Cruce de debates solapados

Las aguas bajan turbias en las redes sociales. No es nuevo. Pero que partidarios del president Artur Mas y de Oriol Junqueras se echen los trastos a la cabeza en Twitter es un espectáculo inesperado después de tantas reuniones, tantos pactos y tras haber fijado finalmente el día de las elecciones para el 27 de septiembre.

Las divisiones afloran también en el universo de las tertulias cuando coinciden simpatizantes de las dos fuerzas independentistas mayoritarias. Lo mismo ocurre en la prensa escrita donde se llegan a utilizar descalificaciones gruesas entre seguidores de CDC y de ERC. Si esto pasa en el minuto cero de la campaña electoral, no sé qué sorpresas nos depararán los ocho meses hasta que se abran las urnas. Es insólito anticipar elecciones anunciadas con tanta antelación. El país se sumerge en las diatribas y descalificaciones de toda campaña. Es lo habitual.

La cuestión se complica si al viaje hacia las plebiscitarias que se pretenden ganar sumando los votos claramente soberanistas se añaden el resto de debates que se cruzarán a lo largo de todo el año en las elecciones municipales, autonómicas y generales. Susana Díaz ha abierto fuego en Andalucía calculando que esquivará la implantación de las fuerzas de Pablo Iglesias en su comunidad.

Los socialistas han gobernado siempre, el índice de paro es el más alto de España y los casos de corrupción afectan a gobiernos enteros de la Junta, con una juez Alaya que habla poco pero instruye mucho. El debate andaluz penetrará de rebote en un sector nada despreciable de la sociedad catalana. Las urnas marcarán también la fragmentación de la izquierda andaluza.

Los casos de corrupción revolotearán sin cesar confundiéndose con las campañas y sus confrontaciones. Cuando llegue septiembre estaremos también en plena efervescencia de las generales con fuego cruzado en todas direcciones. Puede que para entonces haya más de una víctima política tendida en las cunetas de las fricciones partidarias.

Las encuestas en estas circunstancias son inestables. Las que ofrecen más ventaja a Mas le sitúan por encima de ERC pero perdiendo entre seis y diez diputados respecto al 2012. El president navega en solitario. Nadie de cierto rango viene ni va a Europa. Se ha escenificado una ruptura ficticia con el Estado, se han roto los puentes con el Gobierno de Madrid, no hay alianzas a largo plazo con el PSOE o Podemos. Incluso la sintonía con el PNV está deteriorada. No ha roto con Unió pero la sintonía con Duran es mínima. Se construyen estructuras de Estado y, a la vez, los profesionales de la sanidad se quejan amargamente de que no se fortalece el sector sino que se debilita. En el camino hacia la independencia podemos llegar a la ingobernabilidad. Nunca se había hablado tanto de hojas de ruta y nunca había habido tanta incertidumbre.

Publicado en La Vanguardia el 29 de enero de 2015

7 comentarios

  7 comments for “Cruce de debates solapados

  1. àgata
    30/01/2015 at 23:20

    Sr Foix: els periodistes i tertulians de Catalunya sobiranistes o no són majoritàriament convergents i en faran la campanya contra qui pugui fer mal a Convergència. A Madrid, a Paris i gairebé a pertot hi ha periodisme plural a Catalunya ningú gosa criticar el Govern convergent.
    No han pensat que ens caldria una mica d’imparcialitat?

  2. francis black
    30/01/2015 at 15:56

    El cinismo a podrido el mundo. Es muy difícil hablar en serio de algo. Falta el mínimo de inocencia.

    • francis black
      30/01/2015 at 15:56

      Ha podrido

  3. 30/01/2015 at 13:17

    Les aigues baixen brutes…
    també en el camp del sobiranisme espanyol.

    Sobiranistes espanyols com Zarzalejos i Joaquín Luna,
    per només citar-ne dos que escriuen a La Vanguardia,
    menyspreen sistemàticament als sobiranistes catalans.

    A l’interior del sobiranisme espanyol, que passa?
    PP, PSOE, PSC, C’S, Podemos
    es llencen atacs furibuns.
    Només coincideixen en defensar la unitat d’Espanya
    com una veritat que està per damunt del be i del mal

  4. Rosamaria
    30/01/2015 at 10:18

    Tothom sap el que hi ha a l’ olla…..per tant, el millor, a partir d’ara, és desconectar, fins el 27 de setembre.

    BartolomeC descriu molt bé el perquè es fa necessaria la dessconexió….

  5. Albert
    30/01/2015 at 08:11

    Sr.Foix: Estos señores que no se ponen de acuerdo, en Cataluña o en España entera, porque no les da la gana. Nos dan la sensación de que ya tienen su vida solucionada. Ganen ó pierdan las elecciones.

    Mientras los que tienen la enfermedad ó la patología de la codicia extrema y que tienen sus millones y millones de euros agenciados, bién situados en paraisos fiscales, siguen sin devolver esos miles y miles de millones de euros. Que en su día defraudaron ó dejaron de cotizar al estado y por tanto a los ciudadanos.

    Pienso que en política todos quieren tener razón. Y cuando la gobernancia, pienso que solo hay los que TIENEN ( poder y riqueza ) y los que NO TIENEN pero QUIEREN TENER.

    Mientras el desamparo, el paro, los desahucios, el hambre, ect.siguen y siguen.

    Pero… tranquilos, porque los que van de Bar y de Cenas aun siguen diciendo… » Hay que hacer….Hay que hacer…»

    Solo que devolvieran o regresaran todo el dinero de miles de millones y millones de euros situado en paraisos fiscales, ya se solucionaría la crisis provocada por los defraudadores fiscales, ect. A los que les beneficia enormemente la desunión, el descontrol para gobernar.

  6. 29/01/2015 at 22:01

    Sr.Foix:no descubro nada si le digo que esta ruptura se veia venir de lejos, ultimamente hay mucho nerviosismo, basta ver como gesticulan de forma grandilocuente los portavoces y figuras políticas…todo ello en un intento de convencer con sus gestos lo que no consiguen convencer con sus palabras…verborrea excesiva, demasiada palabreria hueca, incluido el Tic-Tac…

Comments are closed.