Tarek Aziz, el final triste de muchos errores

Tarek Aziz, mano derecha de Saddam Hussein

Tarek Aziz, mano derecha de Saddam Hussein

La muerte de Tarek Aziz, ex viceprimer ministro de Iraq, mano derecha de Saddam Hussein durante 20 años, ministro de Asuntos Exteriores, cristiano y diplomático, condenado a muerte, me evoca las desgracias que ha vivido su país desde que la coalición internacional decidió invadir el país, derribar al dictador y promover la instauración de una democracia tutelada. Sin una sola prueba, sin casus belli, en nombre de la civilización.
Había coincidido con Tarek Aziz en Bagdad, en reuniones en Ginebra, en la ONU en Nueva York. Era hombre silencioso, sombrío, observador. No se adivinaba un pensamiento detrás de su bigote clásico de Oriente. Sus viajes por Europa para evitar la invasión fueron vanos. Bush, Blair, Aznar y Barroso se hacían fotos triunfalistas en las Azores. Cuanto mal puede hacer el bien, escribía Tzvetan Todorov en aquellos días.
Han transcurrido doce años desde aquel mes de marzo de 2003. Estados Unidos era el país imprescindible, el que hacía y deshacía en el mundo, el que daba las órdenes para atacar. Los Blair, Aznar y aliados eran simples compañeros de viaje.
Washington ha controlado Oriente Medio desde que británicos y franceses admitieron no tener musculatura para dominar aquellas fronteras creadas al final de la Gran Guerra. La creación del estado de Israel en 1948 fue consecuencia de un acuerdo de las Naciones Unidas. El mundo y particularmente Europa tenían que encontrar una solución, un territorio, en el que los judíos perseguidos por la historia y por las barbaridades del nazismo pudieran encontrar un lugar de paz y prosperidad.
Israel no es el único problema en la región. El problema es cómo se pueden gobernar los árabes y cómo se pueden tolerar las distintas facciones. El orden en Oriente Medio garantizado por Estados Unidos ha quedado destruido. Las guerras civiles están desangrando Siria, Libia e Iraq. Unos jihadistas sin escrúpulos y violentos han creado el Estado Islámico que quieren convertir en un califato de grandes dimensiones geográficas. Borran fronteras y asesinan a los que no son como ellos.
Los aviones militares saudíes bombardean a rebeldes chiítas en Yemen. El odio cosecha muertes en todas partes y todos los días. En Libia hay dos facciones que se disputan el poder por la fuerza. Iraq está hecho trizas. Unos seis millones de desplazados buscan refugio en la zona o en Europa. En Washington se ha llegado a la conclusión que la paz no puede venir de fuera. Se avecinan luchas sangrientas durante una generación.
Tarek Aziz no era un ángel. Estaba al lado y servía a un dictador sangriento. El régimen de Saddam Hussein era una mala solución. No era solución. Pero lo que ha venido después ha sido peor. Primero entran los ejércitos de la civilización. Destruyen y dividen. No resuelven nada. A los diez años se van. Derrotados e incapaces de facilitar la convivencia. Decenas de miles de cristianos han sido perseguidos o expulsados. Las peleas entre las facciones internas son constantes. Los kurdos reclaman su personalidad propia.
Estados Unidos y Europa han fracasado en Oriente Medio. Se han ido. Pero tendrán que volver porque todo lo que ocurra allí nos afectará a todos muy directamente.

8 comentarios

  8 comments for “Tarek Aziz, el final triste de muchos errores

  1. vicus
    07/06/2015 at 12:33

    La verdad es que esta creeencia de que Israel es la única democracia es solo verdad a medias.Que Israel tiene una democracia mejor que los paises árabes ciertamente,pero ésta goza de imperfecciones importantes.El distrito único no es el modelo anglo-saxon que es el más consolidado y ofrece mayores garantias.Israel y su política serian muy diferentes
    Por otra parte,la desgraciada aventura de Egipto ha impulsado al jihadismo,tras el golpe de Estado encubierto primero de Mursi y luego del Ejército

  2. 06/06/2015 at 22:57

    And the winner is…¡¡¡¡ Barça !!!!…

  3. 06/06/2015 at 00:37

    Sr.Foix: si a esta devastación que florece por doquier en Oriente Medio se le llama La Primavera Arabe, no quiero ni imaginarme qué veremos cuando llegue el Invierno Arabe…

  4. francis black
    05/06/2015 at 21:49

    Imponer democracia ? Estos temas son muy complicados para mi. No los conozco en profundidad para opinar. Yo soy pacifista. Aunque suene naif.

  5. Eduardo Zalovich
    05/06/2015 at 21:07

    Como siempre sus análisis tienen una lógica sin fisuras. pero no entiendo porqué definir a Israel, la única democracia, como un «problema». No lo es. El problema es el fanatismo islámico y las dictaduras árabes.

    • dogbert
      06/06/2015 at 02:29

      Efectivamente Israel no es el problema de la zona. Israel es la unica democracia de la zona. Hay problemas en la zona, complicados, pero ninguno es Israel.

  6. Magí de Cal Corona
    05/06/2015 at 20:54

    Les divisions territorials que els països «conquistadors» o «colonitzadors» han estat sempre fetes per interessos econòmics, i no respectant les característiques dels pobles, nacions, ètnies, o grups compatibles en convivència.

  7. Albert
    05/06/2015 at 19:43

    Sr. Foix: » Estados Unidos y Europa han fracasado en Oriente Medio. Se han ido. Pero tendrán que volver porque todo lo que ocurra allí nos afectará a todos muy directamente. »

    Lo subscribo porque, es exactamente lo que yo venía pensando desde hace mucho tiempo.

    Intuyo que poco a poco, estaremos ó estamos inmersos en la tercera guerra mundial…sin darnos cuenta. ¡ El petroleo será, seguramente un motivo…

    Que conste que es solo una opinión intuida…

    Al buen entendedor…

Comments are closed.