Las dudas alemanas

Mucho le debe Europa a Alemania en la construcción de la unidad económica y política de la Unión Europea. No me refiero tanto a los recursos económicos que los gobiernos alemanes han prodigado generosamente a los países que entraron gradualmente en la UE y pudieron mejorar sus infraestructuras principalmente con los fondos procedentes de los impuestos de los alemanes. Esa ayuda ha sido providencial para países como España, Portugal, Irlanda y ahora con los diez estados de la Europa Oriental que ingresaron de golpe en la Unión.

Ángela Merkel

Estas ayudas guardaron, salvando todas las distancias, un paralelismo con el Plan Marshall de los norteamericanos al término de la II Guerra Mundial. Se beneficiaron los europeos pero también fue un instrumento inteligente para que la economía americana saliera de la crisis de la guerra y reforzara su industria y su producción.

Una de las constantes en los gobiernos de Bonn y Berlín ha sido la de aplicar aquella máxima de Thomas Mann que decía preferir una Alemania europeizada que una Europa germanizada. Así lo entendieron Adenauer, Erhard, Kiesinger, Brandt, Schmidt, Kohl y, hasta cierto punto, Schröeder. El canciller Kohl, uno de los más entusiastas europeistas de la postguerra, se atrevió a precipitar la unificación alemana y, al mismo tiempo, mantuvo el criterio que la unidad europea tenía como principal objetivo el evitar más guerras en Europa. Fue el mismo Kohl quien afirmó que sin unidad política sería muy difícil que la unidad monetaria que comportaba el euro pudiera perdurar mucho tiempo.

Es el cambio de visión política de la canciller Merkel el que puede deshacer el papel central de Alemania para mantener la estabilidad de la zona euro, perturbada por el catastrófico estado de las finanzas griegas.

Es comprensible que Merkel quiera posponer su decisión de rescatar a Grecia para después de las elecciones en el land de Renania del Norte-Westfalia previstas para el 9 de mayo. Pero lo inquietante es la aparición de una nueva categoría en el lenguaje político de Alemania al situar los intereses nacionales por encima de los europeos. Este viraje, si los hechos lo confirman, sería muy preocupante para los europeos pero también para los alemanes.

Del nacionalismo económico al nacionalismo de los estados media muy poco trecho. Si Grecia no puede mantenerse en el euro, puede ocurrir lo mismo con Portugal, quizás con Italia e Irlanda y también con España. Entiendo que los alemanes estén fatigados de ver cómo sus impuestos se diluyen en buena parte para contrarrestar las malas políticas de los países más frágiles. Pero una inestabilidad política en Europa, si leemos la historia, se traduce en muy desagradables y violentas convulsiones.

Artículo publicado en La Vanguardia el 29 de abril de 2010

11 comentarios

  11 comments for “Las dudas alemanas

  1. Ramon
    04/05/2010 at 11:15

    Esta misma estructura directamente distorsiona los incentivos de los bancos comerciales. Ellos tienen un respaldo en el Banco Central Europeo, que es el «prestamista de último recurso.» Y el banco central y la Unión Europea puso una gran presión en cada país para rescatar a los bancos comerciales en problemas.

    Cuando un país se une a la zona del euro, sus bancos logran acceso a una gran cantidad de financiación barata, junto con la expectativa de que serán rescatados cuando cometen errores. Esto, a su vez, permite a los bancos a ampliar en gran medida sus balances, arando en bienes domésticos reales, la expansión en el extranjero o los productos toxicos- basura emitidos por Goldman Sachs.Es el caso de Irlanda y España, donde los bancos asumieron enormes préstamos..

    No es de extrañar también que lo hizo estallar. Naciones Unidas con los gobiernos despilfarradores…

    -Tres posibles escenarios :

    -En primer lugar, el Banco Central Europeo puede permitirse dejar muy suelto con la «liquidez» – y de alguna manera comprar todos los bonos de los países con problemas de la zona euro. Pero esto es exactamente el proceso que lleva siempre y en todas partes sobre la inflación alta. Los alemanes lucharan duramente contra esa política, aunque sería evitar un impago.

    -En segundo lugar, los funcionarios aún podría esperar que los rendimientos de bonos de otros gobiernos más débiles, pero luego ampliar estabilice. Esta es una mala noticia para los países con problemas de la zona euro, pero se las arreglan para evitar el incumplimiento. El resto del mundo, crece lo suficiente como para levantarse, incluso los miembros más débiles del sur de la zona euro, así como Irlanda. Llame a este escenario, el goteo – o simplemente un milagro.

    -Un tercer escenario. La pesadilla para Europa no es en este punto sobre Grecia o Portugal. Se trata del caso italiano y español en los rendimientos de los bonos.

    Los rendimientos para España, están aumentando debido a que hasta ahora los inversores atentos, que siempre pensaban que estos bonos eran casi tan seguros como el dinero en efectivo, ahora se dan cuenta de que hay la posibilidad del escenarios en que los bonos podrían caer considerablemente en valor….

    Teniendo en cuenta que España cuenta con 20 por ciento de desempleo, un tipo de cambio competitivo, una gran parte de la deuda pública y un déficit público del 11,2 por ciento reportado (en comparación con los números de título para Grecia en un 13,6 por ciento y Portugal con un 9,4 por ciento), todo el mundo ahora se pregunta: ¿Tiene una 5 por ciento el rendimiento de los bonos a 10 años de España justifican el riesgo?

    No, al menos por ahora. Por lo tanto, podemos anticipar que el español (e italiano), los rendimientos seguirán subiendo. A su vez, esto hace que los precios de otros activos al caer en estas naciones, empeorando así sus sistemas bancarios, y por lo tanto conduce a mas contracción del crédito y la fuga de capitales. Se trata de un mal pronóstico.

    Como las tasas suben, los inversores tradicionales en bonos de la zona euro, que son los fondos de pensiones y los bancos comerciales, se negará a comprar más. No habrá compradores en el mercado, y los gobiernos no serán capaces de refinanciar deudas. Vimos el primer atisbo de esto el martes, cuando las subastas a corto plazo de la deuda española e irlandesa habia prácticamente fracasado. Una vez que esto ocurre de manera más amplia, el problema será demasiado grande incluso para el Sr. Trichet, o la Sra. Merkel, de resolver. La zona euro estará en peligro de colapso.
    La solución es el paquete estándar que viene a todos los mercados emergentes en crisis: una caída muy fuerte el euro, la reestructuración de la zona del euro fiscal / monetaria normas para que sean compatibles con la estabilidad financiera, y el importante apoyo de liquidez externa – no porque Europa tiene un problema de pagos externos, sino porque esa es la única manera de proporcionar el apoyo presupuestario creíble que suaviza el golpe de los programas de austeridad necesarias.

    El apoyo a la liquidez involucrados serían grandes: Si se supone que casi tres años de pago de la deuda soberana debe ser plenamente respaldado – y se necesita ese tipo de compromiso de romper los sentimientos negativos, – entonces, aproximadamente 1 billón dólares serían necesarios para prestar apoyo a Grecia, Portugal, España e Italia. Puede ser que más fondos vayan a ser necesarios, pero en cualquier caso, los importes serán menos que las reservas totales de China. Estas cantidades se reducirían también como el euro cae, podría ser la partida de nuevo muy por debajo de 1 dólar por euro, que es donde estaba hace una década.

    El apoyo financiero externo sólo tendría sentido si se combina con las reformas estructurales esenciales, incluyendo el final de la ventana de la cesión temporal en el Banco Central Europeo. Como el ex estratega de UBS Al incumplimiento sostenido recientemente, el Banco Central Europeo podría en lugar de emitir bonos para todas las naciones que podrían utilizarse para las operaciones monetarias, cada banco central tiene una forma de sumar o restar liquidez del sistema financiero.

    Estos bonos tendrían que estar respaldados por una pequeña «zona euro» impuesto, lo que hace el Banco Central Europeo más al igual que otros bancos centrales de todo el mundo. Ya no aceptar bonos de «los gobiernos regionales» en el sindicato como garantía, y en su lugar se compra y vende «zona euro» bonos. A cambio de los bonos emitidos a los gobiernos, que recibirá dinero, dinero que pertenece a los gobiernos que del propio banco central y podría ser compartida a partes iguales entre ellos (los gobiernos de cada nación puede, por ejemplo, utiliza esos ingresos para retirar algunos de deuda )

  2. Ramon
    04/05/2010 at 11:14

    la dudas alemanas….http://economix.blogs.nytimes.com/2010/04/29/can-europe-save-itself/?src=me&ref=business
    En este articulo, in problema de fondo es la regla para la impresión . de dinero. En la zona euro, cualquier gobierno puede financiarse mediante la emisión de bonos directamente (o indirectamente) a los bancos comerciales, y luego tener los bancos «repo» es pedir prestado usando esos bonos como garantía. Los bancos comerciales pueden obtener un beneficio, porque el Banco Central Europeo les cobra muy poco para los préstamos, mientras que los gobiernos conseguir el dinero – y por lo tanto puede financiar un mayor déficit presupuestario. El problema es que con el tiempo el gobierno tiene que pagar la deuda contraida.

  3. Enric
    30/04/2010 at 08:56

    Más de tres mil parados al día y ZP sale con que estamos tocando techo. ¿ Pero este señor cuando se va a despertar ?.

  4. Albert
    30/04/2010 at 02:29

    Hola Sr. Una vegada mes un bon article dels seus. Aparentemente comparando Grecia con Alemania, da la sensación de que en Grecia hay mucha economía sumergida ó negra. Y demasiado funcionario innecesario ó inutil para el sistema.

    Y en cambio Alemania por lo contrario le puede hacer un prestamo muy importante. Por lo visto y aparentemente Alemania es más eficaz y la gente práctica más la economía neta e incluso colaboran más con el estado en su declaración de renta.

    El resultado es que el Estado Aleman puede hacer el prestamo multimillonario a el Estado Griego que está en quiebra. Me inclino a pensar que en Grecia existe demasiada economía sumergida que no declara la renta. ö sea que muchos ciudadanos si tienen dinero pero que al Estado no le consta su existencia.

    Alemania, en cambio, si le conviene hacer el prestamo porque , en realidad tiene muchos interes y empresas en Grecia. Y de no hacerlo se vería afectada.

    El principal problema de los paises, donde el Estado está en quiebra, es posible y probable, que la causa sea la corrupción y la economía sumergida y descontrolada.

    Demasiados funcionarios y muy poco control económico real, de los tejemanejes económicos de los bancos, por parte del Estado. Supongo que son Estados que despilfarran el dinero público.

  5. Pere
    29/04/2010 at 18:06

    135.000 millones de euros para Grecia, dicen que reducirán los ayuntamientos y se quedarán con los grandes, congelarán sueldos y despedirán al 30% de funcionarios, vamos que nos enseñan el camino, que lo que sobran son funcionarios y gente que no produce.

  6. Alex
    29/04/2010 at 16:43

    Me veo trabajando en Alemania como mis padres, vamos «patrás», pero patráspatrás y esto no lo arregla este gobierno ni en sueños, bueno ni este ni otro que venga, hay que cambiar el sistema, nos está comiendo vivos.

  7. Julia
    29/04/2010 at 16:15

    Alemania está hasta el gorro de mantener a tanto gobierno inútil y derrochador.

  8. 29/04/2010 at 14:07

    Como vereis en el comentario que deje, insisto en las formas del prof.Fuentes Quintana, que cometabamos aqui hace mas o menos un año.

  9. 29/04/2010 at 14:05

    Todo lo que esta sucediendo estaba en uno de los 5 escenarios posibles, por citar a un economista Steven Keen, en 2001, ya nos anunciaba lo que nos esta pasando.

    Europa tiene solo tres salidas, la rotura (que seria la rotura de todos) asumir la imposible convergencia (posibilidad de dos euros) y la salida valiente (la ayuda a todos los paises en dificultades) que supone mas unión economica. Como España de esta crisis no va a salir sin ayuda de Europa, prefiero la salida valiente (es necesario mejor coordinacion, mejores planes industriales, y una banca europea a la altura de las circunstancias)
    En todo caso, ya no hay tiempo de mas advertencias, aconsejo la lectura de este economista de la London School, http://www.fedeablogs.net/economia/?p=3986

  10. dogbert
    29/04/2010 at 11:50

    En Alemania ya estan pelin hartos de ayudar y socorrer a paises zurcidos de haraganes y dirigidos por gente impresentable. La unica duda alemana supongo que debe estar en si nos echan del euro a toda la Europa soleada o simplemente junto con Francia montan una Europa «premium» dejandonos a los demas con los debates tabernarios aunque en salon de moqueta i que anem crian pel em les asimetrias, els estornuts de Catalunya i d´altres entelequias de cuarto de reixa i de vol de gallineta.

  11. 29/04/2010 at 11:11

    Sr.Foix: No deja de ser curioso que un país que perdió la segunda guerra mundial, que acabó destruido por completo, tanto social, política y economicamente, con su industria reducida a cenizas y con su juventud muerta en los frentes de combate, un país por el que nadie daba un penique por su futuro, es el país que hoy lidera la unión Europea, que marca los tiempos, que decide y establece cuándo, cómo y dónde se realizan las ayudas al resto de países miembros. Ahora todos miramos a Alemania, la unidad europea depende de ellos, de sus ayudas, menos mal que perdieron la guerra…

Comments are closed.