La mascarilla y el civismo

Llevar la mascarilla de acuerdo con las indicaciones sanitarias es necesario para prevenir el coronavirus y, además, es un acto cívico.

Llevar la mascarilla es una terapia preventiva re­comendada por las autoridades sanitarias pero también es un símbolo de civismo mientras la pandemia no ­está bajo control a pesar de haber ­entrado oficialmente en la nueva normalidad.

En mis primeros viajes a Oriente, especialmente a Japón y a la China bajo dominio de Deng Xiaoping, me sorprendía ver a tantas personas con la cara tapada, particularmente en las ciudades. No constaba que existiera una epidemia sino que la mascarilla era un signo automático de protección sanitaria y un cierto distintivo de limpieza personal. Y también, tal como deduje tiempo después, de respeto con los que se coincidía en lugares públicos muy concurridos.

Me resulta incómodo llevar mascarilla de manera habitual al salir de casa. Espero que la Covid-19 se retire definitivamente para recuperar la vieja normalidad. Pero mientras tanto, me fio de lo que me digan las autoridades sanitarias, aunque en esta cuestión han cambiado varias veces de opinión desde que el coronavirus empezó a actuar mortalmente.

Los políticos no tienen autoridad sobre la materia si no reciben el apoyo de los expertos. Se da la paradoja que dos de los países en los que hay más inteligencia sanitaria acumulada, como son Estados Unidos y Gran Bretaña, sean los que peor han combatido la pandemia y los que suman más número de víctimas. Ni Donald Trump ni Boris Johnson tuvieron en cuenta los consejos médicos y pensaron que se podía combatir el virus como se supera una gripe.

Los hechos les han obligado a rectificar. Pero es sintomático que Trump se niegue todavía a exhibirse en público con mascarilla y Boris Johnson lo hace cuando es imprescindible. Un juez de Brasil ha obligado al presidente Bolsonaro a ponerse mascarilla en público. El presidente mexicano, López Obrador, se niega también a taparse la cara.

Este desprecio a lo que indican las autoridades sanitarias, la OMS por ejemplo, puede estar relacionado con un extraño sentido patrimonial del poder que se atreve a estar por encima o incluso contradecir lo que diga la ciencia. Pura ignorancia o populismo de lo más primario.

Se pueden discutir las medidas que adopten los gobiernos para combatir la pandemia en lo que parece que es su fase de retirada. Pero por respeto a los demás y para prevenir más su­frimiento lo más aconsejable, para jóvenes y para mayores, es comportarse cívicamente.

Publicado en La Vanguardia el 26 de junio de 2020

12 comentarios

  12 comments for “La mascarilla y el civismo

  1. Ignasi Salat Pora
    28/06/2020 at 21:26

    Albert Peris
    Una opinió envers al morrió.
    El mor-rió era una peça que entre altres coses (capell miitar amb visera o per evitar enbussos als terrats) eren para protegir que els animals de treball del camp mossegaben als pagesos, aquets se’ls protegia posan una peça feta amb fiferro amb forma rodona semblant a mitx ou.
    Salutacions

    • Albert Peris
      28/06/2020 at 22:07

      Ignasi Salat Pora

      Gracies per la definició exacta de la paraula morrió. Doncs jo nomes la coneixia, apllicada a els gossos, perque no mosseguin.
      Salutacions.

  2. Albert Peris
    28/06/2020 at 07:46

    Sr. Foix : Hay momentos en que estoy de acuerdo en llavar la mascarrilla preventiva, pero luego voy andando por la calle, haciendo el esfuerzo de andar y la mascarilla me molesta.

    La molestia aumenta cada vez mas, si me toca el sol, que por cierto, es cada vez mas fuerte ó potente.

    Y si observo que voy solo por la calle y no tengo nadie a mi lado, pues me la quito momentaneamente. Pues me impide respirar bien y con normalidad.

    Pues sino nos mata el virus Covit-19, nos matará la careta y el fuerte calor del aire que respiramos, en el interior de la careta, bozal ó morrió ( catalá )

    En resumen : Llevar careta es aconsejable y recomendable cientificamente, pero tengamos muy en cuenta, que un exceso de careta, también nos puede matar, en lugar de protegernos.

    Al buen entendedor o entendedora.
    Es la pura realidad para algunas personas.

  3. 27/06/2020 at 11:18

    DE LA MASCARETA A LA PROPOSTA DE L’ANTROPÒLEG I ESCOLAPI NOGUÉS

    Una vulgar mascareta és la gran contribució del poderós progrés de la humanitat per lluitar contra un letal virus invisible arreu de la Terra. Un planeta blau potser no tan idíl·lic quan hi regnen el sofriment, la soledat, la mort. Ramon M. Nogués (catedràtic d’Antropologia Biològica i escolapi), en una trobada telemàtica del grup Cruïlla de l’Ateneu Barcelonès, analitza els factors que configuren la pandèmia i proposa cinc punts per avançar a un nou model de vida en el planeta.

    1. JUSTICÍA PER A TOTS. Cal actualitzar l’exigència de justícia per a tots, combinant ecologia i ètica.

    2. CPONSCIÈNCIA ÉTICA a llarg termini. La humanitat mai no havia pensat en el perill de destrossar la Terra. Ara sí. Les ètiques només circumscrites a espai i temps immediat són insuficients.

    3. RESPECTAR A LA NATURALEZA. La humanitat es caracteritza per una cultura que altera el medi i planteja avui agudament el dilema natura/artifici. ¿Qui i com és capaç d’establir límits raonables a certs aspectes del progrés? Ara és la pandèmia la que ens obliga a plantejar-ho.

    4. UNA VIDA MODERADA. La nova normalitat o represa demana saber treballar en el context d’una ecologia integral que contempli els aspectes tècnics (ciències biològiques), les reflexions ètiques (justícia i dret) i les actituds espirituals (disposicions profundes de l’esperit humà envers una contemplació de la naturalesa que animi a respectar-la perquè en formem part). La “Laudato Si” del Papa Francesc està impregnada d’aquest esperit encara que no sigui un text tècnic ni contempli tots els aspectes.

    5. AUSTERITAT. El que ha de quedar molt clar és que aquesta nova normalitat no te cap possibilitat d’esdevenir real si no assumim tots, especialment els països rics, una actitud d’austeritat responsable i la capacitat de prescindir de part d’allò que no és necessari i és perjudicial i injust. Sense aquesta actitud els propòsits només són vel·leïtats.

  4. Àfrica
    27/06/2020 at 09:43

    Sr Foix: olvidamos demasiado rápido qué ha ocurrido….mucha gente sin mascarilla, sin respetar distáncia, pensando que ya ha terminado todo. Me temo otro confinamiento mucho antes del previsible rebrote…..

    • R
      27/06/2020 at 14:27

      70 posibilidades de 100?

  5. RamonM
    26/06/2020 at 22:25

    Triste que sean obligatorias cuando SI hay, pero cuando No habían ( porque no las compraron a tiempo, o no fueron capaces de producirlas en el pais, como si hizo de forma inmediata Marruecos…) silben y miren a otro lado.
    Los expertos en febrero ya nos indicarón el porcentaje que disminuia la expansión utilzandola o no utilizandola. El mayor experto chino en coronavirus avisa del «gran error» de Europa: la gente no se pone mascarilla
    George Gao, director general de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de China, ha concedido una entrevista en «Sciencemag.org» donde ha señalado las enseñanzas que dejó el virus en su país

    https://www.abc.es/ciencia/abci-mayor-experto-chino-coronavirus-avisa-gran-error-europa-gente-no-pone-mascarilla-202003302128_noticia_amp.html?fbclid=IwAR3hXj1YSUrN9PGR2H2_9xGOSWnuLk9L_J3VHVxuEf4ay1a76StLVPjXJCo#utm_source=organico&utm_campaign=amp-mod-taboola-p2&utm_content ….https://notistecnicas.blogspot.com/2020/03/covid-19-por-que-debemos-llevar-todas.html

    • david
      27/06/2020 at 01:14

      en europa está bien visto ir al trabajo con un trancazo como si fuera señal de máximo compromiso con la empresa. yo lo encuentro todo lo contrario. es mero presencialismo porque productividad ninguna cuando se está así de enfermo, y encima contagias a los compañeros que a su vez estarán varios días mal y con baja productividad. desde hace años -en esto debo de ser muy oriental- interpreto llevar mascarilla (en situaciones de pandemia o cuando se está enfermo) como una señal de respeto hacia los demás y de solidaridad hacia el colectivo. por desgracia aquí existe la arrogancia de pensar que las mascarillas son para hipocondríacos o freakies. hay una tendencia de cambio cultural tras la pandemia pero hay muchos que pasan de todo y los rebrotes en europa serán peores que en oriente. en estado del bienestar y derechos sociales puede que europa esté a la cabeza, no lo discuto. pero en pandemias, no.

      • RamonM
        27/06/2020 at 14:25

        Triste que sean obligatorias cuando SI hay, pero cuando No habían….bueno no esta muy bien redactado..queria decir que cuando no tenian no eran obligatorias.

  6. José A. García
    26/06/2020 at 14:33

    Estoy de acuerdo con el artículo. La mascarilla es un elemento preventivo, y es más el uso en Oriente está extendido porque son sociedades menos individualistas y con un concepto del bien colectivo diferente. En la cultura japonesa el autobombo se considera una falta de educación.

    No llevar mascarilla puede evitar la transmisión, aunque su efectividad no es total, sólo que salve algunas vidas ya vake la pena usarla. Es más en el caso de la gripe común podría ayudar a reducir, quizás, la transmisión. Igual que las personas que tienen un resfriado, se toman un fármaco que no cura, sólo quita los síntomas, y van a trabajar y sin querer contagian a otras personas. Una errónea visión de la cultura del trabajo.

  7. dogbert
    26/06/2020 at 12:39

    No se que decirle Sr. Foix. Los que deben orientar son los mas desorientados y en algunos casos autenticos patanes.
    Yo creo que la precaucion y el sentido comun salvan mas que estas mascarillas de nyigio nyogui que despues de improbos esfuerzos el estado nos ha proporcionado cuando el carro ya estaba en el pedregal.
    Bozales para todos es lo que quiere el sistema. Estan en ello.

Comments are closed.