Lo sabremos casi todo

Mariano Rajoy y Artur Mas, en septiembre de 2012, cuando trataron la cuestiòn del pacto fiscal.

Es muy pronto para hacerse una cierta idea de lo que ha pasado en la confrontación entre Catalunya y España que ha llevado a medio Govern a la cárcel y la otra mitad al exilio voluntario en Bélgica, desde donde casi a diario Carles Puigdemont envía mensajes como si se tratara del general De Gaulle en junio de 1940 hablando a los franceses ocupados desde Londres.

Las crónicas precipitadas de estos días van tejiendo el borrador de lo que será la historia de una frustración, tal como me advertía alguien tan poco sospechoso como Albert Manent en mis frecuentes visitas a su domicilio hablando de historia, de cultura, de política y de conspiraciones varias. Manent era catalanista de piedra picada y habría sido seguramente independentista si el procesose hubiera desarrollado con paciencia, inteligencia y experiencia política.

La historia nos explicará todos los episodios que ahora son opacos o están encriptados en los juzgados. No sólo los que se han originado en las instituciones catalanas sino también los que han tenido su origen en los diversos ámbitos del Estado. No se preocupen que se sabrá todo, o casi todo, porque los rastros que han dejado unos y otros caerán en manos de la primera hornada de historiadores que intentarán construir un tapiz provisional a la espera de que surjan más datos y pruebas para acabar teniendo una idea aproximada de cuanto está ocurriendo en estos días precipitados.

Las prisas por parte del independentismo han produ­cido episodios cómicos que eran correspondidos, por ejemplo, con la seguridad anunciada desde el Congreso por Rajoy y Soraya de que no habría urnas el primero de octubre para descubrir aquella mañana que sí había y ­muchas.

Han ocurrido hechos menos cómicos como la dureza de la policía pegando a personas que sólo querían votar aunque aquel referéndum no tuviera garantías jurídicas y fuera ilegal. Habrá que saber también quién dio instrucciones para que los Mossos y los cuerpos de seguridad del Estado no actuaran conjuntamente en aquellas primeras horas del primero de octubre.

Estamos opinando sobre hechos cuya veracidad es incompleta. Me gustará saber, por ejemplo, qué ocurrió en la reunión de septiembre del 2012 entre Mariano Rajoy y Artur Mas en la que se trató del pacto fiscal pero sin saber qué pedía exactamente el president y qué le respondió Rajoy. También será de utilidad conocer el equipo que aconsejó a Mas para que convocara elecciones después de la fallida reunión con Rajoy. ¿Quién le sugirió a Mas que perder doce diputados –de 62 pasó a 50– en aquellas elecciones le permitía poner en marcha el proceso como si las urnas no le hubieran aplicado un severo correctivo? Por mucho menos, en Europa se ­dimite y se deja paso al siguiente, como ocurrió en el 2014 con la dimisión de Alex Salmond al perder el referéndum independentista de Escocia. Angela Merkel está decidiendo si gobierna en solitario o convoca nuevas elecciones al verse abandonada por los liberales y los verdes.

La ruptura unilateral con el Estado se produjo de hecho con la aprobación de las leyes del Referéndum y de la Transitoriedad Jurídica el 6 y 7 de septiembre. Se había cruzado el Rubicón con la frase de Julio César “que empiece el juego”, no para llegar a Roma triunfante sino para tropezarse con la fuerza del Estado que no estaba dispuesto a perder parte de su territorio sin plantar cara. Nos van a obligar a llegar donde no queremos llegar, sentenció Rajoy el 15 de septiembre.

Un gobernante ha de saber leer los signos políticos que emite en este caso el adversario y no llevar a su pueblo a situaciones que perjudican a todos. Si Puigdemont hubiera convocado elecciones, hoy estaríamos en campaña electoral y habría actuado con las facultades que le otorga la ley. Convocó a la prensa para anunciar las elecciones pero se asustó por la campaña en las redes y por la presión de Marta Rovira y la CUP para que no revocara la proclamación de la república catalana. Tarradellas no habría caído en este error cuando se tenía la seguridad que comportaría la aplicación del artículo 155 de la Constitución. A partir de ahí vinieron los despropósitos. El colega y amigo Joan Tàpia expresaba ayer en un tuit que “media Catalunya vive en la nube. Cuando se han ido CaixaBank, Sabadell y 2.000 empresas más, aún discuten por qué la UE no apuesta por Barcelona para la Agencia del Medicamento. Si los de casa se van…”. Es de sentido común.

Las elecciones tendrían que poner las bases del realismo de tender los puentes internos rotos y reconstruir los que se han destruido afectiva y políticamente con España.

Publicado en La Vanguardia el 22 de noviembre de 2017

26 comentarios

  26 comments for “Lo sabremos casi todo

  1. Ramon
    23/11/2017 at 00:42

    No solo debemos dejar criticas también soluciones. Aquí va un intento para sumar, que solo será posible con nuevas reglas de juego, con confianza, sin trampas, y esto solo es posible con nuevas estructuras, con nuevas instituciones muy bien reguladas. Federalistas en acción, mejor control, mayor eficacia, mayor responsabilidad y corresponsabilidad, solidaridad bien regulada, aplicar incentivos y control de gestión, optimizar, impulsar un senado tipo Bundesrat, modernizar las estructuras, modernizar las instituciones, compartir mejor el conocimiento y el desarrollo, incrementar en los factores positivos, recular en los factores negativos, buscar el equilibrio en centralizar/ recentralizar unos factores negativos para el avance en común y entre incrementar las competencias en otros positivos (un estudio tipo ADE tipo DAFO ) en resumen el optimo entre economizar y la socieconomia (economía social de mercado de mercado, economías de escala para sumar todo el potencial del país, evitando duplicidades ) En el siguiente enfoque del sr. Cesáreo Rodríguez Aguilera,se expone de forma mas precisa y clara, el tema que pretendo debatir : “Frente al confuso y abigarrado modelo actual, con tantas competencias compartidas y concurrentes, sería mucho más claro optar por el modelo clásico de lista única de competencias exclusivas federales para dejar todo lo demás a sus diferentes unidades. La otra cuestión clave es la de la financiación: el modelo español está notoriamente desequilibrado porque de hecho es federal en el capítulo de gastos, pero no en el de ingresos, demasiado favorable a la hacienda central. Es evidente que un replanteamiento de este tipo, para incrementar el poder fiscal territorial, exigiría estrictas reglas de confianza y lealtad, hoy rotas, además de una adecuada participación territorial en la formación de la “voluntad general” a través de una verdadera cámara de sus diferentes unidades”

    • Albert
      23/11/2017 at 07:05

      Estoy totalmente de acuerdo, Ramón, con todo lo que propones.

      Solo falta encontrar a las personas adecuadas, con talento creativo y emprendedor, capaz de conseguir reunir un equipo de personas idem ( como él )
      que lleven a cabo, con abnegación y voluntad, la realización y puesta en práctica real, todo lo que nos expones.

      Lo ideal sería que, los ciudadanos consiguieramos el milagro, de que en cualquier Estado, pongamos como ejemplo a España, gobernára el talento, la sensatez, el espiritu de sacrifíció, la solidaridad y todo con… ” estrictas reglas de confianza y lealtad …”y… que dejara de gobernar, el poder de… la corrupción institucionalizada, de algunos topos… introducidos fraudulentamente, engañando a sus propios compañeros de gobierno y a todos sus amigos,… en todo el sistema del estado, gobierno central y gobierno de cada autonomía incluidos.

      El problema es la corrupción, de una parte, del poder del Estado.

      • Albert
        23/11/2017 at 07:32

        P.D.

        El independentismo debería preguntarse :

        ¿ Que solución podemos esperar, de una sociedad que se ha dedicado al comercio de la trata, de mas de 300 millones millones de esclavos negros, transporte en barcos incluido, desde lejanas tierras a América, con la tolerancia permisiva de toda la sociedad mercantil, judicial y religiosa durante mas de de 2 siglos y medio, para citar un ejemplo, …como los españoles y los catalanes ?

        • Albert
          23/11/2017 at 07:46

          P.D. Esto de la trata y comercio de esclavos, lo se, … gracias a que nuestro compañero BartoloméC, …me facilitó en su respuesta, hace unos años y en este mismo foixblog, la copia de un artículo referente a la trata de esclavos y a los capitanes catalanes, de los buques que transportaban a los esclavos.

  2. dogbert
    23/11/2017 at 00:23

    En el Mes324 he visto al Sr- Foix escuchando (y oyendo) a los tertulianos dandole al mas de lo mismo del monotema. Como posesos.

    Que remanso de paz cuando han pasado a glosar y comentar el libro de nuestro anfitrion!

    Que buen libro para recomendar, para compartir, para regalar!
    Que buen metodo detox de la polucion actual!

    • Recomendado
      23/11/2017 at 01:50

      Si el tema esta durando mucho y mas que durara..Hemeroteca, 2013..”.Es decir, lo que preocupa a Elliott es que los historiadores catalanes -se entiende, la mayoría dominante- han vuelto a la historia de antes, la que cultiva mitos al servicio de las ideologías políticas y provoca una sociedad ensimismada, en la que el agravio se magnifica y el victimismo sistemático se utiliza para ocultar los verdaderos problemas”http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20130109/54358916974/elliott-y-el-debate-catalan-francesc-de-carreras.html#ixzz2J2EkryDV

  3. dogbert
    22/11/2017 at 20:26

    Del “casi” al “todo” es donde esta la parte mollar de este proceso tan esperpentico que nos esta haciendo perder batallas diarias.

    Es para no creer todo el espectaculo que estamos dando recorriendo al tiempo una senda hacia la total ruina.

    Se vuelven a presentar, los volveran a votar y saldran elegidos. No tenemos remedio!

    • Ramon
      22/11/2017 at 23:13

      El error que cometemos, los que estamos en las redes sociales debatiendo, los que estamos leyendo y debatiendo artículos, los que contrastamos la información, los que pedimos la opinión de personas mas expertas, los que seguimos leyendo libros, los que sabemos rectificar, es que pensamos que — los otros también lo hacen, y cuando voten lo harán bien informados y no se dejarán engañar–, pero la realidad es muy distinta.

      • Jaume T.M.
        22/11/2017 at 23:18

        Ramon: Ciertamente pienso lo mismo: el nivel de “cultura política”, como forma de expresar lo que bien expresas en cuanto a informarse, leer, tener espiritu crítico, etc. es más bien bajo en Cataluña (y supongo que también en España). Por eso un referendum para tomar una decisión importante puede resultar un sin sentido. En una elecciones para escoger gobierno me lo parece menos, porque los gobiernos, lo formen quienes lo formen, tienen sus limitaciones.

      • Diego
        22/11/2017 at 23:46

        Yo votaré independentista.

  4. 22/11/2017 at 17:34

    Sr.Foix: en la mayoria de divorcios lo que se acaba conociendo tiene poco o nada que ver con los motivos reales del mismo…desde la noche de bodas en el Majestic ha llovido mucho…

    • Jaume T.M.
      22/11/2017 at 22:33

      La diferencia entre un divorcio y la relación Catalunya-España es que en un divorcio la situación de partida, antes de la boda y durante el tiempo que dura la relación, las dos personas son iguales en derechos del uno respecto al otro, pues acceden al compromiso de boda como personas individuales en libertad e igualdad. Pero no es el caso de Catalunya respecto a España, pues la primera forma parte de la segunda, Catalunya no es un ente en igualdad de derechos que su contenedor, España.

      • Diego
        22/11/2017 at 23:51

        Eso es lo que piensa el marido machista de su esposa. Catalunya es una sociedad madura que aspira a una mejor democracia, cosa que ninguno de los pensadores del PSC tan dados a blogs analiza. Solo las consecuencias…no las causas ni los objetivos. Pena que no tuvieran bien claro el plan, porque la determinación del pueblo era total. Estoy convencido de que Catalunya tiene mejor futuro sin España, que a mi entender es un Estado en estado de descomposición. Tengo claro el bando. España es irreformable y “Catalunya” aspira a más. Pena que no lo vean así.

        • Daniel Nascimbene
          23/11/2017 at 11:02

          Si Catalunya fuera una sociedad madura y demócrata respetaría sus leyes ( las del Estatut, las del Parlamento ) y las del Estado a la que pertenece ( Constitución , etc ), también respetaría a los letrados del Parlament, a la oposición , a la mayoría de votantes que no los voto.
          El Procés no es demócrata, Este intenta imponer la voluntad de una minoría sobre la mayoría del pueblo Catalán.
          Además de engañar a sus propios seguidores que, cada vez es mas evidente, tienen un nivel de adoctrinamiento mas propio de una Secta religiosa que de un movimiento político maduro y Demócrata.
          Pensar que España es el problema que tiene Catalunya es sencillamente infantil y producto de un análisis superficial y cortoplacista. Esto es lo que “mejor” a hecho el Procés en Catalunya, digo mejor cuando en realidad es lo peor, convencer a sus seguidores que España es malo y los Catalanes son superiores, mas cultos, mas europeos, mas civilizados, mas bellos, etc. Esto es lo que han utilizado los Populistas siempre, el malo esta fuera ( ver a Maduro con Jordi Evole, a los Castro, a Cristina Kirchner, etc ) nosotros somos los buenos y todo lo malo que pasa es por culpa del que está fuera. Siempre creí que este nivel de populismo barato no cabía en sociedades avanzadas de Europa, me equivocaba.

  5. Jordi P
    22/11/2017 at 13:50

    El PP i C’s donen la culpa al procés independentista de la pèrdua de l’Agència del Medicament per a Barcelona. Molts altres donen la culpa al poc prestigi que té a Europa el Govern de Rajoy. Jo soc d’aquesta última opinió i no em falten dades: el ridícul de la ministra de defensa, Dolores de Cospedal, amb el tema dels humoristes russos que es fan passar com a membres del Ministeri de Defensa de Letònia, i que Carles Puigdemont és un agent secret anomenat ‘Cipollino’, que col·labora amb Rússia (i la Cospedal s’ho creu!!!); l’Alfonso Dastis negant davant d’Europa l’evidència de la violència el dia del referéndum, els continuats discursos prepotents dels portaveus del Govern, …
    És un govern format per quatre arreplegats sense cap prestigi internacional. L’únic que els aguanta és que Europa necessita una Espanya amb Catalunya.

    • Jaume T.M.
      22/11/2017 at 22:39

      Jordi P: Es poden fer moltes especulacions ara sobre quins han estat els motius. La historia social te això, que només en hi ha una, i no es pot afirmar amb rotunditat quins aconteixements haurien passat en un altre context. Entre els arguments, també cal pensar en la competència: Amsterdam i Milan em semblen ciutats força competents, i que a més no presenten “problemes” polítics potencials. Tampoc se sap, al menys jo no ho he seguit, qui ha portat la major part de la defensa de Barcelona per ser la EMA, a diferencia de quan va guanyar ser seu olímpica el 1992, en el que, per lo poc que se, tampoc el govern español hi va posar massa de la seva part. Salut !!!

  6. Ramon
    22/11/2017 at 12:37

    Lo sabremos casi todo en lo referente a la politica, pero tambien interesa saber todo sobre el coste social, y economico del proceso laberintico desde el primer dia.
    1, (2012) Sobre las conversaciones y el pacto fiscal hay un articulo de prensa que enlazo.
    2.Esta claro que Europa no se arriesgaria a otro Brexit, con una salida temporal o no de Catalunya y tener que volver a desplazar a miles de tecnicos a otra ciudad.
    3.Un gobernante no miente y una vez que lo pescan sigue mintiendo
    4.Un gobernante con sus ideas no puede ser el cesar que lleve a todos por su senda, y menos tomada en un dia segun presiones, si no aguantas la presion dedicate a otra tarea.
    5.Es imposible la independencia si no hay las estructuras estatales preparadas, es imposible la independencia sin el apoyo de la comunidad europea. Catalunya NO ES viable fuera de la comunidad y esto lo saben todos los politicos ,todos los economistas y expertos en derecho.
    ¿Cuando existirá este apoyo?
    Cuando Europa decida dar el paso hacia unos Estados Unidos de Europa, dando entrada a mas estados, siempre que un 75 % de la población asi lo decida, mientras tanto es perder el tiempo y engañar a los ciudadanos, porque Catalunya fuera de la cobertura del euro y del BCE no es viable.

    • Ramon
      22/11/2017 at 13:29

      “En el 2014 los dirigentes políticos hablaron y llegaron a un pacto de caballeros: nadie explotaría políticamente el éxito, nadie echaría en cara del adversario la derrota y todo se dejaría en un asunto cívico movido por voluntarios y asociaciones ciudadanas…. Pero el acuerdo se incumplió el mismo día 9 de noviembre cuando Artur Mas se atribuyó la victoria y aceleró el paso hacia la independencia. Y ahí empezó un capítulo que en la historia de la reivindicación nacional de Catalunya se deberá titular “el tiempo de la desconfianza”. Desde entonces ninguna oferta de diálogo sobre el referéndum, la reforma de la Constitución o el famoso “encaje de Catalunya en el Estado” surgida de la Generalitat consiguió prosperar. A su vez, la Moncloa nunca dio el visto bueno ni propuso conversación alguna sobre autogobierno. Rajoy se consideró engañado por Mas y dejó de confiar en ningún tipo de acuerdo, aunque se lograra alcanzar” F.O. http://www.lavanguardia.com/politica/20170923/431474979483/dialogo-susto-quiza.html

        • 22/11/2017 at 17:35

          Gracias Ramón…

          • Ramón
            22/11/2017 at 20:40

            (de nada..) Bernard-Marie Koltès soltó una frase memorable: «Voy poco al teatro porque sé que allí me van a contar mentiras, pero siempre acabo volviendo a él porque es el único lugar donde se me advierte de que todo es mentira». (extraido de un articulo de Joan Olle)

          • francis black
            22/11/2017 at 22:50

            En el teatro hay el pacto entre espectador y artista, igual que en las novelas, yo no lo llamaría mentira es ficción pero muchas veces te llega de verdad, el arte y la política son antónimos. Los políticos hablan como si fuera real y te llega la mentira. Por eso con los años el artista queda y el político es olvidado.

          • Ramon
            22/11/2017 at 23:24

            Antoni Puigvert, en un articulo de hoy, deja vu, en LV decía ” Retirarse de la competición electoral, tal vez habría sido el gesto más coherente con el final entre teatral y dramático del periplo que ellos han dirigido” (es como decir que pasar de las acciones épicas a la comedia penosa hay un paso) ..por esto me acorde la citada frase

Comments are closed.