Insignificancias y exageraciones electorales

Cinco candidatos que representan los dos frentes en la campaña de las elecciones generales del 28 de abril

Las campañas electorales son representaciones de alto voltaje para conquistar o preservar el poder. Todo es exagerado y, a la vez, todo es insignificante. Los eslogan resumen pensamientos, estrategias y modos de llegar al gran público de manera comprensible. No siempre se consigue.

Los políticos se insultan, se desnudan, contestan cualquier pregunta del periodismo que anda a la caza del titular. El historiador Hobsbawn decía que el arma secreta del historiador es la retrospectiva y que siempre se gana en las carreras si se apuesta cuando los caballos ya han acabado de correr. Un periodista, por el contrario, escribe con la historia en vilo con la presión de interpretar la historia cuando la historia todavía no ha decidido.

Las peleas electorales son efímeras y superficiales. Las cuestiones de fondo, que son las que importan, no aparecen en los discursos inflamados de última hora. El primer día de campaña se supo que la fábrica Nissan despediría a 600 trabajadores, una quinta parte de los que forman parte de la plantilla en Barcelona. Esta noticia no mereció la atención de ninguno de los candidatos.

El tema recurrente es lo que va a ocurrir el día después, es decir, cómo y quién ocupará el poder. Estas elecciones no son las más importantes de la historia sino el pulso clásico entre la derecha y la izquierda, los dos bloques de siempre. En esta ocasión el conflicto catalán ha entrado en campaña de las generales. Y, por muy complicado que sea el problema, muchos electores votarán en esta clave. ¿Quién puede encauzar mejor, encontrar vías de salida a la crisis que dura más de siete años? Si Catalunya es la cuestión muchos votantes pensarán en quién la puede suavizar o reorientar, más que en quién la puede complicar más con las medidas de fuerza que los partidos de la derecha están anunciando.

¿Cómo el nacionalismo de Estado puede afrontar mejor el problema que tenemos en Catalunya y que tiene toda España? Casado, Rivera y Abascal son partidarios del palo y tiente tieso, aplicar con más dureza y por más tiempo otro 155, centralizar la función pública lo más posible y erosionar el Estado de las autonomías.

Hay serios problemas sociales, un paro que el FMI considera inasumible, unas diferencias de renta cada vez más altas, bolsas de pobreza muy grandes, cientos de miles de inmigrantes que viven y trabajan aquí sin papeles y sin vivienda. Estas cuestiones no son debatidas en la campaña que se centra en la defensa de la unidad nacional o en la secesión que promueven los independentistas catalanes. El nacionalismo vasco y navarro no entran en esta pugna. Ya les va bien con lo que tienen.

La organización territorial del Estado es la cuestión de fondo de estas elecciones.

12 comentarios

  12 comments for “Insignificancias y exageraciones electorales

  1. 16/04/2019 at 11:41

    Sr.Foix: constato, una vez más, un escaso nivel…

    • Àfrica
      19/04/2019 at 09:11

      Es lo que hay,Bartolomé…y no mejoramos….

  2. R
    15/04/2019 at 12:22

    ¿Alguna vez ha sido diferente? Aqui nunca se ha votado para premiar una buena gestión económica, se ha votado al menos malo.
    Las campñas son humo, para convencer a los no convencidos, a los que no saben a quien votar,los que desequilibran la balanza, y que en el ultimo momento por cualquier motivo votan a quien votan.

  3. Bet
    14/04/2019 at 13:04

    En muchas elecciones he votado con muchas dudas, buscando el partido mas afin con mis ideas, y aun asi entregando el voto con total desconfianza. Lo he hecho por responsabilidad democràtica.
    Los partidos y los lideres actuales no me seducen. Estoy harta de los engaños ,del incumplimiento de las promesas electorales y que las decisiones politicas sean tomadas para defender sus intereses de partido y no por el bien comun del País y sus ciudadanos.
    Por estos motivos he decidido: No Votar.

  4. Albert.
    14/04/2019 at 08:00

    Sr. Foix : Pienso que siempre atribuimos el idioma castellano el derecho a ser llamado idioma español, pero obviamos que el idioma catalán también tiene el mismo dercho a ser llamado idioma español, pues también los catalanes son españoles.

    La realidad es que los catalanes no pertenecen a una raza determinada. Pues Cataluña es una tierra de paso, donde siempre han pasado muchas culturas, razas e idiomas e incluso se han establecido en Cataluña ( España ) . Como ocurrió en el siglo VI, cuando el imperio Romano desapareció ó finiquitó y unos 300.000 soldados mercenarios germanos, se quedaron ó permanecieron para siempre en Cataluña (España ). Vease Los godos ó germanos en España ( Cataluña incluida ).

    El idioma catalan… es el latin vulgar ó primera lengua latina, que hablaban los romanos, también tiene el mismo derecho, que se atribuye el idioma castellano a ser llamado también, idioma español de España ó Hispalis.

    El idioma castellano llamado español, según el Diccionario español de la Real Academía, posee un vocabulario de más de 4.000 palabras del idioma
    Arabe, que son aun de uso común. Pero el castellano también conserva y usa aún su antiguo idioma de uso común ó latin vulgar, citado. Que aún usamo en Cataluña, Valencia y las islas Baleares. Y si me apuran en Asturias, el Norte de Leon, Galicia y Portugal.

    • Albert.
      14/04/2019 at 08:14

      P:D. Cambiando de tema, … El pretender aplicar el artículo 155 de la Consti. permanentemente para todos los males de España, presuntamente lohayan pensado, jovenes mentes calenturientas por inexperimentadas e incendiarias debido a ello. Es el NO VIVIR LA REALIDAD.

      • Albert.
        14/04/2019 at 08:29

        p.d. La solución es dialogar y compartir intereses, beneficios y perjuicios ó desventajas comunes.

        Seria ACTUAR CON SENTIDO COMÚN Ó SEA VIVIR LA REALIDAD POSITIVA.

        Tengase en cuenta que aplicar el art. 155, permanentemente comportaria unas consecuencias de reacciones inprevisibles, seguramente graves y además este comportamiento ó decisión personal, estaría fuera de la Ley.

  5. Roberto Martín
    13/04/2019 at 20:14

    Ayer ya voté por correo, convencido y no coaccionado. Creo que todos deberíamos tener claro nuestro voto. Yo no necesito toda la verborrea que nos espera ver y oír hasta el día 28 para tener mi opinión.

  6. dogbert
    13/04/2019 at 17:59

    De mayor quiero ser vasco. Que maravilla. Ser catalan es formar parte de un tentetieso con el que todo el mundo se atreve, y ya estoy harto. Estoy harto de unos y otros, de una democracia que ya no lo es porque ha sido secuestrada por una partitocracia rellena de nulidades, zoquetes y asnos con orejeras.
    Pero que hi farem, el DNI sigue delatando mi lugar de nacimiento.
    Votarem!

    • Àfrica
      19/04/2019 at 09:10

      I tant que votarem!! Sin convencimiento pero por necesidad, luego no nos quejemos del resultado….

  7. Albert.
    13/04/2019 at 14:30

    Sr. Foix: Buen artículo. Me quedo con los 3 últimos parágrafos porque expresan la verdadera realidad.

    Observo que la Ultra derecha, la Centroderecha y la derecha por falta de experiencia vivida, están echando alcohol por los suelos, que están llenos de hojarasca y estiercol y sin quererlo provocarán un fuego inapagable en la últra izquierda, la centro izquierda y la izquierda. Del cual se beneficiarán los incautos independentistas de la Autonomía de Cataluña ( España )

    No pensaba que los politicos actuales e inexperimentados, empezaran ellos primero a echar alcohol ó gasolina a la hojarasca, para provocar el gran fuego abrasador, pretendiendo que ellos solotienen la solución al problema.

    Recordemos que la solución existe. Pero todos dicen : ” ¡ Pita, pita, como no te apartes tu !

Comments are closed.