Reflexiones de Miguel Herrero

Miugel Herrero de Miñón, padre de la Constitución, reflexiona sobre las posibilidades de su reforma

Miugel Herrero de Miñón, padre de la Constitución, reflexiona sobre las posibilidades de su reforma

La mayor parte de los problemas que nos preocupan no son constitucionales. La convivencia y el respeto son una consecuencia, en todo caso, de principios establecidos en la Constitución y que son garantizados por leyes positivas de carácter inferior. Los gestos hostiles a la Constitución pueden ser una señal de protesta a lo que representa pero son bastante inútiles.

Miguel Herrero de Miñón ha publicado las tres conferencias pronunciadas este año del 2016 sobre la reforma constitucional. Su lectura es interesante porque está llena de matices y consideraciones de carácter jurídico y práctico que vienen de uno de los padres de la Constitución de 1978.

La decena de constituciones desde la de 1812 de Cádiz se caracterizaron por afirmar las pretensiones, ilusiones y necesidades de media España en contra de la otra media. La de 1978 fue en su génesis y, pese a tensiones y crisis, una Constitución consensuada entre las grandes fuerzas políticas, consenso hacia el que, hasta tiempos muy recientes, habían gravitado los partidos nacionalistas.

El derecho constitucional, dice Miguel Herrero, ha de servir para resolver conflictos políticos encauzando y garantizando los derechos individuales y colectivos. El Estatut de 1979, fruto de la Constitución de 1978, votada en proporción más alta por los catalanes que por el resto de los españoles, fue consecuencia de un pacto de Estado. La Loapa de 1983 fue el primer atentado a ese pacto que inició una política sutilmente recen­tralizadora y una progresiva administratización de la autonomía política de Catalunya.

La confianza fue sustituida por un malestar creciente entre el Estado y Catalunya que llevó a la precipitación del Estatuto del 2006 promovido por Pasqual Maragall y al error de la sentencia del Tribunal Constitucional de junio del 2010 que marcó el punto de inflexión que nos ha llevado a la desafección que en su día advirtió el president José Montilla y a un cierto ambiente de ruptura actual.

El primer gobierno Rajoy optó por la judicialización del proceso independentista catalán que no lleva a ninguna parte aunque sea inevitable desde el punto de vista jurídico. En todo caso, la judicialización no puede suplir la inactividad política.

No sé si es demasiado tarde. Pero las idas y venidas a Catalunya de Soraya Sáenz de Santamaría revelan que la actitud de Rajoy ha cambiado, entre otras razones, porque ya no puede actuar por su cuenta en un gobierno que necesita respiración asistida en todos los temas de cierta envergadura.

Herrero sugiere un pacto para una disposición adicional para Catalunya sobre el modelo existente, con expresa referencia a su identidad garantizando en ella las precisas competencias estratégicas, tales como la organización de las propias instituciones, las educativas, lingüísticas y culturales.

El pacto siempre es posible. Depende, claro está, de si las partes están de acuerdo en rehacer los puentes ya rotos.

Publicado en La Vanguardia el 8 de diciembre de 2016

18 comentarios

  18 comments for “Reflexiones de Miguel Herrero

  1. 09/12/2016 at 11:00

    Sr.Foix: la solución a los problemas que nos afectan diariamente a los ciudadanos no están sobre la mesa…somos meros convidados de piedra, o como ya dijo hace siglos Tirso de Molina, en el Burlador de Sevilla, en boca de Aminta…””La desvergüenza en España se ha hecho caballería””…

    • Albert
      09/12/2016 at 19:03

      Dejame sonreir, BartoloméC, ¡ je, je !. … ¡ Eres bueno ! …En tus respuestas. ¡ je, je ! .

  2. Jesús González
    09/12/2016 at 07:07

    Albert:
    Felipe VI aunque quisiera no puede devolver nada. Además, ¿de qué fueros me hablas, Jordi? parafraseando a la Sra. hermana del individuo factótum del “peix al cove”.

    • Albert
      09/12/2016 at 09:33

      Lo se perfectamente, Jesús Gonzalez, que Felipe VI, no puede hacer nada. Y el ” peix al cove ” también lo se. Gracias por la respuesta correcta.

  3. dogbert
    08/12/2016 at 23:56

    El 22 no nos tocara la Loteria, como es habitual, el 23 el president Puigdemont convocara a las fuerzas afines a seguir mareando la perdiz con entelequias itaquenses y asi iremos tirando de esgrima de pluma y salon entre quimericos referendums, reformas de la constitucion y voladas de coloms variadas.
    Hoy en “la nostra” Pilar Rahola en un ejercicio de cofoisme sonrojante esta entrevistando0 a la señora Puigdemont, y sigue tejiendo la nueva corte a Puigdemont cuyo embrion nacio en Cadaques.
    Y este es el panorama, de bajo vuelo y poca finezza. En este ambiente las aproximaciones doctas del señor Herrero y las voluntariosas lecturas del Sr. Foix y otros ilustres periodistas, quedan como un ejercicio de florete, dan el pego pero no sirven. Ahora sirve lo chabacano, lo rudo, la tramapa y el embuste, urdidos por los “novisimos” y que seguimos pagando los de siempre.

    • david g
      09/12/2016 at 01:50

      dogbert, todo eso que dices, ahora lo llaman la post-verdad.

    • 11/12/2016 at 12:46

      Dogbert …y qué hago yo ahora con los décimos que tengo de la lotería???…eso se avisa antes…

  4. Albert
    08/12/2016 at 21:51

    Sr. Foix: Pienso que no estaría mal que Cataluña y todo el resto de la antigua corona de Aragón recuperaran sus fueros y su derecho a tenerlos.

    Y es bién sencillo: Un rey Bourbon, Felipe V nos los arrebato con su decreto de nueva planta y ahora su descendiente el Rey Felipe VI de Borbon, por simple hecho de justicia nos los debería restituir.

    Y que conste que podíamos haber recuperado los fueros, como hizo Navarra y el Pais Basco,pero ¡ Hay ! …la codicia del …” Peix al Cove ” se interpuso y nos quedamos sin los fueros.

    Ahora ya vemos como nos mal interpretran…

    • Albert
      09/12/2016 at 07:18

      P.D.
      Cataluña no es el problema de España, pues el problema de España es la …” codicia “…del ser humano y su ludopatía de tener poder y riqueza, sin limites, y sin humanidad ,ect… Siempre a su favor, ect.

      Aplicando el…” ¡ Pita, pita como no te apartes tu ! ”

      Tanto de aquel ser humano, que habla castellano, catalán, gallego bascuence, ect. ó de la autonomía que sea. Que impide que se imponga el sentido comun, el dialogo constructivo y el bien hacer talentudo de los buenos estadistas.

      Y asi, no vamos a ninguna parte. Pues todo tiene solución, pero no les da la gana.

      Recordemos y agradezcamos la actuación talentuda e inteligente de Don Adolfo Suarez, cuando la transición de la dictadura franquista a la democracia española.

      En aquels entonces no supimos darnos cuenta,valorar su mérito y agradecérselo debidamente, porque consideramos que venia del franquismo, pero en realidad lo suyo fué inteligencia, talento y buenas intenciones.

      Dialogó con todos, escucho y decidió con talento, considerando todas las opiniones, mirando el bienestar, la convivencia y la paz de la sociedad.

      Es ahora que comparado con Don Mariano Rajoy, nos damos cuenta de la diferencia y la valoramos en su justo mérito.

  5. Jordi P
    08/12/2016 at 20:22

    Sr. Foix, el pacte ja no és possible. Respecte “las idas y venidas de la Soraya” li contestaré amb la fàbula: “tantas idas y venidas, tantas vueltas y revueltas, quiero amiga que me digas, son de alguna utilidad?”

    • Rosamaria
      09/12/2016 at 11:11

      Estic d’acord amb tu Jordi…..haurien de canviar molt les coses, per a que un pacte fos possible…i això és del tot improbable,….sobretot sabent que a Madrid continúen governant els mateixos ultra nacionalistes españols incapaços d’entendre res de res…

      totalment impossible….vaja…

      (Sr. Foix : això del corrector automàtic en castellà, és molest i segons com poc respectuós pels que preferim escriure en una altra llengua. Puc imaginar-me les raons per les quals vostè prefereix el castellà per davant del català en la gran majoria dels seus articles, però pel que fa a les respostes o comentaris del blog, no seria millor deixar la llengua a lliure elecció dels comentaristes i no imposar-nos un corrector d’una llengua concreta ??? Gracies. )

      • david g
        09/12/2016 at 13:46

        rosamaria, no entiendo mucho tu comentario sobre el corrector automático. el sr. foix puede hacer poco respecto a eso porque lo que tú dices depende principalmente de las aplicaciones que tengas instaladas en tu ordenador o de tu configuración. supongo que tiene que haber algún ajuste para que obligues a tu corrector a utilizar siempre el catalán, pero no te puedo decir mucho más porque ignoro dónde se puede encontrar tal ajuste. es cierto que a veces el corrector automático es demasiado intrusivo y más que una ayuda es una molestia.

      • Jordi
        10/12/2016 at 22:01

        Hola Rosamaria,
        El David G té raó, no és un problema del Sr. Foix, sinó de la configuració del teu ordinador. Jo escric sempre els comentaris en català i no tinc cap problema.
        No sembla que el Sr. Foix estigui molt a favor de la independència de Catalunya, encara que podria ser que votés a favor en el referendum del mes de setembre si els de Madrid continuen fent tonteries, però em consta que és un gran defensor de la llengua catalana.

        • Rosamaria
          12/12/2016 at 13:31

          Moltes gracies david g i Jordi.

          Disculpeu-me, Sr. Foix. …a vegades la ignorancia és molt atrevida…com s’ha pogut veure en aquesta ocasió.

    • Jordi
      10/12/2016 at 14:31

      La fàbula és de Tomás de Iriarte, “La ardilla y el caballo”

  6. Jose A Garcia
    08/12/2016 at 20:21

    Hará falta un mago: nada por aquí, nada por allá, y… Solución.

  7. 08/12/2016 at 20:18

    Otro espléndido análisis de actualidad, Sr. Foix.
    Con el más cordial saludo

    J. M. Caparrós Lera

Comments are closed.