Las tentaciones latentes

Si se extienden las desigualdades, aparecerán los populismos de derecha e izquierda.

Rajoy y Rubalcaba en el debate sobre el estado de la nación

Rajoy y Rubalcaba en el debate sobre el estado de la nación

El interés por el debate sobre el estado de la nación puede medirse por los 73.000 espectadores que siguieron la primera comparecencia del presidente Rajoy en el canal 24 Horas. Respecto al año pasado, se ha reducido en un 50% el número de seguidores del discurso presidencial.

A pesar de ello la política interesa. Hablamos de ella a todas horas. Siempre se habla intensamente de política, pero no en el formato que se nos suministra. Es inútil seguir un debate abierto con un discurso presidencial que dibuja una situación optimista. Tampoco es estimulante escuchar a Rubalcaba golpeando dialécticamente a Rajoy sin ofrecer alternativas serias a la crisis que arrastramos desde hace años.

Un Parlamento es bullicio, discusión y controversias que no tienen nada que ver con el silencio de un patio de butacas. Pero si los diputados y oradores no se escuchan entre sí, es imposible mantener un debate serio y civilizado. Una parte de España no escucha a la otra. Rajoy tiene el hábito de parapetarse en el silencio o en el paso inexorable de los días y los meses confiando en que el tiempo diluye los problemas hasta hacerlos desaparecer.

A veces se puede temer que la política pueda resultar peligrosa para las democracias porque las muestra tal como son, en su inevitable y patética imperfección. Pero no olvidemos, como decía Raymond Aron en un prólogo a una obra de Max Weber, que la democracia es, en el fondo, el único régimen que confiesa o, mejor aún, que proclama que la historia de los estados está y debe estar escrita en prosa y no en verso.

Se exhibe mucha voluntariedad y muchos prejuicios. No hay ninguna forma de sociedad que no se base más o menos en los prejuicios. Se admite a unas determinadas ideas y se excluye a otras. Rubalcaba insistía en hablar de las desigualdades y Rajoy le contestaba con la prima de riesgo.

Duran Lleida hizo una buena intervención para obligar a Rajoy a abrir la boca sobre el contencioso de Catalunya y Rajoy le contestó diciendo que en Catalunya no hay crisis. Tampoco contestó a Alfred Bosch cuando le pidió que despertara. No se escuchan ni quieren escucharse.

Se habló poco de los derechos sociales básicos como el derecho al trabajo, a la salud y a la educación. Atender estos derechos es lo que hace menos grande la desigualdad entre los pocos que cada vez tienen más y los muchos que cada día tienen menos. El problema de fondo que está agravando las consecuencias de la crisis es precisamente el abismo social y económico que se va creando entre esos pocos y esos muchos.

No es un problema exclusivamente nuestro, sino de las grietas del sistema occidental. Estas tensiones latentes saldrán a flote en las elecciones europeas. Si se extienden las desigualdades, aparecerán los radicalismos y los populismos de derecha e izquierda.

Publicado en La Vanguardia el 27 de febrero de 2014

21 comentarios

  21 comments for “Las tentaciones latentes

  1. Albert
    01/03/2014 at 07:27

    Sr. Foix y companys i companyes del foixblog :

    En la meva ingenuïtat pensava que nomes els ciutadans defraudavent fiscalment a n’el Estat. Pero ara comprovem que l’Estat també pot defraudar al ciutadà.

    I es que l’Estat controla al ciutadà però hem pregunto ¿ Qui controla a l’Estat ó mes ben dit a n’els alts funcionaris responsables dirigents del control dels ingressos i de la Caixa recadatoría del propi Estat?

    ¿ I qui fa el seguiment del destí, realització y cost total de les grans obres de infraestructura, així com també perquè es fan aquestes obres ?

    El problema de Catalunya no es pas la independència, si no verdaderament, la causa principal es la gran VORACITAT recaudatoria, sense límit ni cordura, del tot el conjunt del propi Estat, incluides la pròpia autonomia de Catalunya, els Ajuntaments i les Diputacions, el pagament de les Autopistes, l’impost de l’EMT, l’IBI, el de les herències, ect. ect.
    perquè a Catalunya, sobretot, es un no parar de pagar.

    Multitut d’Empreses han tingut de plegar o trasladarse a altres punts del rsto d’Espanya, degut a que a Catalunya la suma d’impostos fa inviable que una empresa pugui obtenir els necessaris beneficis per esser viable.

    La creació d’empleos a gran escala es fa impossible degut a la gran voracitat il·limitada del propi Estat, junt e incluint les Autonomies industrials, productives i cotitzants, els ajuntaments, les Diputacions, les entitats metropolitanes del Transport( a Barcelona ), el pagament de les Autopistes, i el de molt6es altres coses, que ara no recordo, però que tots sabem que paguem repetides.

    La indignació, la irritació i les manifestacions de la ciudadanís que no pot anar de Bar y de Cenas està servida i a punt d’esclatar a tot Espanya. Encara que no ho sembli.

    • Albert
      01/03/2014 at 07:40

      P.D. Hem pregunto… ¿ De que serveix la Autonomia ó la Democràcia si despres un partit que guanyar les eleccions per majoria, acaba gobernan per Dictat ó be per aconseguir-ho s’ajunta amb l’altre gran partit de la oposició ? I apa, visca el Dictat i en marcha la Corruptocracia financera i especulativa.

      I mentrestant al poble dels ciutadans cotitzants que faci de pagano ( de pagar impostos )…

      Al bon entenedor…

  2. Albert
    28/02/2014 at 08:08

    Sr. Foix: Pienso que las desigualdades ya estan adquirides. Y no solo se refieren al status económico, si no que también están instal·lades e instituïdes en las gobernancias políticas.

    Es decir: Gobernar abusando de la mayoría absoluta e imponer su dictat, sin dialogar ni tampoco atender, a las razones y necesidades justas, de la ciutadania es un desequilibrio de fuerzas que también conducte a la indignación, la irritación y al populismo.

    Y en España somos maestros y catedros en este comportamiento y actuación, que hace que prolifere la corrupción y su tolerància bàsica implícita.

    Ejemplo: Vease la reclamación de un mejor,justo y equilibrada fiscalidad ya no solo para Cataluña, si no también para todas las zones Industriales, productives y cotizantes del resto de España.

    ¿ Y que ocurre ? Pues el no dialogo y el ninguneo y el dictat.

    La indignación, la irritación, la protesta massiva y el populismo están servidos.

    ¡ Pero tranquilos los que van de Bar y de Cenas se están haciendo millonarios devido a su dictat !

    Y calma para los 6.000.000. de parados ó 12.000.000. ó 18.000.000 de personas que dentro de poco se quedaran sin ningun ingresoó ayuda y algunos sin vivienda.

    Pero tranquilos, el porcentaje de personas que se han hecho millonarias en euros, en España ha aumentado en un 13 %.

    O sea ¿ De que se quejan los desahuciados y desamparados por el paro ?

    • Albert
      28/02/2014 at 08:15

      P.D. Observo faltas involuntarias, de ortografia provocadas automàticamente por el programa informático que controla la ortografia de los idiomas.

      No todo es pèrfecto en la informàtica. Ya que toma decisions por su cuenta.

    • Albert
      28/02/2014 at 10:45

      P.D. Ahora que se habla del impuesto del centimo sanitario sobre la gasolina y su ilegalidad fraudulenta, presuntamente. Recuerdo que cuando se ideo e impuesto del I.V.A., se dijo y se afirmo que este impuesto substituiria a 24 impuestos diferentes.

      Pero tanto el gobierno central como, el de algunes autonomies, los ayuntamientos y las diputacions han continuado poniendo otros impuestos, añadidos a mansalva y sin tener en cuenta que el impuesto del IVA, que substituye a 24 impuestos, ya iva rodando, cargando y empobreciendo a la ciutadania.

      No comment…Al buen entendedor…

      Pero tranquilos, pues los que van de Bar y de Cenas nos aconsejan tranquilidad, pues el porcentaje de españoles que se han hecho millonarios en euros, debido a su estatus privilegiado, ha aumentado en un 13 %.

      • 28/02/2014 at 11:58

        Albert, el céntimo sanitario ha sido un negocio redondo, no se va a devolver ni el diez por ciento de lo recaudado…

        • Albert
          28/02/2014 at 21:56

          BartoloméC, y del tanto % de carga impositiva sobre cada medicamento,… ¿ Que tal ?

          Por cierto, no me he fijado aun, si este recargo, se calcula basado en el importe total, con el IVA incluido.

          Cuando el Estado necessita dinero, lo obtiene ó lo agarra de donde haya ó de donde no haya.

          Habras observado que el IVA se paga sobre el total de la factura en bruto. El beneficio infinetisimal que obtenga la empresa es practicamente casi nulo,hoy día. Al menos despues de pagar todisimos los impuestos amtrellados por todas partes.

          • 28/02/2014 at 22:56

            Hemos vuelto a la edad media, la voracidad recaudatoria es imposible de soportar…

  3. dogbert
    27/02/2014 at 20:36

    El Sr. Foix nos dice que en el manido debate no se ha hablado en ningun caso del derecho al trabajo, a la salud y a la educacion. Para mi es suficiente evidencia de la inutilidad de estos politicos (todos), de estos debates y por fin de este sistema pervertido y corrupto que aun insisten en llamar Democracia aqui en las españas.

    Los radicalismos del signo que sea asomaran ante tanta impostura, mentira, cinismo, hipocresia y chuleria.

  4. Sinera
    27/02/2014 at 19:20

    I què seria del periodisme a sou (i no parlo pas per vostè) sense un poble crèdul? Els credulisme dóna vida a la classe política i mediàtica. No es confongui: el populisme és ben viu ara i aquí!

  5. Sinera
    27/02/2014 at 19:16

    No li facin tanta por els populismes, Sr. Foix. La llavor del populisme la sembren cada dia els polítics… No és aquesta la feina que els hem atorgat tan estúpidament? Seguirà sent populisme pur i dur, sigui dels signe que sigui… Què seria de la classe política sense la credulitat del poble?

  6. Albert
    27/02/2014 at 17:36

    Veig com tots els companys i companyes del Foixblog, responen molt imparcialment i assenyadament referense a la realitat nostre i d’Espanya.

    Pero, ja que veure, que alguns presumptes salvapatries, giren el mitjo del reves i cambian elbon sentit i la bona intenció dels catalans vells i nous, donant l’hi un sentit que no es, ni tampoc reflexteix la realitat de Catalunya.

  7. francis black
    27/02/2014 at 14:22

    Hay una comedia americana de esas malas de los 80 en que sale un aula universitaria , un día un alumno deja una grabadora y se va, en la suiguente escena se ven muchas grabadoras y a la cuarta escena el profesor también lleva la clase en un radiocassete y se pira.

    Por lo menos nos ahorramos las dietas.

  8. 27/02/2014 at 14:19

    Espléndido análisis de la situación, Sr. Foix.
    Agradecido, le saluda de nuevo

    J. M. Caparrós Lera

  9. Rosamaria
    27/02/2014 at 13:00

    Españolizar” o el pecat de ser català

    Publicat en 19:26 sota CULTURA, Llengua, POLÍTICA XAVIER CUBERO
    Francisco Javier Cubero Egea va néixer a Badalona (Barcelona, Espanya) el 1960.

    Llicenciat en Filologia Hispànica per la Universitat de Barcelona i tècnic especialista en Arts Gràfiques, actualment desenvolupa la seva tasca docent en el programa de Graduat Superior de Disseny de l’Escola Elisava, centre adscrit a la Universitat Pompeu Fabra, i al Col · legi Santa Teresa de Lisieux de Barcelona, on és professor de llengua i literatura.

    Autor de diversos llibres inèdits de poesia, poemes seus han aparegut en diverses revistes espanyoles i d’altres països com Argentina, Colòmbia, Mèxic o Perú. Ha publicat “El corazón de limo” (Barcelona: Paralelo Sur Ediciones, 2007).

    És el creador i editor del portal d’Internet eldigoras.com i director de la revista de literatura Paralelo Sur, publicació semestral en paper editada a Barcelona.

    Ha escrit aquest magnífic text que convindria que llegís el Sr Ministre Wert, cosa que dubto que faci…
    “ESPAÑOLIZAR” O EL PECADO DE SER CATALÁN

    Haber nacido en 1960 me proporciona una cantidad considerable de recuerdos, entre ellos el de un niño de 6 años que cada mañana, en el patio del colegio, cantaba el “Cara al sol” con el brazo en alto, como si fuera un juego, mientras una bandera, roja y gualda, ascendía por el mástil.

    De aquella época es también una fotografía de escolar dócil posando ante un decorado de libros, con un ventanal de cipreses pintados al filo de un arroyo, un busto de Cervantes y un mapa político de España. Una fotografía en blanco y negro coloreada con anilinas tristes ya, de tiempo y de experiencia.

    Quien supo de materias obligadas, como una Religión centrada en el pecado y en la culpa o aquella denominada Formación del espíritu nacional guiada por el odio y por el miedo para cultivar un nacionalismo español de hoja perenne, oye ahora mensajes parecidos, bajo la misma bandera que esconde el águila aunque esté claro que mantiene las garras afiladas.
    Así el país, aquel país tan impuesto como ficticio, vuelve hacia el blanco y negro maquillado de anilina, de la mano de un ministro de Educación apellidado Wert: «Sí, nuestro interés es españolizar a los alumnos catalanes».

    Fui un alumno catalán curiosamente españolizado. Mi madre, nacida en Granada, contrajo matrimonio con mi padre, nacido en Zamora, y algún tiempo después nacía yo en la ciudad de Badalona. El catalán estaba perseguido por el nacionalismo español gobernante, la escuela era en castellano, la ideología venía de la mano de aquellas enciclopedias Álvarez que, sin embargo, recuerdo con afecto. El tiempo tuvo que llevarse la mitad de mentira, de imposición y de odio que contenían ciertas enseñanzas. Algo debió ayudar tener buenos maestros que no eran catalanes, una madre cariñosa e inteligente que les pedía a los vecinos que nos hablasen catalán a mi hermano y a mí, o un abuelo andaluz tan republicano como honesto.

    Pero los vecinos que eran catalanes nos hablaban en castellano, ¿quién sabe cuánto de cortesía y cuánto de miedo podía haber en aquella buena gente cuyo pecado principal consistía en ser catalanes y hablar catalán en Catalunya? ¿A alguien se le ocurre que se le pueda prohibir hablar su lengua a un castellano en Castilla? Ahora parece que la memoria es frágil, aquí no sólo se persiguió al republicano, también se persiguió al catalán sólo por serlo, algunos se olvidaron pronto o se inventaron otra historia.

    Crecí en un país cuyo interés era españolizar a los niños catalanes. Aunque yo no hablaba catalán tuve que acostumbrarme a ser “polaco” y decidí aprovechar, a los veinte años, el Servicio militar obligatorio que me llevó a Sevilla para empezar a hablar un catalán titubeante con aquellos catalanes que no me conocían. Así, cuando volví, empecé a construir mi segunda lengua, el catalán, a pesar de un franquismo que pensábamos muerto, a pesar de una educación españolizante, a pesar de quienes nos llamaban polacos, como si fuera una broma, como si no se destilase en el apelativo ese odio ancestral de “lo español” hacia lo diferente, ese afán de imposición y tabla rasa.

    Empecé a hablar catalán por voluntad propia y por convencimiento de que esa lengua debía ser tan mía como la otra, por vivir en una tierra integradora a la que durante mucho tiempo se le ha negado su esencia de nación. Y eso nada tenía en contra de España, de una España ideal que siempre ha sido bombardeada desde la Meseta y desde sus aledaños. De una España que fuera tan integradora como Catalunya, que estuviera orgullosa de una diversidad real. Una España que hoy ya parece imposible.

    Pareció un proyecto viable en la mal llamada Transición, donde hubo ejemplos de diálogo y donde las concesiones a la presión de la oligarquía franquista y de un ejército contaminado dieron a luz una Constitución pactada que, a pesar de todo, podía suponer un marco de convivencia. La politización de los tribunales acabó con ese sueño y un Tribunal constitucional manipulado y disminuido en número demostró que lo votado en un parlamento y refrendado por la mayoría de una población podía ser deshecho por un puñado de magistrados. ¿Democracia?

    El 11 de septiembre de 2012 salió a la calle un pueblo cansado de tres siglos de incomprensión, cansado de la continua involución de la política española, cansado de la corrupción de la casta política, cansado de la gestión de la crisis financiera.

    No es el dinero lo que mueve las banderas independentistas, es la dignidad que un día y otro pisotea esa Castilla antigua, que se llama «España».

    Y la respuesta es el insulto y vuelve a ser el miedo. La respuesta es seguir intentando arrinconar la lengua hermana en ese cainísmo miserable que lastra la historia de lo que pudo ser España y hoy no es más que el Estado español. Ahora nos dicen que no somos soberanos, que no podemos decidir nuestro futuro, ni los catalanes de padres catalanes, ni los catalanes de padres castellanos, extremeños, andaluces… Esto es la democracia española, escrito en castellano, con el dolor de quien creyó en una democracia verdadera y hoy se pregunta a qué espera el 15M, a qué esperan los verdaderos demócratas para salir a denunciar en la calle el regreso del odio, de la intransigencia, de la uniformidad.

    Soy profesor de castellano en Barcelona, mis alumnos hablan dos lenguas con el mismo orgullo, el castellano con un dominio similar o mejor que el de la mayoría de los niños de Castilla. En mis clases de castellano no hay ideología, hay reflexión. Hay lengua, una lengua castellana hermosa y rica, con una tradición literaria que está muy por encima de la política cicatera de estos tiempos. Mis alumnos no necesitan que venga nadie a españolizarlos, quieren crecer libres y ser demócratas y que se les acepte porque son personas y no porque puedan ser votantes.

    Son catalanes en un sistema educativo integrador, donde la lengua vehicular es el catalán, la lengua propia de Catalunya. Esa Catalunya que pudo ser nación española y que tendrá que ser nación europea, lo que siempre ha sido; pero de la mano de un independentismo gestado fuera de Catalunya por los intolerantes.

    ¡Qué lástima que en el resto de España haya tan poca empatía, tan poca capacidad de entender lo diferente!

    Pronto va a ser 12 de octubre, el mal llamado día de la «Hispanidad», y no voy a celebrar vuestra incomprensión. Ser catalán era, para muchos catalanes, la única manera de ser español; ahora será la única forma que tiene un catalán de ser europeo.

    No soy nacionalista, los nacionalistas son Wert o Rajoy, el que calla.

    Soy catalán, señores, mi padre es de Zamora, mi madre de Granada. No voy a alegrarme ni voy a repartirme cuando llegue la independencia. Soy catalán, votaré por esa independencia, y espero que algún día podamos ser buenos vecinos, al fin y al cabo soy profesor de castellano, esa lengua que otros llaman español.

    Francisco Javier Cubero Egea

    Llicenciat en Filologia Hispànica per la Universitat de Barcelona i tècnic especialista en Arts Gràfiques, actualment desenvolupa la seva tasca docent en el programa de Graduat Superior de Disseny de l’Escola Elisava, centre adscrit a la Universitat Pompeu Fabra, i al Col · legi Santa Teresa de Lisieux de Barcelona.

    • PERE
      27/02/2014 at 16:45

      Moltes gràcies Rosamaria i Javier.
      Signo tot el que diu en Franciso Javier, jo soc català fill de pagesos i tinc 60 anys i encara recordo la pregunta feta a la mare i que venia de l’escola dita «colegios nacionales», nosaltres a la guerra érem del bons o dels dolents? Resposta: la guerra es dolenta per a tots. No hi ha bons ni dolents.
      Perquè volen posar-nos uns contra dels altres? no tinc res contra els espanyols, tinc molts amics, m’agrada Aragó, Castella, Murcia,… i tot el mon. Però amb el mateix respecte i estimació que els tinc, vull ser lliure a casa meva, i sense classificar ni de bons ni dolents.
      Quan per avançar o pujar s’ha d’ensorrar als altres anem malament. Això ens estan fent contínuament els polítics dels dos grans partits nacionalistes espanyols, i que ens volen fer empassar una formula amb mal gust i pitjors resultat que podria portar el nom nazi-onalismo,gràcies pero ja la coneixem

  10. Rosamaria
    27/02/2014 at 12:57

    Un bon retrat de tot plegat Sr. Foix.

    Quin retrat més lamentable, oi ??….Costa de creure que no hi hagi cap politic que tingui posats els peus a terra…..ni un !!….que trist !!….tots engulits per la lluita del poder !!!

    Quina pena !!!….i nosaltres…preparant el Carnestoltes !!…que per aixó si que sortirem al carrer !!

    Sincerament, no se qui és més lamentable, si els politics o nosaltres els adormits…..

    • Sinera
      27/02/2014 at 18:52

      «És quan dormo que hi veig clar», deies fa uns dies, Rosamaria. Quan deixis de dormir seguiràs tenint les dosis de malsons que, inexorablement, ens porten al paradís de la Catalunya del 10-11 que, des d’ahir mateix, ha deixat de ser el paradís de la post-consulta…

      Que els déus del vent s’emportin tanta fum!

  11. 27/02/2014 at 12:31

    Sr.Foix: un debate sobre el estado de la nación decepcionante, que no refleja el estado real de la nación…desfile de modelitos a la entrada, discursos llenos de obviedades, diálogo de sordos, frases precocinadas, aplausos de la cla, risas enlatadas y brindis al sol…todo de cara a la galería y concentrado en los veinte segundos que las televisiones harán el corte de cada intervención…honestamente, que se pongan las pilas, que cambien el formato, las cosas no están ya para ver estos espectáculos y el personal está muy quemado…

  12. 27/02/2014 at 11:38

    Sr. Foix:
    Els polítics a la seva, aguantar la cadira tot el temps possible, i guanyar totes les eleccions que puguem per col·locar a amics, familiars, i càrrecs del partit,…
    I una mica de teatre per entretenir, i si tenim sort els problemes ja se’ns resoldran sols,…

    Els ciutadans corrents com jo, que parlem amb gent (veïns, barri, comerciants, taxistes, aturats,…) i veiem en molts carrers de ciutats i pobles locals tancats amb retols (es ven, es traspassa, tancat,…).
    Podem constatar que quan un polític diu que ja hem començat a sortir de la crisi, menteix. El seu món i la realitat de cada dia ho desmenteixen categòricament.

    Sobre el tema català Rajoy i Rubalcaba ja han pactat que no mouran fitxa amb Catalunya. Ells i els seus partits saben que si mouen fitxa se’ls s’ensorra l’arquitectura de l’Estat espanyol, que també els va a ells PP i PSOE.

    Els ciutadans ja fa temps que van desconnectar del debat de l’estat de la nació al Congrés, ja que saben que no soluciona res, ni serveix de res.

    Avui un diari econòmic parla del % de ciutadans que tenen pobresa energètica, en un altre Endesa diu que invertirà menys a Espanya, i que el nou sistema tarifari crearà alarma social,…

    La política i els seus actors a la seva, els ciutadans és a dir el poble a pagar impostos i ha callar.
    Sense oblidar-me de les retallades del poc estat de benestar que ens està quedant.

    Democràcia SÍ, però no aquest desvergonyiment.

  13. Albert
    27/02/2014 at 11:17

    Sr.Foix: Pienso que la España del 13 % de personas que se han hecho millonarias en Euros, es la que marca la pauta y la dirección del Sistema.

    Y que la España de los varios millones de personas que se han empobrecido definitivamente es la España ninguneada e invisible para los Presuntos políticos y los financieros. Pues para ellos no existe, es invisible.

    Mientras unos van de Bar y de Cenas y venden España a precio de ganga al mejor postor, tenemos que los cotizantes paganos ( de pagar ) ya están en las últimes, ect. ect.

    Y no sigo… porque todos ya lo sabemos demasiado…

Comments are closed.