Urnas y bombas en Siria

La esencia de la política, lo dijo Macmillan hace muchos años, es el timing, el calendario o el hacer las cosas en el momento oportuno. Si la Constitución que se sometió a referéndum en Siria el domingo se hubiera redactado hace diez años, seguramente la suerte de la dinastía laica de los Asad habría perdurado más tiempo y el partido Baas seguiría cosechando buena parte de los votos de los sirios.

Presidente Asad

Ya no sirve. Es tarde. Más de seis mil sirios muertos como consecuencia de la represión del régimen no se borran o redimen con un referéndum constitucional. El presidente Asad, acompañado de su rubia y elegante esposa, una británica de origen sirio, no puede sonreír ante las cámaras en el momento de votar como si fueran unas elecciones en Birmingham o Marsella. Es indignante ver la sonrisa de un personaje que se resiste a quitarse de en medio y dar la voz a los ciudadanos.

El cinismo de organizar un referéndum constitucional mientras el ejército mata a los sirios que protestan contra el régimen es manchar con sangre una Constitución. Occidente observa el fenómeno con preocupación pero no sabe cómo actuar. La experiencia demuestra que las decisiones tomadas por Europa desde la descomposición del imperio Otomano en 1918 han sido precipitadas y arbitrarias. En el mismo trazado fronterizo repartiéndose las áreas de influencia en los protectorados de Francia y Gran Bretaña se encuentran muchos de los conflictos que se han vivido desde entonces en la región.

La creación del estado de Israel en 1948 con la aprobación de las Naciones Unidas añadió más complejidad a las relaciones entre los nuevos estados creados a partir de la Gran Guerra. Irán fue el gran aliado de Estados Unidos para convertirse en su más hostil enemigo.

Después del fiasco de las guerras en Iraq y Afganistán, Estados Unidos y la OTAN no pueden intervenir en Siria ni ayudar a los rebeldes sin saber quién controla este valiente movimiento de protesta. Tampoco pueden encabezar un ataque contra Irán para destruir sus incipientes instalaciones nucleares.

Barack Obama y Hillary Clinton no van a arriesgar militarmente por dos razones: porque los resultados son inciertos y porque estamos en año electoral. Van a coordinar la diplomacia, los boicots y las presiones económicas. Rusia y China están con el régimen. Como en la guerra fría.

Publicado en La Vanguardia el 28-2-2012

5 comentarios

  5 comments for “Urnas y bombas en Siria

  1. Jesús
    29/02/2012 at 16:35

    Miles de personas -60.000 según la organización, 25.000 según la Guàrdia Urbana-, la mayoría estudiantes y personal universitario, se han manifiestado este mediodía en el centro de Barcelona en contra de los recortes en la educación. Dos grandes pancartas con los lemas No pagarem la seva estafa y Salvem la universitat pública abrían la multitudinaria marcha, convocada por la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (PUDUP), que ha colapsado los accesos al centro de la ciudad.

    La universidad catalana para hoy en protesta por los tijeretazos Los estudiantes catalanes, los más movilizados también en la red Miles de estudiantes de Madrid y Valencia claman contra los recortes Tags: Sociedad La protesta se ha trasladado hasta la plaza de Espanya, obligando al cierre de la estación de metro e impidiendo el acceso desde la plaza al recinto ferial en el que se celebra el Mobile World Congress.

  2. Albert
    29/02/2012 at 07:31

    Es una verguenza y una ignomínia quela raza humana se comporte y sea tan cinica e inhumana.

    Y me refiero a toda la humanidad en general. Aqui no hay distinciones de razas ó religiones.

    En realidad vamos de hacer unos el bién y hasta salvar vidas a otros hacer el mal hasta causar la muerte.

    Y si nos referimos a la crisis económica y al paro, observamos las mismas coordenadas.

    Mientras unos se esfuerzan para encontrar ó hallar la solución mágica que haga que volvamos a poner en marcha el mundo de la creación de puestos de trabajo y sus beneficios para todos, tenemos que otros siguen aún instalados en su alegre bienestar y panzacontentismo.

    Insensibles, cínicos y codiciosos que siguen especulando a mansalva globalmente en todas las bolsas del mundo.
    Y causando sufrimiento, miseria, disturbios y guerras civiles por doquier. Pero no son juzgados`por lo criminal.

  3. 28/02/2012 at 16:56

    Sr.Foix: Siria es la penúltima pieza del dómino que falta por derribar, ya sabe Vd que, en este juego, si no se colocan bien las piezas desde el principio, las últimas piezas que quedan en pie, hay que derribarlas a mano…

  4. 28/02/2012 at 14:24

    Otro espléndido artículo de actualidad política, que además resulta una lección de historia contemporánea, Sr. Foix.
    Agradecido, le saluda

    J. M. Caparrós Lera
    Catedrático de Historia Contemporánea
    Universitat de Barcelona

  5. inma
    28/02/2012 at 14:07

    Esa es la sensación que se nos queda, la de estar paralizados ante la tragedia, mirando atónitos las imágenes de una aparente y cotidiana votación en un país que sufre la más terrible represión y violencia. ¿Qué hacemos?, los pequeños preguntamos a los grandes, ¿podemos hacer algo?, parecen decirnos los mayores, mientras el tiempo pasa y el número de muertos se multiplica. Cada país, su población, lo digiere como puede y le van contando, lo incorporamos a la comida mientras vemos las noticas de cada día.
    En China y Rusia dicen en las noticias de sus paises que el problema de Siria se está complicando porque Occidente está apoyando a la población revelde, por aquí nos dicen que es culpa de los chinos y los rusos, que por intereses creados apoyan al régimen de Asad.
    Está claro que cualquier medida de incursión exterior tendrá consecurencias inciertas, difícil y tensa situación la que vive el mundo.

Comments are closed.