La responsabilidad de los políticos

David Cameron convocó un referéndum que ha arrastrado a su paso a muchos políticos británicos

El político ideal es aquel que ejerce una profesión y decide saltar a la vida pública como un acto de servicio a la sociedad. Concurre a unas elecciones, debate con los adversarios y una vez conseguido el apoyo de las urnas se dedica a gobernar o a hacer oposición. No vive de la política sino para la política porque puede regresar a su oficio y seguir ganándose la vida y realizarse profesionalmente. La vida del político debería ser transitoria y no definitiva.

Las urnas lo confirman o lo apartan. Depende de si ha cumplido sus promesas y, sobre todo, de si ha mantenido el contacto directo con los votantes a los que se debe. Los buenos políticos miran más a su electorado que a su partido. En los sistemas electorales de circunscripciones personales, el caso de Inglaterra es emblemático, la relación del diputado con su distrito es constante. Sabe que su permanencia en la política depende de la proximidad con los votantes que representa.

El sistema cerrado de listas en España hace que el político dependa más del partido que le incluye en una lista electoral que de los votantes que le entregan su confianza pero que luego no saben a quién recurrir cuando tienen una preocupación o una queja. Los partidos son indispensables para el buen funcionamiento de una democracia representativa. Pero no pueden vivir al margen de los intereses del conjunto de la sociedad ni tampoco dejar de rendir cuentas.

La accountability es esencial para la transparencia democrática. Si hay que rendir cuentas sólo al partido es más fácil que se fomente la corrupción. En los países en los que la opinión pública, y no sólo las urnas, determina la aprobación o rechazo de un político, las irregularidades tienen consecuencias. Durante sus tres mandatos, la canciller Angela Merkel ha visto como dimitían dos presidentes de la República y varios ministros y ministras. Por pequeños casos de corrupción o por haber copiado una tesis doctoral hace ya unos años. Una de esas ministras era amiga personal de la canciller.

Otra causa de abandono del poder es la pérdida de confianza del electorado. David Cameron gozaba de una mayoría holgada en el Parlamento. Convocó un referéndum que pensaba ganar y el mismo día que se conocían los resultados del Brexit anunció su dimisión. El General De Gaulle sometió su presidencia al resultado de un referéndum en 1969 sobre la organización territorial de Francia. Lo perdió y se fue a casa. Willy Brandt, el gran alcalde de Berlín durante la guerra fría, dimitió como canciller al descubrirse que uno de sus asesores más directos, Günter Guillaume, estaba trabajando para los servicios de inteligencia de la Alemania Oriental. Harold Macmillan tuvo que dimitir como primer ministro como consecuencia del , ministro de la Guerra británico, que mantuvo relaciones íntimas con una señora que trabajaba para la inteligencia soviética.

La diferencia entre muchas democracias occidentales y la española es la impunidad política de acciones delictivas y corruptas que aquí parecen inocuas y en otros países tienen consecuencias inmediatas para quien las cometen. La responsabilidad, cuando se descubre un caso de corrupción o de mala gestión, hace que un político abandone su cargo. El mal precedente de que sólo puede haber responsabilidad política cuando un juez ha dictado sentencia firme es nefasto para la salud democrática de un país. La presunción de inocencia es válida para todo ciudadano, también para el político, pero cuando la sombra de la sospecha cae sobre alguien con responsabilidades públicas lo más indicado y lo más prudente es retirarse. El general De Gaulle decía que los cementerios están llenos de hombres indispensables.

Publicado en la Revista El Ciervo en el número de Mayo-Junio de 2017

 

16 comentarios

  16 comments for “La responsabilidad de los políticos

  1. Albert
    13/06/2017 at 07:02

    Sr. Foix : Vuelvo a repetirlo por si alguien también coincide en lo mismo.
    La solución del problema real de España-Cataluña, no es otra que el de dialogar, con ganas de entenderse, iguales que cuando la transcisión hacia la democrácia.

    Todo empezó con la solicitud de un mejor, equilibrado y justo trato fiscal para Cataluña, juntado al dejado sin efecto, el actualizado Estatut de Cataluña por parte de solo 10 ó 12 magistrados del Tribunal Constitucional, despues de haberlo aprovado en el Parlamento de Cataluña, elde España y el Senado.

    Luego la intromisión innecesaria e inmerecida en la enseñanza de la lengua catalana, por parte de un partido gobernante, aprovechando la mayoría.

    En Cataluña, la lengua lo es todo, pues afecta la dignidad de los catalanes.
    Y además era innecesario, pues la convivencia del catalán y el castellano es ejemplar.

    Tocar la lengua catalana, es provocar el deseo de divorcio.
    Y abusar de la carga injustisima y desequiolibrada de la fiscalidad, con la escusa de la solidaridad es idem de idem.

    Recortar el Estatut de Cataluña, solo por intereses recaudatorios fiscales, también es idem de idem.

    He aqui expuestas las 3 razones y las 3 culpas, sobre las cuales no se dialoga y son precisamente la clave principal, que provoca el deseo de independencia o divorcio a cualquier ser humano de cualquier nación, que se halle en las mismas condiciones.

    Al buen entendedor… de idem.

    • Rosamaria
      13/06/2017 at 08:53

      Es clar, que coincideixo amb tu Albert.

  2. Rosamaria
    12/06/2017 at 09:26

    david g, te contesto aquí tus comentarios del otro articulo.

    ¿ donde estaría el voto de las mujeres, el divorcio, el aborto, la libertad de sexo, si no se hubiera desafiado el marco legal vigente ?

    En cuanto a la posición intermedia entre las dos partes, evidentemente estoy de acuerdo contigo, pero desgraciadamente, una de las partes, no está dispuesta a ello…..y contra eso solo se me ocurren dos opciones : seguir como estamos o “tirar pel dret”. la mia és la segunda sin lugar a dudas.

    En cuanto al adoctrinamiento de nuestros hijos, te recuerdo : ” Vamos a españolizar a los niños catalanes” Ministro Wert.
    Los libros de texto que se utilizan en las escuelas catalanas, los aprueban desde Madrid. Nosotros no tenemos competencias en ese sentido ( espero que las tengamos cuanto antes…)….se habla muy ligeramente de las cosas….

    • david g
      12/06/2017 at 12:37

      bon dia, rosamaria. comparar el procés con rosa parks, ghandi, etc, aunque sea tangencialmente, me merece la misma credibilidad que cuando oleguer pujol metió en una misma frase a su padre… y al dalai lama. es decir, ninguna. al contrario, creo que, ante la que se avecina, defender la democracia va a ser oponerse a las leyes unilaterales de desconexión. lo poco que hemos podido saber hasta ahora de ellas es espeluznante. es inaudito en europa que un parlamento, en nombre de la astucia, esconda leyes a la oposición. la recogida de firmas contra el estatut produjo muchos independentistas, pero los últimos dos años de procés han conseguido que muchos catalanes desconectemos de lo que ahora representa la estelada. en lleida ya han aparecido carteles señalando a psc, c’s, csqp y pp de “traidores al pueblo”. de acuerdo que esto lo hacen cuatro energúmenos, pero desgraciadamente se ha convertido en tendencia y va a más. en catalunya, el procés ha instalado en su fase final un lenguaje y unas prácticas predemocráticas que no van a traernos nada bueno.

      • Rosamaria
        12/06/2017 at 13:35

        …no se… david g… quizá con unas copas delante llegaríamos a entendernos…a veces pasa….no se…
        (aquí icona de guiño con beso)

        …..sea como sea, hay algo en lo que coincidimos : vamos los dos en el mismo barco y los dos compartiremos la misma suerte …o desgracia….no sé….ya veremos…..tendremos tiempo para comentarlo.

        • Josep Ramón
          12/06/2017 at 13:46

          Nadie se mete en un barco que no se sabe donde irá.
          Así han empezado demasiadas desgracias y por menos motivación.
          Tal vez demasiado tiempo en rauxa y poco en sentido común.
          Ninguno de los ejemplos que mencionas terminaron en conflictos armados.
          Ay ay ay..

          • Rosamaria
            12/06/2017 at 14:15

            El vaixell és Catalunya.
            Si vius aquí, vas en el mateix vaixell, vagi on vagi….i comparteixes la mateixa sort, pensis com pensis….votis com votis, i encara que no votis….

            Si ?? tu creus que anem cap a una Plaça de Tiananmen
            ( no se si s’escriu així…??),…
            a qui afavoriria un panorama així per voler posar unes urnes ??

        • david g
          13/06/2017 at 00:57

          hola rosamaria, acabas de soltar una de las cosas más inteligentes que he escuchado últimamente, y no hago broma: esto ha llegado a un punto que solo se arregla… con un par de copas face to face! pues sí! convendría que unos cuantos políticos de todos los bandos quedaran para tomar unos vinitos, o unas birras, o unos gintonics, o lo que cada uno gustara, que se echaran unas buenas risas juntos, que se pillaran un buen pedo y, en plena inspiración etílica y desenfadada, firmaran en una servilleta un acuerdo viable para todos. te aseguro que sería mucho más productivo que lo que ahora está pasando.

          pero soy pesimista… hay demasiado postureo, mentiras, enchufados, intereses, connivencias, solemnidad, maldad y desprecio, y eso tiene mal arreglo. nadie de los que lideran esto va a dar un paso atrás aunque la convivencia reviente irreparablemente en mil pedazos.

          pero ya te digo, lo de las copas que has mencionado ha sido lo más BRILLANTE (mayúsculas deliberadas, y sabes que no las utilizo nunca) que he escuchado sobre el procés en mucho tiempo.

          emoticonos de vuelta!

          • Rosamaria
            13/06/2017 at 08:57

            …pues mira… al final, nos hemos puesto de acuerdo !! Coincido en todo lo que dices…..y me siento mucho mejor.

          • Rosamaria
            13/06/2017 at 09:21

            …el vino consigue poner todos los “egos” en su sitio….los madrileños , los catalanes, andaluces, gallegos….. és un brebaje internacional y mágico….

  3. 11/06/2017 at 10:13

    Sr.Foix: a mi modo de ver el político ideal debería haber tenido una experiencia profesional previa contrastada y positiva…

    • Salvador de Lleida
      11/06/2017 at 12:30

      D´acord BartolomeC.
      I que fos obligatori.

    • Àfrica
      12/06/2017 at 20:43

      Bartolomé, leido el primer párrafo del Sr Foix pienso….dónde estan estos políticos???
      Me encantaría que así fuera pero….no responde al perfil actual( salvo honrosas excepciones)

      • 13/06/2017 at 18:54

        Tienes toda la razón Àfrica, esos políticos no se logran vislumbrar ni en el horizonte…son gente de partido que cumplen una función en el partido y que muchos de ellos carecen de la más mínima experiencia profesional fuera del partido…

  4. Salvador de Lleida
    11/06/2017 at 09:19

    El político ideal….
    Ostras Sr. Foix, quina definició.
    En coneix algun ?.
    Ah, no,
    Está clar. El ideal no existeix.

  5. Albert
    11/06/2017 at 08:34

    Sr. Foix: Leido su artículo y meditar sobre ” la responsabilidad de los políticos “, pienso en que una sola persona, como por ejemplo, David Cameron, Donald Trump ó Adolf HItler, pueden cambiar el destino, la vida y la accción de millones y millones de personas.

    Esta sola persona y el equipo político que la secunda se ha demostrado que muchas veces actuan sin experiencia, razonamiento, ni cálculo ó previsión del bién ó del mal imprevisibles, que su actuación conducirá a efectos totalmente imprevisibles.

    El Brexit de David Cameron es un buen ejemplo. Y la actuación no bién meditada y razonada de Donald Trump, también será idem.

    Aplicado a los David ó los Donald de Cataluña y España, tal como se lleva, por la experiencia de los años y de la vida …será también … idem.

    Serán otros años perdidos miserablemente, pero sin solucionar lo de las corrupciones institucionales con la abusiva y desequilibrada e injusta carga impositiva fiscal que comportan, el respeto a la dignidad de la persona, la lengua, sobretodo el respeto a los usos y las costumbres propias de la sociedad catalana, con la española incluida, ect.

    Al buen entendedor…

    Al buen entendedor…

Comments are closed.