Seguros pero vulnerables

El doctor Fernando Simón, el tranquilizador y el experto.

El primer síntoma de que el coronavirus no era uno de tantos productos mediáticos de consumo pasajero para la opinión pública fue la convocatoria de una rueda de prensa del primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, a las dos de la madrugada. La cita con los medios a esas horas de la noche se suele reservar para casos de guerra, invasión del país o catástrofes naturales. Casi todo puede esperar a que amanezca.

Se había anunciado la paralización de Venecia y esa noche se comunicó el confinamiento de toda la Lombardía y parte de las regiones limítrofes del Véneto, Piamonte y Emilia-Romaña. El virus avanzaba por el mundo entero y cuatro días después las prevenciones llegaban a Sicilia y afectaban a toda la península italiana. Más de sesenta millones de italianos están en cuarentena a partir de ayer.

El estamento médico tiene que ser el principal prescriptor de las actitudes ciudadanas ante la epidemia

Un gobierno no toma esta decisión tan dramática sin que haya motivos justificados. Ningún país está en la periferia y lo que empezó en una gran ciudad china alcanza hoy a más de cien mil personas en ciento once países. El miedo y la incertidumbre se han instalado en el imaginario colectivo. Estamos ante un desafío uni­versal que plantea por ahora interrogantes no despejados.

Hay que saber en primer lugar cuál es la naturaleza y la toxicidad de una enfermedad contagiosa que ha causado ya más de cinco mil muertos en todo el mundo. En algún momento se habrá de reconocer la vulnerabilidad de la condición humana ante hechos inesperados y desconocidos. La sensación de indefensión puede ser real o imaginaria. El miedo es libre aunque siempre se refiera a situaciones de futuro y no de presente.

Los servicios sanitarios, desde los médicos a las enfermeras pasando por el resto de personal de los hospitales, hacen un trabajo imprescindible y muy meritorio. Lo que más interesa es saber de qué se trata y, sobre todo, qué tratamiento hay que aplicar, al margen de las recomendaciones sobre viajes, limpieza personal, separación de un metro del resto de humanos y demás medidas que vamos sabiendo día tras día.

La canciller Merkel decía el lunes que las cuarentenas, los confinamientos y la suspensión de actos públicos eran para que no se produjera una concentración en los hospitales y evitar así el colapso de los sistemas de salud.

En cualquier caso, la palabra la tienen los médicos y el personal sanitario que han estudiado y conocen el alcance del contagio, que no ha remitido por ahora y que puede llegar a cualquier rincón de Europa y del mundo. El doctor Fernando Simón ha sido como un médico de cabecera que ha ofrecido la información que conocía, los datos y demás consideraciones desde el punto de vista médico.

El Gobierno y los políticos pueden tomar las decisiones que crean oportunas siempre y cuando respondan a criterios de los profesionales sanitarios. Las consecuencias económicas de cuanto está ocurriendo son incalculables y un virus que se incubó en China puede provocar una grave crisis que afecte a toda la humanidad. Las tecnologías han cambiado la vida de todos pero no han resuelto algo tan simple y elemental como la vulnerabilidad de las personas ante la inevitabilidad de lo desconocido.

En Francia se han agotado estos días las existencias de La peste, de Albert Camus, una novela escrita en 1954 que describe el comportamiento humano ante una epidemia que trastorna la ciudad de Orán, que fue diezmada a partir de la peste de 1849. Hay muchos episodios de la información sobre el coronavirus que aparecen en la novela de Camus. Los primeros síntomas de ratas muertas, el conocimiento que los médicos tienen de la epidemia, la incre­dulidad de la población, los primeros muertos…

Y luego el espíritu solidario que se abre paso en la ciudad de Orán entre personas que se marcan como objetivo principal el ayudar a frenar los efectos devastadores de la peste. Camus nos describe cómo una plaga tan mortífera enfrenta al hombre con el absurdo y la irracionalidad de la intrascendencia.

El coronavirus está causando trastornos humanos a cuantos les toca de cerca la epidemia. Es preciso conservar la calma y no dejarse llevar por la lógica histeria de males inciertos. Trasladar el debate político a sobre cómo se gestiona la epidemia me parece inútil siempre y cuando los criterios de los gobiernos respondan a razones de carácter científico y profesional.

Negar la evidencia de que estamos ante una grave crisis sanitaria sería tan absurdo como pretender que se trata de una de las gripes más o menos rutinarias. Para combatir lo que se puede convertir en una pandemia es preciso escuchar al estamento médico, luego adoptar medidas públicas que se puedan cumplir por parte de los gobiernos y, por último, la colaboración ciudadana, que es del todo imprescindible para ganar la batalla al miedo y a la confusión. La naturaleza, cuando se le antoja, nos recuerda que somos vulnerables.

Publicado en La Vanguardia el 11 de mardzo de 2020

17 comentarios

  17 comments for “Seguros pero vulnerables

  1. Albert Peris
    12/03/2020 at 08:40

    Sr. Foix : Buen, meditado, documentado y talentudo artículo.

    Por mi parte pienso que el error cometido ha sido el haber COMPARADO a este virus, ( nombrado Coronavirus oficialmente y con otros nombres, ect.) con el de la GRIPE.

    Asi que la gente ha bajado la guardia y no se lo ha tomado en serio.

    Ahora que se empieza a tomar en serio y la gente empieza a estar en guardia nos empezamos a darnos cuenta que todo este miedo cerebral-mental está afectando a la economía productiva, industrial, comercial, agricola y financiera, ect. … y eso aun es mucho más grave y de consecuencias contagiosas y pandémicas para toda la humanidad.

    Porque a fin de cuentas el virus del coronavirus, acabará siendo tratado y conducido para bién, ect. pero…considero que el gravisimo problema que se está inciando en la economía productiva, industrial, agricola, comercial y financiera en todos los niveles humanos de la sociedad,… es y será muchisimo más grave y mortal, que la famosa y cercana pandemía coronovirica citada. Que al fin y al cabo sera encontrado y conducido su tratamiento curatorio.

    Pero el problema de la economía de los ingresos dinerarios básicos, para la subsistencia humana aun le supera mucho más.

    El super gravisimo problema se está inciando,pues está en sus primeras fases invisibles de resultados.

    • Albert Peris
      12/03/2020 at 09:01

      P.D. Pienso que, mientras toca a los humanos de abajo, … es comparada como una GRIPE, pero cuando ya alcanza a los humanos de la sociedad humana de arriba ( Del poder estatal y financiero, ect ) … entonces es llamada PANDEMIA, porque les afecta directamente. Somos así.

  2. 11/03/2020 at 21:12

    CAL AILLAR MADRID.
    El Govern progre i nacionalista espanyol del PSOE/Podemos
    hauria de plantejar-se aillar Madrid de la resta de l’estat
    a causa del coronavirus
    com s’ha fer amb Mila.
    La Comunitat de Madrid, amb el 14% de la població estatal,
    té el 50% dels casos diagnosticats i el 65% dels morts.
    El president Pedro Sánchez i el seu ministre de Sanidad
    haurien de reconèixer aquesta realitat alarmant

    • david
      11/03/2020 at 22:30

      para decir esto hay que estar enfermo, y no de coronavirus, sino de algo muchísimo peor

      • Francesc
        12/03/2020 at 02:14

        Y david, por si había dudas me estoy refiriendo al comentario que contestas no al tuyo.

    • Francesc
      12/03/2020 at 02:13

      Me parece lamentable el comentario. No tanto por una medida que puede que se tenga que aplicar en cualquier lado si no por su tono e intencionalidad, claramente contextualizados en todos sus anteriores comentarios.

      Es cierto eso que dicen que en los momentos dificiles aflora lo mejor del ser humano, pero también es cierto que en algunos aflora lo peor.

  3. dogbert
    11/03/2020 at 20:26

    La globalizacion tambien es esto.
    Habra (ya lo hay) un antes y un despues de esta crisis.
    Cuaresma de la buena.
    Cura de humildad, «no som res»
    No al miedo, si a la precaucion.

  4. david
    11/03/2020 at 19:45

    desde el punto de vista de la evolución de la especie humana, si nos ponemos en el peor de los escenarios: 70% de la población mundial infectada, 2% de mortalidad = 98 millones de muertos, la mayoría de ellos, los más débiles, desde el punto de vista evolutivo. y la especie humana, ya inmunizada, seguiría como si tal cosa, como tantas veces ha pasado, pasa y pasará a lo largo de la historia. como los tsunamis, los terremotos, los grandes incendios que arrasan la fauna salvaje, las catástrofes… ¡así es la vida! estamos diseñados como especie para sobrevivir a esto, pero el capitalismo, la economía y los sentimientos, no. creo que tenemos más miedo a la incertidumbre y a la crisis económica que al virus en sí. desde ese punto de vista, casi sería más liberador obligar a la población a pasar el virus que a la cuarentena. total, al final pasará lo que tenga que pasar pero acabaríamos antes.

  5. RamonM
    11/03/2020 at 18:36

    En enero se debatia si era una gripe «normal» el debate acabo a mediados de Enero, En marzo se debate si es epidemia o pandemia, el debate acaba hoy, segun la OMS es pandemia.

  6. José A García
    11/03/2020 at 14:01

    En este enlace pueden ver un estudio chino en enfermos de la ciudad de Wuhan
    https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30566-3/fulltext

  7. José A García
    11/03/2020 at 13:57

    Este virus es diferente del de la gripe, aún no lo conocemos bien y actúa de modo diferente; se pueden encontrar artículos científicos en revistas como The Lancet con datos de sus efectos.

    La especie humana está sometida como todo ser vivo, y no vivo, a la aletaoriedad de la naturaleza. El motor de la evolución biológica es el cambio que se basa en fenómenos aleatorios e imprevisibles. La naturaleza no pretende la perpetuación de ninguna especie, quizás excepto las que son básicas para la vida como bacterias fijadoras de nitrógeno, algas fotosintéticas… En general microorganismos. Los mamíferos somos una rareza biológica, una especie de capricho natural.

    La sociedad humana no está preparada para este evento, u otros como el cambio climático, por el simple hecho de que no ha madurado para aprovechar la tecnología y el conocimiento que ha alcanzado. Está preocupada por beneficios económicos y estamos destruyendo ecosistemas que mantienen en equilibrio local patógenos como el ébola, pero nuestra avaricia y ambición de dinero nos lleva al caos. El sistema económico es incompatible con un desarrollo superior y más ético de nuestra sociedad, la bolsa es un lugar de especulación y de una aletaoriedad insufrible, un monstruo del siglo XVI. Los viejos paradigmas están acabados, con precaución pero sin pausa debemos movernos, pacíficamente, hacia otra sociedad.

  8. RamonM
    11/03/2020 at 13:25

    Los mensajes estan cambiando… Simón:»El fin de la epidemia tardará como mínimo un mes y medio, pero pueden ser cuatro»

    El impacto de las medidas más drásticas frente al coronavirus no se verá antes de nueve o diez días aunque su efecto real se produzca antes.

    11 marzo, 2020 13:07

    Ainhoa Iriberri

    Hay que mantener la calma. Aunque las medidas del nuevo escenario de «contención reforzada» ya están «teniendo efecto» el impacto no se verá antes de nueve o diez días. Es decir, que nadie espere que el cierre de los colegios, o la prohibición de conciertos en Madrid -por poner un ejemplo- implique que mañana desciendan los nuevos casos en la Comunidad.

    Si todo sale bien y la estabilización comienza en nueve o diez días -la curva de nuevos casos tiene que seguir ascendiendo, luego estabilizarse y luego comenzar a bajar, según los epidemiólogos-, el fin de la epidemia llegaría en el escenario más optimista en mes y medio o dos.

    Pero las cosas no tiene por qué ir tan bien y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad,Fernando Simón, ha señalado que podría tardarse «hasta cuatro meses» en decretarse el fin de la epidemia. Entre otros motivos, porque desde que se cura el último caso tienen que pasar dos periodos de incubación completos para que se considere finalizada la situación de riesgo.

    fuente:el epañol…

  9. RamonM
    11/03/2020 at 12:21

    El problema es el siguiente:Desde hace dos meses están tratando esta pandemia como si fuese una epidemia, como si fuese una gripe «normal», este es el mensaje que han lanzado.
    En realidad por el caso de China se sabe desde enero que se propaga de una forma brutal. Si de partida se sale con una suposición falsa, no se puede hacer un plan de contingencias valido.
    A dia de hoy tenemos que seguir observando cada dia la evolución de las graficas en cada país.
    Si es asi, y estamos en un escenario como Italia, y se debe de cerrar el país, veremos que colapsa y que no colapsa, por estar o no planificado en un plan realizado o no hace 60 dias.
    El primer debate era si esta enfermedad era parecida o no a la gripe, el segundo debate ahora en curso, es si es una epidemia o no es una pandemia.
    Datos actualizados
    https://coronavirus.jhu.edu/map.html
    Hospital beds :
    Total, Per 1 000 inhabitants, 2018 or latest available
    https://data.oecd.org/chart/5RTs
    Novel Coronavirus (COVID-19)
    https://www.reddit.com/r/Coronavirus/

    • José A García
      11/03/2020 at 13:59

      No es como la gripe, se parece más al SARS y virus similares

      • RamonM
        11/03/2020 at 18:16

        Exacto, por esto estan probando con interferón, y otros antivirales. El interferón puede dar resultado porque se daba a quienes tenian el virus de la hepatitis C por fibrosis en el higado, este virus, esta dando casos de fibrosis en el higado.
        Aqui trato este tema:https://notistecnicas.blogspot.com/

Comments are closed.