Populismos y demagogia

Un acto político del Frente Nacional en Francia en contra de Bruselas

Un acto político del Frente Nacional en Francia en contra de Bruselas

El punto más delicado para la estabilidad política de un país es cuando los extremos, la demagogia o el populismo no son considerados como un problema, sino como la solución. No hace falta que la mayoría de los ciudadanos estén de acuerdo, sino que acepten y ­debatan el relato impuesto por el populismo y la demagogia. El que construye el discurso lleva en cierto sentido la delantera. Interpretando al reaparecido y ahora tan citado Antonio Gramsci, será la hegemonía cultural de las clases dominantes la que conducirá a la hegemonía social y política. Todo tan viejo como la noche de los tiempos.

Estuve siguiendo ayer una larga entrevista en el programa Hard talk de la BBC a una representante del partido Alternativa para Alemania. En la entrevista, Stephen Sackur la sometía a una serie de preguntas que ponían en contradicción las credenciales democráticas de esta fuerza en alza en Alemania con sus posiciones xenófobas.

Es evidente que la crisis económica se ceba en amplios sectores de la sociedad europea que han salido del circuito del bienestar y han quedado excluidos quizás para siempre de un mínimo de dignidad, y estos cambian el voto en función de su desesperación o, simplemente, porque entienden que un cambio radical desde los extremos –desde la izquierda radical como es el caso de Grecia o desde la derecha xenófoba como ocurre en Francia– es la salida ­menos mala a su precariedad económica y vital.

El discurso de la xenofobia o el del odio al otro han transformado una Europa solidaria, abierta, aquella de la economía social de mercado, en un espacio en el que se levantan a diario fronteras étnicas, económicas y culturales. El discurso de la centralidad, que ha sido uno de los éxitos más inesperados en la Europa de los últimos sesenta años, está retrocediendo dejando paso libre al de los extremos izquierda-derecha o al de nosotros y ellos.

Cada frente intenta introducir su discurso hegemónico, minoritario pero muy eficaz, tanto de la derecha xenófoba como de la izquierda revanchista que considera ocupar segundas residencias o educar a los hijos en el ámbito de la tribu.

Estos relatos que intentan convertirse en hegemónicos han existido siempre en las sociedades libres. La novedad es que el espacio central, casi siempre mayoritario, no lo ocupan líderes con prestigio y credibilidad, sino que lo ostentan personajes que en vez de proponer un discurso propio se abrazan a tesis que han puesto en circulación alguna de las hegemonías que pugnan por imponer sus debates con las nuevas palabras y los concep-tos nuevos para convencer a los desprevenidos.

La demagogia y el populismo, por muy atractivos que parezcan en momentos puntuales, son soluciones frágiles que suelen causar grandes males. Argentina, por ejemplo, no se ha sacudido todavía el peronismo.

Publicado en La Vanguardia el 2 de junio de 2016

12 comentarios

  12 comments for “Populismos y demagogia

  1. 03/06/2016 at 21:40

    Soluciones sencillas para problemas sencillos, pero soluciones simplonas para problemas complicados estructurales que necesitan reformas a largo plazo, no nos llevaran a buen puerto.

    • 05/06/2016 at 12:47

      «Los inteligentes hablan de ideas,los mediocres de personas ,y los tontos ,de cosas . Maldito país pues donde todo el mundo andamos empeñados en buscar el culpable de todo ,con una mala hostia ignorante y malévola.Donde se miente y se engaña para salirnos con la nuestra,caiga quien caiga y haciendo el daño que haga falta. Un país sin cultura,sin principios y sin valores solo puede ser gobernado por mediocres y por los peores . No merecemos otra cosa. Todo ,menos pensar y trabajar y esforzarnos…»JA Perez ..Ideas para afrontar la transicion a la revolucion cientifica y social actual pocas o ninguna, frentismos de una vieja izquierda y una vieja derecha para criticar acciones pasadas, cada dia, es la politica del rencor no es la politica de las soluciones.

  2. José A. García
    03/06/2016 at 19:33

    Existe una gran confusión en las poblaciones europeas. ¿Cual es el mal menor? Pudiera ser que nos quedemos como estamos… Si así fuera es que seguimos en situación crítica.

    Hay partidos que quieren destruir el sistema social y político actual. Sabemos quienes son. ¿Nos gustaría vivir en esa sociedad? ¿Cómo sería? ¿Una versión de la URSS, o una versión del nazismo y del fascismo? ¿Unas mini-sociedades libertarias? No tengo ni la menor idea, pero, salvando la necesaria mejora del reparto de la riqueza, los experimentos con gasesosa.

    La economía no se soluciona a toque de demagogia y de voluntarismo, es un tema técnico y con la necesaria política para evitar los abusos de soluciones ventajistas para unos pocos. Ahora bien, si debemos el 100% del PIB nosotros solos no lo podremos arreglar, no tenemos capacidad económica, ni músculo político en la escena internacional; y Cataluña por si sola tampoco.

  3. Olivia Solá
    03/06/2016 at 18:06

    En respuesta a Joan Martorell: y que hemos de hacer los catalanes que nos sentimos profundamente biculturales, que amamos a España como tal, que relativizamos eso de que «nos roban nuestras libertades» ? Porque a mi más bien me quitan derechos: a usar el Español a mi antojo sin ser mal vista, derecho a tener unos medios de comunicación menos tendenciosos, derecho a una escuela bilingue para mis nietos, derecho a no tener que dejar a mis hijos sólo una parte de lo q tengo x q el estado autonómico se queda con una gran parte, derecho a no pagar unas autopistas q enriquecen a los bancos, etc, etc, etc…
    Si tengo q votar a partidos que hoy por hoy estan ninguneados en Cataluña gracias a un partido que se llevó mi voto pero que lo mal usó en aras de un estúpido i retrógrado mesianismo.

  4. Olivia Solá
    03/06/2016 at 17:50

    Contestant a l’Agata: això dels rics cada vegada més rics i els pobres… Ja és un tòpic i personalment no sé a que és refereix exactament. A quí diguem ric? A qui diguem pobre? Per què d’uns i d’altres sempre n’hi ha hagut i n’hi haurà. Desprès està el tema d com es gasta o inverteix els diners cadascú, la qual cosa fa que un tingui més que un altre. L’important, penso jo, és que tothom tingui assegurats els drets bàsics d’educació, salut i vivenda i això és un ideal que no crec q tingui cap societat per què sempre hi ha nuclis de pobresa que no es poden erradicar; per aixó ha d’haver-hi «beneficència» q malgradament enlloc tampoc cubreix més enllà d’uns mínims . Está bé que tendim a q tot sigui perfecte però cada a cada pas x avançar sorgeixen nous reptes i problemes. Ara mateix tots els q arriben a Europa de lluny , han de començar no tinguent gaire res moltes vegades. A la meva infantesa, ni una joguina per Reis, i ara tinc, apart de dos fills i quatre nets, tot el que necesito.
    Vol dir q no exigim més del que pot donar la nostra complexa societat?

  5. àgata
    02/06/2016 at 18:13

    Cal tenir en compte la gran desigualtat social que creix la gent que treballant molt no fa prou per viure mentre els rics cada dia s’enriqueixen més i ens tenen a les seves mans.

  6. 02/06/2016 at 17:47

    Sr.Foix: manipular a la gente con promesas de futuro utópicas es fácil y sencillo… lo difícil y complicado es dirigirlas y guiarlas en busca de soluciones factibles a sus problemas reales…

    • José A. García
      03/06/2016 at 19:26

      Vemos con más claridad los manipuladores foráneos que los que tenemos al lado. Y, en ocasiones, somos ciegos a las promesas cercanas y emocionales pero no a las de los otros.

  7. Joan Martorell i barberà
    02/06/2016 at 17:44

    A Gerri de la Sal hi baixa un torren salat, d’aqui li ve el nom, l’aigua és embassada i quan s’evapora hi queda la famosa sal de Gerri.
    Peró de vegades una tormenta bareja l’aigua salada amb l’aigua dolça del torren proper i llavors es perd la sal i les truites queden atontades, es el gran moment dels pescadors de Gerri que a cops d’estaca omplen el sarró de truites.
    Valgui el parrel.leisme: La crisi , gran tormenta, ha tornat insípida la sal i els pescadors de fortuna han sortit a buscar el peix atontat.
    Posem noms als pescadors: La CUP, PODEMOS,CATALUNYA SI QUE ES POT….. els que es diuen activistes de la colla de L’ADA COLAU.
    I jo, a qui haig de votar? Als pescadors segur que no,els partits que ens neguen el dret a decidir, i les nostres llibertats? tampoc. Qui queda? A si, queden els que he votat sempre peró que ara s’estan reciclant…. serà prudent esperar a veure com queda la nova versió? tornara a baixar salada l’aigua?

    Un amic, que potser va errat, em va dir que en alguns paissos l’abstenció es computa restant escons…..Quants escons es merexerien perdre els polítics que han perdut el sentit del pacte, que ens fan bobejar.
    I si tornen a tirar el meu vot a les escombraries?
    Tinc complexe de Hamlet.
    JOAN MARTORELL I BARBERÀ
    CARRETERA DE TERRASSA 30
    08230MATADEPERA
    TEL937870535
    DNI39054045E

    © 2016 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español

  8. Joan Martorell i barberà
    02/06/2016 at 17:43

    Hegemonia diu?
    LLatzer Moix quan, en el seu article a La Vanguardia «La deriva de l’egemonisme» ens parla del sobiranisme com un procés hegemònic de factura Gramsciana, està invertint el «timing»: primer va ser la gallina i no l’ou
    Les manifestacións de l’onze de setembre són més velles que l’anar a peu.
    La gallina fou un Estatut votat majoritària i tranquilament, que va pondre l’ou de l’esperança; peró el Tribunal Constitucional, pressionat, ara sí, per l’hegemonia dels partits centrelitzadors, va esclafar l’ou…. i d’aqui ve , no una Catallunya malalta, sinó una Espanya ingovernable, com malauradament confirmen la manca d’acords i la repetició d’eleccións.
    I aquí m’aturo, no vull entrar a seguir, no tot es pot posar al mateix sac, Sr. Moix.
    JOAN MARTORELLI BARBERÀ
    carretera de Terrassa 30
    08230 MATADEPERA
    TELF 937870535
    DNI39054045E

    © 2016 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español

  9. Plivia Solá
    02/06/2016 at 15:00

    Seguro q estos líderes existen. No serà q los medios de comunicación los ignoran?

    • 02/06/2016 at 18:52

      Los medios son los que les ponen y les quitan a su antojo…

Comments are closed.