Las crisis y la democracia

No somos dados a la discrepancia. Y mucho menos a la controversia. Hay quien se aturde pensando que estamos en una crisis sin retorno. No digo que no pase nada. Lo que ocurre es que podemos hablar de lo que pasa. Las democracias viven en estado de crisis permanente. Cuando se resuelve una entramos en la siguiente. Solon, el sabio de Grecia, ya lo dijo hace más de dos milenios: “la política es el arte de armonizar los intereses contrapuestos de los ciudadanos”. La paz de los cementerios no es propia de los sistemas libres.