Sr. Rajoy no dirà la veritat que tots coneixem. No la dirà perquè si la diu ha de dimitir. L’única solució és que surti aviat una llei de transparència que controli totes les aportacions als partits polítics. Mentrestant, esperar que el Sr. Bárcenas aporti alguna prova contundent.
    Repeteixo el que he dit altres vegades: amb un estat més petit (Catalunya independent) es pot controlar molt millor la corrupció.

    • david g
      23/07/2013 at 15:37

      no creo que sea un problema del tamaño de los estados, sino de la voluntad política de servir al ciudadano con transparencia, de que exista este tipo de cultura democrática. por ejemplo, en alemania y reino unido todos sabemos que por cualquier menudencia los políticos dimiten de sus cargos. en españa no dimite nadie; en andalucía tampoco; ni en valencia. catalunya, independiente o no, tampoco se salva. una declaración de independencia no nos convierte de la noche a la mañana en unos santos. lo de que un país pequeño se controla mejor puede ser tan acertado o no como decir que en un país pequeño se mangonea mejor.

  6. 23/07/2013 at 15:08

    Sr. Foix:

    Els polítics surten del poble, són un reflex de la societat actual.
    I avui la nostra societat és molt polièdrica: hi ha bones persones i honrats ciutadans, però també hi ha ciutadans que menteixen, fan trampes, no tenen cap mena de valors ètics, i no diguem morals.

    Com que no sóc sociòleg desconec el (%) de cada grup però aquesta és la realitat de la nostra societat.
    I això es pot aplicar al món econòmic, empresarial, polític,…
    Només amb una veritable i profunda reconversió de les persones podrem sortir de la mentida, de la corrupció, del conxorxa, l’avui et tapo a tu els draps bruts i demà me’ls tapes a mi.

    A banda dels partits polítics que s’ha exposat anteriorment es veu reflectit en l’anterior president de la CEOE, en els ERES dels Sindicats.
    En l’actuació desastrosa de certs Banquers, que arruïnen l’entitat i sobre es portaven uns plans de pensions multimilionaris, i els importaven els clients i l’entitat un rave.

    El bé comú sembla que no existeix per a moltes persones, i algunes institucions de la nostra societat.

    La pregunta del milió és com sortim d’aquest forat on es troba la nostra societat i el nostre sistema polític actual.

    Certament amb opacitat, sense transparència, amb la corrupció actual i les dreceres fàcils no aixecarem el cap com a societat, ni com pais.

    • david g
      23/07/2013 at 15:19

      «Els polítics surten del poble, són un reflex de la societat actual»

      estoy completamente de acuerdo. alguien dijo «las sociedades tienen los políticos que se merecen». el sr. foix lo modificó un día por «las sociedades tienen los políticos que más se les parecen», lo cual me parece más acertado todavía.

      buena autocrítica.

      • Rosamaria
        23/07/2013 at 18:51

        No estic en absolut d’acord. Ja ho vaig dir en el seu moment i em reafirmo. Que en un cistell ple de pomes, n’hi hagin tres de podrides, no vol dir que tot el cistell estigui podrit. És una excusa massa fàcil per disculpar un fet vergonyós.

        Un cop un sociòleg – molt conegut , per cert – em va dir : per comprobar si un fet és cert o no, acostuma a funcionar el següent mètode : fes un repàs de la gent que tens més propera dins el cercle de familiars, amics i coneguts, el més ample possible i comptabilitza quans coincideixen amb el fet que estas avaluant, i sabràs – a grosso modo – si és cert o fals allò que vols avaluar.

        Començo a repassar familiars, amics i coneguts…i no en conec a cap que sigui un estafador, ni que s’aprofiti dels que té al seu voltant en benefici propi.

        Em sap greu, però només veig gent honrada i treballadora….i no visc al «pais de les maravelles»…com segur esteu pensant ara mateix.

        El poder corromp. La gran majoria estem lluny del poder.

        L’ economia sumergida, no és «corrupció», és «defensa pròpia».

        • david g
          24/07/2013 at 00:36

          benvolguda rosamaría, gracias por tus comentarios, muchas veces (o casi siempre) tan distantes, pero precisamente por eso seguro que el esfuerzo de tratar de entenderlos ayuda a matizar de alguna manera mis propias opiniones y a enriquecerlas con otros matices.

          en mi visión del mundo, las personas «decentes, honradas y trabajadoras» me producen a priori casi tanto repelús como los convictos. los alemanes que auparon a hitler al poder y miraron para otro lado durante la barbarie seguro que se consideraban a sí mismos personas de bien. en otros países, las gentes que lapidan en medio de la plaza a la mujer que acaba de ser violada por un desalmado seguro que también se sienten libres de toda mancha para atreverse a ajusticiarla de esa manera tan inhumana y cruel: «quién esté libre de pecado que tire la primera piedra». vamos, una frase que tiene 2000 años de vida y no ha perdido ni un ápice de su vigencia. ah, y no nos olvidemos de las «gentes de bien» que defienden el derecho a tener armas de fuego en su casa para defender a sus familias, a pesar de todos los muertos anuales que ese derecho constitucional provoca. hay más ejemplos. todos gentes buenas y todos regueros de cadáveres a sus espaldas.

          con la economía, lo mismo. el poder no corrompe, la naturaleza humana (tan vieja como la historia) simplemente es susceptible (y mucho) de desviarse del bien común para centrarse en el propio. el poder simplemente magnifica esas contradicciones a los que lo ostentan. los demás, gentes buenas, gentes honradas, gentes trabajadoras… para mí son conceptos del tea party americano, por decir algo, lenguaje puritano y conservador que trata de esconder las miserias humanas para no afear el paisaje. pero existen (las miserias), ya sea en las élites, en las clases medias o en las menos favorecidas.

          las contradicciones humanas no hay por qué negarlas ni separarlas por clases. reconocen nuestra naturaleza, nuestra debilidad, y nos empujan a superarlas con mucho esfuerzo e integridad. por eso detrás de una persona íntegra suele haber mucha sabiduría, mucha experiencia, a veces mucha edad y, en ocasiones, algunos fracasos, por qué no, también se aprende de ellos.

          las élites políticas, a nuestro pesar, suelen ser espejos de las sociedades en que conviven. ni más ni menos. tú pareces gente de bien pero es diferente, porque sigues el blog del sr. foix y sólo por eso ya tengo el convencimiento de que además de parecerlo lo eres jajaja.

          • Rosamaria
            24/07/2013 at 11:01

            Gracies pel teu comentari. Miraré de reflexionar-hi.

            Tot i que tendeixo a pensar que els exemples que poses, no són comparables entre si, i que alguns s’escapen molt del tema….la filosofía de la naturalesa humana, les cultures…están molt bé per a un estudiós, peò la política no és filosofía, és pragmatisme en estat pur.
            Posar-se a discutir el sexe dels àngels, no resoldrà la corrupció.

            Per mi, no són comparables, «pilleries » de qui mira d’estalviar-se alguns diners per sobreviure, amb la corrupción política d’algú que està en disposició d’avantatge en virtut del poder que té per aprofitar-se d’aquells que l’ han d’obeir per força i per llei.

            Perquè em dius que els meus comentaris són distant ??

          • david g
            24/07/2013 at 11:29

            cambia distantes por diferentes, quizás no me expresé bien. me salió distantes pensando en la distancia que separa a veces el contenido de nuestras aportaciones, pero decir diferentes era mas claro.

  7. Rosamaria
    23/07/2013 at 14:26

    Sr. Foix…..»no se trata de acabar con la corrupción???…jo crec que si. Això vol dir convertir als poliics en éssers perfectes ?? no. Significa simplement, convertir-los en «persones decents».

    Aquesta condescendencia no porta a res bo. La majoria de la població som «éssers decents» que paguem religiosament els nostres impostos i ningú ens reclama que siguem perfectes, però be que ens persegueixen si sóm «defraudadors» i no complim amb Hisenda.

    Disculpim l’ atreviment, però en aquí, li ha relliscat la ploma.

    • Rosamaria
      23/07/2013 at 14:38

      Torno a insistir peque em sembla de vital importancia tot això.

      Que potser la llei disculpa al ciutadà que roba ?? que potser la llei disculpa l’ economía sumergida ?? que potser la llei disculpa a qui no declara , de manera clara, a Hisenda ??….

      A què treu cap aquesta condescendencia que traspua el seu comentari ??…que potser no cal exigir transparencia als politics? cal que donem per fet, que política és igual a corrupció ?? no cal que depurem responsabilitats ?? o només amb el fet que sorti a donar explicacions – unes explicacions que només a ell li semblaràn satisfactories – ja n’hi ha prou ??..

      Posats en aquesta tesitura….siguem tots corruptes !!…. i quan vingui l’ inspector d’ Hisenda a casa a demanar-me explicacions, li deixo anar qualque tontería semblant «a lo del finiquito en diferido»…o millor encara, li puc dir «Sr. Inspector, esto no es lo que parece » i amb aixó tanquem el tema.

      Insisteixo novament en el tema : No es tracte de tenir politics perfectes, es tracte de tenir POLITICS DECENTS.

      • 23/07/2013 at 18:11

        Quan vingui l’ inspector d’ Hisenda a casa teva Rosamaria li dius simplement…el meu NIF es 00000014-Z…

        • Rosamaria
          23/07/2013 at 18:54

          Molt bona…!!aquesta n’és una altra. Quan les coses tenen una explicació que no pot dir-se en veu alta…..esdevé un error.

    • Sinerastar
      23/07/2013 at 18:27

      Rosamaria. Només cal que et fixis en el Matas. Els polítics estafadors són molt diferents davant la justícia.

      Estic amb tu en que el que és culpable ha de pagar-ho. La condescendència del Sr. Foix en aquest article la trobo absolutament fora de lloc. No li ha relliscat la ploma… L’HA CAGAT!

      • Rosamaria
        23/07/2013 at 19:02

        Sempre tinc por de portar la contraria al Sr. Foix. Sempre penso que sóc jo que m’ equivoco.Que el meu atreviment, és simptome de la meva ignorancia. No puc competir amb ell en cap terreny, em supera en edat, en cultura i en experiència, i em mareix massa respecte…però a vegades…no puc contenir-me !!!, perque estic a les antipodes del que diu, malgrat m’ equivoqui….he de dir-ho.

        Soposo que a tu et passa el mateix….

        • Àfrica
          24/07/2013 at 00:56

          Rosamaria,torna-ho a llegir amb calma.Jo no ho he entès pas com tu..

          • Rosamaria
            24/07/2013 at 11:07

            Pot ser que ho hagi mal interpretat, però l’ afirmació : «No se trata de acabar con la corrupción » hi és, i aquesta condescendencia, en el sentit de » deixem-ho perque això és inevitable», em sembla preocupant…..

        • Sinerastar
          26/07/2013 at 22:18

          Ningú té la veritat absoluta, Rosamaria. Però a vegades l’excesiva prudència del Sr. Foix, a qui tinc en alta consideració i estima, em posa histèric. La carn ha de ser carn i el peix peix, especialment quan es disposa de tanta informació, com és el seu cas.

          Hem de conviure amb la corrupció però sempre ha de ser castigada. Sempre!

  8. 23/07/2013 at 12:36

    Sr.Foix: hoy por hoy se está trabajando en la elaboración de un proyecto de Ley de Transparencia…justo en unos momentos en los que la función pública se ha vuelto totalmente transparente para los ciudadanos…basta que un político salga a la palestra para que sepamos sin ningún género de dudas lo que se esconde tras de sus palabras…

    http://www.leydetransparencia.gob.es/index.htm

    • Àfrica
      24/07/2013 at 10:56

      La pregunta,Bartolomé es:Tendrán en cuenta las aportaciones de los ciudadanos?

      • 24/07/2013 at 16:28

        Estimada Àfrica, los ciudadanos somos hoy por hoy los tontos útiles, llamados a participar y tenidos en cuenta un día cada cuatro años… para después pasar a ser los paganos de toda esta voragine impositiva que nos está arruinando sin remisión, tanto moral como economicamente…

        • Àfrica
          24/07/2013 at 21:52

          Buahhh…

          • Sinerastar
            26/07/2013 at 22:25

            No llores niña / no llores más / que vendrà el lobo / y té comerá…

            o també:

            «Llora como una mujer lo que no has sabido defender como un hombre»…

            Plorant no aconseguirem res… millor algun antidepressiu i a esperar que aparegui el «Soma» per viure feliços i ben anestesiats.

Comments are closed.