Democracia y caudillismo

Un golpe de estado es una ruptura de la legitimidad democrática difícilmente recuperable por los que han arrebatado el poder por la fuerza. El presidente Zelaya fue detenido en pijama en su domicilio de Tegucigalpa y deportado a Costa Rica. La mayoría de diputados, el Tribunal Supremo y dos de cada tres hondureños están de acuerdo con el apartamiento forzoso de su presidente.

Zelaya pretendía convocar un referéndum que modificaba la Constitución y que le permitiría perpetuarse en el poder. Lo mismo que ocurrió en Venezuela con Hugo Chávez que ha extendido su revolución caudillista bolivariana, con estrechos vínculos con la Cuba de los Castro, a países como Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

Lo que temían los hondureños es el espectro de convertirse en una nueva Venezuela centroamericana con un populismo personalista que recorta las libertades políticas y cívicas. La sola imagen de Hugo Chávez, Evo Morales, Daniel Ortega o Rafael Correa vociferando en mítines interminables ante audiencias fervorosas me produce una natural desconfianza.

Manuel Zelaya pudo aceptar la propuesta mediadora del presidente de Costa Rica, el personaje más sensato de los dirigentes de América Central, regresar a Tegucigalpa, presidir un gobierno de unidad nacional y celebrar elecciones en el plazo de un mes. En vez de seguir este plan que tiene la bendición de Estados Unidos, de Brasil y otros países sudamericanos, Zelaya se ha plantado en la frontera entre Nicaragua y Honduras para reconquistar el poder en una hipotética marcha popular hacia la capital.

Es un error que le va a conducir al ridículo. Es también una equivocación del presidente de facto, Roberto Micheletti, al advertir al presidente Zelaya que será detenido si pone los pies en Honduras. Aunque las dos partes no están dispuestas a ningún pacto, la solución más viable es aceptar el plan de Óscar Arias.

Que vuelva Zelaya, que presida un gobierno de unidad y que se celebren elecciones dentro de un mes con las garantías de transparencia por parte de la comunidad internacional. El país está en tensión. Un golpe de estado no es un juego de niños sino la ruptura de la legitimidad democrática que sólo se puede recuperar con un pacto entre los golpistas y el presidente deportado. Pero la democracia no puede ser una palanca para el caudillismo autocrático.

13 comentarios

  13 comments for “Democracia y caudillismo

  1. Anonymous
    30/07/2009 at 08:13

    Es peligroso, muy peligroso, que un político permanezca más de cuatro años en el poder, tendría que estar prohibido por ley.

    Josep Pujol.

  2. Anonymous
    29/07/2009 at 22:00

    ¿porque no empezar de cero? esto no tiene solucion….en fin no me voy de vacaciones, pero para dejar tranquilos a los que pueden desconectar, volvere…en septiembre…en octubre quizas ya este en Republica dominicana, si no me falla la primitiva….

  3. Anonymous
    29/07/2009 at 11:28

    Cuando la corrupción llega hasta los políticos es que ya hay poco que hacer, una vez corrompida la sociedad, sin leyes y sin control, poco tiempo queda para que los gobiernos sigan ese camino.

    Albert/Masnou.

  4. Anonymous
    29/07/2009 at 09:46

    La corrupcion, la malversacion de fondos, las mafias, el comercio ilegal, las chapuzas financieras de guante blanco, son muestras de que no solo los politicos deben pasar otra vez por la escuela….

  5. Anonymous
    29/07/2009 at 09:43

    pero como dicen en mi pueblo, dejemos actuar a la justica, que al igual hay alguno de los 44 puede ser inocentes, aunque me huelo que el FBI no le interesa ver caer su prestigio…veremos si al final detras de cada financiero, alcalde y gran corporacion deberemos poner un guardia nacional…

  6. Anonymous
    29/07/2009 at 09:40

    La red estaba formada por tres alcaldes, cinco rabinos, dos miembros de las legislaturas locales y varios políticos. En total eran 44 personas, lo suficiente para mostrar que en Estados Unidos el puritanismo coexiste con la cultura de la corrupción y de la transgresión de una manera muy sutil. Los agentes del FBI dijeron ayer que los arrestos masivos de 44 sujetos –dedicados a enriquecerse ilícitamente cobrando sobornos, lavando dinero y vendiendo órganos– no tiene precedentes….esto es la selva !!!!

  7. Anonymous
    29/07/2009 at 09:37

    con crisis o sin crisis todo sigue igual…sin justica global no hay solucion, sin trasparencia, sin poder pedir responsabilidades no hay solucion. Cada dia tengo mas claro que interesa vivir en la selva, seguro que hay alguin que se beneficia….que financieros de Usa comercien con organos, es el no va mas, pero estos por lo menos se van a cambier al taje de armani por uno de rayas.

  8. Anonymous
    29/07/2009 at 09:31

    Huy,Huy,Huy, lo que les cuesta a los presidentes dejar el poder, les gusta tanto que quieren quedarse toda la vida, como Fidel y lo que es más curioso, nadie del progresismo internacional sale a la calle para decir que eso de querer quedarse en el poder toda la vida esta mal, pero que muy mal, pues eso, que les gusta mucho lo de mandar, que no lo pueden remediar.

    Margaret.

    PD/ Bartolomé, las cuatro clases que di en Openning me han servido para enterarme de que iba el artículo, si llego a dar todas salgo doctorada.

  9. Anonymous
    28/07/2009 at 20:46

    Hugo Chávez, Evo Morales, Daniel Ortega,Rafael Correa y ahora Manuel Zelaya, todos cortados por el mismo patrón, todos utilizaron el sistema democrático para instalarse en el populismo perpetuandose en el poder, no es de recibo esta forma de gobernar, no es legitima ni honrada.

    Un saludo al compañero de Denver,J.Vilá.

  10. Anonymous
    28/07/2009 at 11:47

    ¿Como diferenciar sistemas pseudodemocraticos vs democraticos reales ? Hay mucha hipocresia y manipulacion.Si tuviesmos unas organizaciones supranacionales, fuertes democraticas no mercantilistas con normas de justicia global que incentivasen solo a los verdaderos paises democraticos, la relaidad seria distinta.

    La Economía, la Política y los políticos

    http://www.lavanguardia.es/lv24h/20090727/53753685249.html

  11. Anonymous
    28/07/2009 at 11:42

    ///ENRIC///

    "Thank you" por los dos articulos, el de Foix y el de Morgan Smith, he desempolvado mi ingles que lo tengo oxidado.
    Zelaya es uno de esos listillos que usando y abusando del voto democratico quieren perpetuarse en el poder, populistas de salon, no estoy a favor de las dictaduras, pero tampoco de los que usan la democracia en su beneficio.

  12. BartolomeC
    28/07/2009 at 11:10

    El título es God help Honduras.

  13. BartolomeC
    28/07/2009 at 11:08

    …Here are several of the comments I received:

    "The country is peaceful. We don't want Zelaya back," volunteered the cab driver who took me to my hotel.

    "We don't want Mel," said the receptionist.

    "He went crazy the last year," said a businesswoman named Nicole who admitted that she voted for him in 2005.

    A medical student named Alberto was proud because Hondurans, normally very passive, are finally standing up to an abuse of power. But this isn't just a Honduran issue, he said; it's a "crucial step for Chávez." This echoes the widespread belief that Venezuela's Chávez has been recruiting Zelaya as part of his anti-American agenda, encouraged him to consolidate his power and seek a lifelong presidency and is now pushing for Zelaya's return, regardless of the cost in human lives.

    "A president shouldn't be able to win election and then think he can do whatever he wants," Alberto added.

    Patricia, a restaurant manager who voted for Zelaya in 2005, said she is now protesting against his return. Rejected by his own party, the Congress, the Supreme Court and the attorney general and in clear violation of the law, Zelaya plunged ahead in his quest to get his issue on the ballot. How can you argue that he shouldn't have been arrested? And if detaining him within Honduras would have meant bloodshed, wasn't it better to remove him and let the situation cool down? Besides, there was no military coup or power grab. The military was simply acting on orders of the court and Micheletti is just a temporary caretaker.

    The international pressure to bring Zelaya back, however, is enormous. If Hondurans hold their ground and refuse to let him return, they could face international isolation as well as the loss of desperately needed foreign aid. (Per capita income is only $1,700 per year.) But if the U.S. and Chávez do force Zelaya's return, or if Zelaya attempts to re-enter the country on his own, Hondurans could pay an even higher price. As one of the people I met said, "If this guy comes back, God help Honduras."

    Morgan Smith served in the Colorado legislature and as director of the Colorado International Trade Office.

Comments are closed.