Egos convertidos en monstruos

El filósofo Karl Popper ha tenido una gran influencia política con su concepto de sociedad abierta

Se pueden reducir los impactos de los conflictos pero de ninguna manera suprimirlos porque forman parte esencial de la sociedad abierta. Así lo afirmaba Karl Popper, el filósofo liberal de la escuela de Viena, que acabó sus días en Kenley, un barrio del sur de Londres, viudo, solo, rodeado de libros, huyendo de la superficialidad de las sociedades simples.

El periodista y pensador francés, Guy Sorman, un liberal clásico en la tradición de Alexis de Tocqueville, entrevistó a Popper en su casa refugio de Kenley, y destacó la idea de que es conveniente distinguir siempre y en todas las circunstancias lo verdadero de lo falso. Recogió en Los verdaderos pensadores de nuestro tiempo, Les vrais penseurs de notre temps las impresiones de las cabezas más lúcidas de los últimos setenta años que han influido en la historia más reciente, desde Noam Chomsky a Friedrich von Hayek pasando por Carl Sagan e Isaiah Berlin.

El hilo conductor de la sociedad abierta de Popper es la distinción entre la realidad y la fantasía, entre ideologías improvisadas y las que son fruto de reflexiones teniendo en cuenta la libertad y la responsabilidad sin olvidar que la con­dición humana puede estropear cualquier predicción optimista. El conflicto es propio de las democracias que lo pueden resolver sin llegar a confrontaciones inútiles.

Viendo el cara a cara entre Boris Johnson y Jeremy Hunt en la noche del martes disputándose el liderazgo del partido conservador y, por lo tanto, el cargo de próximo primer ministro británico, me sorprendió la facilidad en que muchos políticos británicos han recurrido a la mentira para destrozar al adversario o para ganar unas elecciones.

Una mayoría de británicos, pueblo práctico y empírico, nada fantasioso, se convirtieron en espíritus simples que comprenden el mundo repitiendo frases rituales que no son ciertas. Las ventajas de un Brexit duro, salida de Europa sin pactar, no las puede defender nadie porque no existen.

No se trata de cuestiones materiales sino de ideas fabricadas con emociones, con un sentido de superioridad que los ingleses llevan latente en el cuerpo, con la imposición del nacionalismo en el país más multicultural y más abierto de Europa. La realidad de los hechos se rinde ­ante las ideologías que recurren a la mentira para que sea aceptada como verdad incuestionable. El eje anglosajón más potente que se establecerá entre Londres y Washington si Boris Johnson es primer ministro tendrá consecuencias inesperadas.

No se trata de las ventajas económicas y comerciales de una alianza entre Trump y Johnson sino de preservar el sentido crítico y discrepante en toda sociedad democrática. Esta tendencia se extiende en los países cada vez más fragmentados por el ruido, la propaganda y la mentira. Las dificultades para sellar pactos tras las elecciones europeas, autonómicas y municipales en nuestro país tienen mucho de intransigencia y de falta de respeto a los electores. Los egos intocables se convierten en monstruos.

Publicado en La Vanguardia el 11 de julio de 2019
 
 

11 comentarios

  11 comments for “Egos convertidos en monstruos

  1. Albert.
    18/07/2019 at 07:34

    Nuestros políticos actuales en lugar de sumar y construir, …dividen y destruyen España, incluida Cataluña.

    Y añado España sin contar con Cataluña sumada, no es nada, Pero Cataluña sin contar con España sumada, tampoco es nada.

    Sigan, sigan … Sres.políticos del 3 al 4, destruyendo y restando del presente y del futuro de nuestros descendientes y vayan diciendo … » Vivaaa Españaaa » unos… y …. los otros Viscaaa Cataluuunya »

    Pero con el futuro restado y sin sumar beneficios positivos…

    ¡ Y de lo mio que,… eeeh !

  2. R
    17/07/2019 at 10:53

    «El país debe desarrollar una cultura de la negociación y compromiso. Cuando se crea algo entre todos tenemos «suma positiva». De momento pervive la lógica de «suma cero». Negociar y ceder es parte de crear. No es una claudicación.» Juan Millaruedo.

  3. R
    14/07/2019 at 22:57

    Pérez-Reverte, a quien le da “igual” lo que hagan con los restos de Franco, recuerda que su padre y su tío lucharon con la República. “Y mi suegro que era comunista, con los nacionales. Nadie duda de la idea de República-buena y franquismo-malo. Pero cuando te acercas a la gente no está tan claro. No todo el mundo que vestía de azul era malo y el otro bueno. En los dos bandos hubo quien se dedicaba a ejecutar al otro en la retaguardia. Es demasiado simple decir que fueron cuatro generales malos y los curas contra el pueblo”. Por ello lamenta cómo hoy se está volviendo al discurso de los dos bandos. “En España tenemos una clase política que no tiene ningún discurso intelectual, son funcionarios de la política, analfabetos sin formación. Y necesitan clichés para manejar el negocio. Para eso la guerra civil es perfecta: buenos-malos, tú eres rojo, tú no… están resucitando artificialmente algo que la gente de la calle le importa un carajo. Otra cosa es enterrar a los muertos, que está bien, pero la mayoría quiere hacerlo sin rencor”.
    En la guerra civil, opina el autor de ‘La tabla de Flandes’, “todo el mundo se conoce, es como un pueblo: tú me mataste a la cabra, tú te follaste a mi novia, tú te llevaste a la guapa del pueblo, tú eres más rubio, más alto y más guapo que yo, tú me quitaste la tierra… se facilitan los ajustes de cuentas y eso unido a la extrema vileza maniquea del español…”.
    “El no reconocer al enemigo ninguna virtud, el quererlo exterminado, no vencido, sino borrado, la mujer rapada, los niños expulsados de la escuela, la casa volada, la memoria aplastada… es muy español –opina-. Esa necesidad tan virulenta de aniquilar al adversario, no de convencerlo, creo que viene de los ocho siglos de lucha contra los musulmanes y de la Inquisición, que generaron una actitud de blanco y negro, de conmigo o contra mí, de si ese no come tocino porque es un perro judío o morisco”.
    «Los hijos de puta son más interesantes que la gente normal. Nunca me he aburrido con torturadores, violadores o asesinos»
    La novela no oculta los agujeros negros de la República, con intestinas purgas entre anarquistas, comunistas, socialistas… “Yo con 20 años habría luchado con la República sin dudarlo, pero ahora que sé lo que sé, que he leído a Chaves Nogales, me iría. Franco ganó porque era una organización criminal, militar, disciplinada, hecha con un código de mando único. Y la República era un putiferio de un montón de tendencias”.
    Y aunque prefiere no entrar en el tema catalán, concluye: “Yo puedo no estar allí pero puedo verlo. Y entiendo, ¡cómo no voy a entenderlo!, que los catalanes, por muy diversas razones, estén hartos de tantas cosas. Pero lo veo con ecuanimidad. Yo puedo admirar virtudes en la gente que no tiene mis ideas o a la que detesto .https://www.elperiodico.com/…/entrevista-arturo

  4. dogbert
    13/07/2019 at 18:39

    Ignacio Ramonet en dialogo con Pablo Iglesias en Publico TV, programa Otra vuelta de Tuerka, hablando de la epoca franquista, asevera que era un tiempo sin lideres, tiempos de generaciones grises y mediocres que tiranizaron españa.

    Tal cual como ahora mas/menos. Todos hablan (se deperecian unos a otros) con lo que han hecho o lo que han dejado de hacer.

    No hablan de lo que haran o piensan hacer (incluso para el bien general!)

    Todo esto incuba el populismo.

    Aprovecho para recomendarles el documental «El Renacido» Y el ultimo libro de Ignacio Ramonet «El imperio de la vigilancia»

    • R
      14/07/2019 at 22:56

      El problema no es independencia si o no, republica si o no, partidos populistas con decenas de ideologías mezcladas, el problema es que entre ellos se pelearían, como pasaba entre anarquistas,trosquistas, comunistas, etc en la zona republicana(Antes de la GC). Pérez-Reverte: «El querer ver al adversario exterminado o aniquilado es muy español»

  5. R
    13/07/2019 at 11:17

    ¿Que consecuencias economicas derivan de un gobierno que no hace leyes, que solo prorroga presupuestos porque no tiene mayorias? Es revelador la perdida de musculo industrial y empresarial si no hay lideres que generen confianza, y mas aun en un lugar donde los empresarios no colaboran lo suficiente para aumentar de tamaño. En el articulo sobre Los Lara de Juan-José López Burniol nos indica Lara » Se permitió criticar a la burguesía catalana denunciando “la incapacidad de la mayoría de los empresarios catalanes para asociarse y así aumentar la dimensión de sus empresas (…) para acometer proyectos que tengan poder de decisión”.
    Juan-José López Burniol

  6. Carlos
    12/07/2019 at 11:51

    Muy acertado comentario, como siempre.
    La mediocridad y la ambición no disimulada por acceder a cargos públicos, la falta de valores y la desvergüenza pueden ser los que provocan el hastio de los ciudadanos y de forma paralela la aparición de grupos de ultraderecha.
    Malos tiempos en el horizonte

  7. Ramón
    12/07/2019 at 10:41

    The demise of the nation state
    El sistema político actual debe complementarse con…..

    https://www.theguardian.com/news/2018/apr/05/demise-of-the-nation-state-rana-dasgupta?fbclid=IwAR0aqosTU_sTTaA7onCTSyf9wNCrYlL3NAqkBl2LS-q-pwtpgLKvMfLYVZg

    Pledging Allegiance: celebrating a Declaration of Interdependence
    Nation States as Anachronisms in Times of Global Crises
    «To what extent is the notion of a nation state a construct from the era of empires and power-over which is coming to an end, and will it serve us in the coming planetary era of power-with?
    Are nation states not an anachronism at a time where we collectively face the possibility of an early and immature extinction of our own species and so much of the community of life with it?
    Is the ‘zero-sum game’ logic that makes us put one nation first, not an entirely inappropriate survival response on a planet where the only way to win in the long term is to make sure that everyone wins — all of humanity and the wider community of life?»

    https://medium.com/@designforsustainability/pledging-allegiance-celebrating-a-declaration-of-interdependence-3ddeb920c9d8?fbclid=IwAR2YSvSEkofBQcEiQTtLaJGXQSMIko-_cKp-ghqobFmW_S5dNJba6vGcIjM

  8. R
    12/07/2019 at 10:09

    Asi es, solo los periodistas independientes pueden poner un poco de orden ante tanta mentira.Deberian tener mas presupuesto de los editores de prensa, para contratar tecnocratas, especialistas en economia, en estadistica, en big data, para poner a cada politico en su sitio.
    Me quedo con la frase «Esta tendencia se extiende en los países cada vez más fragmentados por el ruido, la propaganda y la mentira» valido tambien para sitauciones muy cerca de casa…..

  9. Albert.
    11/07/2019 at 22:03

    Sr. Foix : Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que nos dice en su artículo … » Egos convertidos en monstruos «.

    También estoy de acuerdo con la respuesta de dogbert.

    Coincidimos en todo y sumados aun más.

  10. dogbert
    11/07/2019 at 14:56

    Los tabloides, las camaras, los micros… les convierten en monstruos alejados de la realidad.
    Se creen algo y lo son: son el gran problema. Ellos (los politicos) son el gran problema.
    No tienen clase, no tienen estilo, no tienen humanidad, son de vuelo raso.
    Han petado el sistema que se aguanta por falta de relevo.
    Aixo pinta «malamente»

Comments are closed.