Entre la ficción y la mentira

Mariano Rajoy,Pedro Sánchez,Pablo Iglesias y Albert Rivera han sido incapaces de formar gobierno

Mariano Rajoy,Pedro Sánchez,Pablo Iglesias y Albert Rivera han sido incapaces de formar gobierno

Bastaría introducir un punto de sobriedad en la nueva campaña electoral para que no se jugara con la inteligencia del electorado que tras muchos meses de contemplar el panorama de frustradas o no queridas negociaciones sabe distinguir entre la ficción y la realidad. Se ha dicho que en los últimos cuatro meses el teatro ha dominado el escenario político español. Siempre hay una dosis importante de impostura en las campañas electorales. Las mentiras o, lo que es peor, las medias verdades son digeridas sin empacho por la masa crítica de una opinión pública indefensa que es golpeada desde muchos ángulos.

Uno de los argumentos centrales que recorren las páginas del libro de Ignacio Sánchez-Cuesta es la falta de datos, de conocimiento, sobre el que descansa el debate público español. La desfachatez intelectual es un libro frío y descarnado sobre la visibilidad de muchos opinadores con más vocación literaria que analítica. Su máxima aspiración, dice, “es llegar a escribir noveladamente sobre la política, como se pone de manifiesto en los libros que publican, preñados de diálogos inventados y descripciones engañosamente precisas”. Libro interesante en el que se pone en contradicción a lo más granado de los opinadores de lujo con comentarios que ellos mismos han escrito o emitido. El tema de España y el “mal de la patria” asoma en las palabras de tertulianos que recuerdan las obsesiones nacionales de los que formaron la generación de 1898, que construyeron un debate pesimista sobre la decadencia del país.

Escritores y novelistas relevantes con un gran predicamento mediático pero que no saben de lo que hablan cuando se pro­nuncian sobre la política, llevados por unos cuantos apriorismos que aplican sin el menor rubor.

El premio Nobel de Literatura de 1980, el lituano-polaco Czeslaw Milosz, dejó escrito que “una palabra de verdad suena como un disparo de pistola” en un paisaje silencioso. Es difícil absorber la verdad en estado puro, al cien por cien, de la misma manera que no se produce alcohol al cien por cien. Pero sí que es posible una aproximación a la verdad sabiendo que no podemos cambiar los hechos por el mero hecho de emitir un juicio o por un impulso del deseo, por voluntarismo o por simular situaciones que se sabe que son falsas.

Estamos ahora en fase de confección de listas electorales. Es el momento más difícil y más fratricida que conocen los partidos. Normal. Pero una vez aprobadas las listas tienen que presentar sus programas, que naturalmente son distintos y dispares. En estos 53 días que faltan para que se abran las urnas habría que exigir que cada uno de los cuatro partidos principales, y también los nacionalistas e independentistas, se comprometieran a las alianzas que estarían en condiciones de establecer. Que no nos mientan con esa indiferencia a la verdad que se observa en muchas partes y que en cuestiones políticas parece no tener límites.

Negar de antemano la posibilidad de hablar o pactar con una de las fuerzas que parece que va a obtener más votos me parece poco inteligente y nada práctico. La política española no puede convertirse en una cuestión personal entre el quietista Rajoy y el voluntarioso Sánchez, que no dispondrá de mayoría suficiente para formar gobierno. Si los líderes de PP y PSOE se hubieran retirado la noche del 20 de diciembre dejando paso a otros, seguramente no iríamos a elecciones y ya tendríamos gobierno. En democracia, cuando se pierden tantos votos y tantos escaños, lo más digno es irse a casa. Para el bien propio y el de los partidos y los electores.

Esta resistencia a aceptar los hechos se traduce en gestos tan infantiles como negarse el saludo en un acto público. Se puede defender todo y se puede oponerse a todo sin despreciar las formas elementales que utilizamos todos para facilitar un mínimo ambiente de convivencia.

La política es un encuentro con el otro, con el adversario, con el que piensa radicalmente distinto. De manera muy especial cuando las urnas arrojan unos resultados plurales y distintos. No hay que salvar a ningún soldado ni tampoco a ningún par­tido, sino facilitar la solución a los problemas más inmediatos y más de fondo de los ciudadanos.

No se exige toda la verdad, pero sí una aproximación lo más fiel posible a ella. Que el president Puigdemont, por ejemplo, visite Bruselas y se entreviste con las máximas autoridades de Flandes no le puede llevar a hacernos creer que no se vio con los máximos líderes europeos porque no lo había solicitado. Tanto desde la oficina de Jean-Claude Juncker como desde la de Martin Schulz se dio cuenta de que sí había habido una solicitud de entrevista, pero que, por motivos de agenda, no había sido posible. No sé si fue una mentira premeditada, pero sí que se ha hecho el ri­dículo en esta primera visita oficial a Europa.

Publicado en La Vanguardia el 4 de mayo de 2016

  24 comentarios por “Entre la ficción y la mentira

  1. Es imposible, estar cegado y no reconocerlo es otro deporte de este pais, asi que hay que seguir votando al mismo, que es el que defiende mis intereses, analizar a fondo sus propuestas economicas para saber si son viables, no esto no, ya cuesta mucho trabajo, requeriria leer libros, comparar politicas economicas con otros paises etc…

    • En las próximas semanas, todos recitaremos el programa, programa. Pero, en la práctica, seguiremos llenando los espacios informativos con la declaración de última hora de cualquiera de los cuatro líderes en lugar de los pros y contras de unir las propuestas de distintos partidos. Que la política española se convierta en un circo romano de intrigas palaciegas no depende tanto de los actores como de los espectadores. ¿Asumiremos nuestra responsabilidad, premiando a los políticos que tiendan la mano y castigando a los oportunistas? ¿O seguiremos disfrutando desde el sofá de esa lucha cainita por el poder (del Gobierno o del partido) en la que se ha convertido la política mediática en España?
      Victor L. en 22/12/2015. http://elpais.com/…/12/21/opinion/1450697017_305624.html :………¿se repetira ahora lo mismo?

  2. Sr. Foix i compañeros/as del blog: Pienso que, estos políticos no se ponen de acuerdo porque no viven la realidad en que vive la ciudadanía,… pues en frealidad…no lo viven en sus carnes… y sobre todo ganan demasiado dinero mensualmente y anualmente.

    Deberían ser despedidos de empleo y sueldo por incompetencia laboral… y entonces, …solo entonces sabrían… el pan que se le da al que pierde el puesto de trabajo, el ingreso del sueldo, el sin vivienda y el sin comida.

    Al buen entend….

      • Los políticos exitosos son pastores en los asuntos menores y borregos en los mayores. No sabemos qué edad de jubilación proponen, pero sí qué monumentos querrían retirar de las plazas públicas o cómo vestirían a Melchor en la cabalgata de Reyes. Para ser más precisos, muchos políticos han renunciado al liderazgo en lo que en ciencia política se llaman “temas de valencia”, aquellas cuestiones cuyos objetivos son compartidos por la ciudadanía, como el crecimiento económico, la reducción de la criminalidad o la cohesión social. Los políticos telegénicos no pierden el tiempo en desplegar argumentos mínimamente elaborados sobre cómo abordarían estas metas complicadas. Prefieren refugiarse en los llamados “temas posicionales”: aquellos donde los ciudadanos discrepan sobre el objetivo final, como las relaciones exteriores, el aborto, la cadena perpetua, la enseñanza de la religión o la ubicación de la foto del Rey en el salón de plenos V.Lapuente .http://elpais.com/elpais/2016/02/08/opinion/1454937654_739244.html

    • Recordemos que en este pais se subieron a los altares muchos gurus, muchos iluminados, muchos fantasmas y charlatanes y al final han acabado enterrados en su miseria, asi que toca esperar que el tiempo ponga a cada uno en su sitio.

      • La petición de entrevista llegó al gabinete del presidente por correo electrónico a través del representante permanente de Catalunya ante la Unión Europea, Amadeu Altafaj, han explicado a La Vanguardia fuentes comunitarias. Juncker alegó problemas de agenda para no acceder a la solicitud.

    • “..La política es la gestión de las reglas comunes y no de los nombres propios”
      “….la buena política no es ni cuestionar el “sistema” en general ni a unas personas en particular. La política es lo que está en medio, entre el sistema y el individuo. La política es la discusión sobre las normas formales, las instituciones, que regulan el comportamiento de los miembros de una comunidad. Las sociedades que circunscriben el ámbito de la política a este terreno intermedio tienen más posibilidades de superar los problemas colectivos que aquellas, como la española, donde no existe un consenso mínimo sobre cuál es la esfera de actuación de la política”
      Victor Lapuente Giné es profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Gotemburgo.

      • Hoy en día, por desgracia Ramón, la política es de usar y tirar, instantanea, twittera, de fracesitas y fotitos… no vaya a ser que a los ciudadanos nos dé por pensar y analizar lo que nos cuentan…

        • Esperamos a ser europeos ? Ahhh no que ya lo somos, esperamos pues a la proxima generación, las mas universitaria de Esp? Ahhh no, que estan trabajando en el extranjero….

          • Por de pronto Ramón, la generación universitaria que encontró sitio dando clases en las mismas universidades que estudiaron ya se han situado, están todos metidos en política…

          • Partidos,
            Por mí os podéis ahorrar el 100% del mailing. Ya hemos tenido bastante con el watching, el listening y el reading. (Pilar O.)

            ¿No seria mejor dejar claro que votase la formación mas votada ? o bien unas presidenciales como Francia ? porque como repitamos el mismo lio….

  3. Recordar al Sr. Foix la frase de Eric Hoffer : ” Se mienta más alto cuando uno se miente a sí mismo.”

    Cuando exige la verdad al President Puigdemont, habrá que preguntarle Sr. Foix, ¿la verdad según quién? ¿La suya, la del President o la realidad de los hechos documentados?

    Con su trayectoria visible, cualquier comentario referente a un Gobierno de Catalunya con ideario contrario al suyo personal (quizá hasta profesional) y su probable aversión al Vice-President Junqueras (por las razones que Ud, sabe), diría que este artículo es más de “cajón desastre” que “de sastre”. Un saludo.

  4. Como los que tenían que haberse ido a casa no lo han hecho, muchos electores se quedarán en casa en las próximas elecciones.

  5. Sr.Foix: hay que luchar para dejar en evidencia las mentiras que nos cuentan y castigar a quienes nos manipulan con verdades a medias…los que dicen estar en posesión de la verdad tienen un problema, tienen que demostrarlo, no basta con decirlo…aunque a veces tarde, el tiempo acaba poniendo las cosas en su sitio siempre…
    Sobre la segunda parte electoral que se nos viene encima, qué quiere que le diga…en la vida llega un momento que te cansas de ver lo mismo una y mil veces y ahora estamos en ese momento…

    • Quizás una solución Salomónica sería encerrarlos ,como en un conclave ,y no dejarlos salir hasta no alcanzar un acuerdo general…Que estamos hartos,indignados y arruinados!!

          • NO quiero ni un solo sobre con publicidad y papeletas electorales!
            Ya las cogeré en el colegio electoral. Y menos aún cuando sé que esto costó 140 millones de Euros!!!
            Propongo que todo aquel que este de acuerdo, pegue esto en su muro. A ver si se hace viral y se enteran los partidos.
            Mejor invertirlo en ayudar a familias, en sanidad abriendo quirófanos, en investigación… invertirlo en algo que SI merece la pena y no en llenar nuestros buzones de papeletas que acabarán en la basura.

Comentarios cerrados.