Afganistán, una aventura inútil

Tres soldados afganos desarmados tgras la entrada de las tropas soviéticas en Kabul en1979

Tres soldados afganos desarmados tgras la entrada de las tropas soviéticas en Kabul en1979

Afganistán es un cementerio de imperios. Mañana se celebra la primera vuelta de las elecciones después de más de treinta años de presencia continuada de fuerzas extranjeras. Las heridas de las guerras recientes no se han restañado. Es un país roto, dividido, controlado por los señores de la guerra, por talibanes, por un ejército y una policía incapaces de garantizar la seguridad.

Pasé tres meses en ese país cuando los soviéticos invadieron Afganistán en las Navidades de 1979. Seguramente ha sido la última invasión en toda regla de un país. Diez batallones penetraron por el norte, atravesaron la cordillera del Himalaya, ocuparon todos los valles y ciudades importantes. Provocaron un golpe de estado y pusieron a un gobierno títere.

Empezaba el hundimiento de la Unión Soviética. Los rusos no consiguieron dominar el país. La guerrilla se perpetró en las montañas con la ayuda de la administración Reagan hasta obligar a los rusos a retirarse diez años después. Entre los guerrilleros se encontraba Osama Bin Laden que después se convertiría en enemigo número uno de Estados Unidos hasta que fue asesinado por los servicios de inteligencia norteamericanos en su refugio secreto de Pakistán.

Mujeres con burka a la entrada de los soviéticos en 1979

Mujeres con burka a la entrada de los soviéticos en 1979

Los británicos libraron tres guerras en Afganistán en el siglo XIX. Las tres las perdieron. Las expediciones llegaban de la India. En una de ellas, en el despeñadero de Kabul, mataron a todos los británicos excepto a uno que escapó a uña de caballo para explicar la tragedia al cuartel general de Peshawar, al otro lado del paso de Kyber.

Afganistán se convirtió en el reino de los talibanes cuando los soviéticos fueron expulsados y derrotados. Fue desde ese país donde Al Qaeda formó a sus cuadros que se entrenaron hasta culminar con el espectacular y sangriento atentado contra las torres gemelas de Nueva York.

Aquella conmoción internacional del 11 de septiembre de 2001 cambió la política exterior norteamericana. La ONU aprobó una intervención en Afganistán. Se derrocó el régimen de los talibanes, se instaló un gobierno pro occidental y se enviaron miles de soldados de más de veinte países. Todavía hay un importante destacamento militar español en aquellas tierras.

Un jefe de tribu afgano en el paso de Kyber en 1979

Un jefe de tribu afgano en el paso de Kyber en 1979

Más de diez años de ocupación militar no han conseguido pacificar el país que es tan inestable y tan frágil como hace treinta años. Los talibanes vuelven a dominar la política y el poder en Kabul. Occidente no sabe cómo salir definitivamente del país. No es posible dominar un territorio en el Asia Central con tropas llegadas de fuera. Por allí han pasado todas las civilizaciones y muchos ejércitos. Han dejado algo. Pero no han podido quedarse. Sus habitantes son fieros, orgullosos, tercos. Quieren ser independientes.

  15 comentarios por “Afganistán, una aventura inútil

  1. Encara que tard, no vull deixar passar la ocasió per desitjar-li el bo i millor d’aquesta vida. PER MOLTS ANYS !! una abraçada.

  2. Sr. Foix: Pel que veig, avui es el seu cumpleanys. Doncs l’hi desitjo que ¡ Per molts anys estigui entre nosaltres i que nosaltres poguem seguir gaudin de la seva sabiduría, basada en la seva experiència viscuda, el seu talent, la seva clarividencia i la seva bonhomia ¡
    Albert

    • P.D. Y referente a Afganistan, pienso que los EE.UU. poseen el ejercito más poderoso, tecnológico y mortifero de la tierra, pero en la guerra a pie han demostrado, igual que la antigua URSS, ser muy débiles. Vease Vietnam, Afganistás, ect.

      Y referente a Cataluña, todo el conflicto proviene de la rapiña fiscal tanto estatal como también la rapiña autonómica. Además en Cataluña le afecta gravemente la dignidad y la falta de respeto a la lengua catalana

      En resumen: Para cotitzar las cargas fiscales, nos dicen que somos españoles, pero para percibir las prestacions ó inversionas justas y necesarias que por justícia y derecho nos corresponden, entonces ya nos llaman catalanes, separatistas y quejicas.

      Cuando el componente racial catalan està compuesto por gentes procedentes de todos los pueblos de España. Y según Ian Gibbs, los catalanes son la simiente de España.

      Al buen entendedor…No comment

      • P.D. Y lo que siempre digo: ” Codicia, corrupción, tolerància, connivència,impunidad y prevaricación. ” Y ahora nos falta el ser ” aforados “… y pagar… y pagar… y pagar…pro sin ingresos productives…claro.

        ¡Hasta cuando creen los que van de Bar y de Cenas, que la ciudadania aguantarà, la desesperanza del desamparo del paro, los desahucios Bangkiarios y la miseria ?… ¡ Hasta cuando !

        No comment… Pues no se oye la respuesta…

  3. Sr Foix: Pensava ser la primera però Dogbert se’m ha avançat…Per molts anys!!

  4. Hoy cinco de abril, nuestro anfitrion el Sr. Foix cumple años.
    Felicidades! Per molts anya!

  5. Estupendo Lluís
    El final de El hombre que pudo ser rey de Kipling, llevada al cine por John Huston, escenifica bastante bien como terminan algunas aventuras en tierras hostiles

  6. Sr.Foix: con el fin de la denominada guerra fría,los Estados Unidos se enfrentan a la competencia de dos bloques económicos emergentes…uno el de Europa y otro el de Asia Central…los Estados Unidos tienen un importante descenso en su fuerza económica con relación a la Unión Europea y al bloque económico de Asia Oriental…esta posibilidad de ser excluidos económicamente del territorio Euroasiático es una de las causas de la invasión de Afganistán, escondida bajo la excusa de una reacción a los ataques del 11/S…

Comentarios cerrados.