Nuevas formas de gobernar

Una manifestación en Hong Kong pidiendo más libertades a las autoridades chinas

Una manifestación en Hong Kong pidiendo más libertades a las autoridades chinas

Los cambios a escala global y local no habían sido nunca tan rápidos ni tan imprevisibles. Cuanta más internacionalización de la economía y las finanzas, aparecen más movimientos para reivindicar lo propio y lo singular. Asistimos a un debate en el que se pone de relieve la incapacidad del Estado para hacer frente a las organizaciones transversales que proponen una nueva orientación sobre las relaciones entre gobernantes y gobernados.

El domingo se celebró un referéndum en Hong Kong para que la vieja colonia británica no quede asimilada del todo a China cuando expiren los tratados en los que Gran Bretaña cedía aquel territorio a las autoridades chinas que garantizaron su peculiaridad. Por si aquellas promesas quedaban olvidadas o diluidas por el Gobierno de Pekín, una mayoría de ciudadanos de Hong Kong votaron a favor de las garantías establecidas en la cesión de la colonia.

Este fin de semana el primer ministro de Israel se refirió a la posibilidad de la existencia de un Estado que abarcaría a los 60 millones de kurdos repartidos mayoritariamente en Turquía, Siria, Irán e Iraq. Los kurdos son posiblemente el pueblo más grande que no tiene un Estado a pesar de su particular etnia, historia y cultura.

La referencia de Netanyahu a esta hipótesis no puede ser casual. A la comunidad internacional y a Israel y Turquía en particular les podría convenir la creación de un Estado tapón en Asia Central para contener a las organizaciones islámicas que están borrando mapas y fronteras entre Iraq y Siria creando un califato denominado Estado Islámico de Iraq y Siria.

Es un califato que se extiende capilarmente por la región y que es una creación de los yihadistas que pretenderían neutralizar o destruir a la organización terrorista Al Qaeda para hacer avanzar la causa del Corán a través de otros medios también violentos. El movimiento no tiene capital, ni filósofos, ni matemáticos, ni un relato racional. Pero tiene un cerebro que acaba de ser elegido califa, un tal Abu Bakr al-Bagdadi, que pretende ser el jefe de los musulmanes en todas las partes del mundo. A partir de ahora se llamará Estado Islámico y no tiene fronteras establecidas. Simplemente, va apoderándose de ciudades importantes iraquíes y en las dos partes de las fronteras entre Iraq y Siria mientras controla muchos pozos petrolíferos. Es una organización rica que llega a la gente ante la inoperancia de estados fallidos como Iraq, Siria y Afganistán.

La seguridad de Israel está más en peligro ante un movimiento que realiza las funciones de gobierno de los estados fallidos que se desangran en guerras civiles internas por mantener el poder o por defender los chiíes o los suníes.

El hallazgo de los cadáveres de tres adolescentes israelíes que fueron secuestrados el día 12 de junio hace temer a los palestinos ante una muy probable represalia desproporcionada del ejército de Netanyahu.

El mundo ve crecer movimientos insurreccionales, violentos en muchos casos, ante la inexistencia de potencias que garanticen la seguridad de sus aliados protegidos. Rusia está con Siria y Estados Unidos con Israel. Pero nadie sabe cómo responder al incipiente y revolucionario Estado Islámico que pretende expandirse en la zona habitada por musulmanes.

Unos cambios de fondo van transformando los estados frágiles o fallidos que son incapaces de controlar lo que ocurre en el interior de sus propias fronteras. No sé si la palabra gobernanza puede servir para explicar estos fenómenos transversales que vaticinan movimientos tectónicos en un futuro cercano. Es un término que se viene utilizando para definir una nueva forma de gobernar que tendría que designar la buena orientación, la eficacia y la calidad de las acciones públicas y su relación con los ciudadanos.

Muchos de esos movimientos pretenden una nueva forma de relación que aproxime a los políticos y las instituciones a las necesidades de la gente corriente que experimenta la severidad de la crisis mundial que afecta a todo tipo de regímenes y sociedades. La subordinación jerárquica que hemos conocido hasta ahora va dejando paso a una integración en red que borra las fronteras y el modo de ejercer el poder.

No sé cómo terminará el proceso abierto en Catalunya que debe conducir a una consulta el próximo 9 de noviembre. Pienso que no lo sabe nadie, ni siquiera los que desde el Govern Mas y desde ERC lo impulsan con una voluntariosa seguridad. En la hipótesis de una Catalunya independiente habría que gobernar mejor, combatir con más firmeza la corrupción y volver a dar posibilidades de un mayor bienestar a las clases medias que están deslizándose hacia los espacios de la pobreza.

Tampoco se puede predecir qué ocurrirá en Escocia el 18 de septiembre con el referéndum sobre la independencia. La tierra se mueve bajo los pies en el ancho mundo. Las desigualdades aumentan como indican las estadísticas. Pero crece la participación ciudadana, las exigencias de una sociedad informada y la capacidad de movilización a través de las redes sociales que pueden dar voz política a grupos hasta ahora marginados.

No hay un solo debate para dar respuesta a las nuevas corrientes de acción que no invocan la racionalidad sino los sentimientos que pueden ser tan cambiantes como los vientos.

Publicado en La Vanguardia el 2 de julio de 2014

13 comentarios

  13 comments for “Nuevas formas de gobernar

  1. dogbert
    03/07/2014 at 00:49

    Nuestro anfitrion es un declarado admirador del imperio Britanico, este imperio que a regla y cartabon trazo fronteras sobre el papel que luego se han visto contra natura. Asi los kurdos estan repartidos por varios estados, no entiendo porque no tienen derecho a una nacion propia y porque el Sr. Foix ya etiqueta a la misma como un «estado tapon» que favorece a no se quien.
    En un doble salto sensacional y pasando por el neonato califato islamico, el Sr. Foix aterriza en Catalunya y en la propuesta del 9N que va a ser el rien va plus. Aqui si que vamos a asistir a una nueva forma de gobernar: el desgobierno absoluto. A partir de aqui creo que empezara a clarear el panorama.

  2. Albert
    02/07/2014 at 20:38

    Sr. Foix: » Nuevas formas de governar »

    Con los años he aprendido que… no hay nuevas formas de governar…

    Porque es el ser humano codicioso, el problema y el que mal gobierna.

    De hecho tendrían que governar todos aquellos seres humanos, que en este momento están ayudando con su esfuerzo y sacrificio, a sus semejantes humanos, que ya están en la misèria, desesperanza, desamparo, sin ingresos, sin vivienda y pasando hambre.

    Estas personas también lo necesitan, pero ayudan humanamente todo lo que pueden.

    En cambio existen todos aquellos multimillonarios y millonarios en euros que van de Bar y de Cenas y además son prevaricados, ect. que no ayudan ni a su madre.

  3. Rosamaria
    02/07/2014 at 19:58

    Aquestes «noves formes de governar» encara s’han de demostrar….per ara, només són «bones intencions»…com sempre….després, ja ho veurem.

  4. 02/07/2014 at 17:20

    Sr.Foix: lo que más me preocupa de estas nuevas formas de gobernar que están apareciendo es que sean más de lo mismo, los mismos perros con distintos collares…estamos viendo en nuestro país la aparición de partidos, que no son más que la línea blanca de partidos existentes, que se han fabricado para evitar la fuga de votos descontrolados…si alguno de los compañeros del Blog formasemos un nuevo partido e intentasemos que nos dieran cancha en alguna de las televisiones y medios, veriamos que no nos darían ni dos segundos y menos gratis…por contra, vemos que nuevas caras de partidos que nadie conocía hace dos telediarios,han tenido las puertas abiertas en determinadas tertulias diarias…y en horas de prime time…

    • david g
      02/07/2014 at 18:25

      un apunte muy agudo!

      • 02/07/2014 at 21:45

        Y todo gratis David…

    • francis black
      02/07/2014 at 18:59

      Salen casi más partidos que economistas haciendo análisis.

      • Àfrica
        02/07/2014 at 20:02

        ….es que a cualquier cosa ya se le llama partido,Francis.

      • 02/07/2014 at 21:47

        Unos economistas que no vieron venir la crisis ni por el forro Francis, nos dan ahora clases diarias de cómo salir de ella….Sólo me fio de nuestro compañero Ramón, las caza y las cazaba al vuelo…

  5. 02/07/2014 at 16:32

    Sr. Foix:
    Hi ha altres i noves formes de governar, en son necessaries, ia més ens calen canvis ja. Per una societat més justa.

    Els diners defraudats en impostos permetrien cobrir tota la despesa sanitària a Espanya
    Oxfam Intermón reclama que es prenguin mesures definitives contra l’evasió i elusió fiscal i demana als ciutadans que es mobilitzin i subscriguin un Decàleg per una fiscalitat justa.

    Amb un acte de carrer aquest matí davant del Ministeri d’Hisenda a Madrid, l’Agència Tributaria de Barcelona (i secundat per actes en altres 10 ciutats espanyoles) l’organització exigeix importants canvis en la reforma fiscal presentada pel Govern.

    http://www.oxfamintermon.org/ca/sala-de-prensa/nota-de-prensa/diners-defraudats-en-impostos-permetrien-cobrir-tota-despesa-sanitaria

  6. SantiS
    02/07/2014 at 15:53

    Sempre s’ha mogut la terra sota els nostres peus i sempre s’han construït edificis amb la intenció de ser eterns. Els presumptuosos humans ens creiem les nostres quimeres.
    Es fins a cert punt una novetat, que els nous moviments es basen en els sentiments de la gent, tant als països àrabs com a Escòcia, el Kurdistan o Catalunya. Es veuran molts canvis.

    • 02/07/2014 at 22:52

      SantiS, desde que diseña Calatrava los edificios tienen fecha de caducidad…

    • José A. García
      06/07/2014 at 10:01

      Creo que los sentimientos de las personas se manipulan con métodos que la psicología ha desarrollado. En general usamos la parte emocional de nuestro cerebro y muy poco la más racional, simplemente por el desarrollo biológico de nuestro cerebro; pero ello, en ciertos casos, nos lleva a creer lo que quizás no sentimos cuando nos topamos con las consecuencias. Un caso claro es el de aquellos que votaron al PP en las última elecciones generales motivados por el rechazo a Zapatero, pensando que el cambio arreglaría la economía.

Comments are closed.