La libertad amenazada y atacada

Fotografia de la portada de The Economist de esta semana.

Fotografia de la portada de The Economist de esta semana.

Donald Trump tiene problemas con los periodistas. A dos reporteros de la influyente web Politico se les obligó a abandonar el mitin que el candidato republicano efectuaba en California este jueves. Putin tiene bien atados a los periodistas. El presidente egipcio no admite críticas ni valoraciones. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha intervenido el principal diario del país y las conexiones a Internet son muy controladas. En China el presidente Xi Jinping cerró los pequeños grifos de libertad cuando llegó al poder en 2012.

Se da la paradoja que en la época de más información accesible, con una masa crítica de opinión que cruza el planeta en todas direcciones, todo en tiempo real y sin limitaciones de espacio, es en esta época donde la libertad está tan controlada como antes. Diría que lo está más porque más son los instrumentos para saber qué se escribe, se dice y se exhibe en la globalidad digital.

El semanario The Economist dedica la portada de este viernes a un ciudadano anónimo con un candado en la boca. El título es “free speech under attack”. Ciertamente la libertad está asediada por el poder político, económico y financiero. El poder ya no está en la política sino en la gran nube de la información que está controlada por las corporaciones tecnológicas o financieras.

No es demagogia. Es lo que ocurre. Y es en estos momentos cuando es más imprescindible reclamar la libertad de expresión. La revista británica lo resume muy bien en su editorial principal: “Vale la pena recordar que la libertad de expresión es el fundamento de todas las libertades. La libertad es la mejor defensa contra el mal gobierno. Los políticos que se equivocan (es decir, todos ellos) tendrían que ser objeto de la crítica sin restricciones. A los que lo lean o escuchen pueden responder y aquellos que ignoran las críticas nunca sabrán porque sus políticas estaban mal orientadas”.

El progreso se alcanza a través de la crítica, el debate, los desacuerdos y las discusiones basadas en la racionalidad. La historia demuestra que aquellos países más avanzados son los que han gozado de un mayor grado de libertad.

 

4 comentarios

  4 comments for “La libertad amenazada y atacada

  1. 04/06/2016 at 16:42

    Sr.Foix: la libertad de expresión es básica, imprescindible, necesaria…pero en cuanto un periodista critica algo al político engreido de turno, le ponen una crucecita negra y dos puntos de interrogación en su ficha…eso en el mejor de los casos…

  2. Olivia Solà
    04/06/2016 at 14:53

    Olè! Si señor…crítica feriz pero constructiva, sin acritud, con respeto al orden democrático !
    Asi se puede avanzar.
    Cuanto hubièsemos ganado los Catalanes si las movilizaciones populares no se hubiesen escorado por obra y arte de los medios hacia el independentismo sino hacia las protestas justificadas, masivas. Seríamos un orgullo nacional.

  3. Albert
    04/06/2016 at 08:35

    Sr. Foix: Interesantissim. Es la realitat. Penso igual.

    » La libertad está asediada por el poder político, económico y financiero. »

    Es decir está asediada por la corrupción institucionalizada y además aceptada por la codicia de los panzacontentos que también medrán a su costa.

    • 05/06/2016 at 17:47

      Estamos rodeados Albert…

Comments are closed.