Riesgos y ventajas de la convivencia

Un sólo hombre, joven francés de ascendencia argelina, encontró la muerte en un barrio acomodado de Toulouse tras matar a 7 personas y mantener en vilo a la policía francesa y al país entero.

Mohammed Merah, terrorista autor de 7 asesinatos

Mohammed Merah tenía 24 años y un historial de delincuencia continuada, además de haber viajado a Afganistán y Paquistán, dos países que en estos tiempos no se visitan por turismo. Desde aquellos territorios es de donde salen las ideas, se adiestra y se dan instrucciones sobre cómo y dónde actuar.

El presidente-candidato Sarkozy ha salido con energía para anunciar medidas muy duras para garantizar el orden. Lo mismo han hecho el resto de candidatos. Marine Le Pen ha reaccionado con el “ya lo decíamos” desviando toda la culpa de la inseguridad en Francia a los inmigrantes no integrados en la sociedad francesa.

Lo que ocurre en Francia en esta campaña es lo que pasa en la mayoría de países de Europa. Hay un miedo al otro, al extranjero, al que no es de los “nuestros”, al que acaba de llegar con otras convicciones, culturas y maneras de hacer. Este miedo se traduce en el crecimiento en votos de partidos de derecha extrema como ha ocurrido en Suecia, Austria, Holanda, Hungría…

La integración y el multiculturalismo no han tenido los éxitos esperados en países como Francia o Gran Bretaña que han cultivado respectivamente las dos vías para asimilar a los inmigrantes. Son dos países con grandes proporciones de inmigrantes de distintas procedencias étnicas, religiosas y culturales.

Si hay un problema hay que encontrar una solución que garantice los mínimos de convivencia cívica para evitar que no se meta en el mismo saco a todos los musulmanes, judíos, gitanos o cualquier otra pequeña o gran minoría que convive en la gran mayoría de países europeos.

Lo más fácil es trazar lineas divisorias, secesionistas, que aparten a las minorías de los ascensores sociales, de las oportunidades de vivir en paz unos con otros, de estigmatizar a quienes no comparten nuestra cultura. Pienso que lo más conveniente es estimular el respeto hacia los demás, a las personas, sean quienes sean, procedan de donde procedan y tengan las creencias que tengan.

Esta actitud es compatible con que el Estado tenga los instrumentos imprescindibles para garantizar el orden y la libertad de todos, es decir, que disponga de un buen servicio de inteligencia que le permita detectar, detener y entregar a la justicia a quienes recurren a la violencia criminal con actos terroristas que la sociedad no puede aceptar bajo ninguna circunstancia.

10 comentarios

  10 comments for “Riesgos y ventajas de la convivencia

  1. FERNANDEZ
    26/03/2012 at 12:47

    Convivencia de culturas , Toledo, siglo XV, y otros lugares de la geografia mundial donde se convive y se convivia .Paseemos por la Quinta Avenida (NYC)y veremos un mundo multicultural , pero hay males viejos, la desigualdad de todo tipo,el egoismo, la envidia; las presiones demograficas de los que carecen y el injusto trato con los que padecen necesidad. En el mundo en que estamos hay técnica y derecho suficiente para organizar la vida y convivir.

  2. Josep
    25/03/2012 at 19:51

    Pienso que lo más conveniente es estimular el respeto hacia los demás, a las personas, sean quienes sean, procedan de donde procedan y tengan las creencias que tengan.
    Amic Lluis, PAU i BÉ. Estic plenament d’acord amb tot el que diu aqui. Subscric especialment aquetes paraules seves que he copiat. Hi ha una canço que diu més o menys així: DE QUE COLOR ES LA PIEL DE DIOS, AMARILLA, NEGRA, ROJA, BLANCA ES…..TODOS SOMOS IGUALES A LOS OJOS DE DIOS. Desitjo a tots una bona entrada a la RECTA FINAL de la QUARESMA cap a la PASQUA. Ens haurem convertit d’alguna cosa??? Josep

  3. Jesús
    24/03/2012 at 11:08

    Felipe González dice que la corrupción es sólo “ruido” de la “caverna mediática”
    El expresidente, que llegó conduciendo un Lexus, dijo que los socialistas andaluces son “todos honrados” y que el PP no puede decir lo mismo.

  4. zair
    24/03/2012 at 11:04

    Insisto el multiculturalismo ha sido y es un fracaso en toda Europa. Debería irse hacia el interculturalismo si queremos progresar en el desarrollo personal y social.

  5. Albert
    24/03/2012 at 10:40

    Buen artículo Sr. Foix. Y buenos comentarios compañeros/as de este blog.

    Pienso que la convivencia tiene que ir relacionada con la tolerancia el respeto a la dignidad humana.

    Pero si unos son tolerantes y los otros son intransigentes ya la tenemos armada. Y en esto el ser humano no distingue de razas ni religiones. Todos somos iguales. Pero algunos se creen en posesión de la verdad.

    También hemos de tener muy en cuenta la incidencia de la crisis económica y el paro de millones de personas. Que de por si ya es el factor más importante de fricción y provocación.

    Porque mientras que todo iba viento en popa no había quejas ni fricciones.

  6. 23/03/2012 at 19:03

    Sr.Foix: Integrarse en un sistema social, o culturalmente distinto, requiere en principio un mínimo de respeto por las normas, leyes, usos y costumbres del sistema que nos acoge y al que nos queremos integrar, esa es la base de cualquier integración, a nadie le gusta que entren en su casa con los pies llenos de barro con la excusa que en la suya lo hacen y no pasa nada…

  7. dogbert
    23/03/2012 at 17:46

    Y a todo esto sale el Iman de Terrassa y cuenta como hay que darle a la señora, sin que sangre ni romperle ningun hueso y lo hace tan campante y tan sonriente y se monta un debate a base de bien, pero este individuo sigue a lo suyo.
    El papanatismo de la acogida es flagrante ante la provocacion del acogido. El mundo al reves.
    Ni etnias, ni religiones, ni historias. Por delante va el debe y haber como ciudadanos, i despres ja en parlarem de tot plegat, si es que hay que hablar y gastar energia en segun que barbaridades.
    Integracion, mestizaje, sumar, claro que si, pero la ley igual para todos. Y si la administracion tiene que actuar de oficio, pues poca tonteria y a actuar que ya esta bien de buenismo del tres al cuarto.
    No esta el asunto para coñitas.
    Buen fin de semana a todos.

  8. 23/03/2012 at 15:34

    El modelo teórico (y teorizado abundantemente) de convivencia entre distintos grupos étnicos, culturales o religiosos en un mismo Estado es muy simple: hay un marco convivencial que define las libertades básicas del Estado de derecho, y, dentro del mismo, cada grupo puede desarrollar su propia cultura o religión. El problema surge cuando un grupo no está dispuesto a asumir, en todo o en parte ese marco, o se cree en posesión de una verdad incompatible con las otras “verdades”. El caso más próximo –aunque de tan próximo no solemos verlo– es el de la iglesia católica en España.

  9. zair
    23/03/2012 at 13:56

    Sr. Foix:
    Por lo que conozco sería mejor hablar de interculturalismo que no de multiculturalismo. Son conceptos distintos. Ha fracasado el interculturalismo en nuestras sociedad europeas.

    Después, ante unas sociedades débiles en Europa, que suelen permitir casi todo y todo son derechos, se castiga el vocabulario más elemental a la hora de hablar de “los otros”, con una justicia que de ordinario es blanda y temerosa… ¿qué hacer? Muchos podemos estar acongojados.

    Usted seguro que ha viajado por varios países, tal vez que por Iberoamérica y África. Pues, bien, en alguno de ellos somos claramente los “otros” y a veces se nos discrimina. Se lo digo por propia experiencia.

    Sociedades abiertas: ¡estupendo!, pero bajo el respeto y el cumplimiento de obligaciones y el ejercicio de una justicia que esté en su sitio y haga cumplir la ley. Ahora, ¿porqué tantas personas de otros países se establecen en la costa mediterránea, Baleares, Barcelona o Madrid? He oído una y mil veces que aquí se puede hacer todo y no pasa nada. En parte, me parece que en buena medida es así.¿Tan chapuceros somos los ibéricos?

    Zair

Comments are closed.