La feblesa política de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez es troba cada cop amb menys suports per governar en coalició amb Pablo Iglesias

El problema de Pedro Sánchez començà la nit electoral en comprovar que havia obtingut 120 escons i amb els 35 de Unidas Podemos quedava lluny de la majoria per poder ser investit. El govern de coalició fou possible gràcies al suport d’ERC, PNB, Bildu i altres partits menors. La legislatura es presentava àrdua.

I així ha sigut. La pandèmia ho ha canviat tot i també els acords d’investidura que en la cinquena votació per aprovar un nou període de l’estat d’alarma el govern ha comptat amb Ciudadanos que junt amb PNB han fet novament que els vots dels independentistes catalans fossin innecessaris.

Però la sorpresa fou que Pedro Sánchez havia negociat amb Bildu (cinc escons) per la seva abstenció en cas de que fos imprescindible per no ser derrotat al Congrés. El tema és que la majoria dels ministres desconeixien el termes del pacte que es va fer públic tot just després de la votació que guanyà per 177 vots el govern. Tampoc aquests escons eren crucials. Però el paper que firmaren Adriana Lastra, portaveu del PSOE al Congrés, Pablo Iglesias i Arnaldo Otegi deia ben clar que els tres partits s’havien compromès a la derogació íntegra de la reforma laboral.

La ministra d’Economia, Nadia Calviño, se’n va assabentar i aconseguir que es tregués la paraula íntegra del pacte. Però el que es va escriure, escrit estava i al dia següent sortien triomfants Pablo Iglesias i Ornaldo Otegi per proclamar que el que es va pactar ja no tenia marxa enrere i que la reforma laboral de Rajoy havia estat guillotinada.

La crisi en el govern era evident. Els ministres de més pes veien que no es podia anar enlloc amb la companyia de Bildu agitant un document que la ministra Calviño desautoritzava per la tarde en una sessió al Cercle d’Economia. El tema és que Pedro Sánchez coneixia el doble joc del govern i si no el coneixia és igualment responsabilitat seva que es firmés un document sense disposar de la majoria suficient al Congrés per aprovar-lo.

La patronal de la CEOE es retirà de les negociacions pel pacte social, el PNB no amagava la seva indignació en recolzar-se en Bildu en plena campanya electoral basca, ERC deia que s’havia trencat el pacte d’investidura per incloure Ciudadanos en el bàndol governamental i ningú quedava satisfet. S’havia fet un gest inútil d’una gran càrrega política.

En la precària situació parlamentària, Pedro Sánchez ha d’administrar només el dia a dia. Primer per no caure constantment en les exigències ideològiques de Pablo Iglesias i segon perquè li serà impossible satisfer les demandes d’Esquerra Republicana que es va apartant gradualment dels socialistes en la mida que s’atansen les eleccions a Catalunya.

En un moment tan crític com l’actual falta lideratge polític. Sánchez sabia que l’abraçada amb Iglesias després d’haver dit que ell i el 90 per cent dels espanyols no dormirien tranquils si Unidas Podemos entrés al govern, s’ha de menjar aquelles paraules i conviure i governar conjuntament amb una formació que en qüestions cabdals de temes d’Estat no coincideixen. Des de la Monarquia fins al model econòmic passant per la política europea i les relacions amb Amèrica Llatina.

Ningú ha dimitit per aquest garbuix que afecta la credibilitat d’un govern que es atacat sense pietat per una oposició que tampoc té una alternativa. A Pedro Sánchez li esperen tempestes polítiques de molts llamps i trons. En pocs mesos es veurà la magnitud de la crisi social amb molta gent fent cues per demanar menjar i un atur que no millorarà si el govern no dona suport a les empreses que son el motor de l’activitat econòmica.

11 comentarios

  11 comments for “La feblesa política de Pedro Sánchez

  1. 23/05/2020 at 20:25

    Sr. Lluis, su articulo..La Feblesa…..para mi es perfecta la situación que describe.
    Hace tiempo que sigo la piruetas de P.Sanchez y cada vez es más arriesgada y como cae de pie en la alfombra del poder.
    De momento no tenemos el o la líder para tirar de la alfombra, pero llegara
    ¿Porque?
    Nos estamos acercando la precipicio social, económico y de confrontación.
    Sus artículos y de otros profesionales, espero que movilicen a nuevos lideres.
    Alejandro

  2. 23/05/2020 at 15:13

    INCOMPETÈNCIA PRESIDENCIAL I CRISI DE RÈGIM

    1. La gestió del president Pedro Sánchez, qualificada d’incompetent de manera generalitzada, es alarmant tenint en compte que s’ha autoproclamat “mando único competente” en la crisi del coronavirus. Aquest cabdillisme tercermundista, estil franquista, està fora de lloc i de temps, sobretot a l’Europa democràtica del segle XXI.

    2. El Govern PSOE/Podemos es fa seu el cabdillisme sanchista. Decideix aprofitar la forta crisis de la pandèmia per retornar al règim predemocràtic (espanyolisme, ultranacionalisme, centralisme, uniformisme, borbònic, coronavíric, militarista, autoritari, provincià, dependentista, annexionista, repressor…)

    3. Sánchez rebutja una segona opció. La federal i la constitucional de l’estat de les autonomies. No practica federalisme ni autonomisme. La diputada Laura Borràs (JxCat) li diu: “Vosté no creu en les autonomies. Nosaltres tampoc”.

    4. Queda una tercera opció. Aprofundir, promoure i defensar els drets
    humans, els drets i les llibertats de totes les persones i de tots els pobles. El sobiranisme català democràtic i pacífic es situa en aquest àmbit. El sobiranisme te la convicció que l’independentisme català endega una dinàmica política, cultural i institucional que es favorable a la democràcia, la llibertat, el progres i la convivència a Espanya. Paradoxal? No, perquè el sobiranisme vol que entre Espanya i Catalunya hi hagi una relació basada en la democràcia, la llibertat, la solidaritat, el respecte a la pròpia sobirania. Però Sánchez, com un de VOX qualsevol, també rebutja aquesta opció democràtica.

    5. Uns des del Govern (PSOE, Podemos) i altres des de l’oposició (PP, CS, VOX)
    demostren cada dia la seva incompetència. El règim espanyol, règim monàrquic, està en crisi. ¿Algú, que no siguin els media servils, dona suport a la postura de Felipe VI? ¿qui? Un altre factor determinant de la crisi del règim és l’actuació de Juan Carlos I, pare del rei actual i avi de les seves filles Elionor i Sofia. El rei jubilat està implicat en el cas del Corinavirus que sobreviurà a l’actual pandèmia encara que els incompetents dirigents dels partits del règim en crisi impedeixin la investigació d’aquest afer i altres de semblants.

    • Carlos
      23/05/2020 at 17:20

      Bien , tú a lo tuyo que nadie te aparte de tu reflexión parroquial.

      • david
        23/05/2020 at 19:14

        coincido

        • Sinera
          25/05/2020 at 22:19

          Coincido… sense haver-lo acabat de llegir… No he pogut!

  3. Francesc
    23/05/2020 at 06:58

    Para quién le pueda interesar:

    Periodista, historiador, y ciudadano – por Francesc Sánchez

    El deber del periodista es comunicar todo aquello que afecte tanto al resto de personas como a uno mismo. Lo que comunica el periodista son hechos. El grado de afectación de un hecho determinado hacía el mayor número de personas es lo que se conoce como trascendencia social. El periodista pues se debe a aquellos hechos que son de gran trascendencia social y su deber es comunicarlos a la sociedad. Desde el mes de diciembre del pasado año empezaron a darse una serie de contagios de un virus en la ciudad china de Wuhan, que provocaba una neumonía atípica en los pulmones. En un primer momento cuando algunos médicos alertaron de estos hechos fueron silenciados por las autoridades. Finalmente, ante la profusión de casos las autoridades chinas el 31 de diciembre anunciaron al mundo que existía una epidemia en la región de Hubei, provocada por un coronavirus que denominaron científicamente como SARS-CoV-2. Para entonces el virus ya se había propagado por todo el país, y mientras las autoridades de los gobiernos europeos, asesorados por los técnicos científicos, no tomaron ninguna medida, en semanas el virus llegó también al continente. El resto de la historia ya todos la conocéis. Pero no nos desviemos: en este párrafo hablamos del deber del periodista que es el de investigar y comunicar, denunciar y si es pertinente criticar a quien corresponda cuando las cosas no funcionan bien. Los periodistas a fin de cuentas en una democracia, a diferencia de lo que sucede en los regímenes que no lo son, deben de ser algo más que una correa de transmisión del poder, ejerciendo su cometido para establecer un dialogo entre las diferentes estructuras de poder y todos los ciudadanos para que estos puedan ejercer sus derechos en plena libertad.

    El deber del historiador es estudiar y explicar el pasado. Al igual que el periodista su fuente son los hechos, pero éstos en cambio para el historiador, son los del pasado. La libertad del historiador debe ser la misma que la del periodista. Pero su cometido es el de ejercer de cronista e investigador del pasado. Sin el trabajo de los historiadores viviríamos en una sociedad amnésica en la que sus ciudadanos serian incapaces de entender el presente, y los que tienen el poder podrían engañarles continuamente. Estos ciudadanos no solo desconocerían lo que sucedió hace cientos o miles de años si no que serían incapaces de entender los hechos que acaecieron meses o semanas antes. Pero esto se debe de saber comunicar adecuadamente a un público que no tiene por qué saber nada de lo que vas a hablarle. De ahí que el trabajo del periodista y el historiador no sólo se complementen si no que tanto uno como otro deben de intercambiar sus papales para entender el pasado y finalmente comunicarlo. En toda esta historia de la pandemia del Covid-19 debe quedar para la Historia en mayúsculas la incidencia del propio virus en la población con sus millones de afectados, como las medidas que se tomaron para combatirlo, que incluye la cuarentena de la mitad de la población del planeta, los errores y los aciertos, para aprender todos ante posibles nuevas amenazas. En el pasado repasando otras pandemias podemos encontrar algunas claves muy significativas que deberíamos tener en cuenta en el presente. Por lo que vamos viendo el trabajo del periodista y el historiador es indispensable para nuestra sociedad, pero nos queda un tercer deber que nos corresponde, este sí, a todos nosotros.

    El deber del ciudadano es el de ser, como decía Aristóteles, un animal político. El ciudadano en democracia dispone de unas libertades, derechos, pero también obligaciones, porque forma parte de la sociedad. El ciudadano desde su individualidad debe por lo tanto comportarse políticamente con la sociedad, o lo que es lo mismo responsablemente con los que le rodean y consigo mismo. No es suficiente con ir a votar a las elecciones, aunque esto sea fundamental, si no que es necesario que respete lo acordado por todos a través de nuestros representantes políticos, y se implique activamente en donde decida que es más adecuado. La inmensa mayoría de los ciudadanos durante el Estado de Alarma decretado el Gobierno por la pandemia del Covid-19 ha actuado correctamente: desde el Gobierno se ha pedido a los ciudadanos que renuncien a parte de su libertad quedándose en su casa para evitar la propagación del virus y el colapso de los hospitales, y esto, aunque ha supuesto el dejar de trabajar, estudiar en condiciones, o ver a sus seres queridos, la inmensa mayoría lo ha cumplido. Nada de esto presupone que ante una crisis de estas proporciones debamos dejar de ejercer como animal político, pero querer actuar como si no pasara nada pasando por alto todas las recomendables y obligaciones sería un verdadero despropósito, y como hemos visto faltaríamos también a nuestro deber como ciudadanos, acogiéndonos solo a aquello que más nos interesa individualmente.

    Puede que lo peor de la pandemia ya haya pasado, pero seguimos en unos momentos difíciles en los que puede haber un nuevo repunte. De ahí que no podemos hacer como si no pasara nada. Hay muchos que han perdido a sus seres queridos. Las consecuencias para la salud de los que han enfermado por el virus gravemente pueden durar mucho tiempo. Las primeras consecuencias económicas ya hay muchos que las han sufrido. El alcance de estas aún es desconocido. Hay quién antepone la economía a la salud. Yo creo que es un falso debate, pues ambas cosas son necesarias y esenciales, pero muerto no vas a prosperar demasiado económicamente para ti mismo. Para otros a lo mejor sí. Probablemente sin el confinamiento las cifras de muertos se habrían multiplicado por diez y las consecuencias económicas serían peores. Nuestro Gobierno ha cometido errores y muchos en la oposición piden que se corten cabezas, primero por no haber tomado medidas porque este Gobierno no quería una incidencia en la economía, y luego por tomarlas decretando la cuarentena y afectar plenamente a la economía. Las alternativas que estos mismos ofrecen en muchos casos dan escalofríos. Esta semana he visto imágenes por televisión de peleas en las calles que me han avergonzado porque son un insulto a todos aquellos que hemos actuado consecuentemente como ciudadanos. Lamentablemente la clase política no ha estado a la altura, ni creo que lo esté porque todo esto para ellos es una batalla política más de una guerra que no nos va a reportar nada de bueno, pero yo desde aquí espero que los periodistas, los historiadores, , y la ciudadanía en su conjunto, todos vosotros, recapacitéis con mis palabras y actuéis en consecuencia.

    Francesc Sánchez – Marlowe. Barcelona.
    Redactor, El Inconformista Digital.

    Incorporación – Redacción. Barcelona, 23 Mayo 2020.

    http://www.elinconformistadigital.com/2020/05/23/periodista-historiador-y-ciudadano-por-francesc-sanchez/

    • Sinera
      25/05/2020 at 22:22

      Amén. Nuestro deber es ser «animales políticos». Amén…

  4. Albert Peris
    23/05/2020 at 05:17

    Sr.Foix : La feblésa politica de Pedro Sánchez «, i la derogació integra de la reforma laboral, prescindin de les consultes previes amb la patronal, els sindicats i el parlament.

    Aquesta actuació, no es propia de una Democracia parlamentaria, sino d’una dictadura ó Democracia orgánica.

    Aixi que ara aquest senyor, s’ha guanyat la categoria de que fa mes nosa que servei, per ajudar a les empreses a crear llocs de trevall ó de sostenir i mantenir els llocs de trevall existents.

    Em cansa l’actuació dubtosa e indecisa en les decisions que pren el gobern. Com tambe idem les actuacions de la oposició.

    Els dos elements de la política española, incluida la catalana, brillan per la seva falta de experiencia, de seny talentut i de la realitat en que viu la ciutadania.

    Em ratifiqo que els dos, punts de vista polítics, actualment ja fa anys, que fan mes nosa que servei a la societat humana. Doncs nomes mirant els seus beneficis de partit.

    That’s the question and the principal problem.

    • Albert Peris
      23/05/2020 at 05:27

      P.D. Aclarimen obligat :

      Cuan dic …» els dos elements de la política española, incluida la catalana,… » ,,, em refereixo a la dreta política i a la esquerra política que representan a el gobern i a la oposició respectivament.

  5. dogbert
    23/05/2020 at 00:57

    Con lo que hay y con lo que viene (que es de alivio) nos va a caer la del pulpo.
    Y va el guaperas total y se enemista de una tacada con ERC, PNV, CEOE y la derecha nacional con la excepcion de Ciudadanos que salva los muebles en la penultima contraccion.
    Record absoluto.
    Otegui e Iglesias como ganadores. Com ho veu tot plegat Sr. Foix?
    Bon cap de setmana.

    • Sinera
      25/05/2020 at 22:24

      Ai la mare!

Comments are closed.