Un doloroso aniversario

La nube de la muerte sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945

Cada 6 de agosto no puedo evitar que una sensación de tristeza me lleve al recuerdo de aquel mismo día de 1945 cuando la primera bomba atómica fue arrojada sobre la ciudad de Hiroshima y precipitó la rendición del ejército imperial, que había sido advertido en la declaración de Potsdam de diez días antes que si no capitulaba, Japón sería sometido a una destrucción masiva y devastadora.

El presidente Truman anunció desde un crucero que navegaba por el Atlántico que se había arrojado la primera bomba atómica, un artefacto que tenía una potencia dos mil veces superior a todas las bombas utilizadas hasta ese día. El dramatismo del momento era evidente.

Es un aniversario triste porque en nombre de la seguridad se puso la primera piedra de un mundo más inseguro en el que la bomba atómica está hoy en poder de casi una docena de estados.

Es un día triste porque la historia nos dice que ninguna arma inventada por el hombre ha dejado de utilizarse nuevamente. El equilibrio del terror dominó la guerra fría y es todavía una preocupación para la supervivencia de pueblos y estados que ven como pueden ser objeto de ataques nucleares con la dramática imagen de aquel hongo inmenso que se levantaba sobre Hiroshima dejando 140.000 cadáveres, casi la mitad de su población.

Truman dijo más tarde que aquellas bombas sobre Hiroshima y después sobre Nagasaki evitarían la muerte de un millón de japoneses en acciones de guerra posteriores. Es un argumento muy discutible que se ha demostrado inaceptable. Las bombas democráticas, en expresión de Todorov, son tan letales como las de las dictaduras y totalitarismos. Qué más da que un niño muerto sea consecuencia de una bomba de un país libre o un país tiránico. Ay de los vencidos, pero ay de los vencedores que abusaron de su posición.

El avance de la ciencia ha coincidido en que hoy aterrizara en Marte un vehículo explorador que significa un gran paso para la exploración del espacio. Pero cuando Robert Oppenheimer, un hombre que no leía periódicos y no escuchaba la radio y que se enteró muy tarde de la crisis de 1929, puso en marcha el proyecto Manhattan se abría una nueva era de disuasión por el terror. Se lo encargó Roosevelt y lo ejecutó Truman. La capitulación japonesa llegó pronto. Se abría paso la capacidad de destrucción masiva de los estados.

Publicado en La Vanguardia el 7-8-2012

9 comentarios

  9 comments for “Un doloroso aniversario

  1. Cornelia
    09/08/2012 at 10:27

    Solo quiero dar las gracias al Sr. Foix por su articulo. Compre 3 periódicos el día 7 y solamente en LV encontré algo sobre uno de los horrores mas grandes de los actos humanos. Parce ser que un descendiente de Paul Tibbets (el que tiro la bomba y tan contento ) y uno de Truman asistieron al acto en 2012…. ¿Como se atreven ? Siguen siendo inconscientes del sufrimiento que han provocado y siguen provocando?

  2. Albert
    08/08/2012 at 07:57

    Sr. Foix:

    Desde luego es una cosa horrorosa. Las guerras todas son horrorosas.

    Por casualidad no fue horroroso el genocidio en los campos de exterminio judio, donde murieron asesinados 6.000.000 de personas.

    Acaso no es horrorosa la miseria, el hambre y la sed que sufren actualmente cientos de millones de personas. De los cuales mueren diariamente varios millones. Y no nos inmutamos.

    También es horroroso que cada año muera en el mundo, casi un millón de personas de accidente de circulación. Y no nos inmutamos.

    No es horroroso el desamparo del paro, la inseguridad, la falta de vivienda, la desesperanza, el hambre y la muerte, mientras otros viven panzacontetos/as por acaudalados ó bién seguros en sus apoltronadas sillas de dirigentes. Inhumanos por inconscientes del sufrimiento de sus semejantes.

    Pero el ser humano es así. Y lo que nos diferencia es el que unas personas piensan siempre en ayudar a los demás en sus necesidades y sufrimientos.

    Y existen otras personas que solo y unicamente piensan en si mismos. Mirando y deseando codiciosa y ludopáticamente el amasar dinero y poder sin limites e indiferente y sin mosttrar ningún sentimiento humano hacia los demás.

    Asi vamos. Mientras unos/as viven PANZACONTENTOS/AS otros/as sufren y padecen el DESAMPARO del PARO.

    Esta es la realidad humana.

    • Albert
      08/08/2012 at 11:05

      P.D. Y referente al drama del paro generalizado de millones de personas lo importante aún es el también paro ó cese, solamente en España, de casi 400.000 empresarios.

      Que además no tienen derecho a ninguna indemnización ni tampoco el cobro del paro. Y muchos incluso pierden ó han perdido todo su patrimonio y capital.

      Demasiados impuestos repetidos en todo lo que se consume. Impuestos y aumento del combustible, el pago de las autopistas en Cataluña, el aumento del IVA, los impuestos estatales y repetidos con los impuestos autonómicos, ect.

      Aumento del agua, gas, electricidad, telefono, ect.

      Y también muchos han tenido que cesar por el aumento desproporcionado de los alquileres.

      • Albert
        08/08/2012 at 11:13

        P.D.Para salir de la CRISIS primero recuperar y crear EMPRESARIOS.

        A base de facilitarles el CREDITO necesarioo para llevar a cabo su labor de fabricación, creación de empleo y financiación de la venta y comercio de sus fabricados.

        Atañe a la gobernancia del Estado esta labor. Ayudar a las empresas privadas de PRESUNTOS BANCTERS BURBUJEROS no procede.

        Ayudar a los empresarios emprendedores, capaces y cotizantes al Estado y creadores de empleo para consumidores y a su vez cotizantes al Estado es lo más correcto y es lo que procede.

        Que es lo que hizo Alemania en su día y aun hace hoy en día.

  3. sip
    07/08/2012 at 18:35

    «Fat Man» y «Little Boy» hicieron su aterrador cometido con creces, pero hicieron algo más que el nº de víctimas civiles contabilizado. Abrieron la puerta al asesinato masivo en diferentes y refinadas fórmulas, como por ejemplo las sanciones.
    La diplomacia (sic) ha utilizado las sanciones económicas aduciendo que moralmente son preferibles a la confrontación bélica. Y causan millones de víctimas con el añadido de que no provocan una condena global, ni nos hacen estremecernos de horror . Las sanciones tambien matan indiscriminadamente, cuantos muertos se contabilizaron en Irak? Es un goteo letal ante el que la comunidad internacional permanecemos casi indiferentes.
    USA sigue marcando la moralidad mundial cuando ellos en ese punto están en absoluta bancarrota.

  4. 07/08/2012 at 14:56

    Sr.Foix: «Aquellas bombas sobre Hiroshima y después sobre Nagasaki evitarían la muerte de un millón de japoneses»…Una mala excusa para semejante barbaridad…resumiendo, que tiraron la bomba atómica por nuestro bien…que de paso experimentaron sus efectos en los ciudadanos japoneses, usados como cobayas…y dejaron bien claro al resto de paises cómo se las gastarian contra quien les llevase la contraria…

  5. Rosamariapo
    07/08/2012 at 13:05

    Si des de Mart ens poguessim veure a nosaltres mateixos, ens veuriem com a éssers diminuts, petits cossos en constant moviment, ens veuriem igual com nosaltres veiem els formiguers, atiborrats de formigues amunt i avall, avall i amunt,..però elles, les formigues, es maten entre si? s’eliminen entre elles?,o bé treballen totes pel bé de la comunitat ?? A vegades em pregunto si l’home és realment l’ ésser superior de la natura.Quan hom és capaç de matar massivament per raons únicament de poder, estem demostrant una intel.ligència superior ? És francament dubtós.Ens destruïm els uns als altres i destruím també el planeta, la casa on vivim…..
    Busquem senyals de vida a la Lluna i a Mart. …però que dificil és trobar senyals d’intel.ligència a la Terra.

  6. dogbert
    07/08/2012 at 12:09

    Estos cowboys que hoy estan tan euforicos por haber llegado a Marte a investigar no se que, no son de fiar. Son los mismos que se inventaron las armas de destruccion masiva que ellos inventaron con aldabonazos de verguenza planetaria y eterna como fueron las bombas de Hiroshima y Nagasaki.

Comments are closed.