Tras el choque vendrá el pacto

Carles Puigdemont y Mariano Rajoy en un encuentro reciente.

Todo cambio profundo, como toda revolución, termina en un tajo, detrás del cual la historia sigue pero en el que los héroes que la protagonizaron se suelen despeñar. Desde que en el 2012 Artur Mas puso en marcha el alambicado proceso hacia la independencia son muchas las figuras políticas que han dado un paso al lado, un paso atrás o, simplemente, se han quedado descolgados en la cuneta. El parte de incidencias afecta a prácticamente toda la clase política, a todos los partidos, a personajes que parecían intocables y que ahora dedican el tiempo a ejercer de tertulianos o a explicar cómo deberían comportarse los políticos de hoy. La siniestralidad ha sido alta y todavía no ha terminado el proceso.

En una larga conversación en su casa de la costa israelí el que era entonces ministro de Asuntos Exteriores, Abba Eban, me decía que los hombres y las naciones acaban haciendo siempre lo más correcto después de haber agotado todas las demás posibilidades. Empieza a ser perentorio prepararnos para después del tajo que necesariamente se va a producir en los próximos meses.

Habrá que institucionalizar la sociedad con criterios modernos, realistas y ampliamente compartidos. Lo más costoso será soldar las rupturas políticas y sociales que se han producido en la sociedad catalana.

Las libertades no conviven con la anarquía o a la voluntad popular expresada en las calles. La democracia representativa es contraria a los populismos de cualquier tipo. Requiere discusión, debate, escuchar los argumentos del adversario, llegar a acuerdos después de ganar puntos y ceder posiciones.

Catalunya puede renunciar un tiempo a su pactismo secular, estudiado con rigor por Jaume Vicens Vives, pero al final de cualquier proceso de cambio aparece siempre la voluntad de acuerdo, primero entre los mismos catalanes y luego con los españoles y demás pueblos del entorno. Una de las aportaciones catalanas más relevantes a la cultura hispánica y europea ha sido su visión jurídica y ordenada de las cuestiones públicas. Hay que institucionalizar y jerarquizar los poderes para recuperar una cierta armonía. Los poderes políticos, sindicales, económicos, culturales y mediáticos son distintos y no es bueno mezclarlos. Son los elementos esenciales para construir una sociedad equilibrada con sus pesos y contrapesos.

Catalunya, siguiendo las tesis de Joan Lluís Marfany en su reciente libro Nacionalisme espanyol i catalanitat, empieza a pensar en términos de nación; la nación que piensan es España, pero es como catalanes que la piensan. “Su sentimiento identitario catalán no se relaja, ni se diluye nada, se subsume o se articula dentro del nacionalismo español”. Su tesis ha sido naturalmente combatida por la historiografía nacionalista catalana que basa su relato en la necesidad inaplazable de ruptura con España.

A la astucia invocada por Artur Mas y las extraordinarias movilizaciones de millones de personas en las últimas cinco Diadas, Rajoy ha respondido con la ley pura y dura. No se sabe cómo se va a impedir físicamente el referéndum anunciado, que no convocado, para el primero de octubre. El choque, si es que se produce, no resolverá el contencioso histórico. Aplazará el problema. Y es muy posible que los principales actores hayan sido devorados políticamente por los acontecimientos de los próximos meses.

Pedro Sánchez está moviendo pieza con más retórica que realismo. En una entrevista en este diario decía el lunes que “Catalunya no debe renunciar a influir en ­España”. Nunca lo ha dejado de hacer. Incluso en estos momentos de grandes tensiones institucionales la influencia de Catalunya en España marca el punto principal de la agenda política.

La convulsa historia española del siglo XX pasa por Barcelona. La Setmana Tràgica de 1909, la Asamblea de Parlamentarios de 1917, la proclamación de la República en 1931, el 6 de octubre de 1934, la Guerra Civil, la resistencia selectiva al franquismo y la Constitución de 1978 tienen un sello catalán incuestionable.

Pienso que ni Rajoy ni Puigdemont son los actores adecuados para encontrar un pacto de mínimos. La nación de naciones de Pedro Sánchez es una idea que suena bien pero poco elaborada.

Se rompan o no se rompan muchos platos en los próximos meses, lo cierto es que las relaciones entre Catalunya y España tienen que encontrar nuevos cauces de entendimiento admitiendo la singularidad cultural, histórica y lingüística de Catalunya. Un nuevo pacto fiscal justo será imprescindible. Y las inversiones escamoteadas en los últimos años habrá que hacerlas efectivas.

Publicado en La Vanguardia el 19 de julio de 2017

80

Lluís Foix

24 comentarios

  24 comments for “Tras el choque vendrá el pacto

  1. Ramon
    23/07/2017 at 00:38

    Yo aun creo en el pacto y el federalismo, raro si soy raro…

  2. Salvador de Lleida
    20/07/2017 at 10:49

    Iglesias i Domenech diuen ara que es posarán a trevallar per un “Referendum de veritat” el dia 2 d´Octubre.
    Quina barra.

    Els socialistas prometen l´Estat Federal. Es pensen que no ens recordem de les promeses de Felipe Gonzalez i José Luis Rodriguez Zapatero, el federaliste de Barça ?.
    Va home, va. Iceta, digues alguna cosa seriosament.

    David Gardiner, Cap d´Internacional del Financial Times, avisa Rajoy que es queda sense Temps.

  3. Albert
    20/07/2017 at 07:34

    Sr. Foix : ” Tras el choque vendrá el pacto ” Mientras la Cataluña tendrá que esperar años y años y mas años, junto con todas las demás zonas industriales del resto de las Españas, que son productivas, creadoras de empleo, consumidores y cotizantes en toda clase de impuestos, como el IRPF, la Seguridad Social, el IVA, que tenía que substituir a 24 impuestos diferentes, pero que aun siguen, el IBI, el IVTM, impuestos especiales de Ayuntamientos, ect. Y muchas veces impuestos repetidos.

    Cataluña es la adelantada de España… al quejarse con toda la razón y al ser ninguneada y no tenida en cuenta su reclamación… de una fiscalidad contributiva, más justa y equilibrada compensada con una inversión real en grandes, medianas y pequeñas obras de infaestructura, por parte del Estado

    Repito aquí una vez más, el ejemplo real de los 2 hermanos andaluces que conocí hace años. Nacidos los dos en Andalucia.

    Pero uno de ellos continua viviendo en Andalucia. Paga al Estado … 6 y percibe 25.

    El otro hermano vive en Cataluña. Paga al Estado … 25 y percibe a cambio …6.

    He ahí el ” porque de todos los porques de Cataluña ” … Que no atiende ni puede, ni quieren atender los responsables de la gobernanza actual.

    Que son los verdaderos responsables del problema, por ninguneo con la excusa de la Ley. Olvidando que la Ley la hacen, la inventan y la legislan sus señorias en el Congreso de los Diputados.

    Pues cambiese la Ley injustamente abusiva, Sres. Asi de facil.

  4. dogbert
    20/07/2017 at 00:01

    No lo se si habra choque, no se quienes chocaran. no tengo claro que el Sr. Foix sea españolista como algunoa compañeros comentaristas apuntan, no tengo claro que el alcalde de Batea sea anticatalanista.

    Si que tengo claro que estamos en manos de politicios que hacen muy mal su trabajo, los de aqui y los de alli, que no merecen el sueldo que les pagamos.

    Con todo este panorama solo puede acaecer un pacto, el “pacto donald”

    • 20/07/2017 at 09:31

      Pero Dogbert, que no sea el Donald Trump…

      • Ramon
        25/07/2017 at 12:09

        la gente no entiende que no es lo mismo aliarse con C’s o con PSC que aliarse con ER y /o con la CUP, hay una diferencia abismal, y conseguir “algo” para despues tener que cobrarse los favores, puede ser muy duro.

  5. Desiderio de Sota
    19/07/2017 at 18:52

    Después del choque habrá un pacto…como en los divorcios: repartirse el PAtrimonio del Matrimonio. Y lo más importantes repartirse es la deuda exterior. La deuda pública catalana es potencialmente refinanciable y, con el control de los ingresos, subsanable en plazos breves. La deuda del Reino de España es harina de un costal distinto. En el acuerdo habrá que ver cuanto va a ayude CAT a saldarla. Y todo ello bajo la batuta de la señora Merkel y su mariachi europeo.
    Los gritos se irán apagando y solo quedará el silencio de los contables…y eso en el menos malo de los casos. Al tiempo

  6. CatdeMelb
    19/07/2017 at 14:44

    La veritat és que ens volen tornar a enganyar amb pactes que no es compliran mai. L’endemà de la signatura d’un acord Espanya-Catalunya, començaran a laminar les competències; arraconar la llengua. Si han promès justícia en el pla financer, aviat s’oblidarà. Ho hem vist moltes vegades.
    El més trist és que tants mitjans catalans, amb articles com el que acabem de llegir, col·laborin amb els poders de Madrid, per evitar un canvi real. Tots els articles d’una premsa interessada a mantenir l’statu quo acaben demanant que l’independentisme, que ha restituït una mica de dignitat al nostre poble després de les humiliacions sofertes arran de l’Estatut del 2006, cedeixi de nou. Com podem abandonar davant d’un nacionalisme espanyol que no vol donar ni un mil·límetre?
    Francament, Sr. Foix, em pregunto com pot ser que vostè encara es cregui que els catalans continuem sent tan submisos com érem en altres temps.

  7. Rosamaria
    19/07/2017 at 13:05

    Si, és cert, Sr. Foix, després del xoc, vindrà el pacte, per això la política de “la por” no té cap sentit, ni la ha tingut mai…i això que s’hi han dedicat en cos i ànima….però ers i és un absurd.

    El pacte és inevitable. Amb aquesta premisa clara des del primer dia. perque no era posible cap més panorama, llevat de la independencia, allò que és més lamentable, és el que diu en BartolomeC, haber d’arribar tan a l’ extrem de les coses, per arribar al mateix lloc . Una pèrdua de temps inútil.

    Jo sóc independentista. Molt haurien de canviar les coses i les lleis com perque em cregui que Madrid ens tractarà de manera justa. La opció federalista no em sona malament, però hauria de ser molt clara, diàfana i blindada pels quatre cantons, perque me la creiés.

  8. 19/07/2017 at 12:30

    1. Pels sobiranistes espanyols, com Foix, pactar implica que els sobiranistes catalans renunciem a una Catalunya sobirana

    2. Pels sobiranistes catalans, pactar implica que es pacti entre la Catalunya sobirana i l’Espanya sobirana

  9. Salvador de Lleida
    19/07/2017 at 12:24

    Sr. Foix, acaba su artículo
    “Y las inversiones escamoteadas en los últimos años, habrá que hacerlas efectivas”.

    Mi comentario les parecerá un cuento.

    Una vez ya hace años, el Gobierno de España regaló a los Lleidatans una preciosa Autovía de 10 Kms. por el Pla d´Alguaire hasta Almenar. Se accede desde una rotonda en la N-230, mediante una carretera de 2,6 Kms. y con un tramo del 7 % de pendiente. Aquí hay un enlace con el Aeropuert Lleida-Alguaire.
    Entras en la Autovía y a los 10 Kms. se acaba. Debes bajar nuevamente a la N-230 por una carretera de 2,1 Kms. también con un tramo del 7 % de pendiente.
    Así que para recorrer 10 Kms de Autovía tienes que subir y bajar un total de 4,7 Kms. con dos pendientes considerables. Solamente era utilizada por algún automovilista curioso y naturalmente ningún camión.

    Se la bautizó como LA AUTOVIA QUE NO VA A NINGUNA PARTE.

    Al Gobierno le hizo tanta gracia el mote, que rapidaménte construyó otra de unos 5 Kms. entre Vilanova de la Barca y Termens, paralela a la carretera Lleida-Seu d´Urgell-Andorra.
    En esta carretera hay que cruzar un paso a nivel con barreras, sobre la vía del Tren a la Pobla de Segur.
    Todos pensamos que esta Autovía acabaría librando este paso a nivel. Pues no, para hacer mas gracia, enlaza nuevamente con la carretera unos metros antes del paso a nivel. Debieron pensar que 5 Kms. de Autovía ya eran muchos.
    Así que ya tenemos en Lleida dos AUTOVÍAS QUE NO VAN A NINGUNA PARTE.

    El lunes 17 de Julio se inaugura un nuevo tramo de 6 Kms. desde un enlace de la A-2 entre Alpicat y Torrefarrera, que enlaza con la primera construida a la altura del Aeropuerto. Ahora ya disponemos de un tramo de 16 Kms.
    Al día siguiente martes, a las 10 de la mañana la recorrí ida y vuelta, es decir 16 y 16 Kms. total 32 Kms. Tanto en un sentido como en el contrario conté 7 automóviles y 3 camiones.
    Me entristeció la falta de colaboración dels lleidatans hasta que recordé la fecha. Es el 18 de Julio. Ya lo entiendo me dije.

    Lo que no entiendo es que todavía sea una carretera de dos sentidos solamente, saturada de tránsito entre Lleida-Montblanc-Tarragona y su puerto, tan importante para la Industria, la Ganadería, la Agricultura, el Comercio, el Turismo….
    El tramo Lleida-Les Borges Blanques tiene un alto índice de accidentes mortales. El mismo lunes 17 de Julio murieron 2 personas y una tercera continua muy grave.
    Pero hemos de ser optimistas porque el Ministerio de Fomento lleva ya una pila de años estudiando este proyecto, para esta vez acertar de pleno.

    También destacar que la Autovía A-22, Lleida-Huesca que nadie reclamó, a partir de Monzón está infrautilizada.

    Y este cuento se ha acabado.

    • Rosamaria
      19/07/2017 at 12:39

      Un conte molt il.lustratiu i pedagògic per qui volgui escoltar , és clar…!!…Salvador

    • Alberto B.
      21/07/2017 at 14:02

      Debería vd. informarse mucho mejor sobra la autovía A-22 Lleida-Huesca-Pamplona, sobre las reinvindicaciones, historial de accidentes mortales e índices de uso. Queda claro que no ha pasado vd. mucho del río Cinca. Saludos.

  10. Albert 2.
    19/07/2017 at 12:08

    El que diu al seu article conté moltes obvietats. Llàstima que la classe política i “l’opinió publicada” no ho volen veure. Tothom es troba en la zona de confort, dins la pròpia trinxera, intel·lectualment parlant. Buscar sol·lucions factibles portaria jugar-se la posició actual….i aixó que a molts d’ells els paguem precisament perquè trobin sol·lucions.

    Altrament. Sr. Foix. sempre diu que en periodisme les opinions són lliures i els fets sagrats. Res a dir sobre l’operació catalunya i les clavegueres de l’Estat? Estarem d’acord, que aquí de FETS n’hi ha molts, i GREUS. Falta un article seu donant el punt de vista.

  11. Jordi P
    19/07/2017 at 11:15

    Sr. Foix, els governs espanyols ens han enganyat masses vegades. No hi ha manera que entenguin, ni volen! entendre. De manera que el pacte ja no és possible. Només hi ha una solució: independència.
    Per part nostra ho hem intentat masses vegades, ells no han volgut. Adéu!

  12. 19/07/2017 at 10:54

    Sr.Foix:Y si se sabe que después habrá pacto, por qué no se evita el choque antes…???

    • Rosamaria
      19/07/2017 at 12:51

      creo BartoloméC que tu pregunta és de una lógica aplastante, però me temo que hay demasiado orgullo que pasa por delante de todo , incluso del bien común , que debería ser el primer objetivo de cualquier gobernante.

      • 19/07/2017 at 17:13

        Lamentablemente es así, los dirigentes que elegimos deberian trabajar en solucionar nuestros problemas…no los suyos…

    • david g
      19/07/2017 at 15:37

      bartolomec, porque a veces las sociedades (y también las personas) necesitan primero despeñarse para admitir o aprender que un mal pacto siempre es mejor que cualquier buen pleito. creo que estamos en esa fase: todavía se ha de producir mucho más daño en ambas partes para empezar a buscar un acuerdo de manera generosa y honesta. nadie va a salir bien parado de esto, pero no importa, las posturas son maximalistas y están decididas a llegar hasta el final para justificarse ante su parroquia, peti qui peti.

      • 19/07/2017 at 17:22

        Hacerse daño David no es una forma inteligente de arreglar los problemas…

        • david g
          19/07/2017 at 20:34

          evidentemente, bartoloméc, pero la historia está repleta de episodios faltos de inteligencia donde las sociedades tomaron las peores decisiones posibles en nombre de la épica; estamos en esta senda. dicho esto, creo que la inteligencia no es un valor supremo sino la bondad. la inteligencia puede ser usada para el mal pero la bondad busca el bienestar de uno mismo y de los demás. la bondad podría ser un tipo de inteligencia “espiritual”, ahora que está tan de moda hablar de los distintos tipos de inteligencia.

          • 20/07/2017 at 09:31

            Completamente de acuerdo contigo…

          • Rosamaria
            20/07/2017 at 10:21

            …para ser justos…¿cuantas veces se ha pedido diálogo desde Catalunya ??

Comments are closed.