Presupuestos y estrategias

Pablo Iglesias ha impulsado los pactos que van más allá de la aprobación de los presupuestos.

Lo más relevante en política no es la anécdota del momento, el escándalo que suministra los titulares o el vuelco de unas elecciones que comportan un cambio de gobierno. Es la aceptación de las reglas de juego y una cierta idea compartida sobre el interés general.

La modernidad, advierte Zygmunt Bauman, nació bajo el signo de una confianza inédita que consiste en que podemos conseguirlo todo y, por lo tanto, lo conseguiremos, es decir, podemos refundar la condición humana y convertirla en algo mejor de lo que ha sido hasta ahora. Todo es muy viejo.

La política, o mejor dicho, el relato que inspira toda acción de gobierno lo admite todo, desde la buena gestión hasta la propaganda. El espectáculo que ofrece el presidente de Estados Unidos aferrándose al cargo después de haber perdido unas elecciones es grotesco. La deriva autoritaria en las democracias es un serio peligro si los contrapesos y la transparencia no ­frenan los abusos de los audaces sin ­escrúpulos.

Es muy bueno que se consiga aprobar los presupuestos, la principal herramienta para el buen gobierno. Pero cabe preguntarse el precio que se va a pagar por unas cuentas que revelan la debilidad de Pedro Sánchez, que solo cuenta con 120 escaños. Sin los 35 diputados que aporta Unidas Podemos no existiría el Gobierno de coalición ni tampoco se aprobarían unos presupuestos en los que no se advierte lo que los anglosajones denominan la unidad de propósito, sino un campo de minas en el que las fuerzas de apoyo conquistadas tiran en dirección divergente.

El inspirador del relato no es el presidente, sino el vicepresidente Pablo Iglesias, el que más ha trabajado para conseguir el apoyo de fuerzas como EH Bildu y posiblemente ERC. Ciudadanos se ha sumado por su cuenta.

Tiene Pablo Iglesias una gran capacidad de construir y cambiar discursos, según convenga. Asegura que “el bloque de investidura se refuerza y será de legislatura y de dirección de Estado”. No se trata de saber dónde estamos, sino adónde vamos en una legislatura cuyo discurso dominante parece imponerse y que el líder de Podemos ha explicitado proponiendo “una república plurinacional en España”.

No se apuesta por un régimen federal o confederal, sino por borrar lo que significó la transición y el llamado régimen de 1978, el periodo más largo de paz social, progreso y libertades de la historia. Pedro Sánchez es el máximo responsable de esta deriva, pero en el PSOE, el de Felipe González y el actual, hay voces que no comparten la estrategia impulsada por Pablo Iglesias.

Publicado en La Vanguardia el 13 de noviembre de 2020

  8 comentarios por “Presupuestos y estrategias

  1. Sr. Foix : Siempre he dicho, que sus artículos son tan talentudos, que nos hacen meditar.

    Y pienso que desde siempre, los políticos como ya dijo Sir Winston Churchill, solo miran por los beneficios de su partido, mientras que los estadistas miran por el bienestar de las generaciones futuras.

    Pero los estadistas escasean ó no los hay, en este momento de la historia.

    Por lo tanto los políticos, en lugar de dialogar, pactar, acordar soluciones que beneficien los intereses económicos y de adquirir el poder de gobernar y decidirde para todos y de toda la sociedad, … pues lo que hacen charlatanear y hacernos perder el tiempo, atacándose verbalmente en el Parlamento del Congreso de los Diputados, que nos representan a todos los ciudadanos.

    En lugar de hablar de como crear puestos de trabajo, artículos de consumo, consumidores y cotizantes al Estado y a la Seguridad social.

    Pues lo que nos interesa a la sociedad humana es el modus viventi ó sea : ” Salud, Dinero y Amor ” ( Según el antiguo y centenario refrán castellano )

    Y no nos interesan, en absoluto, las charlatanerias parlamentarias políticas interesadas, en los beneficioos de cada partido político.

    Tambien es inprocedente, innecesario e irracional, el pretender cambiar el sistema constitucional, por el que nos regimos, en España desde 1978, que ya se ha comprobado, que nos ha dado unos 70 años de paz, convivencia y concordia, ect. sobretodo con equilibrio económico para todos, ect.

    De lo contrario no habrá paz social, si unos privilegiados ó de élite ganan millones de euros,mientras otros millones de personas,… solo se lo miran, pero llevan la parte dura y del sacrificio, sin esperanzas de mejoras, ect.

    Vease solo un ejemplo : Sanitarios, médicos,as, enfermeras/ros, ect, ect.

    Al cual podemos adjuntarle a todo el trabajadorado de todos los servicios, ect. sin olvidar a ninguno. Incluidos el ejercito de tierra mar y aire, ect. Fuerzas de Seguridad del Estado, trabajadores de empresa, ect. ect.

    No comment.

    • P.D. Corrección de un lapsus. CDije 70 años de paz y bien mirado son .. 42 años de paz. Pero aun es mucho.

  2. Sr. Lluis, comparto su articulo y agradecer su valentía.
    Mi aportación a su articulo es que esta Pandemia, da una velocidad a los cambios.
    Lo que se nos viene encima en cambios de las actividades y las tensiones que van a suceder en una sociedad con un alto grado de Hedonismo y falto de valores como el esfuerzo, va ha provocar amenazas y a la vez oportunidades.
    Estoy convencido, que estos politicos partiran, para dar entrada a Gestores/as.

    Generar actividades de BIENESTAR, sera una oportunidad
    .Cordialmente.
    Alejandro

  3. Cuando en Abril de 1974, en Portugal se fraguó con éxito la Revolución de los Claveles, en una reunión con amigos, me pregunte-les pregunté ¿y nosotros cuando?. Sin Gobiernos Demócratas, ni formar parte de Europa, ni entrar en la OTAN…..
    El Dictador murió en un año y meses. Pero no hubo una Revolución. Le llamaron Transición.
    Para mi solamente fue la aceptación de una herencia con sus Activos y Pasivos.
    Por eso y solamente por eso, hoy estamos donde estamos.

  4. Una republica plurinacional para españa estaria bien Sr. Foix.
    La transicion estuvo muy bien tambien Sr. Foix.
    Todos los que ya eramos mayores de edad cuando el dictador murio en la cama, sabemos del camino de minas que hemos transcurrido.
    Hemos llegado hasta aqui, molt be, pero el panorama actual es lamentable en todos los sentidos y el futuro inmediato se presenta oscuro.
    No valen las recetas de ayer, porque el nivel de la clase politica tampoco es la de ayer (anteayer)
    Interes general? res de res.

  5. Quien sabe las intenciones finales de Bildu, Podemos y de ER ? el que las sepa que las ponga encima de la mesa, y entonces las apoyamos o no, el tema que no me gusta son las cartas debajo de la mesa. Veo riesgos y veo agendas ocultas.

  6. No sé que opinar, por qué: siento que mi intución me dice que la actitud del Sr. Iglesias es intransigente, deliberada, y que no percibe que la sociedad española es más compleja así como que Podemos solo tiene 35 diputados, y el PSOE está atrapado en un peligroso abrazo.

Comentarios cerrados.