La historia no es una coartada

1984, de George Orwell, predijo muchas de las cosas que han ocurrido en el último medio siglo

Una de las enigmáticas frases escritas por George Orwell en su célebre novela 1984 es que “el que controla el pasado controla el futuro y el que controla el presente controla el pasado”. La historia se pasea por lo siglos dando o quitando la razón, matizando, a quienes fueron sus protagonistas.

Cuando se viven tiempos de cambios de fondo, y los que atravesamos ahora lo son, es muy difícil establecer una línea divisoria entre una era y la siguiente mientras la traspasamos; sólo cuando ha transcurrido un cierto tiempo se tiene una idea aproximada de lo que ha ocurrido y lo que parecían episodios menores se convierten en altos muros.

Cuando faltan proyectos compartidos de futuro la tendencia es recrearse en el pasado que frena las posibilidades de derribar fronteras y transitar juntos por la vía del progreso, la libertad y la concordia. Es incomprensible que un millón de griegos se manifestaran hace unos días en Atenas para impedir que Macedonia llevara el nombre que los griegos consideran propio. El nominalismo, lo particular, la vieja doctrina filosófica medieval, vuelve a la política en contraposición con lo que es abierto y universal.

El Brexit es un ejemplo y los populismos nacionalistas que abundan en buena parte de Europa corroboran una corriente que se aferra a su pasado porque miran al futuro con miedo, inseguridad e incertidumbre.

Se buscan el mito y la ficción para construir universos ideales difícilmente adaptables a la actualidad. George Steiner señala la paradoja de la célebre proposición de Aristóteles de que la ficción es más verdadera que la historia. Son las historias de Shakespeare las que en buena medida determinan el sentido de Gran Bretaña y la interpretación de su propio pasado. No hay historia formal que iguale la veracidad de Guerra y Paz de Tolstói. Los Episodios nacionales de Galdós pueden ser imprecisos pero dibujan con brocha gorda la historia española del siglo XIX.

Polonia, Hungría y Chequia están levantando fronteras para protegerse de inmigrantes que no tienen ni van a llegar. Rusia aspira a recomponer el viejo imperio zarista y soviético que se vino abajo inesperadamente a partir de 1989. Un gran conservador como Edmund Burke, inspirador del pragmatismo británico, decía que olvidar la historia es abrir la puerta al disparate.

Pero utilizar sólo la historia para hacer políticas de presente o de futuro es un ejercicio endogámico que va en contra del carácter innovador y progresista de todos los pueblos. Josep Pla decía en su Homenot de Prat de la Riba que la historia de ayer, los hombres de ayer, no pueden ser resucitados con la historia de hoy, las ideas de hoy y con los hombres de hoy. Sería una incorrección imperdonable. La historia, remata, no puede ser tratada con los criterios del romanticismo. Es lo que ocurre en muchas partes de Europa y también en Catalunya. Voluntarismo versus realismo.

Publicado en La Vanguardia el 15 de febrero de 2018

14 comentarios

  14 comments for “La historia no es una coartada

  1. Josep Ramón
    17/02/2018 at 08:34

    Efectivamente, la historia no es una coartada.
    Coincidiendo con ella, quiero matizar que nuestra propia experiencia en definitiva nuestra propia historia, es la razón de nuestra posición ante la situación actual que cada día nos depone una nueva sorpresa.
    A quienes crecimos en la posguerra, los recuerdos forman parte de nuestra propia historia y condicionan el prisma desde donde analizamos los presentes acontecimientos.
    Así comparamos el trabajo en el campo con las mulas tirando del carro para transportarnos al campo o tirando de las piedras redondas machacando las espigas de trigo con los tractores con aire acondicionado de hoy día.
    A las cocinas alimentadas con carbón,a la lumbre del hogar alimentada por troncos, al pan recién horneado, a la leche comprada en la lechería de la esquina, al basurero con su pequeño cornetín avisando de su presencia ,con las actuales cocinas de inducción, aire acondicionado, al refrigerador “non frost” lleno de alimentos que no sabemos ni como ni donde están hechos
    El colegio estatal donde al llegar, todos firmes al lado del pupitre, teníamos que cantar el “Cara al sol” y bajo la amenaza de la regla del maestro, aprendíamos a escribir. La asistencia a la Universidad en la que en la facultad de derecho, podíamos ganarnos una hostia o dos de radicales si por un casual, les preguntabas algo en catalán- “Habla en cristiano”, me soltaron alguna vez. Eso sí, no significaba un problema pagar los estudios.
    Comparado con la actual Universidad en que acceder a ella trabajadores o clases poco pudientes, es una ilusión frustrada.
    Hay que seguir comparando el empuje empresarial de los capitanes de la industria de la postguerra que mediante su empuje trajeron el gas, industrializaron la química, las empresas textiles extendieron sus “viajantes” por toda España, crearon industrias de motociclismo, etc, y convirtieron nuestro país en un país de acogida de cientos de mlles de inmigrantes que, trabajando de lunes a sábado doce horas diarias (4 extras) adquirieron viviendas sencillas pero con los servicios completos cuyo consumo enriquecía al propio país.
    He querido ver donde están hoy los capitanes de la industria. ¿Desaparecidos?. Siguiendo el rastro de las industrias, vemos que muchas vendidas a empresas extranjeras que luego las han deslocalizado. No puede reprocharse todo, la banca daba mas rendimiento a su capital que el rendimiento empresarial. Sus hijos disfrutan del capital sin rendimiento industrial y ya es preferible dedicarse a la especulación. Así vemos como sus descendientes han crecido como asesores para extinguirlas. Tenemos ejemplos en los juzgados por connivencia. Precisamente hijos de líderes que han fomentado hasta la paranoia la independencia de Catalunya.
    Efectivamente “eixe no es el nostre mon” Ni siquiera los líderes sindicales han impedido que se cambie la definición histórica de”Contrato de Trabajo” lo que lleva a las nuevas generaciones a olvidarse del ascensor social.
    Ahora, tras los últimos acontecimientos, con una bajada de turismo como se está produciendo, esta industria padecerá.

    • Albert
      17/02/2018 at 10:08

      Josep Ramón, soy de lo tuyos por la edad y pienso exactamente igual, porque además lo he vivido todo, tal y como tu lo cuentas.

      Pienso que la culpa de lo que nos pasa, no es de los políticos, sino del ser humano dentro de la sociedad entera.

      Ha ganado la obtención del dinero facil, en cantidad millonaria. Sobretodo con la burbuja de la contrucción. Y ahora con la burbuja del turismo.

      Los descendientes de aquellos esforzados empresarios, ya no quieren esforzarse en continuar la empresa de sus padres ó abuelos, tampoco en crear puestos de trabajo, consumidores y cotizantes.

      Simplemente viven panzacontentos, con opulencia y millones de sobra. entonces para que esforzarse si les sobra de todo.

      Viven indiferente e insensibles a los millones de personas, que nos les llega el sueldo para vivir. a los pobres que no tienen nada de nada, ni vivivenda, ect.

      Indiferentes a los cientos de miles de personas que huyen de la muerte, por los bombardeos tipo terremoto, ect. y que ya nadie ayuda, ect.

      Mientras en nuestra sociedad conviven futbolistas de élite que cobran sueldos multimillonarios en euros ó directores principales de grandes bancos ó de grandes empresas multinacionales, ect que también cobran ó ingresas idem de millones de euros.

      Algo muy grande falla, en nuestra sociedad humana, en la conviviencia y el sentido humano de los sentimientos para con nuestros hermanos humanos.

      • Albert
        17/02/2018 at 10:15

        P.D. El meu pare una vegada em va dir, que un empresari l’hi había dit, parlant i referinse a els fills :

        ” El padre millonario, el hijo barrendero y el nieto pordiosero ”

        Aquesta frase ya defineix tot el que pasará ó pot passar.

  2. Albert
    16/02/2018 at 21:36

    El Art. 155, la intervención en la inmersión linguistica en la enseñanza de la lengua en Cataluña y la desaparición definitiva del PP, en Cataluña, precisamente por este motivo. La lengua es sagrada en Cataluña y en España. Pero cambiar las normas y las condicones es un gravisimo error.

  3. Mil rayos
    16/02/2018 at 18:47

    Populismos nacionalistas, tienen la misma vena en la sangre.

  4. Albert
    16/02/2018 at 08:19

    Sr. Foix : He leido con atención su artículo de hoy, donde Vd.nos ilustra muy bién, con las citas de opiniones de conocidos personajes.

    También he leido con atención las meditadas respuestas de nuestros compañeros del blog.

    Por mi parte repito una vez mas, lo que todos sabemos de sobras :
    ” El poder corrompe ” y algunos aprovechar el poder para robar descaradamente a la caja recaudatoria del propio estado y por ende al ciudadano
    cotizante.

    Esto si cambia la historia, porque se crea un desequilibrio económico sin precedentes. Pues mientras unos privilegiados se entiquecen millonariamente y viven con opulencia, tenemos que la inmensa mayoría de los ciudadanos viven por contra, en la precariedad, sueldos bajisimos ó de esclavitud y cada vez son más pobres. ect.

    Esto es lo que cambia la historia, porque cambia el comportamiento de la genteen toda la sociedad.

    Porque ven y comprueban que la ambición del poder corrompido, no tiene limites ni humanidad, pues aunque ganen ó roben millones al estado, nunca tienen suficientes ó quedan satisfechos. Cada vez quieren mas y mas.

    Y luego viene la explosión social, que lo cambia todo, hasta que pasan muchos años y la historia de… ” El poder corrompe “…se repite.

    En resumen: No es la historia, es el ser humano, que con cada nueva generación se repiten los herrores y los abusos de poder.

    • Albert
      16/02/2018 at 12:47

      P.D. En el último parrafo donde figura escrito … ” herrores ” … como es natural debe de figurar escrito … ” errores “. sin …” h “.

  5. Francesc
    15/02/2018 at 22:10

    Cuanto más antiguo sea tu origen más legitimización tendrás en el presente. Esa podría ser la máxima que han utilizado los que han querido respaldar su poder en el presente. Sea ese origen real o imaginario, o una mezcla entre ambos. Esto es tan radical que las tres religiones monoteístas se basan en un libro, o mejor dicho conjunto de libros, aunque es de suponer que antes de su escritura ya tenían dogmas, ritos, y fe. El judaísmo en el Antiguo Testamento, que llaman la Torá o el Pentateuco (que comprende el Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio), el cristianismo en el Antiguo y el Nuevo (los Evangelios), y el islam sobre esa base aporta el Corán. Por este conjunto de libros millones de personas han creído y creen en Dios. Por este conjunto de libros se ha amado y se ha matado. Por este conjunto de libros se han transformado civilizaciones como la romana que abandonó a sus dioses paganos para aceptar el cristianismo que terminó desperdigándose con las invasiones bárbaras y la fracturación del poder entre unos incipientes señores feudales que tiempo después forjaran las entidades políticas de las que somos herederos.

    No obstante, la idea de la Cristiandad permanecía y recobrará mucha fuerza como barrera defensiva y punta de lanza ofensiva contra la expansión de otra civilización: el islam. La conquista del islam fue apabullante, desde Persia a los Pirineos, donde fueron parados por Carlos Martel en Poitiers. La batalla de Roncesvalles entre los vascones y los carolingios fue transformada en una increíble epopeya contra los sarracenos en el Cantar de Roldán. En el momento en el que los turcos conquistan amplios territorios del Imperio de Bizancio y Constantinopla es amenazada el emperador Alejo I Comneno escribe una desesperada carta de auxilio. Cuando el Papa Urbano II en 1095 promueve la Primera Cruzada para proteger en Palestina a los santos lugares y los peregrinos está al mismo tiempo sacando el conflicto fuera del continente y restituyendo su poder en una Europa fraccionada y enfrentada entre sí. Visto así alguien podría pensar que daba un tanto igual que las cruzadas en su resultado fueran un autentico desastre porque las razones que las impulsaron en Europa funcionaron. La paz y tregua de Dios que dicen que nació en tierras catalanas se promovió por toda Europa y el conflicto como decía más arriba se desvió hacía fuera.

    ¿Qué fue de aquellos cruzados? Los supervivientes terminaron regresando con conocimientos adquiridos. En tierras catalanas se dice que fueron los maestros de Jaume I. El último gran maestre de la Orden del Temple fue quemado en una hoguera en Paris en 1314. El Temple con el fin de las cruzadas había perdido su función original pero probablemente lo que más pesó fue que la Orden se había convertido en un poder multinacional que hacía de banquero para las monarquías europeas. Pero todo esto iba de las ficciones que explican la realidad muchas veces mejor que las historias oficialmente aceptadas: pues bien, por aquella época, cuando cae definitivamente Jerusalén, empezó a prodigarse un género literario que fue iniciado por Chrétien de Troyes con El Perceval o cuento del Grial en el que una serie de caballeros se van paseando por el continente, y que bien pudo representar tanto una crítica directa a las Cruzadas como una llamada hacía la búsqueda de todo aquello que se había perdido por el camino.

  6. dogbert
    15/02/2018 at 20:52

    Cuando el Sr. Foix cita a Josep Pla solo puedo ponerme firmes y atender. Colijo que los dos tienen razon.
    Orwell saldria corriendo, lo que no se es hacia donde.

    Mientras por aqui siguen declarando mentirosos y payasos que nos han maltraido a una situacion de bochorno increible sin parangon en la Historia.

  7. Francesc
    15/02/2018 at 19:48

    Precisamente lo de Macedonia es un buen ejercicio de falsificación histórica.

    Me parece muy interesante lo de las ficciones que contribuyen a la interpretación del pasado. Iría más allá, no sólo lo interpretan, en muchas ocasiones lo crean.

  8. Alfred
    15/02/2018 at 18:25

    Sabiendo de donde venimos, sabremos a donde ir.

    • José A. García
      15/02/2018 at 19:17

      No está claro que sepamos de donde venimos ni a dónde vamos. La historia no tiene un relato único, la verdad es elusiva y las emociones la traicionan al confundir deseos con realidad.

  9. david g
    15/02/2018 at 18:05

    mientras aquí seguimos sin autogobierno y distraídos con estériles debates sobre unilateralismo, exiliados, franco o la cabra de la legión, edreams (todo un gigante tecnológico en los viajes online) anuncia su traslado de barcelona a madrid. y no es la única. la desbandada silenciosa desde el 1-o no tiene precedentes en el país. tristísimo. también se ha sabido que gsma, organizadores del mwc, está explorando dubai como plan b de cara a 2020. en un mundo cada vez más competitivo para captar turismo de congresos, aquí seguimos ensimismados con el procés y pensando que el mundo nos mira como si fuéramos modelo de nada. por cierto, en paralelo, barcelona paraíso de la okupación y los narcopisos, gracias a unas leyes que protegen más a los delincuentes que a los propietarios. cuando nos despertemos de esta ensoñación colectiva el paisaje económico y reputacional va a ser terrorífico. y será tarde.

  10. 15/02/2018 at 16:59

    Sr.Foix: Pero hay coartadas que han hecho historia…

Comments are closed.