Corrupción y transparencia

Fèlix Millet, más de seis años sin cerrar el sumario.

Fèlix Millet, más de seis años sin cerrar el sumario.

El ideal en una sociedad democrática no debería ser únicamente que no existiera la corrupción. Lo que cabe exigir es que las consecuencias de acciones corruptas tengan efectos más o menos inmediatos. Cuando los casos de malversación de fondos públicos se eternizan en prolongados sumarios que se cierran al cabo de unos años, es muy probable que nos encontremos ante una corrupción estructural, amplia, fuera de control.

A Angela Merkel, pongamos por caso, le han dimitido dos jefes de Estado y seis ministros por cuestiones relacionadas con la corrupción. El presidente Horst Köhler abandonó su cargo en mayo del 2010 después de haber hecho unas declaraciones en las que afirmaba que las misiones militares alemanas en el exterior servían para fomentar el comercio. Lo hizo en una visita a las tropas alemanas en Afganistán. Dimitía a los nueve días. Christian Wulff, dimitió de presidente de Alemania en febrero del 2012 tras ser acusado de recibir créditos ventajosos y haber aceptado unas vacaciones pagadas. Dos años después, en febrero del 2014, fue absuelto de todos los cargos por el tribunal que lo juzgó. La ministra de Educación, Annette Schavan, amiga personal de Merkel, dimitió después de que la Universidad de Dusseldorf le retirara el título de doctora en Filosofía por haber copiado partes de su tesis hacía 33 años. A pesar de estos casos sigue habiendo corrupción de más o menos calibre en Alemania. Es inevitable y es lógico que se aireen todos los casos. Lo que importa es que las imputaciones de carácter político se ventilen pronto y no se pierdan durante años en los pasillos de los tribunales con el cambio de magistrados que no tienen tiempo de cerrar los sumarios. Fèlix Millet, Luis Bárcenas, Gürtel y tantos otros casos como los de la juez Alaya en Andalucía que amontona los expedientes en una sala que parece un almacén.

Este lunes se ha producido un escándalo en Londres que ha puesto fin a la carrera política de dos ex ministros de Asuntos Exteriores con gobiernos laboristas y conservadores. La prensa lo ha contado con todo tipo de detalles. Periodistas del Daily Telegraph y Channel 4 se hicieron pasar por empresarios chinos y les ofrecieron el trabajo derivado del tráfico de influencias. Malcolm Rifkind, un conservador escocés que fue ministro de Asuntos Exteriores, factura seis mil euros por cada intervención. Jack Straw, el que puso en libertad a Pinochet como ministro del Interior y ocupó también la cartera de Exteriores con Tony Blair, también sucumbió a las ofertas de los chinos enmascarados. Los dos no se presentarán a las elecciones del mes de mayo y Rifkind, un personaje que habla un inglés envidiable y que, según escuché a su esposa, se pasa veinte minutos cada día ante el espejo ensayando discursos, dejará de presidir ni más ni menos que el Comité Parlamentario de Seguridad que supervisa la inteligencia británica. Todo ha ocurrido en un sólo día.

Los diputados británicos cobran unos 90.000 euros anuales. Pero, según Rifkind, es una cantidad insuficiente para vivir con cierta dignidad. Muchos diputados realizan trabajos para lobbies externos, y así pueden redondear el sueldo.

También en Francia los efectos de supuestas acciones corruptas son inmediatos. En marzo del 2013, el presidente Hollande pidió la dimisión del secretario de Estado de Presupuestos, Jérôme Cahuzac, tras la apertura de una investigación judicial tras las denuncias del portal de noticias Mediapart sobre una cuenta bancaria en Suiza que el político no había declarado a la hacienda francesa. Dejó su cargo en pocos días.

Las dimisiones sobre supuestos delitos de políticos son casi inmediatas en países como Alemania, Gran Bretaña y Francia. La democracia no se resiente sino que se refuerza. Aquí, Felipe González tuvo un mal día cuando dijo que se enteraba de las corruptelas por la prensa y afirmó que la responsabilidad política no tendría efecto hasta que hubiera una sentencia firme de los tribunales. La tesis de González la han aplicado a rajatabla todos los gobiernos socialistas y populares desde entonces. Es una práctica que perjudica la transparencia y frena el progreso de un país. También comporta una restricción de las libertades, porque la corrupción estructural fomenta el mundo de las tinieblas y la mentira.

El espectáculo surrealista que se vivió en el Parlament de Catalunya en la tarde del lunes fue un cúmulo de despropósitos. La familia Pujol riñó, cada uno en su estilo, a los diputados que hacían preguntas. Aunque no fueron todas preparadas con la documentación imprescindible, no fue presentable el tono en que se expresaron el expresident, Marta Ferrusola y el primogénito Jordi, que durante más de cuatro horas se dedicó a hacer un alarde desafiante de sus contactos, su capacidad de intermediación, su gran colección de coches antiguos y su amistad personal con el president Artur Mas. Fue tal la minuciosidad de las respuestas que pasó por alto las preguntas clave que se le formularon, como el legado de su abuelo, que supuestamente administra.

En este caso nadie tiene que dimitir porque ninguno de los tres comparecientes ejerce un cargo público. Pero sí que deberían dejar de hablar en nombre de Catalunya y evitaran dar lecciones de nada. Jordi Pujol, a mí personalmente, me habló muchas veces de valores hasta el día que le contesté que primero estaban las conductas.

Publicado en La Vanguardia el 25 de febrero de 2015

17 comentarios

  17 comments for “Corrupción y transparencia

  1. Francesc
    25/02/2015 at 21:58

    Aquí no dimite ni dios. Me da la impresión que en el norte hay asumidas una serie de conveniencias sociales que aquí no se dan. Tiene que ver con el nivel cultural y con las responsabilidades. Todo para que el público no se desmadre. Pero aquí en cambio estas élites que tienen cultura la utilizan barriobajeramente para atacar a quién les señala o les cuestiona. ¿Será que la sociedad civil realmente no éxiste?

  2. Albert
    25/02/2015 at 21:40

    Sr. Foix: » Corrupcíón y transparencia. »

    Pienso que el problema no es la corrupción, si no la permisividad, tolerancia y descontrol de ella. Porque el Estado controla al ciudadano para que cotice y contribuya a llenar las arcas del propio estado, para que pueda funcionar.

    Pero quién controla al propio estado ó a los altos funcionarios encargados ó responsables del alto control de las finanzas y recaudación de ingresos, de cobros y de pagos del propio estado.

    Sin culpar a nadie, pero pienso que basicamente, falla el control de todo el proceso de seguimiento, costes, ect. de todas las grandes obras de infraestrcutura, la construcción, expropiación de tierras, ect. ect. ect.

    Resumiendo : Hay corrupción generalizada, tolerada y permitida, porque hay descontrol por quien debiera hacer cumplir el verdadero control y seguimiento donde proceda.

    • 26/02/2015 at 11:11

      A buen entendedor…

      • Albert
        26/02/2015 at 16:23

        Yes, Sir. Corrupción, Connivencia, tolerancia, Prevaricación, ect. ect.

        Dudo mucho, BartoloméC, de que algún día se llegue a controlar a los altos controladores responsables de controlar el ó los despilfarro/s de millones y millones de euros.

        Pero tranquilos, pues dice el Sr. Mariano, que este año se crearan 3.000.000 de puestos de trabajo.

  3. dogbert
    25/02/2015 at 20:57

    Malgastar los recursos publicos tambien es una forma de corrupcion. Tomar el pelo a la ciudadania tambien es una forma de corrupcion. Asistir a la comision pujol sin haberse preparado nada es una forma de corrupcion. Permitir que un compareciente nos trate de estupidos mientras recita las marcas de su coleccion de automoviles es corrupcion.
    Presidir el congreso en una sesion sobre el estado de la nacion y estar jugando con la tablet, aparte de demostrar que tiene mas cara que espalda, es corrupcion.
    Prometer lo imposible a sabiendas de que es incumplible es corrupcion.
    Que te cercenen la ley de consultas y te quedes tal cual y sin reaccion seria es tambien corrupcion.
    Que Barcenas este descansando y esquiando es corrupcion.
    Que Millet siga yendo a su restaurante habitual tal cual y con todo el rostro como minimo hasta el 2017 en que se vera su causa, es corrupcion.
    Estamos inmersos en un estado de corrupcion que lo colapsa todo. Hablar de transparencia al mismo tiempo, tambien es corrupcion.

  4. Rosamaria
    25/02/2015 at 11:30

    Aplaudeixo molt, l´últim paràgraf del seu article Sr. Foix., de fet, és gairebé el mateix que dir : «pels seus fets els coneixereu…»

  5. 25/02/2015 at 11:07

    A Catalunya, al menys, hi ha una comissió d’investigació.
    ¿I al Pais Valencià?
    ¿I a Andalucia?
    ¿I a Galicia?
    ¿I a Espanya?
    ¿I a…..?

    • Sinera
      26/02/2015 at 11:04

      Efectivament. Aquí som els únics que fem el ridícul!

  6. Raymond Borraz
    25/02/2015 at 10:58

    Sr. Foix : dice Vd «Las dimisiones sobre supuestos delitos de políticos son casi inmediatas en países como Alemania, Gran Bretaña y Francia»
    Por favor, informesé sobre los numerosos casos pendientes de Chirac y Sarkozy. Y tambien Balkany, Woerth, Copée, y muchos otros.

  7. 25/02/2015 at 10:40

    Sr.Foix: en la vida vale más que te rechacen por ser sincero a que te acepten por ser un hipócrita…

    • francis black
      25/02/2015 at 11:21

      https://www.youtube.com/watch?v=OJ34fkL2G-w

      Les dicen a los diputados, ¿te apuntas a la comisión? y todos vale vale. Llega el día y se sorprenden que era de investigación y claro, ni un dato, ni un documento, nada de nada.

      • 25/02/2015 at 12:53

        Yo esperaba Francis algo de pica-pica, unas cervecitas, no sé un detalle…

        • Rosamaria
          25/02/2015 at 14:12

          que bó que ets !!!!…jejeje tens un humor tan refinat !!!

          • 25/02/2015 at 17:20

            Rosamaria, es que nos lo ponen en bandeja…mira a Celia Villalobos jugando al Candy Crush en un pleno…

          • Àfrica
            25/02/2015 at 20:33

            Casi que la entiendo Bartolomé aunque, por supuesto, no la disculpo!!

          • 25/02/2015 at 20:53

            Ya sé Àfrica que el Estado de la Nación es embarazoso y hay que distraerse con cualquier cosa, para no sufrir secuelas graves…pero hay muchas personas que han sido despedidas de su trabajo por pillarles por mucho menos…

Comments are closed.