Caen los mitos y aparece la realidad

La historia va exponiendo con toda crudeza una aproximación a los crímenes que causaron tanto dolor

Leí de un tirón la novela Patria, de Fernando Aramburu, y acabo de ver la magnífica serie en ocho capítulos sobre la obra, que termina con un breve y tímido abrazo entre las dos mujeres protagonistas, un abrazo fugaz, silencioso y de mirada perdida, una reconciliación tácita que implica pedir y aceptar el perdón.

Simultáneamente he leído el libro del periodista que más habrá escrito sobre ETA tratando personalmente a los principales protagonistas del dolor causado a familiares y amigos de las 854 víctimas mortales de la organización terrorista a lo largo de más de 40 años. ETA i nosaltres, de Antoni Batista, entra en las entrañas del entramado etarra ofreciendo muchas claves de las personas que mataban sin escrúpulos ni compasión, tanto de los autores materiales de los crímenes como de los que los decidían y facilitaban la intendencia para producir la muerte, el asesinato y la ejecución de quienes entraban en la macabra lista de personas por secuestrar o eliminar.

Batista dice que no escribe a favor o en contra de ETA, sino sobre ETA. Su libro es una aportación indispensable para conocer el pensamiento, las tácticas y estrategias de un grupo de fanáticos que pensaron que ­podían derrotar al Estado con la violencia. ­Batista conversa con los principales jefes de ETA, pero también relata su estrecha re­lación personal con sus víctimas, entre las que cabe destacar Ernest Lluch y Robert Manrique, que sobrevivió al atentado de Hipercor. Batista no muestra ninguna simpatía por el terror, pero el libro desprende un prejuicio favorable al mundo abertzale que tan bien conoce.

Esta semana se cumple el 20.º aniversario del asesinato de Ernest Lluch, con quien mantuve una gran amistad por haber publicado muchos años en La Vanguardia y por coincidir con él en la tertulia de RAC1 de los lunes que dirigía Xavier Bosch. Cada lunes le acompañaba a su domicilio en el coche y ni él ni yo sospechábamos que al día siguiente por la noche sería asesinado en el garaje de su casa. Seguramente, el comando que estudiaba sus movimientos nos había estado observando en aquella esquina durante muchos lunes.

Pienso que la decisión de quitarlo de en medio se produjo aquel día en San Sebastián haciendo campaña con Odón Elorza en las elecciones municipales de 1999, cuando se dirigía con energía a los que le gritaban desde el fondo de la plaza. “Gritad más, que gritáis poco, porque mientras gritáis no mataréis y es buena señal”.

También he visto el documental El desafío: ETA, dirigido editorialmente por José Antonio Zarzalejos, en el que se repasa la historia de la organización aportando material inédito y la intervención de Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. También participan personajes del mundo abertzale que ofrecen su visión sobre el enfrentamiento armado con el Estado y las exhaustivas intervenciones de los altos jefes de la Guardia Civil, Policía Nacional y familiares próximos a las víctimas.

El dolor recorre la atmósfera de las series y documentales. En algún momento sale la afirmación de “que nosotros no luchábamos contra Franco, sino contra España”. Es la explicación de los máximos responsables del terrorismo para justificar que se mataron muchas más personas inocentes en democracia que en el franquismo.

La respuesta del Estado fue dura y, cuando se terció, saltándose la ley como en el caso de los GAL y otras víctimas que fueron eli­minadas sin juicio por los cuerpos de seguridad que dependían del gobierno. Felipe Gon­zález no ofrece una explicación con­vincente de aquellos tenebrosos episodios en los que se pagó con la misma moneda que utilizaba ETA aunque en proporciones mucho me­nores.

Diría que tras el éxito nacional e internacional de Patria, de Aramburu, han empezado a caer muchos mitos del movimiento terrorista vasco y va apareciendo la realidad de cuanto ocurrió con toda su crudeza y brutalidad. En uno de sus libros sobre el austriacismo, Ernest Lluch citaba al historiador italiano Benedetto Croce, cuando se refería a la historia como el pasado que no pasa. El escritor norteamericano William Faulkner lo expresaba diciendo que el pasado nunca se muere, ni siquiera es pasado. La aproximación a la verdad vuelve de muchas maneras.

Han desaparecido las miradas de odio, comenta Gorka Landaburu en el documental. Pero el resentimiento no se borra fácilmente porque el dolor penetra en el interior de las conciencias y allí se queda. La democracia es muy frágil y a la vez muy fuerte, capaz de derrotar cualquier intento de acabar con la libertad siempre y cuando se cargue de razones y actúe legalmente.

¿De qué ha servido todo? Para arrojar dolor y divisiones en nombre de banderas, patrias y viejos litigios. Que los que ayer mataban estén hoy en el Parlamento es positivo. Pero que reconozcan el mal causado y que mientras pactan con el Gobierno Sánchez no salga la semana pasada el diputado de EH Bildu Arkaitz Rodríguez diciendo: “Vamos a Madrid a tumbar definitivamente el régimen”. ¿Ya sabe el Gobierno de coalición Sánchez-Iglesias con qué compañeros emprende el viaje de la legislatura?

Publicado en La Vanguardia el 18 de noviembre de 2020

  9 comentarios por “Caen los mitos y aparece la realidad

  1. “El fanatismo siempre es cosa de los demás. Nadie se considera a sí mismo fanático, pues en todo caso cree que es poseedor de la verdad”.
    J.L. López Aranguren

  2. ¿Porque no hay reformas en España?

    Porque los politicos que “trabajan para ello” trabajan de forma para que casi nada se mueva, asi ellos mismos tampoco se mueven de su nueva “posición alcanzada”. Asi que las reformas vendran de Europa, y como son tan rápidos, llegarán unos 10 años tarde.Creo que aún no se han dado cuenta que los asiaticos hace 20 años que les pisan los talones. Su constancia, su educación avanzada les da resultado. Aqui en Europa sin politica industrial europea, sin un Area Economica Optima, sin unos Estados Inidos Europeos, no hay casi nada pionero que se pueda avanzar, que este promovido por lo publico, ni que este promovido por el ideal de los modelos de 5 hélices, asi que son las grandes multinacionales que para bien o para mal provocan los cambios.

    ¿Miedo a Podemos? ¿muro de contención? ¿fuegos artificiales?

    Quien entienda de económica sabe bien que teorias están caducadas, sabe bien como funciona el sistema, la geoeconomia, la geopolitica, los limites de que se puede o no hacer, que es viable y que es ingenuo hoy, esto no implica que alguna medida pueda ser viable en un futuro si hay cambios estructurales. Ahora, estando en europa, al depender de sus fondos, nos asegura que ningún partido podrá hacer barbaridades (control judicial,control de la prensa,etc) incluso creo que esta vez vigilarán en que nos gastamos el dinero.Ver los “anuncios” de acciones, que son globos sonda, que saben que Europa no permitira, es solo para mantenernos entretenidos por un tiempo, por esto vemos contradicciones y reculadas. En resumen estar en Europa nos asegura cierta estabilidad.

    Me da la sensación de que la mayoria de ciudadanos ni sabe como funciona Europa, ni que se debate, ni la dependencia que tenemos de ello, cuando me parece mas vital y mas importante que lo que se hace aqui….me extraña que las noticias y pgms de tv no se hable mas de ello en profundidad.

  3. Sr. Foix : Despues de leer su artículo de hoy…y meditar, sumando todas las respuestas de todos los compañeros/as del blog,… pienso que siempre habrá, en nuestra sociedad humana, sus Caines y sus Abeles.

    Tambien pienso que BASICAMENTE SOLO SOMOS SERES HUMANOS, pero también todos llevamos en nuestro ADN y por herencia,… tanto el BIEN de ABEL… como el MAL de CAIN.

    Todos sin excepción tenemos esta capacidad en el ADN heredado.
    Pues existen muchas maneras de matar.

    Por ejemplo : Una de ellas es el matar de hambre, sin que se diga Matar.
    Tenemos la esclavitud moderna de dar trabajo con jornadas máximas diarias, con salarios minimisimos de esclavitud, ect.

    Sin vivienda ó con alquileres imposibles, ect. y por culpa de ello, SIN ESPERANZAS DE PRESENTE Y DE FUTURO.

    Esta también es una realidad paralela real de la sociedad del malestar frente a la realidad de la sociedad del bienestar y de la opulencia escandalosa, que vive ajena inhumanamente paralela a ello.

    Yes. Cain y Abel.

    • Baron Cohen argumenta que, igual que se reguló la Revolución industrial para parar los pies a los magnates sin escrúpulos, hay que hacer lo mismo con la revolución digital. No puede ser que los medios, las películas y los anuncios en la tele estén todos regulados —y expuestos a multas o demandas judiciales—, pero que a Facebook las trolas que promociona cada segundo le salgan gratis gracias a la impunidad que le ofrece la Communications Decency Act. Una ley sobre la ‘decencia en la comunicación’ que exonera a Facebook y el resto de plataformas sociales de cualquier responsabilidad sobre el contenido publicado en sus redes. Se estan creando grupos antisistema,antidemocraticos,grupos anti ciencia,grupos frentistas y extremistas.

  4. El asesinato de Ernest LLuch fue tremendo. El Sr. Foix nos recuerda el hecho y seguramente se le eriza la piel al pensar como los asesinos podian estar observandolos a los dos cualquier lunes cerca de la casa del profesor.
    Han pasado 20 años, no hay disparos pero seguimos en varias guerras al tiempo con distintas musicas de fondo.
    El peligro, creo, salvo esporadicas aunque sangrientas excepciones, ya no es el terrorismo que conocemos.
    El peligro es la implosion de un sistema corrupto, cinico e hipocrita que nos esta llevando a la ruina con unos dirigentes tipo pedro y pablo y compañia por las españas y unos petimetres (y petimetras) que foten el pena mas que nada, a ambos lados de la plaça de Sant Jaume.

  5. Sr.Foix: Hay que ver cómo cambian los criterios cuando se es la víctima o el verdugo…

  6. Perdo, un altre exemple, el President d’Uruguai antic membre de la guerrilla dels Tupamaros i potser un dels millors presidents de Sud-americà

  7. Com sempre un article mesurat, però com som humans amb visions diferents. Crec que la conclusió del mateix ha de tenir diverses visions. A pesar de la boutade del parlamentari de Bildu “vamos a desmontar el regimen”, una visió de divergent, que la Constitució no castiga, es millor que juguin i participin del joc democràtic de la política, que no a la Kaleborroca o a al gallet d’una pistola, com va ser amb l’amic Lluch. A Catalunya també tenim representants en el denominat govern de la Generalitat que el seu objectiu es “desmontar el regimen”, tant ERC com Junts, per crear el seu, això almenys prometen al seu electorat amb el suport de la CUP, a part que ERC te entre els seus membres antics components de Terra Lliure i que sàpiga no ens escandalitzem. Exemples internacionals, el procés de pau a Irlanda del Nord, amb una excel·lent pel·lícula que explica un viatge en cotxe entre el líder Unionista Ian Pasley i l’antic dirigent del IRA que comença cada un mirant per una finestra i acaba donant-se la mà, tot reconèixer les seves diferencies. Un altre exemple el trobem a l’Africa amb Nelson Mandela demanant a les seves bases que cal fer un procés de reconciliació, el mateix que va passar posteriorment a Ruanda amb el lideratge d’un bisbe. Per tant pensem que en l’àmbit democràtic podem confiar en el retrobament de sensibilitat diverses per normalitzar unes propostes governamentals que tot la diferencia entre PSOE i Unides Podem representant a una majoria més amplia que no pas PP i VOX, amb polítiques de benestar social i del bé comú, que el PP i els interessos del capitalisme depredador intenten desmuntar. Fem un vot per l’esperança ,

  8. Opino que el Sr. Sánchez se equivoca, pero es una opinión con sesgo, personal sin información de qué ocurre dentro del gobierno, ni de los motivos (que no se suelen explicar) que provocan estos soportes. Tampoco sabemos mucho de las maniobras no visibles de la coalición formada por dos partidos más alejados de lo que parece: una coalición poco transparente, comprensible hasta cierto punto (un cierto parecido con la de JxCat y ERC).

    Me gustaría saber la opinión del Sr. Foix sobre la independencia de Irlanda del Reino Unido. No conozco en detalle la historia, pero por lo poco que sé, creo que fue muy compleja y puede ser un referente de la complejidad de estos procesos. Así como la de Letonia que no fue tan plácida como se piensa.

Comentarios cerrados.