La responsabilidad es del otro

Franceses y alemanes se dedican a criticar a los británicos que han hecho el amago de vetar la revisión de los tratados. Las respuestas inglesas han sido inmediatas y contundentes. Los fantasmas de la historia han flotado sobre las nieblas del canal y se han aireado los habituales contenciosos de la Europa de las potencias que tantos cadáveres sembraron en el continente.

Sarkozy y Merkel

Los italianos, a través de la prensa controlada por Berlusconi, han organizado una campaña caricaturesca contra Alemania y también algún socialista no muy representativo de Francia ha sacado del baúl de los recuerdos viejos espantajos del siglo pasado.

La crisis que ha alterado la tranquilidad europea es de orden económico, financiero, de cifras, deudas, déficits y falta de confianza en la moneda de la zona euro. Pero pienso que hay otra crisis de mayor calado que consiste en el resurgimiento de la razón de Estado, ese concepto aplicado por Richelieu y que tantos choques absurdos ha traído a la Europa, que va en dirección contraria a la idea que pusieron en marcha los fundadores de la Unión para que en Europa no hubiera más guerras.

La geometría variable de la pugna entre estados, naciones, pueblos y culturas es un mal presagio para que Europa pueda superar la situación angustiosa y de miedo en que está viviendo.

El reverendo Peter Mullen, capellán anglicano de la Bolsa de Londres, ha dicho que los “alemanes intentaron conseguir la hegemonía en Europa por la fuerza militar en 1870, 1914 y 1939 y ahora Angela Merkel está intentando hacer lo mismo utilizando las armas del sistema financiero”. Los italianos y griegos no tienen el jefe de Gobierno que han elegido sino el que se les ha impuesto desde Berlín y París. Esta fórmula no puede ser duradera y en todo caso no es democrática.

En el momento en el que los pueblos, naciones y estados europeos empiezan a hurgar en su historia para echarla en cara de los demás, empieza un proceso de deterioro de las relaciones que suelen acabar en feos y dolorosos conflictos. El Estado de bienestar, dijo Helmut Schmidt hace unos meses, es la aportación más importante que Europa ha ofrecido al mundo en el siglo pasado. Este invento se está resquebrajando. No por razones exclusivamente económicas sino por el resurgimiento de los sentimientos de buscar las responsabilidades en los otros. Este es el problema.

Publicado en La Vanguardia el 20-12-2011

  15 comentarios por “La responsabilidad es del otro

  1. Handelsblatt publicó un artículo descubriendo, por fin, el problema de los desequilibrios en la eurozona, la importancia de los grandes superavits exportadores alemanes en la actual crisis. Expertos internacionales y alemanes llevan años hablando del tema.

    “La euro crisis muestra de forma dramática los daños que ocasionan los permanentes superávits exportadores”, señala un artículo titulado, “Alemania desequilibra Europa”. “Con su superávit exportador, Alemania acumuló presiones sobre los países menos competitivos, los superávits alemanes se corresponden con altos déficits, es decir con las deudas, de países como Grecia, Portugal o España”,http://www.lavanguardia.com/economia/20111221/54241495222/alemania-comienza-corregir-tiro.html

  2. Europa debe ser la Europa federal, la Europa con un parlamento fuerte no con un eje Merkozy…
    Si cada país mira por su país, no es necesario Europa, pero tambien hay países que deben reconocer el esfuerzo anterior….Crónica de la política regional de la UE en España-Autores
    Miguel Ángel Benedicto Solsona , José Luis González Vallvé
    Año: Noviembre 2007
    Sinopsis
    La crónica de un éxito. Así han sido los 20 años de la política regional de la Unión Europea en España. Desde que en 1986 nuestro país entró en la UE, los españoles nos hemos beneficiado de la mayor operación de solidaridad de la historia: 118.000 millones de euros en ayudas comunitarias. La fisonomía española, en gran parte gracias a nuestra entrada en Europa, ha variado de manera sensible. Tres planes Marshall. España ha recibido de Europa una suma de dinero tres veces superior a lo que supuso el plan ideado en 1947 por el secretario de Estado norteamericano, general George Marshall, para ayudar a la reconstrucción de los países europeos después de la Segunda Guerra Mundial

  3. En los años de la posguerra Europa era pobre, estaba debilitada y tenía la memoria del dolor en carne viva. A medida que pasaban los lustros la memoria se iba debilitando, pero el desarrollo y el bienestar actuaban como una cura balsámica: todo iba bien en el mejor de los mundos. De pronto nos encontramos sin memoria, sin bienestar y sin bálsamo.

  4. Sr. Foix: Me quedo con lo expuesto en el último parrafo de su artículo.

    dogbert y BartoloméC: Me quedo con vuestras respuestas.

    De hecho culpar a los demás es lo más facil. Reconocer las culpas propias es más dificil.

  5. En LV de ayer Antoni Puigverd a proposito del tema Urdangarin y la casa real, apuntaba que ha caido el ultimo velo y que todos los estamentos civiles, sociales, politicos, economicos… tienen abiertos contenciosos legales y publicos todos ellos bajo el halo de la corrupcion.
    La voluntoriosa afirmacion de que los corruptos son los menos hay que archivarla. El pais esta en pleno sofoco de mil y un casos de corrupcion y despilfarro perpetrados en epocas recientes.
    En el cambio de valores si es que ahora queda algun valor de los de siempre, el tonto de la clase es el que no se ha aprovechado. Todos los demas somos los que pagamos el gasto.
    Esto ya esta a cielo abierto y sus consecuencias van a ser mas cercanas e inmediatas que estos miedos continentales que apunta el Sr. Foix.
    Para una Europa mejor y mas cohesionada, tienen que existir estados mejores y mas cohesionados que la formen. Particularmente en nuestro caso necesitamos un baldeo general muy muy a fondo. Es ingenuo pensar que los que nos han traido hasta aqui haran esta limpieza, no nos sirven, estan deformados por el mal uso que han hecho del mejor sistema posible tal cual es la democracia.
    A partir de aqui cualquier cosa es posible.

Comentarios cerrados.